viernes, 26 de febrero de 2010

COTINO Y LA GESTAPO DEL NACIONALCATOLICISMO

Sr. Cotino, sin el propósito de  tener en cuenta, en este momento, las tantísimas irregularidades cometidas por usted en aprovechamiento de su cargo político, desatendiendo  el auténtico funcionamiento de la Ley de Dependencia, sin que se le rasgue el alma al ver la cantidad de gente absolutamente necesitada de esta ayuda social, y a cuántos de ellos rapta la muerte antes de recibir la bendición de esta asistencia,  mientras usted,  con una frialdad de corazón muerto, dedica presuntamente sus esfuerzos y el dinero que le está encomendado en otros menesteres: en  beneficiar  todo lo que tiene que ver con su parentela, y sólo por esto ya debería estar usted encausado, al menos políticamente.
Hoy, sin embargo, no es éste  el motivo  por el que considero que usted ha traspasado, y con mucho, la frontera de la decencia ética minimamente exigida a un parlamentario que es, además, vicepresidente del Consell,  al insultar vejatoriamente a la diputada Mónica Oltra.
Usted, supernumerario opusiano, hombre de intensa fe y supuesta caridad, conocedor de los antecedentes familiares de la sra. diputada -obligados por la honra de una más que despreciable y tremenda dictadura-, ha pronunciado esas 'divinas palabras':  "Si fuera su padre, me avergonzaría de tener una hija como usted, pero como posiblemente no conoce a su padre..." y lo ha dicho sin ningún tipo de piedad, más bien al contrario, con la finalidad vergonzante de querer humillar a la sra. Oltra. Con este acto ha caído usted, sr. Cotino, en lo más rastrero que un ser  puede alcanzar.
Usted solito se ha autodescalificado manifestando sus viscosidades viscerales ;  ha mostrado su  auténtica vena de machista ultra, de retrogrado político y religioso a la más antigua usanza, sabedor y consentidor de las barbaries franquistas, que a tantas familias obligó a emigrar, simple y llanamente por pensar libremente y no babear ante las brutalidades del dictadorcete.
Y usted, sin poder contener su bilis, que ha sido más soberbia que su pretendida humildad cristiana, insultando a la sra. Oltra nos ha insultado a gran parte del país, que nos sentimos plenamente identificados con su situación, la cual nos concita una intensa empatía, justo lo opuesto que usted pueda despertar, que no es más que desprecio y un profundo asco.
Una petición de disculpa no puede ser suficiente. Debe haber una responsabilidad política al menos: usted debe dimitir. Y, si la directamente aludida en su soez  afrenta  decide ir a los tribunales, tendrá nuestro apoyo, como ahora lo tiene.
Pero, usted, sr. Cotino, váyase. La ciudadanía no merece tener semejantes "representantes", que son la vergüenza de un país.

martes, 23 de febrero de 2010

NO ME GUSTA NADA LA SITUACIÓN

Hoy, 23-F, gran parte de la ciudadanía española, a cuyo frente estaban los dos grandes sindicatos de este País -UGT y CCOO- se han manifestado contra el "pensionazo", que pretende estirar la edad de jubilación hasta los 67 años.

Es curioso que se haya sumado a esta protesta contra el gobierno de Zapatero mucha gente de derechas; unos, solapados, pero otros, sin rubor alguno, plantaban cara, cuando lo propio es estar en la otra acera, no en la de la izquierda. Parece claro que, con su presencia, no sólo expresaban su no a Zapatero -pues ya tienen otras vias donde materializar este odio- sino que pretendían hinchar el número de los presentes.

Han tenido razón los sindicalistas. Cuando se adelantó el tema relativo a las pensiones, ya avisaron los sindicatos que manifestarían su radical oposición; entre otras cosas porque no parece éste el momento justo para tratar el presente tema. El colchón de la Seguridad Social es fuerte, y ninguna prisa corre para complicar más las cosas, con los tantísimos problemas que, en este momento, hay.

Desconozco qué presiones ha sufrido Zapatero para realizar este viraje hacia la derecha, pero ni la CEOE, ni la política ultra liberal del PP deben someter su voluntad. Debe ser consciente Zapatero de que es el Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, además de presidente del Gobierno, y que es imposible separar ambas condiciones, que están ahora aunadas en su persona.

