jueves, 31 de enero de 2013

¿HASTA CUANDO LA MONARQUÍA?

Hoy ha sido el cumpleaños, 45 dicen, de Felipe de Borbón. A propósito de esta fecha los diferente medios de comunicación han hablado y no poco de la ''preparación'' del Príncipe, algunos se han atrevido a insinuar que Juan Carlos debería abdicar en su hijo para salvar a la monarquía. Algunos más osados daban la excusa de lo ''tocada'' que estaba la Corona, principalmente por la imputación de Iñaki Urdangarín en el caso Noós. Incluso ha habido alguno más audaz que ha nombrado al propio Juan Carlos como decisorio per se en la opinión menos afectiva que despierta entre las gentes, Corinna y los viajes constantes del rey a cazar y a sus diversiones propias y su falta de amor a Sofía han salido a la palestra igualmente, como nunca antes. Y la misma Sofía, con su porte de esposa sonriente que aguanta como una santa todos los despropósitos del marido, tampoco es considerada como un buen ejemplo para nuestras jóvenes, a las que la civilización, el saber y la cultura las ha moldeado como mujeres independientes,  no sumisas al varón y concienciadas de no consentir ningún maltrato, ni psicológico ni físico.

Los dos grandes partidos, los que aparentan pelearse como niños, el PP y el PSOE, tan cercanos en los apoyos financieros a costa del hambre del pueblo, también en este asunto muestran su comprensión ante el Rey, al que parecen reverenciar como persona a la que le debemos todo lo que tenemos o hemos tenido la paz: La democracia, la libertad, el bienestar social, la sanidad universal y pública, la educación también publica. Ambos partidos (el PP de ahora se llamaba en aquellos momentos Alianza Popular a cuyo frente estaba Fraga, devino después en Unión de Centro Democrático con Adolfo Suárez -el guapo del momento- y de aquí -por descomposición interna- nació el PP que conocemos), cada cual a su modo defienden al rey, la monarquía constitucional.

Del PP todo es creíble, y por lo que se ve del PSOE también. Viven muy cómodos.Treinta años ocupando cargos importantes en política y viviendo de ella ni se les pasa por la cabeza que el pueblo tenga deseos de cambiar este sistema.

El PSOE parece haber olvidado que Juan Carlos fue un admirador del más sanguinario de los dictadores, Franco; éste lo designó su ''heredero'' sin contar con la opinión del pueblo. Juan Carlos juró los Principios del Movimiento Nacional, no la Constitución del 78. Llegó pobre y hoy es una de las grandes fortunas existentes. Sus amigos son grandes dictadores, los jeques árabes, millonarios españoles que abusan de los trabajadores de este país. Y a él no le importa porque para él los españoles somos solo sus súbditos, no ciudadanos. Y todavía se permite darnos lecciones de ''amor'', buen comportamiento'', de ''justicia'' y de ética la Nochebuena de cada año
.
Sus relaciones con los jerarcas eclesiásticos, Ratzinger, Rouco, Martínez Camino...son fluidas y amables. Quizá no sepa ni le interese que a estos ''pobres'' les hemos regalado casi 12 millones de euros a través de la indecencia de este desGobierno. Pero también Zapatero y los anteriores presidentes de Gobierno siempre dieron un trato de favor económico y social a esta Iglesia,  la que paseaba a Franco bajo palio.

Los más de los medios de comunicación han estado ensalzando las cualidades de Felipe, su edad y preparación para suceder a su padre en el trono.
Ninguno de estos medios ''normales'' (no me refiero, claro está, a los independientes y libres) ha recordado al pueblo español que Juan Carlos proviene y se ha educado en un régimen fascista que dio un golpe de estado al legitimo régimen que nos habíamos dado los españoles, la II República.

No, todo ha sido más superficial y estúpido de lo que en estos tiempos de autentica injusticia social y económica nos merecemos los ciudadanos. Y los ciudadanos tenemos derecho y queremos elegir a nuestro Jefe de Estado, no que nos lo impongan.


domingo, 20 de enero de 2013

Y USTED, ¿POR QUÉ NOS SIGUE TOMANDO POR IMBÉCILES?

