domingo, 27 de noviembre de 2011

¿POR QUÉ NO TE CALLAS?

Rajoy, el delfín puesto a dedo por Aznar, ha ganado por mayoría absoluta las elecciones generales y va a ser proclamado Presidente del Gobierno de España. Aparentemente debería ser el mejor de los regalos que los reyes magos pudieran hacerle. Pero Rajoy con su pertinaz silencio dice más que si hablara. El constante incordio con el que que tanto él como su gente han martilleado las decisiones que Zapatero tomó en mayo de 2010 (y que demasiados no compartimos), creando un ambiente de desasosiego irrespirable, se han vuelto contra él. Sabe que con sus inmediatas medidas traicionará las promesas tantas veces repetidas y que le conllevaron incluso algunos votos antes fieles al PSOE. Y como debe actuar ya, la contradicción entre lo reiteradamente prometido y su contrario desconcertará a muchísimos españoles que en Rajoy habían depositado la esperanza del maná.

Forges: Rajoy supeditado a Aznar
Desde el  20-N Rajoy calla. Dicen que está trabajando en su despacho. Los grandes bancos lo han visitado. La patronal le exige la flexibilización de los despidos. Merkel ha hablado por teléfono con él. Las agencias de descalificación le urgen medidas indecorosas. Y todos le exigen lo mismo: que actúe ya. Y ese actuar va a ser un recorte brutal a lo poco que muchos tienen. Los de siempre serán los más perjudicados y la distancia entre la inmensa multitud de pobres, cada día más agonizantes, y los ricos, cada día más ricos, va a ser obscena y nauseabunda. 
Forges Aznar manda en todo
Pero Rajoy tiene una desgracia añadida, la presencia de Aznar en Génova, 13. Aznar exigente. Aznar insoportabe. Aznar soberbio. Aznar ultrarrico. Aznar insolente. Aznar arrogante. Aznar desagradable. El que fue presidente del Gobierno español desde 1996 hasta 2004 insiste en mover los hilos del 'heredero'. No se conforma ya con las medidas ultraliberales que Rajoy va a implantar, sino  exige a  su 'primogénito' que tampoco cumpla la única promesa a la que Mariano se aferró: respetar las pensiones.

El presidente de deshonor del PP afirma: "No se puede jubilar alguien a los 55 y cobrar su pensión hasta los 85".  Y se atreve a decir tal cosa un alguien que se jubiló de la presidencia gubernamental  con 53 añitos y con una pensión vitalicia como expresidente de 80.000 euretes.
El Roto Aznar, pensamiento único
 A lo que habría que sumar unas indecentes cantidades de dinero por 'asesorar' a empresas del mundo mundial cuyos fines son más que discutibles. Este alguien que va desprestigiando a la madre patria por donde se le ocurre, manifiesta ahora que "España no tiene buena imagen en el exterior", cuando resulta ser él el máximo responsable de esta imagen. Este alguien de cara estreñida y aspecto funerario que no pasaría la ITV de cualquier psiquiatra tiene la desvergüenza de querer hundirnos todavía más. Este alguien que merecería ser escupido por sus necedades antipatrióticas sobra en este país. La imperativa-interrogante del monarca ante las impertinencias de Hugo Chávez en su momento, "¿Por qué no te callas?" habría que exigírselas a este alguien cada vez que abre su boca.

La involución del estado de bienestar se ha instalado por la avaricia de la especulación financiera. Los derechos laborales que tantísimo costaron de conseguir han comenzado a fenecer, y ese camino cuesta abajo parece no tener freno hasta que "las uvas de la ira" estallen.
Chaplin El gran dictador
Aznar, el traidor de España, argumenta que como Rajoy ha sido votado por tal inmensa cantidad de españoles está legitimado para hacer lo que deba hacer, y nadie puede quejarse de las disposiciones que tome ya que depositó su voto en él. "Haz lo que tengas que hacer. Luego los españoles tendrán que respetar ese mandato". Este 'argumento' recuerda demasiado a Hitler, también elegido por el pueblo.

Vergara: su visión de los sindicatos
Ante este porvenir tan antisocial tendrán que dar la talla los Sindicatos de clase y la oposición parlamentaria. De manera muy firme tienen la obligación de trabajar por el pueblo, no sólo por sus votantes. Si la oposición, en este caso, tiene como perfil generalizado un común denominador de progresismo y defensa de los más débiles no tiene más remedio que manifestar seriedad y compromiso en la defensa de los derechos sociales. La izquierda debe olvidar sus características distintivas de un partido u otro y hacer un frente común contra la insolidaridad y abuso que se perfilan y que se van a consolidar.

Si la oposición, los partidos de izquierdas, actúan de esta forma, consolidarán su fuerza y peculiaridad propias. Nadie va a perder. Al contrario, el pueblo retomará la confianza en ellos y el poder no adquirido todavía en estas últimas elecciones lo recuperarán. La ciudadanía sabrá quién les miente y quiénes la apoyan en sus derechos. Todos los que defendemos el estado de bienestar y los derechos del trabajador tenemos moralmente la obligación de trabajar, cada cual desde su posición, para evitar en lo posible el desastre que se nos avecina.
 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LOS RECORTES HAN COMENZADO

Todos sabemos que el Partido Popular ha ganado las elecciones sin presentar programa. Sólo hablaban de ambigüedades indeterminadas, que si Zapatero había arruinado España, que si el número de parados era culpa única del Presidente...
Forges: programa electoral del PP
Pero la misma semana de las elecciones generales comenzaban los 'prefacios'.  Cospedal advirtió que los ciudadanos que hasta el momento estaban tranquilos se moviizarían en las calles cuando el PP aplicara sus medidas. Inmediatamente muchos trasladamos la preocupación que esta 'amenaza' suponía. El mismo Rajoy, a cuarenta y ocho horas del día D, afirmó que las pensiones sería lo único que no tocaría.