No vamos a frivolizar sobre el tema internacional de la crisis, y que ésta, que comenzó siendo financiera se ha alargado y embrutecido bastante más de lo previsible. Pero, he de volver a instirle al presidente Zapatero que las cargas de las mismas no deben ni van a pagarlas los de siempre, los trabajadores. De la habilidad del presidente dependerá la fuerza de la inmensa ciudanía para plantar cara a los indecentes de siempre. Y de aquí se derivará la fuerza electoral para seguir mandatando este País.

Los únicos apoyos que no le fallarán a Zapatero, además de su inteligencia y capacidad de gestión, serán los partidos de izquierdas y los votantes de este su lado.

El PP lleva días pitorreándose de la negociación que el presidente ha pedido y les ha ofrecido, a modo de tarea de Estado, para salir cuanto antes de la crisis. Unos con burlas, otros sin ellas, pero el resultado es el mismo: un opinión negativa a llegar a buen puerto, a no ser que el gobierno se pliegue a los argumentos del PP. Se acepta el condicionante, o nada (con bombo, platillo y todas las absurdas mentiras que por doquier van soltando).

Zapatero, si desea continuar las magníficas políticas de bienestar social y de protección a los más débiles, tiene un solo camino. Pero es él quien debe decidir. 

viernes, 19 de febrero de 2010

QUÉ MAL EDUCADO ES USTED, SR. AZNAR

Ayer, mediodía, Facultad de Económicas de Oviedo. El mayor de los impresentables, el más grosero entre los groseros, el incitador a conducir beodo, el fascista más fascistoide del momento presente, el envidioso enfermizo, el que negó, en su momento, la Constitución, el lameculos del sanguinario y analfabeto Bush, el habla-tejano con las botas encima de la mesa, el del trío de las Azores en contra de la voluntad del pueblo español, el dictadorcete de siempre -corre por sus venas-, ha osado mostrarse cual es, haciendo la "peineta" a un grupo de estudiantes ovetenses por el simple y legítimo derecho de manifestar sus opiniones contrarias a este personajillo del tres al cuarto.
Este Ánsar, como lo llamaba el de Tejas, no acepta que nadie opine de forma contraria a cómo él insulta al legítimo presidente del Gobierno español, sr. Rodríguez Zapatero, al que llamó ayer "jefe de los pirómanos", al que no pierde ocasión de desprestigiar dentro de España y por el "mundo mundial", deshonrando al pueblo español.
Jamás nadie en democracia ha sido tan osado y ha tenido tanta indecencia como este pequeño Aznar, tan engreído él que no acepta crítica alguna sin mostrarse tal cual es: heredero directo del más rancio y obsceno franquismo; que, maldita la gracia que tiene, intenta hacerse el gracioso ante las protestas estudiantiles con frases tan estúpidas como el vomitivo "algunos demuestran que no pueden vivir sin mí", donde aparece su autentico deseo freudiano. No acepta que ya no es nada más que un tipo ridículo y el auténtico esperpento de lo que es un señor.
No debe de ser plato de buen gusto el que a uno lo abucheen, pero en la capacidad de encaje de las críticas y las respuestas a las mismas está la diferencia entre ser un señor o un fantoche.
También se montó una protesta estudiantil contra Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid, en 1993. igualmente le sucedió a Josep Piqué, en 2008, a propósito de Guantánamo. Pero la reespuesta de ambos -tan distantes ideológicamente-  fue semejante, la propia de auténticos caballeros y verdaderos demócratas.
Y Jose Mari, un don Friolera más, está en las antípodas del señorío. Es un tipejo vulgar.

 ¿De qué se jacta, ¡estúpido!?