Este fin de semana de san Antón han salido a la luz publicaciones que ponen al partido de Rajoy y a este mismo contra las cuerdas. La reapertura por la Audiencia Nacional de las posibles vinculaciones con la trama Gürtel de Luis Bárcenas, administrador y ex tesorero del PP, y ligado a este partido por más de 28 años, han traído consigo la noticia de cuentas de este señor en Suiza por al menos 22 millones de euros, así como otros negocios en Argentina y compartidos con el también ex tesorero del PP, Ángel Sanchis, que tuvo que dimitir de su cargo  en 1988 por el escándalo de caso Naseiro. El Mundo ha dado cumplida información al respecto.

Igualmente se ha hecho público por El País los sobres de entre 5.000 y 15.000 euros mensuales de dinero negro a distintos cargos del PP, práctica quizá alentada por el mismo Aznar. La situación de indignación general, incluso entre la gente que movida por el miedo no se había atrevido a manifestarse, es ya imparable.

Además, según el entorno de Bárcenas, éste blanqueó 10 millones de euros amparándose en la amnistía fiscal que promulgó Montoro: la Ley que ampara a los defraudadores.


El escándalo mayúsculo es el último de los muchos en que mandatarios del PP se ven involucrados: Francisco Camps, Ricardo Costa, Jaume Matas -condenado ya a seis años de cárcel por el caso Palma Arena-, Ángel Currás,  José Luis Baltar, Pablo Crespo, Jesús Sepúlveda, Alberto López Viejo...La mayor y más desvergonzada de las corruptelas de toda la democracia.

Son demasiados delitos -evasión de capitales, cohecho, delito fiscal...- comprimidos en un único vaso, el PP, que pueden hacer volar por los aires a este partido. La financiación ilegal del PP es lo que está en juego, y a la Justicia no debe temblarle el pulso a la hora de dictar sentencia. Pagó injustamente el juez Garzón por el comienzo de esta investigación.

En la clausura de la XX Intermunicipal del PP en Almería Mariano Rajoy ha negado cualquier relación del ''asunto Bárcenas'' con el Partido Popular. Ha afirmado la honradez de sus miembros, ha dado la cara por la gestión de los tres últimos secretarios generales, Arenas, Acebes, y Cospedal y ha afirmado contundentemente que, 'de saber alguna irregularidad en el partido, no le temblaría la mano'. 

Mariano Rajoy se ha manifestado fehacientemente como un profesional de la mentira. Cualquier cosa que pueda aseverar o prometer no tiene ninguna credibilidad, todo lo contrario. ¿Por qué no recuerda el apoyo incondicional a Bárcenas cuando el inicio de investigación de la Gürtel? ¿Acaso ha olvidado también el pago de 350 euros diarios al gabinete del entonces tesorero, su coche oficial, secretaria y despacho en Génova, 13? ¿Es que desconoce que hasta el mismo miércoles, 17, Bárcenas seguía yendo a la sede del PP, a su sala que contenía ''cosas'', contaba con secretaria particular y coche oficial pagados por el PP? ¿O más bien, en ese su desprecio a la ciudadanía española, pretende seguir tratándonos como imbéciles?

¡Si hasta las trampas de Urdangarín en el desdichado Noós han sido realizadas en connivencia con mandatarios del PP!

No sé qué es peor, un presidente lelo que no se entera de lo que sucede a su alrededor, o un presidente corrupto, aunque lo sea por omisión. Rajoy no tiene salida. Al margen de las investigaciones judiciales, Rajoy debe ya dimitir y convocar elecciones generales.

Váyase ya, señor Rajoy. Queremos una DEMOCRACIA digna, que respete los derechos fundamentales y en donde se deje ya de robar al ciudadano. Que haya igualdad de oportunidades y que los privilegios dejen de pertenecer a la clase rica.

Aprovechemos para cambiar la LEY ELECTORAL, que las listas de los partidos sean ABIERTAS, que los mandatos tengan una duración máxima de OCHO AÑOS (así será muy difícil ser corruptos), y que la ELECCIÓN por parte de los ciudadanos sea DIRECTA.


sábado, 5 de enero de 2013

REALES INTERPELACIONES TRAS LA ''ENTREVISTÍSIMA'',

Tampoco era necesario que Hermida hipotecase definitivamente su tupé, pero lo hizo. El final de un  siempre servilismo cortesano. Con ello el desprestigio de una TVE que pagamos todos se vio incrementado y Juan Carlos I quedó como La Chata, sangre de azul borbónico en las venas.

