lunes, 29 de octubre de 2012

LAS 'MODULACIONES' DE CRISTINA Y DE BAUZÁ

La ciudadanía, harta de tantas burlas y abusos contra los derechos de todo tipo que estamos sufriendo, se ha movilizado y ha salido a la calle protestando y en busca de justicia.

Ha surgido un Movimiento bajo el lema "Rodea el Congreso" cuya primera manifestación tuvo lugar el 25-S de este año. Ese día se produjeron actos, supuestamente provocados por policías infiltrados y que desencadenaron golpes de unos y de otros. La policía incluso invadió la madrileña estación de Atocha con los consiguientes porrazos a gente que esperaba tranquilamente la llegada de su tren. Hubo 64 heridos y 35 detenidos. A los identificados se les ha impuesto una multa de 300 euros, excepto al ciudadano Óscar González Regueira, al que le han caído 6.000 euretes debido a que fue él quien comunicó a la Delegación del Gobierno que tal manifestación iba a realizarse. Dicha información es el único requisito que exige la Constitucion en su art, 21.2.
A partir de ese momento y hasta la fecha del sábado, 27-O, ha habido tres manifestaciones más. Sin ningún incidente, sin acto violento alguno, totalmente pacíficas y reivindicativas, el 26-O, el 23-O y la citada del 27-O. En estas tres manifestaciones lo que no se ha hecho es comunicarlas a Delegación del Gobierno, pues el escarmiento de los 6.000 por cumplir con la legalidad quitó las ganas de que alguien en particular pusiera su nombre en dicho comunicado.


Ahora, Cristina, que ya soltó el globo sonda de que "habría que modular las manifestaciones", que, dicho con claridad, viene a significar la restricción del legitimo y libre derecho a la manifestación, lo cual vulneraría el art. 21 de la Constitución aún vigente, está obrando más sutilmente. Ha anunciado que a 300 personas participantes en la manifestación del sábado y que fueron identificadas por la policía -la que oculta el número de su placa-  se les ha abierto expediente administrativo y serán multadas en la cantidad que va desde 300 hasta 6.000 euros. Anteriormente, el 23-O, ya se pidió la identificación a cerca de 50 personas. Si sumamos a estos números las personas requeridas el 25-O, de llevarse adelante el mencionado expediente administrativo, al margen del suculento dinero que entraría en el ministerio de Interior, se habría conseguido la "persuasión" para que nadie se mueva de sus casas y, como borregos, nos mantengamos callados y condescendientes con todas las medidas bárbaras que a Rajoy se le puedan ocurrir. A él o a Merkel, que, para el caso, da lo mismo
La libertad de expresión nos habrá sido cercenada, y este desGobierno que tanto recuerda el fascio del pasado, andará sobre ruedas destrozando el resto de todos los derechos que nos hemos ganado a pulso.

En Baleares, Bauzá quiere amordazar al profesorado a través de una Ley que está también 'modulando';  los docentes con su plaza por oposición podrían ser desprovistos de su "condición de funcionarios". Se considerarán faltas graves y motivo del 'castigo' mencionado: "la violación de la imparcialidad, objetividad y neutralidad en el ejercicio de sus funciones realizando actuaciones que expresen posiciones personales, familiares, políticas, clientelares o de cualquier otro tipo que, utilizando las facultades que tiene, pueda vulnerar este principio".

¿Se imaginan al profesorado de Filosofía, Historia o Literatura explicando sus respectivas materias con "imparcialidad, objetividad y neutralidad" cuando la misma bibliografía utilizada en su labor docente manifiesta puntos de vista muy diversos e incluso opuestos?
¿Da lo mismo explicar a Nietzsche que a Santo Tomás, o analizar las obras de Pemán que las de Valle Inclán, o desmenuzar la figura de Franco y la guerra civil desde la posición del Diccionario de la Academia de Historia -por el que este desGobierno ha vuelto a regalar 100.000 euros de nuestros bolsillos- o desde la perspectiva de Ian Gibson o del buen amigo Germán Ramírez Aledón, por citar ejemplos excesivamente simples, para su claridad?
¿Dónde está la libertad de cátedra?, ¿Donde, la de expresión?