Manel Fontdevila
Ahora, a dos días del 20-N,  CiU ha tomado la alternativa, facilitando la tarea a Rajoy, al anunciar los recortes en los salarios de los funcionarios públicos, la subida de la gasolina y el copago sanitario  y farmacéutico "para evitar abusos", en palabras de Artur Mas. La connivencia desde las elecciones autonómicas y locales entre CiU y el PP han sido más que evidentes. Y la ciudadanía catalana parece que ha obviado tanto los casos de xenofobia como el desmantelamiento de la Sanidad pública. ¿?


Los Calvitos

Estos del PP absoluto de poder parecen acabados de enterar de cómo funcionan las cosas en la Unión Europea y, todavía en el affaire teatral de sorprendidos, manifiestan sin pudor alguno que, como Merkel manda, habrá que tomar 'medidas'. No se podrán comparar estas 'medidas' con las que Zapatero adoptó en 2010 y que ahora han dado el poder al Partido Popular.

Cierto es que nadie puede llamarse a engaño. La ciudadanía toda tuvo la posibilidad de enterarse certeramente de qué estaba sucediendo y qué tipo de remedios podía aplicar el partido de los capitalistas. Quien diga ahora -y más adelante- que no lo sabía miente por acción o por omisión. Es una posición muy cómoda no querer informarse de nada. Pero cada cual es responsable de sus palabras y de sus actos, es decir de sus votos.

Si Zapatero no obró bien al aplicar el recorte salarial a los empleados públicos y al congelar las pensiones, cierto es que evitó lo que eufemísticamente denominan 'rescate' de España. Cuando 'se rescata' a un país se produce la ruina de éste de por vida. El Presidente esquivó esta barbarie, pero no supo explicarlo para el gran público, el ciudadano de a pie. Es más, muchos hubiéramos preferido la dimisión de Zapatero antes que tomar unas medidas de corte liberal, totalmente alejadas del ideario socialista y que produjo tal desencanto en sus votantes que el descalabro del Partido Socialista está servido.

Ahora resulta que la CEOE afirma con desesperación que no hay plan B, por lo que hay tomar unas decisiones drásticas de inmediato. Los 'mercados' también urgen las medidas tajantes. Y la prima Merkel se muestra insolidariamente intransigente con quien se le pone por delante. Parece que sufren de teniasis y deben nutrirse constantemente a costa de los demás, entre los que estamos nosotros casi en primer lugar. Es una demanda obscena por su avaricia.

Desde el PP -Arenas entre ellos- fingen no saber cómo están las cuentas públicas -cuando son 'públicas', además de que Rajoy se está reuniendo con el Presidente Zapatero para agilizar de forma transparente el traspaso de poderes- para no hablar claramente del tijeretazo. Si bien la condesa-consorte-llorona-y-deslenguada-ella afirma sin pudor la desolación económica en que los socialistas han dejado a la nación española.

Forges retrata a los ricos en su indecencia
El caso es que nadie en este país se toma en serio recortar a aquellos que más tienen, las grandes fortunas que con la crisis más se enriquecen,  ni tampoco el restarles los privilegios de que gozan. No se habla de las Sicav, ni de los paraísos fiscales, ni de las tremendas corruptelas que han campado a sus anchas por este pobre país de la mano del PP: Gürtel, Brugal, Palma Arena,  Emarsa, aeropuertos sin aviones, sueldos indecentemente millonarios...

Dinero, mucho dinero arrebatado de los bolsillos trabajadores. Justicia lenta, y aunque solo fuera por ello,  injusta. Desesperanza en el mileurista. Desesperación en el parado. Impotencia y rebeldía e indignación en los jóvenes y menos jóvenes...

Resistiremos el futuro negro que ya nos sobrevuela. Y lo haremos porque la dignidad mueve montañas. Pero la realidad es que España, nombre con el que casi se atragantan estos 'patriotas' de pacotilla con la gaviota como sombrero, deviene en un país de indigentes totales, los subhumanos de Hitler. Ya se encargarán de ello los señoritos de los limpiabotas y de las cincos estrellas, acompañados evidentemente de los monseñores que bendecirán todas las tropelías. 

Habrá demasiados que se arrepentirán de su irresponsable hacer. Pero ahora ya es tarde. Sabemos de las injusticias venideras porque es simplemente un 'déjà vu'.

martes, 22 de noviembre de 2011

RAJOY ANTE SUS FRENTES

Durante mucho tiempo se ha vendido a quien lo ha querido comprar que la especulación europea, los famosos mercados, y la señora Merkel acallarían sus hambres de dinero por la confianza que Rajoy inspira en Europa. Rajoy ha ganado ampliamente las elecciones generales, va a ser el próximo Presidente del Gobierno español, ha hablado ya con Frau Merkel y todo sigue como antes, nadie se ha arrodillado ante Mariano.

El money es el money, con avaricia incluida. Coincidirán en sus políticas neoliberales, no tendrán escrúpulos en apretar los cuellos de los menos favorecidos, en chupar hasta la última gota de su sangre, en tratar bien a los ricos, los suyos, pero Rajoy tiene que coger las tijeras, el hacha, la hoz, el martillo, lo que prefiera, pero debe comenzar ya la poda. Así lo pensaba hacer y así se lo están exigiendo desde fuera y desde su propio partido. Sus 'plegarias' sirven como las que el Gobierno socialista realizó en su momento. La única respuesta de Frau Deutschland es que, como España lo está haciendo bien, así hay que a seguir y chitón.

Por otra parte Aznar, después de ocho años, se ha dignado a pisar Génova, 13. Ha ido al Comité Ejecutivo de su partido. Ya sabemos que Aznar es un sujeto raro, raro. El que Rajoy, su valido puesto a dedo, haya superado en tres votos la mayoría absoluta del amo no debe de haberle sentado nada bien. Esa especie de psicopatía napoleónica le tiene que haber agriado aún más la bilis. Él, el mejor, el más sabio, el que nunca se equivoca debe de estar tragando sapos y culebras...