La preocupación del monarca ha calado en nuestras almas: ''Nos falta por conseguir una  España más igualitaria y más justa''. Cierto, Majestad. El problema es que no sabemos qué hacer ya para cumplir con vuestros reales deseos.

Hemos intentado entrar a vuestro trapo sobre el 'grave problema' español venido de tierras catalanas, pero por ahí nada vemos preocupante. Por todo ello:

Majestad, ¿Hemos de jugar a hacer diana ''corinneando'' por Botsuana? ¿Acaso debemos prácticar el tiro al aire con algun frater nuestro? ¿O quizá haya que amamantar yernísimos noósianos? ¿Debemos mostrarnos como soberbios maltratadores con la legítima que Dios nos dio? ¿O bien hemos de llenar nuestros cuerpos de prótesis de ultimísima generación y pasear muletas con semáforos? ¿Cuántas veces, Majestad, debemos hacer sonoros ridículos con nuestros torpes traspiés? ¿Cómo, Majestad, podemos llegar a ser una de las grandes fortunas mundiales si entramos con lo puesto?

Es difícil, tremendamente difícil, Majestad, desde nuestra ignorancia poder calmar esa sed de igualdad y justicia como vos deseáis para esta pobre España.

Comprobamos hora a hora, segundo a segundo, cómo España se diluye entre nuestras manos, se nos muere y nada podemos hacer. La están matando los suyos, Majestad, todos   esos que dicen amarla tanto, igual que vos. La han despedazado y se la están zampando en Suiza, en Belice...Ni los huesos quedan.

Los españoles, Majestad, hurgan por las basuras en busca de no morir de indigestión. Hay muchos en la cárcel, Majestad, clamando por esa Justicia que también ha huido.

Nos han despojado, Majestad, de todos nuestros derechos. Solo nos queda ser pobres en silencio. ¿Cómo podemos en estas condiciones, Majestad, cumplir y hacer cumplir vuestros deseos?

Sentimos un profundo pesar, Majestad, al comprobar que para vos 75 años no son nada. Que 'la vida sigue igual'.

Tampoco los otros, los Magos, tienen nada que ofrecernos. Ya veis, incluso nuestro buen amigo Andrés Rábago no tenía hoy otra cosa que mostrarnos, Majestad. Comprobadlo con vuestros propios ojos,
Esperamos en medio de la desesperación, Majestad, que un día cercano ya -no podemos esperar demasiado- podáis descansar y nosotros lucir nuestros amados trajes de fiesta tricolor.

Majestad, con nuestros mejores deseos de un deseado y merecido descanso sin cortes para publicidad.




martes, 1 de enero de 2013

¿FELIZ Y PRÓSPERO AÑO 2013?

Acabamos de entrar en 2013, según el calendario gregoriano por el que nos guiamos. Ésta ha sido lo que popularmente se conoce como Noche Vieja, la última del año que se despide, en este caso 2012. Durante todo el día las imágenes de gente feliz, con sus disfraces alegres, brindando bastantes horas antes por la pronta llegada del nuevo año ha llenado las calles y plazas de varias ciudades españolas.

La gente se ha mostrado ''feliz por encima de sus posibilidades'', como si hubiera injerido adormidera que le impidiera pensar que tan solo unas horas después la vida va a resultar más penosa para la inmensa mayoría. El día 1 entran en vigor nuevas y sin compasión subidas de precios. 

Sube la electricidad, no se sabe cuánto. Un mínimo de un 3%, pero la media estará entre un 5% y un 6%. Sube el combustible, la gasolina y y el gasóleo. Sube el transporte, los trenes de cercanías y regionales -los que más utiliza la gente- un 3% de media. También el transporte urbano. Suben los peajes de las autopistas. Sube el teléfono. Sube la Fiscalidad: el IVA de la vivienda nueva, desaparece la deducción por obras de mejora, los premios de loterías y lotos quedarán gravados en un 20%...Sube el IBI, las tasas municipales y demás impuestos.

Todo, un cóctel letal para la economía de las familias.

Los nuevos parados cobrarán menos a partir del sexto mes. Los que hayan rebasado los dos años de desempleo perderán la prestación.