"Por sus obras los conoceréis" (Mateo, 7.16). A este desvergonzado mentiroso ya lo conocemos, y de sus "obras" no hay español de bien que no se sonroje.

miércoles, 17 de febrero de 2010

SR. CAMPS, ES USTED UN ILUSO

Sí, es usted un iluso, Sr. Camps. En su discurso absolutamente vacío de contenido, un puro flatus vocis, hace alarde de su sobrada "independencia" y capacidad autosuficiente para salir del caos en que usted mismo nos ha metido a los valencianos. Se jacta descaradamente de no sé cuantos progresos obtenidos bajo su mandato. Y hundido en el pozo de la Gürtel echa a Madrid, a su querido Rajoy, y también a Aznar, las culpas de su presunta financiación ilegal con ayuda de Correa y del Bigotes, aquél a quien le confiesa querer un huevo. No digo que no esté usted en lo cierto, respecto al conocimiento de Rajoy y  Barcenas, tan protegido por las gaviotas de su partido, pues, de ser así, el marrón lo ha trasladado a Génova, 13, en ese intento suyo de salvarse del naufragio. Se ha convertido en un fervoroso nacionalista, a lo mejor, incluso, independentista respecto de Madrid.
Hace usted alusión a las grandezas realizadas en las tres provincias, Alicante, Castellón y Valencia, y tiene el atrevimineto desvergonzado de manifestarse orgulloso de sus políticas económicas, sanitarias y educativas. ¡La vergüenza no la conoce, por descontado!

O es usted el bobo solemne de Rajoy o está para que lo encierren con bola y cadenas en los pies, como en los antiguos tebeos quedaban representados los cacos.
No tiene suficiente con que su amiguísimo de la Rúa, en el  Auto 26/2010, remita su Gürtel , el de ustedes, al juez Pedreira por ver indicios de financiación irregular (ya no ha podido solapar más), sino que ahora ya está absolutamente solo. Y la Fiscalía Anticorrupción ha ordenado la investigacion de diez cuentas bancarias relacionadas posiblemente con usted.
Ahora Rajoy sólo protege a Bárcenas, a pesar de estar también imputada la esposa de este último, manteniéndolo en el senado y pagando los honorarios de su defensa. Él, el de la barba vellida, sabrá por qué. Mucho miedo debe de tenerle al canto de su fino pico, porque otra cosa no se entiende.

Pero, usted ha dejado de ser un problema para Madrid. Lo han dejado a su suerte, que no le envidio. Y aquí, en lugar de manifestarse prudente, se manifiesta tal cual es: irresponsable, mendaz, vanidoso y acabado, politicamente hablando.
Usted se lo ha buscado. Con su pan se lo coma.

domingo, 14 de febrero de 2010

ALFONSO RUS Y GEE

GESTIÓN Y EFICIENCIA EMPRESARIAL (GEE), es la denominada "Empresa Fantasma" justo por su desconocimiento entre la inmensidad de la ciudadanía, incluidos muchos dirigentes empresariales, hasta que ha saltado a la palestra por la desviación de 300.000 euros desde la Diputación Provincial de Valencia, dirigida por el también Presidente Provincial del PP y Alcalde Xàtiva, Alfonso Rus Terol, que declaró, titubeante, a Levante-EMV no saber nada acerca de este traspaso de dinero a la mencionada entidad (GEE), echando  la culpas al Diputado Provincial de Turismo, Isidro Prieto; añadió Rus que se trata de "un tema... ,es un tema...técnico. Nos marcaron los técnicos que había que hacerlo a través de una Fundación". "Podía ser ésa o podía ser otra" (sic Levante-EMV, 13/02/2010)).
Conociendo a Alfonso Rus es difícil pensar que su titubeo se debiera al desconocimiento del asunto, pues a él no se escapa nada (lo afirma personalmente de manera reiterada), y menos tratándose de una cuestión de dinero. Considero más acertado pensar que su desconcierto se debió al ver que esta operación tan irregular hubiese sido descubierta y hecha pública por los medios de comunicación.Y es que realmente este asunto huele muy mal, pues da la impresión de que, como ésta, debe de haber otras "fundaciones" a donde llega dinero de las entidades publicas -por tanto, dinero de todos los contribuyentes-,  para, quizá, un supuesto blanqueo y/o un supuesto enriquecimiento personal inmisericorde e inmoral a costa de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos.