Manel Fontdevila
Por ello intenta marcar el terreno, mostrar quién manda en el PP dándole órdenes a Rajoy acerca de qué debe hacer y cómo, y pidiendo a los miembros del Comité Ejecutivo que apoyen y amen a Rajoy como a él le temieron. Tampoco puede admitir que Rajoy, con todos sus defectos, a lo largo de este tiempo ha cultivado la querencia y la fidelidad de algunxs, cosa que Aznar jamás pudo ni supo. Su soberbia impedía cualquier estima; la falsa simpatía mostrada por sus 'súbditos' era fruto del temor a este dictadorcete. Cierto es que en el PP existen personajes cercanos al de la guerra de Irak, pero no es por afecto sino por coincidencia en su amor al poder absoluto y ausencia de sensibilidad, al igual que por su desprecio a la Democracia... El ejemplo de la condesa-consorte es el botón de muestra.

Son estos la manifestación más neocón del PP, incapaces de la mano tendida, solo de la guerra abierta a los partidos que defienden ideas muy distintas, a los sindicatos, a los indignados...La España de ahora con los derechos que el Partido Socialista ha consolidado es una España negra,  "una España viciada, mezquina e irresponsable,...es vencible...con un verdadero y ambicioso proyecto liberal-conservador, referido a principios y  valores sólidos"...y "quizá a Rajoy no le parezca urgente mañana, pero sin duda es lo más importante",..."debe obrar con puño de hierro",  dixit Óscar Elía, colaborador de Aznar en sus organismos neocons y que manifiesta sus opiniones en periódicos tan neutrales como La Gaceta y Libertad digital. 


Los Calvitos y Rouco
 Menos mal que Rajoy cuenta con la bendición de monseñor Rouco Varela. Con esta ayuda no tan sólo espiritual de la iglesia 'auténtica y verdadera', Rajoy saldrá reconfortado y podrá superar los males de fuera y los de dentro, que son los peores: 'Líbreme Dios de mis amigos, que de mis enemigos ya me libro yo', dice el refrán popular.

Tampoco estas oraciones  le salen gratis a Rajoy. A cambio debe cumplir con lo que es 'moralmente' bueno: abolir los matrimonios homosexuales, la Ley de ciudanía, la del aborto, la de la nuerte digna..., e imponer la  Ley de la  iglesia católica y solo católica, y que los fieles echen en la bandeja no menos de 50 euretes, que la crisis aprieta.

lunes, 21 de noviembre de 2011

PRIMERAS REFLEXIONES TRAS EL 20-N

En primer lugar nada ha resultado prácticamente distinto a lo que veníamos pensando desde hace un tiempo: El Partido Popular ha ganado las elecciones por mayoría absoluta holgada,186 escaños, -por encima de lo que consiguió Aznar en el año 2000. El Partido Socialista ha sufrido un castigo quizá mayor del que esperaba, 110 escaños; inferior al habido  cuando encabezó la candidatura Almunia y el peor en toda la democracia.

Rajoy, al margen de su indudable satisfacción, es consciente de lo que le espera con la enorme crisis global que padecemos. Su intervención ha sido la esperada, un discurso de estilo, con agradecimientos y llamadas a la unión y al trabajo conjunto para hacer frente al terrible problema que tiene por delante.

La derecha está aglutinada en un solo partido, el PP. Una vez constituido el nuevo Parlamento, el partido en el Gobierno, el PP, tendrá las alianzas que desee con los partidos nacionalistas de derechas, CiU y PNV. La política económica neoliberal, acorde con las fauces siempre hambrientas de los mercados europeos, se impondrá en este país. Los recortes a los más necesitados se aplicarán sí o sí. La relación con la CEOE será de una absoluta fraternidad en perjuicio del trabajador, cuyos derechos se verán mermados lo indecible.

Ante esta situación, ¿qué se puede hacer?

El Partido Socialista debe regresar a sus orígines, bajar del olimpo, olvidarse de la soberbia que ha cultivado en demasía, y abrazar la humildad necesaria para formar una especie de 'Frente Popular' con el resto de los partidos de izquierda.

Pensemos que Izquierda Unida ha subido de dos escaños a once. Compromís ha obtenido representación parlamentaria. Y el PSOE debe hacerlo, reitero, con humildad, dando paso en esta coalición a representantes de las otras fuerzas políticas. Uniendo ideas y propuestas unos y otros, dejando de lado las menudencias que les puedan separar, deben entre todos formar el gran frente de la izquierda política  de este país.

La gente de izquierdas somos más, y unidos podemos. Es la única manera de salir de este ostracismo a modo de mónadas mirándose el obligo y olvidando su obligación de trabajar por los más necesitados. Entregar los esfuerzos para el pueblo y con el pueblo. Y que los Derechos Sociales, tan costosamente adquiridos, no se vean tirados por la borda.

Pero, previo a esto, el Partido Socialista debe hacer su purga particular. Nadie de la cúpula, ni ningún 'barón' debe quedar inamovible. Eso además de antiestético es inmoral. Hora es ya de dimisiones: de arriba abajo, todos. Una absoluta regeneración del Partido Socialista es necesaria e imprescindible. Muchos no nos sentimos representados por demasiados señoritxs aburguesadxs que se parecen demasiado al PP.

Además, deben promover el cambio de la Ley Electoral. Al final de la campaña se resentía el propio Rubalcaba de las dificultades que esta Ley iba a suponer al gran esfuerzo que él mismo estaba realizando en explicar sus verdades y 'las otras', las del PP. Tras sufrirlo en carnes propias es más fácil abordar el mencionado cambio, que debería conllevar una mayor participación de la ciudadanía en la elección de sus gobernantes. El hecho de las 'listas cerradas' es también una aberración que cobija a muchos inútiles y desaprensivos.  Debemos votar listas abiertas y la posibilidad de elegir a personas de distintos partidos, como sucede ahora con el Senado.