Está claro que la intención del desGobierno y el PP que lo sustenta es la de adormecer a los ciudadanos ante las atrocidades que día tras día nos anuncia y realiza en contra de buena parte de todos nosotros. La ruina se pasea triste e impunemente de la mano del PP, y el pueblo hambriento, con los derechos arrebatados debe permanecer impasible, callado y conforme. Esta es la pretensión de esta mala gente, sin ética ni principios honestos.

¿Qué debemos hacer? ¿Aceptamos el maltrato y la sumisión o nos rebelamos? Evidentemente lo segundo y todos unidos. Juntos somos muchos más y podemos. Pero debe haber un compromiso veraz entre los demócratas progresistas en ayudarnos mutuamente y no dar respiro a estos canallas. Cuanto más nos amenacen, más fuerte y unida debe ser nuestra respuesta. Nada va a sucedernos mientras nos mantengamos unidos. La unión, esa es la clave. 
Pensemos que las medidas por las que han suprimido el Estado de Bienestar no son transitorias, como dijo Soraya, son definitivas y para siempre. El Estado de Bienestar ya no va a volver. Nos lo han arrebatado y enterrado. Despertemos, conciudadanos, solo nos queda la dignidad de ser personas, eso no podemos consentir que nos lo quiten. La dignidad, jamás. Y con nuestra dignidad, intacta e íntegra, saldremos adelante con la cara bien alta y con el apoyo mutuo tan necesario en estos momentos. Saldremos, tened confianza. Pero doblar la testuz ante tanta desvergüenza y burla miserable de estos del PP, nunca.



sábado, 27 de octubre de 2012

QUIZÁ LA ÚNICA OPORTUNIDAD QUE LE QUEDA AL PSOE

El PSOE liderado por Rodríguez Zapatero comenzó a perder credibilidad entre la gran masa de votantes habituales desde el 10 de mayo de 2010 cuando, tras reconocer públicamente la crisis que estábamos sufriendo y recibidos los avisos de Bruselas,  el Presidente expuso  el decálogo a tomar:

1) Reducción de un 5% de las retribuciones del personal del sector público -los funcionarios-, así como la congelación salarial para 2011.
2) Reducción de un 15% del sueldo de los miembros del Gobierno.
3) Congelación de las pensiones para 2011, a excepción de las mínimas y las no contributivas.
4) Eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial (previsto en la Ley 40/2007).
5) Eliminación del ''cheque-bebé'' (2.500 euros) a partir de enero de 2011.
6) Adecuación de la cantidades de unidades en los envases de medicamentos, para ajustarlo a la duración estándar.
7) Reducción en 600 millones de euros en la ayuda oficial al desarrollo entre 2010 y 2011.
8) Reducción de 6.045 millones de euros, entre 2010 y 2011, en la inversión pública estatal.
9) Previsión, para las Comunidades Autónomas y entidades locales, de un ahorro adicional de 1.200 millones de euros.
10) Dependencia: las solicitudes para dependencia habrán de resolverse en seis meses, y no habrá retroactividad.

Con ello quedó claro a toda la ciudadanía la vinculación del Partido Socialista con el neoliberalismo económico que está acabando con nosotros. Y de ahí que tantos hablen de PPSOE.

El 20 N de 2011, frente a Pérez Rubalcaba, el PP ganó por mayoría absoluta las Elecciones Generales con un programa-ficción plagado de promesas que no solo no ha cumplido, sino que Rajoy, Presidente del Gobierno, las ha distorsionado en su total antítesis, hasta dejar a la España actual hecha unos zorros, con más del 25% de la población sin trabajo y sin visos de llegar a conseguirlo, con suicidios por los desahucios sin alma y una violencia brutal -tiroteos- en las calles, y al borde de un rescate que nos va a convertir de por vida en esclavos de la Europa rica.
La actual situación en España se puede representar con la imagen de un reloj de arena: un centro muy estrecho -la mínima clase 'media'- por encima de la que los ricos se han ensanchado descaradamente, y por abajo la pobreza ha ido aumentado de forma    gigantesca.  Los pobres, más, y más pobres. Los ricos, más, y más ricos. 

El PSOE como 'principal' Partido de la Oposición ha actuado en este casi un año de desgobierno del PP de manera inodora, incolora e insípida.

