viernes, 22 de abril de 2016

La verdad hipócrita de algunas Asociaciones de Prensa.



El feroz corporativismo de algunos medios de comunicación y buena parte de los periodistas protagonizan hoy una de las distintas 'noticias' que los mismos medios se encargan de transmitir. Un circulo vicioso: los mismos que dicen sentirse agredidos son los que hablan de su sentimiento del "dolor experimentado" hasta el punto de vomitar que Pablo Iglesias cercena la "LIBERTAD DE EXPRESIÓN" o que Pablo Iglesias pretende "ESTATALIZAR LOS MEDIOS".

Estos mismos medios, tan serviles ante el ‪#‎plasma‬ de Rajoy o las calumnias e injurias de un Inda o un Marhuenda en programas televisivos de máxima audiencia ante los que bajan la testuz y callan, son los que ahora plantan cara como gallos de pelea.
Y es que ni Pablo Iglesias ni Podemos les ofrecen el pesebre del que están acostumbrados a comer.


La gran FALACIA es llegar a pensar que solo los medios de comunicación y los periodistas que en ellos trabajan son los portavoces de la VERDAD ante la que el resto de los mortales debemos callar y ceder.
Estos medios hoy tan ofendidos y tan pretenciosos de ser los únicos poseedores de la certeza qué lejos quedan del sabio Sócrates; "Solo sé que no sé nada".

A ellos en su cosecha de insultos a Podemos se han unido, ¡cómo no!, el PSOE de la ‪#‎Sultana‬ andaluza y el ‪#‎CiudadanoRivera‬. Este último con repetición de la calumnia de la ‪#‎FinanciaciónDeVenezuela‬.

Si es esta la información "verdadera" que algunos medios nos ofrecen, ¡¡ caigan estos medios y viva la Verdad !!


© María Dolores Amorós

Pedro Sánchez deja pasar la "sonrisa del destino"



Pedro Sánchez hubiera podido ser Presidente del Gobierno de España. Pedro Sánchez hubiera podido no dejar pasar el único momento que la vida le ofrece  para ser Presidente del Gobierno. Pedro Sánchez debería ser valiente ante los dinosaurios “psoístas”, ante algunos barones demasiado vinculados a la derecha acomodada de este país, ante los consejos de un expresidente de Gobierno que ha dejado de ser el ejemplo que pudo ser en momentos del pasado reciente al dejarse arrastrar confortablemente al mundo del dinero y aposentarse sin vergüenza junto a la jet set rancia y demodé.