Hablando del Senado, ¿qué valor significativo tiene esta Cámara territorial? No parece sino un cementerio de elefantes, a donde los grandes partidos envían a los suyos a perpetuar su buen sueldazo y nada más. Desde mi punto de vista sobra el Senado, y un montón de dinero se mantendría en las arcas públicas para su destino en auténticas necesidades. Y bien está que sus ahora ocupantes regresen a su trabajo de antes o que sepan lo que es hacer cola en las oficinas del INEM. Exactamente lo mismo sucede con las Diputaciones. Son Instituciones que van duplicando las tareas institucionales y multiplicando inmoralmente unos dispendios innecesarios.

Estoy convencida de que si el Psoe diera estos primeros pasos éticos el resto de los partidos de izquierda acogería el cambio de muy buena gana.

Está la izquierda española obligada a entenderse por el bien de la ciudadanía que lo demanda. El primer paso con la mano tendida lo debe hacer el partido más grande, el Socialista. Su generosidad se verá recompensada por todos aquellos -que somos muchos- que necesitamos de la ilusión de una izquierda comprometida y unida en las ideas de solidaridad y entrega al trabajador y al más necesitado. Así podremos vencer la ignominia de una especulación abyecta, indecorosa e inmoral. Es nuestra obligación como personas de izquierdas trabajar conjuntamente por la consecución de una sociedad más justa y equitativa, donde las personas sean iguales en derechos y en obligaciones, y que 'nadie sea discriminado por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social' (Art. 14 Constitución Española).

                                                                              Dedicada a las 'Trece rosas'


viernes, 18 de noviembre de 2011

LOS DERECHOS AHORA ARREBATADOS YA NUNCA VOLVERÁN

No es ninguna broma lo que los españoles nos jugamos el 20-N. Nos jugamos nuestro Bienestar Social, envidia de muchos países. Aunque lo  he escrito en otra ocasiones, considero que merece la pena recordar, sobre todo para los jóvenes que tuvieron la suerte de nacer ya en Democracia, una serie de Servicios Sociales básicos, como es la Sanidad pública, la Enseñanza pública, las Pensiones, tras una vida de trabajo y cotización; las otras, las Pensiones no contributivas, -destinadas a aquellas personas que no les ha quedado registrado ningún trabajo realizado fuera de casa, porque en muchos casos los jefes dejaban de cotizar y nadie se enteraba, o bien a aquellas otras que han dedicado su vida al cuidado del marido, de los hijos, de la administración de la casa, colectivo este formado prácticamente de manera exclusiva por mujeres; mujeres, que sin su presencia y dedicación nadie de la familia hubiera salido adelante,- estos Servicios Sociales, digo, no proceden de ningún maná llovido del cielo. Son el resultado de unas políticas practicadas por el Gobierno Socialista, presidido por Felipe González,  en esta democracia tan joven de la que disfrutamos. Durante el franquismo se aplicaba la 'caridad' en lugar de la Justicia, y contaba con el permiso del párroco para recibir el auxilio social.
El resto de Leyes conocidas como sociales son producto también de otro Gobierno Socialista, el presidido por José Luis Rodríguez Zapatero: La Ley de Igualdad, la Ley del  Matrimonio Homosexual, La Ley del Aborto (nueva protección a la mujer), la Ley de la
Muerte digna, la Ley de Dependencia -de absoluta justicia para los más necesitados. Estas Leyes no son más que derechos otorgados a la ciudadanía. Se han dado pasos de gigante en la protección de las personas discapacitadas, mental o físicamente, y todo esto se ha podido conseguir desde el convencimiento de que todos los seres humanos somos iguales en derechos y obligaciones, y en el afán de ruptura absoluta de la antigua diferenciación de clases sociales, basada en las posibilidades económicas y no en las capacitaciones personales de cada cual.

La última afirmación dicha por Rajoy es que no se puede financiar la Dependencia. O sea, la ley necesaria para el más débil es la primera que va a caer. Y abolida una ley de estas características, pasen cuidado que ya nunca se volverá a implantar. Lo mismo sucederá con la Enseñanza pública y con la Sanidad. Y tampoco esto lo veremos recuperado.

Es el desmantelamiento generalizado del Estado de Bienestar lo que el PP va a hacer a partir de ya. Lo tienen pensado y repensado. Lo tenían calladito y ahora lo han ido descubriendo

Aquello de que herencia dejada es peor de lo imaginable es demasiado viejo y está ya muy visto. Será lo primero que van a decir, por no tener la valentía de afirmar ante el pueblo español que sus ideas son las propias de un régimen neoliberal, capitalista, el mismo que ha provocado la insoportable crisis global que estamos sufriendo. 

La implantación de derechos es difícil de hacer. La consolidación de los mismos supone valentía y compromiso social. Ahora bien, cuando estos derechos son abolidos no se verán restablecidos, al menos en muchos años. Si se acuerda con la CEOE un despido flexible con  el abono del importe de doce días trabajados por año, nadie puede ser tan ingenuo como para pensar que, de inmediato, se recuperarán los anteriores cuarenta y cinco días. Este derecho que tanto costó de obtener pasará a mejor vida por mucha bonanza económica que se llegara a conseguir.

Si la Sanidad ni la Educación públicas y de calidad las volveremos a tener después de ser barridas. Quien tenga dinero podrá acudir en busca del alivio necesario ante las  enfermedades sobrevenidas. Y sólo los ricos podrán tener la formación que una buena Educación proporciona.

Esto que afirmo no son ni tópicos ni demagogia. Es la advertencia de lo que nos va a venir. es la última llamada a la responsabilidad ante el 20-N.

Cada cual hará lo que considere. Pero nadie puede llamarse a engaño después. A partir del lunes se verá quién dice verdad y quién engaña.

jueves, 17 de noviembre de 2011

¡SE HA ACABADO LA FIESTA!

Esperanza lo ha dicho en la Cope. Cospedal también ha avisado. Es tal  la soberbia de verse con el poder absoluto entre las manos, que se les escapa un avance de lo que Rajoy calla en sus mítines, donde reitera una y otra vez ambigüedad de ambigüedades y sólo ambigüedad. O quizá son ambas las encargadas de adelantar lo que Mariano no se atreve a decir con claridad, por el simple hecho de que hasta ayer decía otra cosa.