Las últimas elecciones autonómicas habidas en Galicia y Euskadi (21 de octubre) han dado otro gran mazazo al PSOE, a cuyo frente se encuentra Alfredo Pérez Rubalcaba, desde el 38 Congreso Federal de Sevilla, a primeros de febrero de este año. Un Congreso con 'tongo' en que 'venció' a su oponente, Carme Chacón, por 22 votos.

Muchos de los militantes que fueron a Sevilla como delegados tenían la ilusión de conseguir una democratización orgánica en este congreso. Se pidieron primarias, listas abiertas, elección directa de los órganos de dirección, y duración máxima de dos legislaturas en los cargos elegidos.

Rubalcaba obvió todo lo exigido y reforzó lo habido hasta este momento, aparato y sólo aparato. Mandatos desde un aparato cada vez más vertical y menos democrático.
Tras el gran fracaso del PSOE en las elecciones gallegas y vascas, se percibe un declive imparable del Partido Socialista, cuyo único freno no puede ser más que un nuevo Congreso  donde el partido cambie de forma radical y los paquidermos que llevan 30 años viviendo del partido se vayan a su casita, y entre gente con ansias de trabajar, bajo los ideales socialistas, al servicio del pueblo y olvidar la culturilla, tan arraigada, de meterse en el partido para vivir de él durante toda su vida.
Entrevistado Rubalcaba por la periodista Pepa Bueno, de la Cadena Ser, en el programa ''Hoy por hoy'', no se desprende de las palabras de aquél ninguna intención de cambio en el sentido arriba apuntado. Rubalcaba, oídos sus 'fieles', sostiene su empecinamiento en mantenerse en la Secretaría general del PSOE y procurar incluso "acuerdos con Rajoy para mejorar la grave situación española".
Al día siguiente y en el mismo programa, la entrevista es realizada al Presidente del PSOE, y también Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan. Y, éste, tras admitir errores del pasado, se manifiesta tozudo en mantener la estructura interna del Partido tal y como está, mostrando incluso un cierto malestar autoritario por los deseos de cambios orgánicos que buena parte de la militancia desea; incluso apunta la posibilidad de suceder él a Rubalcaba en su puesto de Secretario General.
Ni uno ni otro -ni Rubalcaba ni Griñán- parecen conscientes de que no es esto lo que la militancia y resto de la ciudadanía necesita. El aparato socialista participa de este sistema neoliberal que los demás detestamos. El PSOE debe abandonar esa soberbia que le impregna, descender hasta el pueblo llano, contagiarse de humildad y ofrecer la mano al resto de la izquierda para conformar un frente común. Sé de las dificultades que todo ello comporta, y de la casi imposibilidad de su realización. De hecho, un número importante de militantes está planificando, como protesta, el movimiento "Rodea Ferraz"

Es mucho el cambio que al PSOE se le exige para mantenerse como principal partido de la oposición. De conseguirlo, el bien al pueblo sería inmenso. La ciudadanía recuperaría quizá ese referente tan necesario del que ahora se siente huérfana. Y quizá también se podría frenar la reacción violenta que, más bien pronto que tarde, va a producirse en esta España saqueada sin misericordia por unos absurdos poderes político-financieros empeñados en acabar con este noble pueblo.
Si los actuales mandatarios del Partido Socialista no se muestran acordes con bajarse de la peana y actuar seriamente como su ideario indica, Como un partido de auténtica izquierda, queda claro que está abocado a su desaparición. Y demasiados no estamos dispuestos a que este hecho suceda.







martes, 23 de octubre de 2012

PP: BARRA LIBRE

El pronóstico, aunque no deseado, se ha cumplido. A pesar de todos los incumplimientos de su programa electoral, a pesar de sus mentiras, a pesar de una Reforma Laboral totalmente injusta y opresora para el trabajador, a pesar de los recortes en farmacia, en Sanidad y el  brutal desmantelamiento de la Educación Pública en pro de la Privada, a pesar de la aniquilación de la Igualdad de Oportunidades y su sustitución por la microeducación para los hijos de los pobres y la macroeducación para los hijos de casta, sin tener en cuenta la valía propia de unos y de otros. A pesar de las mentiras, trampas y contradicciones respecto a qué se va a hacer con la Pensiones -y en Galicia son cerca de 800.000 los pensionistas-,  Feijó se ha alzado con una amplia mayoría absoluta en una tierra que parece haberse olvidado del chapapote del Prestige y de las 'Preferentes' de Novacaixa-Galicia, esa entidad que ha proporcionado jubilaciones archimillonarias a sus dirigentes, mientras estafaba a su clientela.