La entidad fantasmagórica, GEE, fue creada por la Conselleria d'Economia, Hisenda i Ocupació el 12 de junio de 2007, con una dotación fundacional de 30.000 euros, aportados íntegramente por la Generalitat. Y en documentación de la misma Generalitat consta con fecha de 13-6-07 (al día siguiente):'' "El conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha firmado esta mañana la constitución de la entidad 'Gestión y Eficiencia Empresarial, Fundación Comunitat Valenciana'. Asimismo ha afirmado el conseller  que "esta entidad nace con la intención de contribuir al impulso empresarial de la Comunitat Valenciana, para su desarrollo en mercados internacionales emergentes".
Uno de los fines y actividades de esta Fundación es facilitar la colaboración entre ejecutivos y empresarios de la Comunidad Valenciana, con el objetivo de utilizar el conocimiento y la experiencia de estos altos ejecutivos en la gestión de la actividad empresarial y económica.
Otro de los objetivos de esta institución consiste en facilitar la calidad en la promoción de  productos, servicios y actividades, así como la imagen de las empresas de nuestra Comunitat, con el fin de posibilitarles una mayor competencia tanto en mercados internacionales como para la apertura de mercados emergentes.
"Además -ha manifestado Gerardo Camps- la puesta en marcha de esta institución va a permitir facilitar y promover las relaciones personales entre los componentes del mundo empresarial y facilitar el fomento de empleo". (La cursiva es mía).
Entre las actividades que va a desarrollar "Gestión y Eficiencia Empresarial, Fundación Comunitat Valenciana", se encuentra la creación y cooperación con una red de profesionales de alta experiencia, la realización de forma autónoma, o en colaboración con otras entidades, de conferencias, congresos, seminarios, cursos y cualquier tipo de acción formativa relativa a las materias vinculadas a sus fines.''

Tanta pomposa palabrería queda en realidad en NADA más que en gastos malversados, según consta en la contabilidad de dicha "empresa":

1º Gestión y Eficiencia Empresarial se ubica, en principio,  en la calle Colón, 50, 4º-D, tfno: 963810331, fax: 963810332 (¡dos lineas telefónicas!) , y por el alquiler de este despacho se paga 16.795'77 euros, aunque en la supuesta sede no aparece ninguna identificación, ni en los timbres de los porteros automáticos, ni en los buzones, ni en ningún portal de esta céntrica calle.
2º Por el amueblado figura la cantidad de 4.216 euros.
3º Por ordenadores de sobremesa, 3.500 euros.
4º Por ordenadores portátiles, 2.657'40 euros-
5º Por la puesta en marcha de una página web (la reproducida en la fotografía del comienzo de este artículo), casi 2.000 euros. Pero esta página web está también inoperativa.
6º En un manual de imagen corporativa, 2.279 euros, y
7º Para pago de "servicios profesionales independientes", (¿qué diablos querrá decir esto?)  20.094 euros.

En esta tan extraña empresa de reminiscencias kafkianas constan sólo dos empleadas, que cobran  más de 100.000 euros: La gerente, Dolores Bello, que no se prodiga precisamente en sus apariciones por "la oficina" de la calle Colón, y está casada con Pedro Porcel, íntimo amigo de Gerardo Camps,  y la "técnico", Lucía Aparicio -azafata y de profesión modelo-, la cual es pareja de Alfonso Monferrer, directivo del Banco de Valencia, y también amiguísimo del presidente de esta Fundación, Gerardo Camps (mucha casualidad, ¿no?) .

Lo mejor -o lo pero, mejor dicho-  de todo este asunto es que en papel con membrete y logo de esta "Empresa", que tiene el nº de registro de Fundaciones: 472V, y con el cuño de la Consellería de Economía, fechado por registro de entrada, el 01 de ocubre de 2008 (nº registro 3779), se contempla un CERTIFICADO firmado por la Gerente, Mª Dolores Bello Vicente, con fecha de 30 de septiembre de 2008, que dice así: "Que dicha Fundación fue constituida el 12 de Junio de 2007 y que desde dicha fecha hasta final de año NO TUVO ACTIVIDAD POR ENCONTRARSE EN FASE INICIAL DE ORGANIZACIÓN Y PUESTA EN FUNCIONAMIENTO" (las mayúsculas son mías). Es decir, que en año y medio dicha "Fundación" no ha hecho nada de nada.