Esperanza, lideresa y condesa-consuerte, tan atrevida y deslenguada ella ha confirmado lo que Mariano niega. Lo imaginábamos -por más que González Pons llame idiotas a todos los que no vamos a votar PP-, estábamos seguros, pero Aguirre lo ha clarificado no ya para nosotros sino para la ciudadanía toda: "Se ha acabado la fiesta, a ver si nos damos cuenta". La gratuidad de los medicamentos para los pensionistas no puede mantenerse. Va a depender de la renta, no de la edad. En Valencia también Fabra ha afirmado lo mismo. La noticia debe correr entre los del PP para evitarle a Mariano el mal trago de descubrirla él.
Hasta el momento presente, lo único que se mantenía intacto en el ambiguo discurso de Rajoy era el tema de las pensiones. La Sanidad y la Educación públicas han dejado de ser nombradas. Y tal vez también los pensionistas están en el punto de mira. La gente que cobra su pensión no recibe regalo alguno. A lo largo de su vida ha estado pagando lo que ahora el Estado le retribuye. Y cobra el pensionista en función de la cantidad cotizada. No puede cobrar lo mismo -porque no es justo- aquél que ha tributado un 30% de un sueldo -aproximado- de 2.000 euros a lo largo de una dilatada vida de trabajo como el que ha cotizado un 10 o un 12% de la misma cantidad percibida.

Manel Fontdevila retrata a Cospedal
Cospedal, la number one del PP, ha advertido que las medidas que Rajoy tomará después del 20-N levantará muchísimas protestas en la calle entre la gente que hasta la fecha no se ha movido. Aunque 'ellos están preparados'. ¿Qué significa el que ellos están preparados? De entrada da miedo tal afirmación a modo de amenaza.

La gente que se ha movido y ha manifestado pública y pacíficamente sus protestas son aquellos indignados del 15-M, tildados como escoria, "extrema izquierda marginal antisistema", por Josemari, el propagador de España como "un país políticamente débil, un desastre, con grietas en su estructura e irrelevante". Este personaje, un arrimado del genocida Bush, que nos presentó en sociedad a la cúpula de la trama Gürtel con ocasión de la pseudo-boda-de-estado de Anita y Alejandro, se atreve a insultar la auténtica primavera oxigenada de este Gran Movimiento.

Si el 15-M se ha manifestado por una democracia más real, más participativa, por la defensa de unos derechos básicos, la libertad de pensamiento y de expresión, una vivienda mínimamente digna, una sanidad y una educación para todos, sin distinción de clases, unas pensiones justas y dignas, ¿cómo ahora Cospedal avisa de la salida a la calle de aquellos hasta ahora quietos y callados? ¿Qué tipo de recortes han preparado estos de la derecha extrema para augurar protestas generalizadas? ¿Hasta dónde están dispuestos a pisotear a la ciudadanía toda esta pandilla de buitres?

Buenas son estas avanzadillas que aterrorizan al más pintado. Todavía queda tiempo para enterar al ciudadano ingenuo de lo que nos espera, y confiar, con ello, en un cambio en su intención primera: quizá se decidan a ir a votar, y en su caso depositar su confianza en gentes que no mientan tan toscamente. En la entrevista de TVE, el telediario de noche, Pepa Bueno le ha preguntado a Rajoy acerca de la Sanidad y Educación. La respuesta ha sido contundente: tijeretazo. Sólo se salvan las pensiones. 'La situación es muy difícil, la UE presiona, y un Gobierno no podrá, así acomo así, solucionar las cosas por sí mismo.' Lo que debería extrañarnos es que esta consideración no fuera idéntica cuando la responsabilidad ha sido toda para el Gobierno Socialista. La ayuda, ya no al Gobierno sino a España, ha sido siempre cero. Pero ahora vienen los agobios cuando advierten la responsabilidad casi en sus manos.

El cambio prometido no ha mucho por estos del PP va a ser  un abandono de su responsabilidad política para ponerse a las órdenes de Merkel. Ante ella se ha cuadrado Rajoy. Y todos los brutales recortes van a ser muchísimo más elevados y solo aplicables a los ciudadanos 'normalitos'. Que quede claro, los ricos serán más ricos y los pobres de siempre van a pasar a la categoría de indigentes. 

Con el PP, más fiel servidor de los caprichos bancarios, voluptuosos insaciables de una codicia descomedida, el español de clase media-pobre desaparecerá en breve tiempo. Abundarán los indigentes, volveran las cartillas de racionamiento, el caso del Vall d'Hebrón dejará de ser noticia para tornarse en asunto cotidiano, irán al colegio los menos porque tendrán que ayudar a los padres a sacar la casa adelante. La caridad imperará sobre la justicia.

Y siendo malo todo lo anterior, peor será la implacable censura de expresión y un adoctrinamiento férreo para evitar la libertad de pensamiento...

Es un mal sueño, parece una pesadilla horrenda. Pero lo peor es que la certeza de lo aquí anunciado no tardará demasiado.

Retrocedemos a la antidemocracia del franquismo. Y aquellos que arrastamos sobre nuestras espaldas el peso de la lucha por unas libertades y unos derechos que ahora nos van a  ser arrebatados tenemos demasiado mermadas las fuerzas de antaño. Es preciso la ilusión y la energía de todos, y especialmente de los más jóvenes, para plantar cara a estos 'terroristas' de la democracia.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿PREPARADOS PARA EL 20-N?

Resulta increíble la energía que está desarrollando Rubalcaba pateando el país y multiplicando la cantidad de mítines por día. Por falta de esfuerzo, claridad de discurso y explicitación de cada una de las tareas necesarias para salir de esta abominable crisis sin disminuir más las políticas sociales básicas y necesarias en la España de hoy no va a ser.
Vergara con Rajoy: no sabe qué hacer con sus promesas

Sin embargo el pueblo ha decidido cambiar. Y el cambio es el Partido Popular. Se desgañita Rajoy repitiendo que 'hará lo que tenga que hacer´ sin clarificar ni una sola de las medidas que tiene preparadas para apretar más la soga en el cuello de aquellos más débiles y que más necesitan de la protección de lo público. Sin entender nada, el pueblo lo aclama como si al Olimpo perteneciera el de Pontevedra.