Un pueblo humillado justo por un 'hijo de' esta tierra; un pueblo obligado a emigrar por el planeta para no morir de hambre; un pueblo sojuzgado y escarnecido por el poder dictatorial ha vuelto a doblar la testuz ante sus explotadores amos, la derechona recalcitrante del PP.  

Este PP se ha trabajado exquisitamente el voto, reiterando sus mentiras amenazantes,  y 
para mayor seguridad en los resultados, en el mismo Ourense se realizó, a las mil maravillas, una práctica en la que el PP es maestro: se trajeron a votar a todos los enfermos, ancianos y monjitas, en diferentes viajes, para no cansarlos, y así que cumplieran el santísimo sacramento de votar PP, con las indulgencias plenarias que tal hecho conlleva.


Tras el ''gran triunfo'', hábilmente extrapolado por Cospedal, la más cínica, a toda la veneración que algunos españoles sienten por Rajoy Brey y sus recortes, "absolutamente necesarios" para continuar en esta crisis abominable, y una vez reforzado el pontevedrés, el PP ha sacado pecho y ha decretado su peculiar BARRA LIBRE para desdicha de los ciudadanos de siempre, los que menos tienen, los más frágiles y desprotegidos.

Antes de cumplirse las 24 horas del triunfo en Galicia nos deleita Montoro con un nuevo invento para exprimir un poquiello más a los ciudadanos previa y hábilmente  desprestigiados, los FUNCIONARIOS.  El desGobierno decretó en el mes de julio el NO PAGO de la catorceava parte del sueldo, la  conocida popularmente como PAGA EXTRA DE NAVIDAD, a la 'privilegiada clase funcionarial'. Pues bien, el remate de la faena lo hacen público el 22 de octubre: Los funcionarios no sólo no cobrarán la Extra navideña, sino que tendrán que cotizar el correspondiente IPC de la misma. Es decir, tienen que pagar por algo que no cobran, y, además la retribución no cobrada, pero por la que sí se cotiza, no  computará a  la hora de fijar el pago de la pensión. Así lo recoge El país en su versión digital vespertina  del día 22.

Y esto, recordamos, no es más que "el inicio del inicio" y nos encontramos muy en el inicio. Sin posibilidad siquiera de vislumbrar "el inicio del fin", que, de momento,  desconocemos si existe.


Desde ahora los despertares de cada día ya no van a ser agónicos por las nefastas noticias que nos vomitan los medios de comunicación, sino que muchos vamos a desear que no amanezca nunca más, tal es la tristeza y horror que puebla el ambiente, sembrado por este PP incapaz y fraticida. Si ayer tarde repudiábamos la indecencia de la paga extra de diciembre, hoy Cospedal -la voraz y celosa de un "de" que la 'titule'- se muestra sádica con aquellos más necesitados y más frágiles, los dependientes.

Y mientras, se están tramitando en el Congreso unos presupuestos que se aprobarán con los votos solitarios del PP, que conseguirá superar las 11 enmiendas a la totalidad, y que serán el soporte para acabar por completo con aquel Estado de Bienestar que Felipe González instauró en esta sociedad fatigada por los abusos del fascio franquista, y que Rodríguez Zapatero, en su primera legislatura, confirmó. 



A partir de su triunfo gallego cabe esperar cualquier cosa. De la ciudadanía va a depender ahora postrarse como borregos ante los injustos y antidemocráticos caprichos de una derecha incívica o manifestarse como seres humanos con libertad de pensamiento y con una expresa voluntad de no soportar ni una más de las medidas con las que el PP nos está arruinando e intentando domeñar.

