jueves, 21 de marzo de 2013

¿Qué hemos conseguido los españoles en este algo más de un año de desGobierno de Rajoy?

El verbo ''conseguir'', del latín consequi, significa en sentido estricto ''alcanzar'', ''obtener'', ''lograr lo que se pretende o desea''. Ateniéndonos a la acepción señalada, la gran mayoría de  los ciudadanos tendríamos que afirmar que ''nada hemos conseguido'', pues nada hemos alcanzado, obtenido o logrado lo que pretendíamos o deseábamos.
Sin embargo, teniendo en cuenta un campo semántico más amplio del término, como ''adquirir'', ''recibir'' o  ''asumir'', por ejemplo, sí podríamos afirmar hechos ''recibidos'' gracias a la desgobernanza del PP.

Ya estamos hartos de reafirmar las promesas mentirosas repetidas de manera clónica por los  distintos cuerpos que se movilizaron a reiterar una y otra y otra vez lo mismo para captar los votos de aquellos, muchos, disgustados con la política de Rodríguez Zapatero, especialmente en su segunda legislatura en la que la llamada crisis estaba abriéndose camino.

Con el PP el maná caería del cielo, la prosperidad reinaría en este país, el trabajo se multiplicaría como los panes y los peces, y sobre todo seríamos FELICES, así lo afirmó Rajoy. El PSOE mantuvo una postura de retirada, aguantando todos los improperios que los voceros del PP y sus medios lanzaron una y mil veces.

Tras la Gran Victoria, un 20 N, llegó el primer consejo de ministros, y las palabras de Soraya alarmaron a algunos que de buena fe habían confiado en las promesas-ficción y que iniciaron su caída del guindo, aunque tampoco en ese momento llegaron a pensar lo que se iba a conseguir con esta gente en el poder. Aquel 31 de diciembre de 2011, en palabras de Soraya, era ''el inicio del inicio''.

sábado, 16 de marzo de 2013

MIEDO A LA DEMOCRACIA

El desGobierno de Rajoy ha dado excesivas muestras ya del temor que anida contra la Democracia. Desde el triunfo del Partido Socialista el 14 de marzo de 2004 el PP fue alimentando un rencor enfermizo que devino en una especie de odio contra Zapatero y todo lo que el Gobierno por él presidido pudiera ir construyendo en pro de la sociedad. Sus propias mentiras (las del PP) intentando confundir a todo un país y a los gobiernos extranjeros acerca de la autoría de la trágica masacre del 11M se volvió contra sí mismos por el hartazgo de un pueblo cansado de las tropelías de un Aznar soberbio y crecido contra la voluntad popular.


Zapatero comenzó bien su mandato, con promulgación de leyes progresistas favorecedoras de la mayoría social. Pero el lastre que el PSOE acarreaba desde la misma Transición fue haciéndose transparente ante la ciudadanía a medida que el Gobierno manifestaba su adhesión a los mandatos neoliberales de una Europa que nos exigía la dictadura de los mercados frente a un pueblo desconocedor de unas deudas que ahora le reclamaban unas entidades financieras ajenas a nosotros.


Ahí encontró el PP su enorme filón de descrédito contra el partido gobernante. Sus ataques incesantes, reiterativos, desde todos los frentes, junto a unas ''promesas'' de felicidad absoluta, pleno empleo, riqueza para todos...un futuro fantástico e irreal como Walt Disney no llegó a imaginar, fue convenciendo a una gran masa de población que le dio la gran mayoría absoluta en las elecciones del 20N de 2011.


De entonces acá poco más de un año ha transcurrido. Y sí, el PP de Rajoy y su gran desGobierno han dado a este país una vuelta de calcetín, pero no en el sentido prometido -aquello era imposible e increíble- sino todo lo contrario. La España de hoy ha retrocedido en todo lo avanzado y unos pasitos más. La pobreza se ha instaurado aquí entre la gran masa de población. Las diferencias económicosociales son las mayores habidas en todo el periodo democrático. Se están exiliando, porque los echan, centenares de miles de jóvenes y menos jóvenes en busca de empleo. Aquello que ''recordábamos'', quizá porque nuestros padres nos lo contaban, ha vuelto a producirse. 

Nos han robado la Salud, la Educación, las viviendas, los Derechos más básicos que fuimos recuperando tras la muerte del dictador. Procuran que no expresemos nuestra disconformidad en las calles, la policía carga bestialmente contra un pueblo hundido en la desesperación. Urdiendo están para cercenarnos la libertad de expresión incluso. Claramente ya la política ha doblado la rodilla ante los poderes económicos y las órdenes del BCE y del FMI.

Pero si bien todo ello es ya inaguantable, más lo es todavía que aquel partido que mayoritariamente ha gobernado este país desde la Transición, el PSOE, no esté actuando como se le esperaba.  Su oposición es tan débil que ni se le escucha ni se le espera. Este es el gran problema. En su afán en mantener un ya demodé bipartidismo, a la espera de que caiga el PP para alzarse hasta el poder, el Partido Socialista ha manifestado su horror a la auténtica democracia que sus bases y el público progresista en general le demandan.