A medida que nos acercamos al día D las promesas de mantener derechos para la inmensa mayoría del pueblo español van debilitándose. Al parecer sólo se sostiene, de momento, el tema de las pensiones. Pero de lo relativo a la Sanidad y a la Educación públicas y de calidad sólo queda un débil eco imperceptible al umbral auditivo de las grandes masas.
Los Calvitos Espe y la Educaión pública
En Madrid, flanqueando a Esperanza, prometió Rajoy que sus políticas seguirían el prestigioso ejemplo de la condesa-consorte. Y del tema de la Educación bajo las órdenes de Lucía Figar está casi todo dicho: prevalencia en demasía de la enseñanza privada sobre la pública -incluso en protección fiscal a las familias que optan por la grandeza de la privada-; amenza de despido por parte de Aguirre a profesores por el democrático hecho de protestar ante el malestar de la enseñanza de todos, la pública. (Hasta del derecho de expresión se nos intentará cercenar).

Cospedal, con expresión de soberbia, advierte de las posibles protestas sociales cuando Rajoy 'haga lo que tiene que hacer'. Las medidas a tomar, tras el 20-N, las tiene Cospedal bien preparadas -han sido anunciado este hecho por el portavoz socialista de C-LM- y tampoco va  a ser del agrado de las grandes mayorías. 'Hay que apretarse el cinturón' avisa esta dama, aunque no dice el cinturón de quiénes porque se infiere que es el de los de siempre, los más desfavorecidos.
Forges y Rouco
No puede pasárseles por la cabeza a esta jauría lujuriosa del money que ya es hora de que los recortes se dirijan a aquellos poderosos que, en buena medida, propiciaron con su avaricia la crisis que amenaza a buena parte del mundo. Si hablamos de justicia social hay que repartir los beneficios y las pérdidas, pero nunca distribuir lo bueno y socializar lo negativo. Esta es la práctica de la política neoliberal y la del este Partido Popular que ha aglutinado -como siempre- todos los eslabones de la derecha, por supuesto la derecha más ultra y casposa aquí se halla, y oran por su poder absoluto las sotanas de Rouco y acólitos. El 20-N se abrirá con solemne misa en acción de gracias por las ganancias a obtener ese día. Dentro de la Plegaria eucarística, en la parte de las Intercesiones podemos adivinar una muy concreta y orientativa para los fieles dubitativos. Y al final, cuando Rouco pronuncie "Ite, missa est" el camino habrá quedado claramente indicado a ir a consumar  'lo que dios manda'.

Después el llanto y crujir  de dientes estará bien servido. Y todo ello bajo la bendición de las urnas. En otros tiempos luchábamos contra el dictador, asesino no legitimado por el pueblo. Ahora la barbarie estará sancionada por la elección del pueblo. Material para un nuevo esperpento valleinclanesco.

Y mientras, la corrupción -sin distinción de clases- campando a sus anchas y llenando los paraísos fiscales con nuestro dinerito.

domingo, 13 de noviembre de 2011

A UNA SEMANA DE QUE EL PUEBLO HABLE

Nos informa El País del último sondeo de Metroscopia: a una semana de las elecciones, el Partido Popular obtendrá la mayoría absoluta entre 192-196 escaños (El Mundo le otorga 198). El Partido Socialista, 110-113; Izquierda Unida, 11; El resto de Partidos vendrán a conformar la otra tercera parte del hemiciclo. 

El genio de Forges
La mayor de las victorias de la derecha de este país, una derecha ultra en gran parte. Aquellos votos procedentes de la añoranza más rancia y  reaccionaria acabarán por encumbrar al PP como jamás pudo imaginar. Rajoy, el hombre que habla por tautologías -'prometo lo que prometo'-. el que nada dice y mucho lee, al que la imaginación es incapaz de soñar arrebatando pasionalmente un beso en un perfumado atardecer de primavera, va a ser el nuevo inquilino de Moncloa. El pueblo así lo quiere y así lo va a tener. El lunes 21 el paro se habrá acabado, veremos los perros atados con longanizas y todos seremos ultra felices.

Una vez más Forges
El PSOE conocerá una terrible derrota. Y quizá es lo que necesita este Partido que mira hacia otro lado cuando se le exige la fidelidad al ideario de Pablo Iglesias. Este PSOE no es el que conocimos y por el que trabajamos con la ilusión de ver los logros propios de un partido de izquierdas, con una justa distribución de la riqueza, con los derechos consolidados para todos sin distinción, y exigente de igual manera para con los deberes de todos. Y así no ha procedido. Cierto es que se han promulgado grandes Leyes de protección social, pero otras, de suma importancia, quedaron en el cajón del olvido. La Iglesia continúa con sus prerrogativas, mientras el salto de medio-pobre a indigente es cada día más usual. Se han regalado excesivamente los estómagos desagradecidos de aquellos que han mordido la mano brindada. El rico ha mantenido sus privilegios y demasiados de los que han ascendido a mandamases de este Partido han emulado a las clases privilegiadas, traicionando de esta manera el ideario de Pablo Iglesias. 
El PSOE - al igual que el PP- se ha postrado ante la usura actual, lo que llaman mercados -voraces e insaciables- menoscabando el derecho de la gran mayoría de ciudadanos. Los ricos no sólo no se enteran de la crisis financiera, sino que buena parte de ellos está llenando todavía más sus arcas privadas a costa de las públicas, que son de todos.

El PSOE necesita de una catarsis profunda, recuperar los valores que le son propios y renacer de sus propias cenizas. Y eso solo se hará si el batacazo electoral es mayúsculo. No se puede obviar el enorme esfuerzo de Rubalcaba, por supuesto. Pero no es suficiente. Hay que hacer una limpieza a fondo entre algunos incapaces que se han erigido en la 'cúpula' vergonzante de este Partido. Es el paso sine qua non para que el Partido Socialista regrese a sus principios.
Izquierda Unida se ve recompensada en el número de escaños que obtendrá, aunque tampoco representará en justicia la cantidad de votantes que depositarán su confianza en este Partido. La Ley Electoral debe ser cambiada y ya para que el ciudadano vea sus deseos adecuados a la representación parlamentaria. El trabajo de Gaspar Llamazares, fiel a los principios de una izquierda democrática, defendiendo a las personas por encima de los intereses crematísticos, es encomiable.