De un plumazo, este PP despótico ha barrido nuestros derechos económicos y sociales sumergiéndonos en una situación de triste impotencia que sólo podremos superar a través de la unión de toda la IZQUIERDA española. Y, si no hay otro remedio, la solución tendrá que producirse a través de la revolución. Lo que sea menos tolerar la vuelta de tuerca que nos devuelva a un pasado odioso y dictatorial.





lunes, 15 de octubre de 2012

DE NECIOS Y TRUHANES: EN MEDIO, WERT

Jose Ignacio Wert, ministro de Deseducación parece que tiene intención de pasar a la historia, aunque sea por sus continuas necedades. Desde su nombramiento como ministro ha mostrado una incompetencia tal en sus decisiones, que ha conseguir poner contra él a todos los estamentos que abarca su ministerio: los artistas, los profesores, los alumnos y los padres de estos, los rectores, los deportistas....y con su despotismo y soberbia en el asunto de Cataluña ha encizañado todavía más la cuestión con sus desafortunadas palabras. "españolizar a los niños catalanes". Preguntado una y otra vez sobre sus expresiones, chulo él, se reafirma en lo dicho, haciendo más espesa la cortina de humo que conviene tanto a Mas ,con su extravagante independentismo, como a Rajoy con  el extremo fracaso de su política de recortes que ya a nadie convence de la UE.

La defensa de Rajoy -cobarde siempre e incapaz de aceptar la responsabilidad de sus decisiones- es que el anunciado separatismo de Mas, al frente de CiU en Catalunya ha desconcertado a los mercados, que estaban absolutamente convencidos ya de las "bondades "de la política rajoyiana. La culpa de que su prima, la de riesgo, no baje, ni que los gobiernos de países ricos de Europa miren al presidente del gobierno español como un bicho cada vez más raro y que no inspira confianza es, según el presidente, de Artur Mas y su manía de la independencia catalana, justo ahora.

El deseo de Catalunya como Estado independiente y defensor de su cultura y su lengua no viene de Artur Mas, sino de muy lejos, es algo interiorizado en el corazón de los catalanes y que podría remontarse al rechazo a los Decretos de Nueva Planta del borbón Felipe V, y posteriormente a la primera década del siglo XIX (1830), y estructurado políticamente en las últimas décadas del XIX, aflorando con mayor o menor fuerza desde entonces  -en función -las más de las veces- de las presiones del 'nacionalismo' centralista. La fotografía más abajo reproducida es de 1932.
A Artur Mas le viene de perillas las respuestas agresivas del desgobierno central y especialmente las palabras de José Ignacio Wert, para entrar al trapo de las mismas y hacer olvidar momentáneamente los bárbaros recortes en sanidad, educación y dependencia. Porque CiU ha ido en Cataluña por delante del desgobierno central en aplicar los funestos recortes a niveles prácticamente insuperables. Y es que no podemos olvidar que la federación CiU es  hermana de la ideología neoliberal del PP. De hecho, Rajoy parece haber copiado de Artur Mas la indecencia de sus recortes para aplicarlos al resto de los españoles.
CiU y PP están condenados a entenderse, pues su pensamiento respecto al capital como valor primero y último los une como siameses. Sus desavenencias ahora por los exabruptos de Mas acerca de la soberanía de Cataluña y las respuestas del desgobierno central son cortinas de humo, que en uno y otro caso pretenden hacer olvidar el Estado de Malestar en que la casi totalidad de los españoles nos hallamos. Las grandes fortunas están enriqueciéndose más con la crisis, solo tributan el 1%, mientras el resto de la ciudadanía camina en picado a la pobreza y a la hambruna.
Y el ministro Wert es experto, con sus exabruptos, en llenar el ambiente de una espesa niebla que impide ver cómo crecen las diferencias, abismales ya, entre ricos y pobres
Después de desmantelar la Educación pública, impedir en la práctica que los hijos de los no ricos -la inmensa mayoría- puedan acceder a los estudios universitarios- y 'ayudar' con dinero de todos a los centros que disgregan por sexo a los alumnos, lanza otra de sus 'perlas': Acusa de "acto  político de extrema izquierda" a las AAPP (CONCAPA - CEAPA), que llevarán a cabo una serie de actuaciones desde el 15 al 19 de octubre, cuya culminación es la convocatoria de huelga a la que también se suman ellos junto al Sindicato de Estudiantes para el día 18. Todos piden la dimisión del ministro por sus constantes disparates. Pero, en realidad, a quien se debería pedir la dimisión es a Rajoy, el supremo artífice y responsable  al acatar lo que sus ministros dicen y hacen.
Pero Wert ni dimitirá ni le obligarán a hacerlo mientras no se apruebe el bodrio de nueva Ley de Educación, LOMCE. Es un elemento indispensable para Rajoy es estos momentos, lanzando balones fuera.