Ahora, Alfonso  Rus, Gerardo Camps,  el diputado provincial, Isidro Prieto, y siempre el Molt Honorable President, Francisco Camps, como responsable último, tienen la obligación de esclarecer, entre otras cosas -que son muchas-, la desviación de estos 300.000 euros a esta entidad fantasma,  presuntamente creada para no hacer nada de positivo,  que dilapida el dinero de los contribuyentes. Igualmente tienen que clarificar estos poderosos qué se esconde detrás de GEE y cuántas otras "fundaciones" semejantes existen en esta Comunitat, gobernada por el PP.
Hay que explicar y bien clarito qué se ha hecho con los dineros de los valencianos, pues esta Comunidad  se halla endeudada hasta las orejas, con incumplimiento de muchas necesidades ciudadanas, desde la Ley de Dependencia hasta una Sanidad y una Educación públicas que dejan mucho que desear. Y querer argumentarlo con aquello de que la corrupción es la práctica habitual del PP a todos los niveles no nos resulta convincente ni es permisible, aunque sí repugnante.
Este asunto es muy serio y de tal calado que lo esperable es que la Fiscalía anticorrupción comience ya a trabajar de oficio.

Entre estos "lobos" que se las ventilen, pero hora es de que den explicaciones creíbles y rotundas ante tanta irregularidad.
Quizá sea éste el hilo desde el cual se desenrede el ovillo y, como sucedió en la trama  Gürtel, sean los propios implicados los que desembuchen.

¡Ya es tiempo de ello y de desenmascarar las patrañas viles del PP!

jueves, 11 de febrero de 2010

GARZÓN Y LOS CRÍMENES DE DE LESA HUMANIDAD

El acoso y derribo contra el juez Baltasar Garzón se ha puesto en marcha y va a una velocidad inexplicable, más que si del peor de los criminales se tratase.
Conocida la trayectoria profesional del Magistrado de la Audiencia Nacional, que a nadie deja indiferente, al margen de las simpatías que pueda concitar o no, es, como mínimo,  sorprendente las prisas por alejar al juez de las ingentes tareas que lleva desempeñando en la Audiencia Nacional desde hace 17 años.
Sus esfuerzos incansables en la instrucción de los peores casos de corrupción, mafias de la droga y matanzas contra la Humanidad hacen de él una persona admirada por unos, temida por otros y odiada por muchos.
Se ha atrevido como nadie a investigar minuciosamente hechos que ningún otro juez ha tenido la valentía de hacer.
Ahora, tras las querellas presentadas por los letrados Antonio Panea y José Luis Manzón, en nombre de Organizaciones ultraderechistas y prolongadoras de la dictadura franquista -Falange Española de las Jons, Manos Limpias y Libertad e Identidad-,  el Auto posterior del juez Luciano Varela  acusa a Garzón de prevaricación en su investigación de los brutales crímenes así como de la localización de los correspondientes cadáveres y fosas,  masacre vilmente realizada tanto durante el "Alzamiento Nacional" y  la Guerra In-civil  como a lo largo de la dictadura de Franco, basándose Varela en el endeble argumento de que Garzón pasa por alto a sabiendas la Ley de Amistía, Ley de 1977, por lo tanto, preconstitucional .
Estamos hablando de viles  asesinatos  desgraciadamente muchísimo más numerosos que los habidos en la dictadura de Pinochet -cuyo esclarecimiento también llevó a cabo Garzón- , y ahora el Consejo General del Poder Judicial se ha apresurado a tramitar la suspensión cautelar de Baltasar Garzón, por las causas abiertas  contra él en el Tribunal Supremo.
La Comisión Permanente del CGPJ ha solicitado el informe de la Fiscalía del Estado, que se ha pronunciado en contra de la consideración de delito por parte de Garzón, pero este informe, aunque preceptivo, no es determinante en la decisión última a tomar por dicha Comisión.