El gravísimo problema de PENSAR
Los que sentimos la DEMOCRACIA como un enorme valor que tantas vidas y esfuerzos costó no podemos renunciar a ella. Sabemos que la ramificación que surge del árbol democrático va a ser talada sin piedad. No va a venirnos de nuevas. Nuestra fortaleza, después de tantos años, tiene que mantenerse intacta. No podemos ni vamos a decaer. Seguiremos en nuestro legítimo empeño en mejorar los derechos de la mayoría, aunque esta mayoría, por ignorancia sabida o deseosa de mantenerse en el engaño, sea la que propicie el advenimiento de una derecha soberbia, grosera, de una ordinariez vulgar y repulsiva, y, desde luego, alejada de la cultura y de los derechos sociales.

Quede claro que esta mayoría del pueblo, tan deseosa ahora de un 'cambio' hipócrita e impostor será la más perjudicada. Ya falta menos para que la verdad salga a la luz.

A partir de la toma de posesión del nuevo Gobierno-bajo-palio, regalo navideño, la verdad saldrá sin tapujos. Los reyes magos se van a estrenar con carbón para los españolitos que han querido portarse como Dios manda.

viernes, 11 de noviembre de 2011

DE ENGAÑOS Y DEMÁS IRRESPONSABILIDADES

 El Partido Popular no cesa en sus fraudulentas afirmaciones y promesas. Soraya nos 'avanza' que a partir de primeros de 2012 las pensiones se revalorizarán según el IPC. ¡Bonita novedad! Eso ya lo sabíamos, nos lo había adelantado el Presidente Zapatero: la congelación -por imposición de la UE- era tan sólo para 2011. La buena nueva de Soraya recuerda a Zaplana. Cuando este fue ministro de Trabajo gastó en publicidad en tv y radio más dinero del que suponía la subida anual de las pensiones, y que no era el favor que parecía dispensar el entonces ministro cartagenero, sino el cumplimiento del punto 11 del Pacto de Toledo (abril de 1995, bajo el Gobierno socialista de Felipe González).

En la entrevista concedida por Rajoy a Antena 3 tv, el candidato a presidente del gobierno por el PP adelanta que cuando él gobierne va a modificar la Ley antitabaco, aprobada por todos los grupos parlamentarios -también el 'Popular'- a finales de 2010.

Esta Ley fue contestada en un principio por diferentes dueños de restaurantes, lugares de ocio y fumadores empedernidos. Estos últimos veían sus 'derechos' mermados, sin tener en cuenta la cantidad de años en que de manera absolutamente insolidaria han contaminado los ambientes vulnerando el derecho de los no fumadores. Los dueños de restaurantes alegaban que esta Ley les perjudicaría en el sentido de que, tras las comidas, los comensales consumían café y licores acompañándose de sus correspondientes 'fumar es un placer'.

A nadie de los contestatarios pareció importar tampoco el daño que para la salud provoca el fumar, tanto en los fumadores activos como en los pasivos, aquellos que se ven obligados a inhalar el humo de los demás. 

La relación directa entre el tabaquismo y enfermedades varias está científicamente probado. Al igual que el fumar es el origen de múltiples tipos de cáncer, no solo el de pulmón, lengua y laringe.

En el mundo actual en el que la ciencia ha alcanzado un desarrollo mucho más importante que las relaciones humanas no podemos obviar el daño que el fumar provoca en la sociedad. Simplemente centrándonos en el gasto inmenso que supone para la Sanidad pública el tratamiento de los enfermos cuyo mal deviene directamente del tabaco es para ponerse a temblar. El tiempo que estos enfermos acaparan a los médicos y demás profesionales sanitarios se resta del que pueda dedicarse a otros pacientes a los que la enfermedad les es sobrevenida sin más. La Sanidad no va sobrada en recursos, más bien lo contrario. Y no tenerlo en cuenta es una muestra indiscutible de un soberbio egoísmo.  

Además, es un tema ya superado. Con toda naturalidad el fumador sale del local público donde se encuentra para fumar su pitillo. Es algo ya asumido sin protestas. Y buena parte de los anteriormente fumadores han dejado de serlo en buena parte gracias a esta Ley.

Volver sobre estos temas es un clarísimo retroceso social y sanitario. Es una muestra del simplismo irresponsable de Rajoy, cuya apariencia es la de un señor mayor, plácido, centrado en sus libros y ubicado en el siglo XIX. Pero resulta ser un insensato botarate cuya puerilidad sale a la luz en el momento en que habla por sí mismo, en el momento que deja de leer los papeles que le escriben. ¡Un auténtico peligro! ¿Y este personaje va a 'dirigir' el futuro de España?

martes, 8 de noviembre de 2011

EL DEBATE: RUBALCABA-RAJOY

A pesar del encorsetamiento impuesto en el debate, ha habido más dialéctica de lo que se esperaba, y ha sido gracias a la insistencia hábil de Rubalcaba. En todo momento ha pisado realidad y los hechos concretos, con el tono de naturalidad que le es propio; con el 'Programa' del PP delante le ha hecho preguntas concretas a Rajoy inquiriéndole la clarificación que la ambigüedad del texto deja indeterminado. Rajoy no conoce el programa que se le atribuye.