El pueblo no cesa de salir a la calle cada día, manifestando sus protestas por tantos abusos y exigiendo la devolución de todo aquello que nos ha sido estafado. Pero para que estas protestas tengan el éxito merecido hace falta un partido fuerte que sea capaz de abanderar y  aglutinar a todos aquellos que ya no podemos más. Ante las justas quejas del pueblo el PSOE escurre el bulto.  Aquí el PSOE ha perdido definitivamente la batalla, y quizá la guerra.

No sé bien todavía cómo, pero queda claro que la CIUDADANÍA  tiene que autoerigirse en garante de sí misma para llevar a cabo la necesaria transformación.

Este sistema ha demostrado su fracaso total y absoluto. Aquella Transición de hace algo más de treinta y cinco años no fue tan modélica como de ella se dijo. Muchos flecos quedaron sueltos. Y la misma Constitución de 1978 -que este desGobierno del PP se pasa por el forro- debe ser reformada en profundidad, si queremos que sea garante de las libertades, derechos y deberes de todos y cada uno de los ciudadanos de este país.

miércoles, 6 de marzo de 2013



MARIA DOLORES AMORÓS en respuesta a Celemín.
A Celemín y demás amigos.
Rajoy, como corderito, cumplirá el nuevo mandato de la Comisión Europea y el IVA se irá a las nubes y lo que haga falta. En tanto suban los impuestos, menos vamos a consumir y la recesión económica será mayor. La pescadilla que se muerde la cola.
A mayor numero de parados, idem de lo anterior.
Pero a esta gentuza todo parece darle igual, mientras el país cae en picado. Los escándalos y corrupciones ponen en primera página de la prensa extranjera este hazmerreír español.
La inmoralidad de la gran patronal no esconde su pensamiento neoliberal, como bien subrayas, Celemín, al reproducir las indecentes palabras de Rosell, el carasapo, ”La vida es así. Qué le vamos a hacer”, y aquí no pasa nada
El Arturo Fernández se aferra al cargo de vice de la CEOE, y aquí no pasa nada.
El Urdangarín se está burlando de los españoles, en connvivencia con SM, y aquí no pasa nada.
La cortessanna Corinna sigue siendo portada con sus tratos de favor y protección del CNI, guardia civil y policía, y aquí no pasa nada.
El desGobierno tiene la callada como respuesta ante el expolio de Bárcenas y esposa (11millones a nombre de esta última en la sucursal de Caja Madrid, al ladito de su casa), y aquí no pasa nada.
El Gremlin lanza acusaciones generalizadas sobre quiénes no pagan sus impuestos en lugar de hacer la pertinente denuncia, y aquí no pasa nada.
El ministro de Interior ”racionaliza” en el consulado español de El Vaticano acerca de lo nocivo de los matrimonios homosexual (”frenan la reproducción de la especie”), saltándose la misma Ley, y aquí no pasa nada.
La comida de los hospitales de Madrid es una porquería no sólo incomible, sino perniciosa para los enfermos, y aquí no pasa nada.
El partido conocido como la ”oposición” (PSOE) de tan tibio en sus respuestas ante tanta canallada, es cómplice del mismo PP y sus ”excelencias”, y aquí no pasa nada.
El gran Javier Gallego en su artículo ”Tontos” (el diario.es) propone caminos a seguir contra tanta barbaridad que va a acabar trastornándonos.
Un beso a todos.
María Dolores Amorós en respuesta a RMA

 Rosa, casualmente, al entrar esta mañana enhttp://www.lainformacion.com he visto un artículo que hablaba de la publicación del libro de ”Malagón” que abordas en esta nueva entrada. De hecho, he guardado algunas de sus viñetas para ocasiones que vengan al caso.
Por otra parte, la canallada de estos ”poderes” inmorales que manipulan este país nos están abocando a situaciones de vómito ya incontinente. Difícil es montar la guillotina por la que deberían pasar tantos y tantos, desde la indecente gran patronal, los grandes bancarios, un desGobierno ”olvidadizo” con el expolio de Bárcenas y Rosalía -la fiel esposa sin trabajo ni remuneración conocidos, guardando, ”pesetica a pesetica”, nada menos que 11 milloncetes de euros en la vecina sucursal de Caja Madrid-. A mí me han entrado unos terribles complejos de manirrota: toda una vida trabajando y cobrando mi nómina, llevando adelante mi casa, criando a tres churumbeles y apenas con ahorros en el banco de toda la vida.

Añadir el acto de fascio del fiscal GE respecto al fiscal de cataluña (y lo que va a pasar cuando los fiscales pasen a INSTRUIR)
Y TAMBIÉN LA PÁG. SE ASA (aSOCIACION ABOGADOS, CITADA POR cELEMÍN)