La situación actual es realmente preocupante: Los servicios sociales tienen que ayudar en estos momentos a más de ocho millones de personas. Y un tercio de los españoles con la 'suerte' de tener un trabajo  cobran el equivalente al salario mínimo interprofesional, 641'40 euros mensuales. ¿Adónde nos conduce este Desgobierno de Rajoy?
Si se produce el tan cacareado rescate -que se va a producir-  estaremos ya totalmente atrapados por los países ricos de Europa, estaremos como Grecia o Portugal, y con la impotencia de decidir qué es mejor para el conjunto de los españoles. Nuestro estatus de esclavos está ya decidido. Pero no es menos indiscutible que a partir de este momento cualquier cosa puede suceder. 

Cierto es que la respuesta del pueblo español, hasta el momento, es demasiado tibia ante los insaciables recortes. Quizá influya la política del miedo, intensificada por el desgobierno y todo el aparato del PP. También debe de contribuir la ausencia de liderazgo en la oposición, lo que se traduce en un sentimiento de orfandad ante la solución de tan graves problemas. No es ajena tampoco la lentitud inadmisible de la Justicia a la hora de resolver cuestiones serias.
Al cabo de diez años del desastre del Prestige (los 'hilillos de plastilina' de Rajoy) se abre ahora el juicio pertinente.
Los casos de corrupción, tan extendidas en nuestra geografía, aunque con un fuerte epicentro en el País Valenciano, siguen en el aire, sin una contestación solvente por parte de la Justicia. Mientras, los mismos jueces son extremadamente rápidos en juzgar y condenar a Baltasar Garzón por estudiar valientemente las responsabilidades de la Gürtel e intentar solucionar los gravísimos problemas de la Memoria Histórica.

Todos estos hechos son causantes de la paralización de un pueblo amedrentado. Por ello consideramos la necesidad de denunciar las tropelías e infundir seguridad en la defensa de todos nuestros derechos. Derechos que nos hemos ganado y nadie nos ha regalado.




sábado, 13 de octubre de 2012

EL PROBLEMA DE CATALUNYA

El problema de Catalunya no es su afán de independentismo, sino que la  ciudadanía catalana ha caído en la trampa de CiU, a cuyo frente se halla Artur Mas, el señyoret. Ha demostrado el señor Mas unas dotes de interpretación dignas de un actor profesional, y una astucia tal como para tenerlo muy en cuenta.


No podemos olvidar que CiU es una federación de dos partidos de ideología neoliberal y democristiana. Es decir, van de la mano del PP. En Madrid, en el Congreso, Durán  manifestó pronto su ayuda al PP, abrió la botella de oxígeno más ultra cuando en enero Rajoy anunció 'el inicio del inicio' por boca de Soraya: los recortes de las cuentas públicas habían comenzado.
En Catalunya, desde que Artur Mas es Presidente de la Generalitat, el PP catalán ha ocupado el mayor número de puestos públicos y se ha visto potenciado por CiU, como jamás se había podido imaginar al ayudar a formar Gobierno a CiU, al que le faltaron seis diputados para la mayoría absoluta. La botoxiana Alicia Sánchez Camacho ha visto su protuberante hocico pasearse como jamás por su cabeza pudo acontecer. Hasta el nombre del partido ha sido modificado: de "PP de Catalunya" ha pasado a denominarse "PP Català".
 Artur Mas ha llevado al pueblo de Catalunya a situaciones de auténtico desespero con una flema de hielo gracias al apoyo fervoroso de Alicia: recortes sociales, fuerte disminución en la contratación de interinos, brutales recortes en salarios, desaparición de empresas y organismos públicos. El tema de la Sanidad es para vivirlo en primera persona, porque cuando los afectados te lo cuentan parece dantesco. Junto a ello, el PP ha impuesto sus peculiares 'caprichos' que ya conocemos: no a las operaciones de cambio de sexo o a las inseminaciones artificiales, recorte máximo a las ayudas a víctimas del terrorismo. Y en cuanto al 'olvido' de la memoria histórica había ya plena coincidencia entre la ideología de CiU y la del PP.