Ha dado la sensación de que ha faltado tiempo en el debate. Incluso debería haber más debates para profundizar más y mejor en los diferentes temas. Rajoy ha comenzado -quizá con apariencia más tranquila- y Rubalcaba ha ido desgranando las concreciones de su programa y poniendo en apuros a un Rajoy que ha leído todo el tiempo sus intervenciones, incluso el mensaje final. Las palabras dirigidas a la ciudadanía por parte de Rubalcaba han sido una muestra más de ofrecimiento y de seguridad en que ni los derechos económicos ni los sociales, bajo su mandato, van a verse mermados, sino todo lo contrario, ha ofrecido garantías plenas. 
El genial Forges y hartazgo televisivo
Rubalcaba ha clarificado en todo momento cómo se financiaría cada una de sus propuestas. Ha confirmado que solicitará a la UE dos años de moratoria en relación a las deudas pendientes. Que exigirá las debidas aportaciones a las grandes fortunas, así como la colaboración de las entidades financieras: parte de sus dividendos para superar los momentos difíciles por los que estamos pasando.

El aprieto de Rajoy ha sido más que evidente al no saber/no contestar acerca de la financiación de una sanidad pública para todos y de calidad, al igual que una educación en términos semejantes. Los desmanes  Esperanza en Madrid han sido 'negados' por un Rajoy balbuciente.
Los calvitos Debate R-R
Se ha mostrado Rajoy  progresivamente más nervioso al no ser capaz de hacer ninguna concreción, ni tan siquiera ha demostrado conocer el contenido de su propio programa. Ha recordado aquel famoso 'Insultario' al lanzar contra Rubalcaba varios improperios: 'mentiroso' (varias veces), 'usted siembra insidias', 'usted dice insidias burdas' (tambien varias veces), 'falso'...

El guión de Rajoy estaba diseñado a piñón fijo. Y Rajoy ha convertido sus intervenciones en la lectura de los epígrafes de cualquier programa de una asignatura de bachillerato. Su actuación podría ser la propia del recitado de uno de los temas de cuando su oposición.

Ante las preguntas de Rubalcaba sobre qué haría Rajoy respecto a políticas sociales, y que ha desglosado rápidamente, 'divorcio', 'matrimonio entre homosexuales', 'aborto', 'investigación con células madre', 'muerte digna', 'píldora post-coital', 'la revisión del sistema electoral: mayor proporcionalidad y desbloqueo de las listas', igualdad', 'educación 0-3 años', 'horarios laborales y comerciales que permitan una mayor conciliación familiar', 'igualdad de oportunidades de hombres y mujeres', reestructuración de las fuerzas armadas', 'desaparición de las Diputaciones'...Rajoy no ha precisado nada más que la ley de matrimonios homesexuales se mantiene al arbitrio del Tribunal Constitucional y ha venido a decir que coincide con su oponente en la mayoría de lo enunciado, pero con una ambigüedad solo convincente para los suyos y los medios cavernícolas.

Rubalcaba ha hablado de la seguridad en España y el fin del terrorismo como uno de los logros de la sociedad, de la policía y del resto de las fuerzas armadas, y le ha recordado a Rajoy aquella su frase de cuando este fue ministro de Interior, "El que quiera seguridad que se la pague". 

Las encuestas que se están dando tras el debate dan por ganador a Rajoy. La única excepción hasta el momento es la del diario Público.

Con más tiempo y más rigor se verá un resultado más fiable. También se podrá comprobar si Rubalcaba ha sido capaz de movilizar a los potenciales votantes a su favor. Mi opinión personal es el de una clarísima victoria de Rubalcaba, más ágil, más convincente y más veraz frente a un Rajoy rígido, nada explicativo de los detalles concreto a los que Rubalcaba lo ha sometido.


domingo, 6 de noviembre de 2011

¿ABSTENCIÓN, VOTO NULO O VOTO EN BLANCO?

Apenas quedan quince días para el 20-N, día de las Elecciones Generales que determinarán la nueva composición de las Cortes españolas. En las conversaciones diarias se oye constantemente el descontento de mucha gente hasta el punto de algunos afirman ya que no van a ir a votar, otros dicen que votarán en blanco y algunos que su voto en las urnas será el pintarrajeo de alguna papeleta; o sea, nulo.

Sin entrar en los motivos de cada cual, cierto es que hay una clara diferencia entre una opción u otra.

Los que todavía hemos vivido bajo la dictadura de Franco, la hemos padecido y hemos entregado ilusión y tiempo por conseguir la DEMOCRACIA pienso que una gran mayoría de nosotros pensamos que ir a votar es absolutamente necesario y coherente con nuestro compromiso democrático. Por ello, desde este lugar instamos a que acudan a depositar en las urnas su opción por cualquiera de los partidos que optan legítimamente a representarnos en el Parlamento.

Pero cabe la posibilidad de que ninguna de las alternativas cumple con nuestros deseos. Bien porque no nos gusta esta Ley Electoral. Bien porque no existen listas abiertas, bien porque nadie despierta nuestro entusiasmo, bien porque de antemano se sabe ya quién es el ganador, etc.

En este caso, ¿votamos en blanco o convertimos nuestro voto en nulo? Para contabilizar los votos que cada opción política ha conseguido y que se traducen en parlamentarios, se contabilizan la totalidad de votos emitidos excepto los nulos. Es decir, los votos en blanco forman parte del cómputo total, mientras que los nulos No.
Siguiendo la Ley d'Hont, un partido debe obtener el 3% del total de los votos computados para que se le asigne un representante. De no alcanzar este 3%, no obtendrá ninguna representación parlamentaria. Por lo tanto, los partidos mayoritarios tienen siempre las de ganar con los votos en blanco. Mientras que es más difícil para un partido pequeño obtener un parlamentario, pues debe conseguir que sus votos alcancen este 3% de la totalidad de los votos emitidos. Y los votos en blanco cuentan para el cómputo total.

Si se está en contra del bipartidismo y se desea que partidos más pequeños puedan llegar al Congreso no debemos votar en blanco. Es un gravísimo perjuicio para la pluralidad representativa.

Reitero: el voto nulo no se cuenta en el cómputo total de votos emitidos. Este tipo de voto se desecha, no sirve para nada. Pero con el voto en blanco podemos perjudicar y muy seriamente a los partidos pequeños y que tienen todo el derecho a estar representados y defender las ideas de sus votantes.