El Auto del juez Varela, en que se informa de prevaricación por parte de Garzón,  no parece quedar claro, pues los crímenes de la dictadura franquista son crímenes de lesa humanidad, y ello les confiere un carácter especial por el que jamás prescriben y sobre los que se puede y debe seguir investigando hasta sus últimas consecuencias.
Lo que sí parece claro es que en la determinación de procesar al juez Garzón subyacen planteamientos ideológicos y políticos, como parece desprenderse de las palabras del Presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes.
Y es que entre la multiples causas investigadas por el juez Garzón se halla la trama Gürtel, donde buena parte del PP está supuestamente implicada: desde el mismísimo Aznar, el guerrero sangriento de sonrisa de hiena, su yernísimo Alejandro Agag, el grotesco Rajoy -que siempre se hace el bobo ante aquello que no le interesa-, pasando por Camps, Rita, Bárcenas y un largo etcétera. Todo ello a la espera  del resto de los miles de folios que se hallan sub judice todavía y donde pueden verse  implicados, muy posiblemente,  otros muchos peperos de alta estirpe.
Y es que el PP, partido de la derecha extrema, ávido de retomar la Moncloa, conglomerado de sujetos con imputaciones judiciales y oliendo a corrupción total, se la tiene jurada a Garzón. Y dará miles de vueltas retorcidas para acabar con la Gürtel  "matando al mensajero". Sucedió con el caso Naseiro y están intentando reproducir aquel fraude a la ciudadanía española.
Garzón no sólo ha recurrido el Auto del juez Luciano Varela, sino que ha solicitado el apoyo de la élite del mundo judicial más allá de nuestras fronteras. Y ha hecho bien, pues aquí no lo tiene claro. Si la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo -con mayoría aplastante de jueces conservadores-, decide abrir juicio contra Garzón, es la Comisión Permanente del CGPJ el órgano que debe resolver si suspende cautelarmente o no a Baltasar Garzón en sus Funciones en la Audiencia Nacional, a la espera de que sea juzgado y su caso sea resuelto. Esta Comisión está formada por cuatro  vocales (dos progresistas y dos ultraconservadores) y su presidente, Carlos Dívar (Presidente del TS y del CGPJ), hombre cercano ideológicamente al PP y propuesto para estos cargos por el mismísimo Zapatero, ¡ni más ni menos! Claro, esta propuesta, en busca de consenso, fue aceptada de inmediato, como perita en dulce, por don Mariano. Y es que éstos del PP anuncian constantemente su apoyo y su mano tendada, pero en realidad esta mano está embadurnada con manteca de cerdo y, además de pringar, resbala si intentas asirte a ella. Su única finalidad es acabar con el gobierno socialista, centrando todas sus balas en un solo corazón, el del presidente Zapatero.
Y así va el país, con esta oposición destructiva,  soez, malintencionada, mentirosa y corrupta.
El Gobierno socialista y Zapatero deben tener los pies en el suelo. Una cosa es el talante, la educación exquisita, la enorme paciencia ante los insultos reiterados de Rajoy, el ambiguo irresponsable, y otra, este futurible consenso que el PP alarga más que la sombra del ciprés, y que obliga a soportar tanta indecencia hasta el punto de  salpicar a los ciudadanos que pusimos -y en ello estamos- nuestra confianza en un gobierno de progreso.