Es decir, que un Artur Mas vilipendiado por la sociedad catalana, con fuertes protestas en la calle por las medidas tomadas contra el pueblo desde que alcanzó la Generalitat, de repente se convierte en un héroe al proclamar sus medidas independentistas y el adelanto de las elecciones en Catalunya para el 25 de noviembre, y ello bajo la envoltura de la bandera independentista.

Siento un profundo cariño y respeto por Catalunya y por los catalanes. Quizá por ello me duela más el engaño que éstos están sufriendo, motivados por sus legítimos deseos de pueblo soberano, que en el presente caso no son más que una inmensa e intensa cortina de humo de un Gobierno neoliberal para ocultar las tropelias que contra los ciudadanos ha realizado, y que sigue pisoteando los más profundos derechos de sus ciudadanos. Gobierno que CiU  pretende ganar nuevamente, y ahora por mayoría absoluta, con la milonga de la bandera independentista catalana y seguir sojuzgando al pueblo.

Las relaciones con el PP se han enfriado y mucho, hasta puntos esperpénticos. El ministro de Exteriores, García Margallo,  habla de que el grito de independentismo catalán deteriora la "marca España", Rajoy dice que la incrementada ofensiva de los mercados se debe a la publicidad y seriedad con que se anuncia el soberanismo catalán. El mediocre Rajoy, el de los 'hilillos de plastilina', es incapaz de aceptar sus equivocaciones, necesita siempre echar las culpas a los demás, en este caso al pueblo catalán. Y la última guinda para alimentar el ambiente caldeado ha sido la del ministro de Deseducación, Wert, escenificando sus ansias de "españolizar a los alumnos catalanes". Y es que la catalanofobia del PP es conocida por todos.

En el Pais Valencià, la catalanofobia, cultivada y difundida por el PP, ha hecho estragos. Aprovechando la ignorancia de la gente, el PP ha fingido protegerla y defenderla de las rapiñas de los catalanes: nos han robado la cultura, la fruta, las hortalizas, los escritores. Nos quieren imponer su forma de hablar, que nadie entiende. El valenciano nada tiene que ver con el catalán, el idioma es el valenciano, no lo que hablan en Catalunya. Nos quieren imponer su televisión, quieren apropiarse de nuestro territorio, etc., etc., Las barbaridades más grandes contra el Pueblo Catalán, infundiendo un odio sin sentido, y muy difícil de combatir, han sido divulgados fehacientemente por un PP cerril y monocorde.
Artur Mas debería, como mínimo, haber defendido al pueblo catalán; y, en lugar de ello, lo traiciona aliándose por conveniencia propia con el PP.
La trampa urdida por Artur Mas no debe encandilar ya más la inocente credibilidad de los ciudadanos catalanes, no se lo merecen. Es un pueblo trabajador y noble, y si desea llevar a cabo sus sentimientos soberanistas, alimentados durante tantos años, debe hacerlo por sí mismo, no por las argucias de unos truhanes con ansias desmedidas de poder. Y antes que nada, debe recuperar la dignidad, los derechos sociales y los económicos que Artur Mas le ha sustraído. Después, lo demás.




sábado, 6 de octubre de 2012

INSULTOS Y GROSERÍAS, ¿EN EL ADN DEL PP?