Este es el ''valor añadido de este 2013'', de entrada. Falta por conocer qué otras medidas guarda Rajoy en la faltriquera. 

Todo esto hay que sumarlo al año que Rajoy lleva al frente de este desGobierno. Sí, Mariano Rajoy, un señor de andares a zancadas, gafas, pelo teñido y barba. Pontevedrés de gentilicio, Registrador de oficio oficial y en política de toda la vida. Sus cargos ocupados, muchos y variados, ninguna huella en los mismos; algo así como 'incoloro, inodoro e insípido'. Pero ahora sus pisadas han comenzado a dejar huellas casi imborrables. Lo ha arrasado todo. Su deshacer ha sido sin pausa y desde varios frentes a la vez, De manera que, aún se estaba analizando un desmadre y otro se nos venía encima.

Como una gigantesca apisonadora ha destrozado la Sanidad, la Educación, la Ciencia e Investigación, la Dependencia, las Pensiones y el Empleo. De manera especial, el empleo. Ha producido 800.000 parados más, y este año que se estrena ha afilado la cizalla para alcanzar y superar, si se tercia, los seis millones de parados. Ha destruido el subsidio por desempleo. Con su gran reforma laboral ha puesto a los trabajadores a los pies de los caballos. Los empresarios pueden despedir cómo y cuándo quieran con indemnizaciones de vergüenza.

Los impuestos se han disparado a la par que los sueldos se han visto disminuidos.. Justo, Rajoy ha hecho todo lo contrario de lo prometido en su programa y lo repetido insistentemente en campaña electoral. Se le ha afeado a él y a sus compinches por mentir tan mezquinamente, Los vídeos que presentan el ''antes'' y el ''hoy'' son variados y reflejan a la perfección sus desvergüenzas. Cualquiera con sentido de responsabilidad se sentiría avergonzado y como mínimo pediría perdón al pueblo engañado. Pero esta gente ni se inmuta, como los psicópatas.

Cuando la ciudadanía ha comenzado a protestar con manifestaciones, muchas y variadas, con huelgas en defensa de su trabajo y sus derechos arrasados por Decreto Ley -29 en apenas un año- Gallardón, como ministro de inJusticia, ha cogido las riendas para frenar las actitudes contrarias a lo realizado por este desGobierno. Impone el 'tasazo' para poder defenderse, limita, como jamás antes podíamos imaginar, los derechos individuales y colectivos por los que la Ley nos amparaba y podíamos expresar nuestro desacuerdo ante determinadas políticas.

Rajoy habla mucho de la Constitución. De hecho, se niega rotundamente a los cambios que el paso de los tiempos demandan. Sin embargo, ni él ni sus ministros la cumplen. Prácticamente todos los artículos del Capítulo Segundo, Derechos y Libertades, han sido vulnerados. 

Ni el PP se da por enterado de la supuesta ilegalidad en que se mueve ni tampoco el todavía llamado principal partido de la oposición eleva su voz apoyando al pueblo. Tan solo Izquierda Unida parece dejarse oir.

Pero debe ser la gran mayoría del pueblo español la que tome las riendas de plantar cara sin miedo alguno a tanto abuso impensable en un país verdaderamente democrático. Cierto es que se ha protestado mucho, pero sectorialmente. Todavía no hay conciencia de desmantelamiento total de un sistema de vida. Todos estamos afectados, jóvenes, menos jóvenes y los eufemísticamente llamados tercera edad. Y lo están nuestros hijos y nietos. Esta derecha neoliberal lo arrasa todo, se considera dueña de nosotros y de lo nuestro y dispone de ello a su gusto.

La solución no es fácil, pero tampoco imposible. Lo importante es tomar conciencia de que el camino de Rajoy no nos va a sacar de la estafa montada por los bancos, bautizada con el nombre de crisis, y que pretenden cargarnos con ella como si fuéramos culpables de la misma.

Sólo la solidaridad total entre todos, la unión de todo un pueblo con la razón por bandera, puede y debe conducirnos al no cumplimiento de leyes injustas, a la resistencia pasiva, en principio,  y a la desobediencia civil. Si permanecemos juntos nada va a pasar. Somos una inmensa mole, la enorme base social en que han convertido a España en menos de un año, y ellos una pequeña cúpula que sin nosotros poco tiene que hacer.