lunes, 8 de febrero de 2010

LOS DIVINOS

Son éstos una casta muy extendida de "jóvenes" -aunque ninguno cumpla ya los treinta- que son aspirantes a. Los podemos encontrar en todos los estamentos de la sociedad, pero, y fundamentalmente, se hallan en aquellos lugares donde la valía propia, el esfuerzo auténtico y los méritos alcanzados por sí mismos de nada valen, pues en estos sitios poco espacio tienen, ya que sólo los verdaderamente cualificados son los que destacan.
Es, por tanto, la política donde mejor se ubican. Aquí han puesto en marcha una nueva "filosofía", la de la renovación. Y está muy bien. Pero entienden por renovación única y exclusivamente la juventud, sin pensar que ésta, per se, vale relativamente muy poco, pues el tiempo acaba con ella. De esta forma, "jubilan" a aquellos que consideran ya "carrozas", prescinden de su experiencia y de la sabiduría que ésta suele conllevar, temen a los que tienen personalidad, voz y criterios propios. Son "chaqueteros" hasta lo impensable con los que consideran que están por arriba de ellos, aunque también sean aspirantes a,  desprecian a los que, según piensan, nada les puedan proporcionar.
Se rodean de incapaces, gente sumisa que mueve la cabeza sólo en una dirección: de arriba-abajo;  lacayos que se sienten satisfechos con la sonrisa aprobatoria de su divino, hacen el trabajo de éste,  el cual, sin haber llegado todavía a ser aquello a lo que espira, maneja el don de mando inmejorablemente.
Estos divinos/as, como son superficiales, gustan de la apariencia; gastan en ropa quizá lo que no en comida, porque lo importante es aparentar, no ser. Su vacuidad se huele a distancia y su frivolidad produce escalofríos.
Desde esta perpectiva, habría que ubicar a esta casta divina en el PP, porque sus características encajan a la perfección en este partido neocón, plagado de pijos/as.
Lo peor es cuando los vemos proliferar en partidos de la izquierda. En situaciones así todo se nos desmorona, y a la mayoría de la gente, muchos de ellos votantes de la izquierda, les produce -y así lo exteriorizan- ganas de vomitar aquello de "todos son iguales".
Sabemos que no todos los políticos son iguales, y que hay una enorme distancia y diferencia entre esta derechona y la izquierda. Pero la disparidad, que es ideológica, se la zampan estos divinos/as. Son ellos los que sobran para ganar la confianza del pueblo; y esa confianza sólo se puede obtener con el ejemplo del trabajo, la honradez, la seriedad y coherencia entre lo que se predica y lo que se obra, es decir, con la ideología como bandera.
Mientras los cuchillos se mantengan afilados contra los propios, con el único fin de colocarse, la derecha llevará ventaja, pues los métodos mencionados le son propios. Los niñatos/as  deberían dejar de lado esas ambiciones desmedidas, que, aunque legítimas, no son las más propias de aquellos partidos que dicen trabajar por el bienestar social de la mayoría de la población, pues ellos hacen trabajar a sus esclavos sólo en beneficio propio; no tienen un proyecto global, sino absolutamente personal.
Si la izquierda de este país quiere recuperar la confianza y aprobación del pueblo, que es el que tiene que auparla con sus votos, tiene que cambiar de procedimientos y, quizá, de algunas personas, que no son más que advenedizos y que igual podrían estar militando en el PP que el partido X.

miércoles, 3 de febrero de 2010

CAOS POLÍTICO

Este señor, el que en la ilustración del gran Forges está tocando la guitarra y dando órdenes al eterno bobo, demostró con su voto NO a la Constitución cuál es el talante democrático de su espíritu y con sus palabras mendaces y sus actos torticeros, autoritarios y ajenos a la voluntad del pueblo español, nos arrastró a una guerra indecente cuya sangre sigue derramándose a diario.
Este mismo hombre, durante su gobierno,  sin que hubiese una situación semejante a la de la actual crisis, congeló el sueldo de los funcionarios, y en su nombre se dilapidó el dinero de los españoles en absurdas propagandas enaltecedoras de su ego.
Este hombre, políticamente responsable de la matanza de Atocha -gracias a sus amistades peligrosas, Bussssssssssssssssh y Blairrrrrrrrrrrrrrrrrrr-, negó la autencitidad de los autores de la brutal masacre, mintiendo una vez más a los españoles, con la única finalidad de que la derechona se perpetuase en el poder.
Su sucesor, puesto a dedo, es el otro personajillo del dibujo, con actitud de obediencia ciega y sin personalidad alguna, un tal Mariano Rajoy, que, en sus constantes indecisiones, apoya a Camps ninguneando los trajes gürtelianos, "olvidando" las graves implicaciones de tantos de su partido en esta espantosa y desvergonzada trama, no parece enterarse de los casos que, como hongos, crecen ante los juzgados por prevaricación, cuanto menos, y todos bajo las siglas del PP, partido del que es presidente; parece desconocer que Bárcenas está siendo defendido con dinero de este partido, corrupto hasta la médula. Y como lo suyo es hacerse el despistado, mira hacia otro lado cuando  Aguirre ofrece un escaño del Consejo de Caja Madrid,  teñido de rojo, antes que dejarlo para su ¿propio? partido. Le quita hierro al asunto por miedo a Esperanza, a la espera de seguir sintiendo el aprobado de la noble-consuerte tan mal hablada. Y es que Rajoy ni tiene personalidad ni tiene valentía; es un mero títere al que no le duelen prendas al sacrificar a quien sea con tal de contar con la dama de hierro a su favor. No hay honradez ni decencia en estos del PP.
Estos de la gaviota han mostrado su ética con su animadversión hacia los inmigrantes. El tema de Torrejón de Ardoz -discotecas, comercios, etc-  es un ejemplo escalofriante de lo que sucedería si estos, que se autodenominan liberales, volviesen a ocupar el poder del Estado.
Con la que está cayendo, debido a la enorme crisis de origen capitalista, con algo más de cuatro millones de parados, Díaz Ferrán, presidente de la patronal, incapaz de mantener a flote sus propios negocios, deudor a la Seguridad Social de 19'7 millones de euros, financiador de las campañas de Aguirre con más de 192.000 euros, admirador de la lideresa, a la que denomina cojonuda -será por el contrapunto de la cobardía de Rajoy y por los crédicos obtenidos de Caja Madrid- y en perfecto acuerdo con este desvergonzado PP, está exigiendo medidas contra los trabajadores. Con la artimaña eufemística de la flexibilización de los despidos (que no es más que el despido libre y con las manos vacías), con el número de horas que se  debería trabajar, con la rebaja de los salarios..., la derecha entera y verdadera pretende que los derechos de los trabajadores, derechos que nadie ha regalado, derechos que se han ido conquistando con esfuerzo, con dolor, con el saldo, inclusive, de vidas humanas, y que han supuesto un avance en el respeto del ser humano, retrocedan, para que los trabajadores sigan siendo los esclavos de esta clase inhumana, inmoral, incívica, de los señoritos, apoyados siempre, claro está, por los jerarcas de las sotanas.
En ningun momento se plantea un mejor y más justo reparto de derechos y de bienes, ¡qué locura!.
Los sueldos de los jefazos de la banca, de los grandes empresarios, de los políticos, de los controladores aéreos, de tantos y tantos, son un verdadero escándalo. Pero esto parece intocable. Unos pocos que vivan como marajás y el resto, tiranizado.