Primero fue Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP, que es su rabia pasional por la decisión del juez Santiago Pedraz, sobreseyendo las acusaciones de delito contra unos participantes del  25-S (en un auto magistralmente razonado y en el que comenta, además, el que estas protestas de los manifestantes del 25-S se deben, entre otras cosas, a "la decadencia de la clase política", sin mencionar a nadie en concreto), ha vomitado los exabruptos propios de gente maleducada y ordinaria contra el magistrado al que ha insultado personalmente como "pijo ácrata" -entre otras lindezas- y de" utilizar las togas y la Audiencia Nacional para hacer demagogia"; igualmente le hace responsable de cualquier agresión que pudiere sufrir algún diputado. Es más, el prototipo de auténtico "pijo chulito" que representa el tal  Hernando manifestó sus dudas acerca de la 'calidad jurídica' del magistrado.
Y aunque posteriormente ha querido rebajar su nivel de insulto personal y ha matizado alguna  que otra cosa, lo ha hecho por clara cobardía, pero las hemerotecas y filmotecas ahí están para reflejar la verdad.
Y es que el PP no tolera que nadie le lleve la contraria. Bien que apoyaron a los jueces que, injustamente, apartaron temporalmente a Baltasar Garzón por denunciar las trampas y corrupciones de la Gürtel en que tantos del PP están imputados. Y por defender a los masacrados por la dictadura sangrienta de Franco, procurando que los familiares recuperen a sus asesinados perdidos en fosas anónimas por la geografía nacional.
La injusticia realizada al juez Baltasar Garzón marca un hito en la decadencia de la democracia de este país. Tiempo al tiempo.
Ahora ha sido otro sujeto del mismo partido, José Manuel Castelao Braña, persona de Feijó, y recientemente propuesto por Fátima el lunes, 1 de octubre, como Presidente de la Ciudadanía Española en el Exterior, el que ha tenido que dimitir, al cabo de cuarenta y ocho horas, por sus expresiones extremadamente vulgares y sexistas, propias de un ser repulsivo y que nadie con un mínimo de dignidad puede consentir. 

En una reunión interna del Consejo General de Ciudadanía Española en el Exterior se originó el infortunio: La desafortunada frase se produjo cuando el pasado martes, Castelao Bragaña estaba reclamando el acta de la reunión a la mesa de educación del consejo que representa a los emigrantes, pero faltaba un voto para formalizar el documento. "No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez. Las leyes son como las mujeres, están para violarlas".

Después, y al exigirle que pidiera disculpas, lo hizo aunque sin mentar el porqué de sus excusas.
De todas formas, y al margen de las groserías, el poco rigor en formalizar los documentos le hacen también incapaz para el desarrollo de tal cargo. Ha demostrado fehacientemente lo poco que le importa la Ley, que, según este tipejo, 'está para violarla.' Es un ejemplo típico de un perfecto pepero, que viene a recordarnos a aquél otro de la 'manteca colorá' y su desprecio por los que él considera que están 'por debajo de'.

Un personaje público, pues ha desempeñado el cargo de diputado en Galicia y  ya fue presidente del Consejo para el que ahora había sido nuevamente propuesto, al soltar espontáneamente la procaz frasecita de "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas" demuestra que no es la primera vez que profiere tal obscenidad, sino que es algo que tiene muy interiorizado. Y este mensaje, impúdico en cualquier boca, dicho por este sujeto debería ser constitutivo de delito, pues incita a la VIOLACIÓN y a la DESOBEDIENCIA DE LA LEY. 

Al PP le viene grande su mayoría absoluta. Están locos por no perderla, y en esta su embriaguez van desbocados y sale lo mejor de ellos mismos. Nos han quitado nuestros derechos sociales, nos han empobrecido, han aumentado brutalmente el número de parados, y no se contempla ninguna salida a esta política de recortes; recortes siempre para los mismos, para los menos pudientes y más sensibles. "Disminuirá el paro cuando la economía crezca", perogrullada de Rajoy. ¿Es ese el futuro que nos espera? ¿Un círculo vicioso y sin salida? Pues justo esto es lo que nos depara el PP.


Mientras, la encuesta del CIS continúa dando la mayoría absoluta al PP en Galicia, donde hay cerca de 800.000 pensionistas, en tanto Rajoy está ocultando qué va a hacer con las pensiones hasta pasadas las elecciones gallegas y vascas, ¿no se lo imagina la ciudadanía gallega y especialmente los pensionistas? Y Feijó, en una clara manifestación de mentiras, promete que no va a subir los impuestos, a sabiendas de que su incumplimiento es forzado. Justo lo mismo que repetía Rajoy antes de las Elecciones Generales del 20-N, y ya se ve cómo no sólo no ha ejecutado sus promesas electorales sino que ha hecho precisamente lo contrario. ¿De verdad despierta Feijó, o las gaviotas ahora ocultas, credibilidad? ¿No es demasiado "déjà vu"? 

Es incomprensible la ceguera de un pueblo al que un PP, soberbio de poder y dinero, tiene sojuzgado y humillado.