Y aquí ha caído en la trampa,  quizá por el abrumador machaqueo de esta derechona cínica y explotadora, el presidente Zapatero, con el apunte de la jubilación a los 67 años de edad.
No, presidente, no puedes fallarnos; nos lo prometiste la noche de las elecciones de marzo de 2004. Nunca un partido que ha luchado por la mejora de los más débiles, por los trabajadores frente a los ricos, puede plantear una cuestión como ésta. Estas fechorías hay que dejarlas para la derecha, le son propias; pero no puede abanderarlas un Partido Socialista, aunque no sea sólo por ética y coherencia ideológica, aunque tan sólo sea por electoralismo.
En este país parece que vamos de un extremo a otro; las jubilaciones a los cincuenta años son una barbaridad, pero la propuesta de alargarlas hasta los 67, con la excusa de que la media de vida ha aumentado, es inaceptable. En este alfa-omega hay un término medio, y si un trabajador, después de toda una vida de entrega y cotización debidas, puede disfrutar de más tiempo en el periodo de jubilado y con salud aceptable  es un logro social, que hay que aplaudir y no intentar derrocar, que es lo que la derecha pretende, para seguir exprimiendo el jugo del trabajador y vivir a sus anchas a costa de los históricamente sus "criados".
Presidente, hay otras formas de salir del bache actual; la derecha debe arrimar el hombro -que no lo hará, si no es para derrocarte-. Pero quedan otras soluciones que deberían haberse puesto ya en funcionamiento, como la reforma fiscal: que pague más quien más tiene, pero de verdad, no a medias tintas, que el gran capital (padre de esta crisis mundial) siempre se sale de rositas. Y la única rosa que hay que procurar mimar y que no se marchite es la de nuestro símbolo. Porque, además, las aves carroñeras del PP están siempre al acecho.
Presidente, la valentía y la honradez hay que demostrarlas plantando cara a estos que no saben ni lo que ganan ni lo que poseen. A estos hay que ponerles el freno de manera contumaz. La crisis no tiene que ver con los trabajadores, sino con los capitalistas que, con su voracidad inconmensurable, nos han llevado a este desastre. No es fácil. Pero el punto de partida debe ser muy claro.

La democracia está en peligro. La carroña está a punto de conseguir su botín. Por eso, presidente, no nos falles!