jueves, 29 de noviembre de 2012

ÚLTIMAS TROPELÍAS EN EL PAÍS VALENCIANO

El País valenciano se muere, y se nos muere por la inyección letal de un PP pleno de corrupción, que ha vendido para beneficio propio cada uno de los rincones de esta tierra, desmantelada ya por la desafección de unos personajillos sin alma ni corazón que llevan veinte años ya a bocado limpio con ella por intereses puramente personales.

Al País Valenciano no lo conoce ni Dios. Comenzó un tal Zaplana -''estoy en política para forrarme''- de la mano de otro tal Aznar, y hasta el momento el saqueo no ha cesado. Muchos imputados, muchos casos judiciales abiertos a estos del PP, pero nadie ha devuelto nada de  lo ''volado'' ni ha pisado todavía la cárcel.


Ahora mismo el desmantelamiento es tal que las farmacias están en huelga por incobro. Muchos medicamentos de primera necesidad no hay manera de poderlos adquirir. La privatización de la Sanidad sigue en su auge imparable. La Educación Pública recibe todas las trabas posibles para su calidad y acceso a la misma. La Justicia -al margen del ''gallardonazo''- apenas puede funcionar por falta de medios personales y materiales...


Los dependientes, los más débiles de toda la población, llevan meses sin recibir un céntimo. Y hoy mismo, en el pleno de les Corts, familiares allí presentes, llegados de una marcha de cientos de kilómetros como protesta por la desatención sufrida, han sido expulsados por un hijo del Opus, Cotino se llama, ya que le molestaban.

Otra 'parlamentaria' del PP, la lenguaraz Pilar CaralSol, en sus paranoicas proyecciones propias, acusa a los sin recursos de gastar el dinero recibido de la Generalitat -cuando es dinero de todos nosotros, no privativo de nadie- no en pan, sino en teles de plasma y en ''otras cosas indecibles''.

Y ahora la dirección de FGV decide quitarse de encima a unos 500 trabajadores (una cuarta parte de la plantilla, aproximadamente). ¿El motivo? el de siempre, no hay dinero. Y es que se ha despilfarrado en millorarios y obscenos sueldos de los dirigentes y amiguetes puestos a dedo.

Pretenden 1) que los trenes funcionen sin conductor, 2) sin la revisión mecánica que garantice la seguridad de los usuarios, 3) que el departamento de Atención al Cliente lo ocupen robots. Igualito que tantas consultas a través del teléfono son respondidas con aquello de ''si desea ampliar su cobertura, pulse 1; si desea hacerse socio de las nuevas ofertas, pulse 2...'' Una muestra más del total desprecio a los viajeros que acuden a este servicio en busca de ayuda en tantas y tantas cosas, pues ya la adquisición de billetes o bonos es una odisea con unas máquinas que nos las entiende ni Dios.

Al parecer, después del accidente-matanza de 43 ciudadanos el 3 de julio de 2006 por una clarísima negligencia del equipo gerente con Marisa desGracia al frente, con García Antón (ya fallecido) como conseller de infraestucturas  y un Paco Camps como presidente de la Generalitat, al resultar inmoralmente impunes  en su responsabilidad del tragico asunto y manifiestamente despreciativos ante los familiares de las víctimas, ahora FGV, con Alberto Fabra, nuevo presidente de la Generalitat, Isabel Bonig, nueva consellera de Infraestructuras y un nuevo Gerente, Pablo Cotino -apellido repulsivo en estas tierras-, ha decidido arrebatar el trabajo a unos 500 empleados que cumplen fielmente sus obligaciones,  con unos sueldos mayoritariamente mileuristas, y que son víctimas de las tropelías y pillajes que sus mandatarios han estado realizando: la indecente depredación del dinero público, el nuestro, el de todos, en beneficio propio.
Los trabajadores de FGV mantienen sus protestas en defensa legítima de sus puestos de trabajo, como así debe ser, Y llegarán hasta donde sus fuerzas les permitan, como debe ser.

Ahora, los usuarios, ciudadanos de todo tipo, y familiares de los afectados -todos los trabajadores de FGV- debemos estar con ellos, a su lado en esta necesaria lucha. Es de justicia y razón. Y ahí nos van a tener con todas las consecuencias que puedan derivarse, SIN MIEDO. Sabemos que la Verdad, la Razón y la Justicia (com mayúsculas) nos acompañan. Si así obramos todos, este desgraciado Consejo de desAdministración no lo tendrá tan fácil, por mucho que se chulee Serafín Castellano.


lunes, 26 de noviembre de 2012

REALES ESCÁNDALOS


Me escandaliza tanta mentira, tanto fingimiento, tanta apariencia, tanto desprecio a la ciudadanía como si fuéramos enanos mentales.

Ha quedado bien clara la farsa de Juan Carlos I en su ''mensaje navideño'' de 2011. La Justicia No es IGUAL para todos.  No hay buey, ni burra, ni estrellas, ni reyes magos, ni parto virginal, ni padre putativo, ni niño tan siquiera... Sólo inocentada concienzudamente maquinada con el fin de aturdir el pensamiento del pueblo, súbditos, que no ciudadanos, para los ''reales''personajes.



El engaño dolosamente maquinado por Iñaki y su socio, Diego Torres, con la ¿presunta? finalidad de robarnos el dinero de todos -el que se conoce como 'las arcas públicas'- ha salido a la luz  (5 delitos) y de él van apareciendo detalles que lo presentan como la monstruosidad de un invento, el Instituto Nóos, para la 'ayuda a niños discapacitados' -los seres más indefensos y por los que hemos de procurar su protección en todo momento-, cuando en realidad la ayuda era para llenar sus bolsillos. ¡Indecencia imperdonable!






La monarquía -aquí impuesta y 'acatada' tras los cuarenta años de dictadura franquista- ha querido distanciarse aparentemente de Iñaki Urdangarín, para no verse salpicada por la vergüenza y escándalo que supone. Cristina, su mujer, ha permanecido al lado del querido esposo; ellos y ciertos medios han intentado dar la imagen de victimismo y embrutecer, así, la opinión de algunas gentes fáciles de engañar. Pero todo ha sido y es, simple y llanamente, puro fingimiento.



Si la utilización de los más débiles, los discapacitados, no fuera ya bastante como para escupir a los autores del infame ''montaje'', se nos ofrece ahora la auténtica cara de esta vergonzosa monarquía. Juan Carlos I ha vuelto a ser operado de su otra cadera. La publicidad y ostentación obscena de los detalles de la prótesis colocada al paciente insultan la sensibilidad de cualquiera que sea consciente de la realidad española, y de manera especial, de cómo el PP ha dejado en estado deplorable la Sanidad Pública.




Y, para mayor burla, se exhiben sonrientes y felices buena parte de la real familia encabezada por el tal Urdangarín, acompañado por suegra, cuñada, esposa y uno de sus hijos, en la visita al convaleciente Juan Carlos I. 


No ha sido una intervención a vida o muerte, no está en situación comatosa el recién operado, se halla divinamente según los informes médicos. Entonces, ¿por y para qué esta exhibición pública del expolio sonriente al que alguna gente saluda con agradecimiento incluido cuando habría que abuchear, como mínimo, el ostentoso sarcasmo?


Es la gran demostración del real encubrimiento. La gran y real mofa contra el pueblo español, el desprecio más absoluto que no tenemos por qué seguir soportando. Estas cosas sí me escandalizan y mucho, por lo que, en consecuencia, alteran mi ánimo porque me siento y soy una ciudadana libre, por mucho que estén recortando mis derechos.



Por todos los medios se ha intentado acallar al juez José Castro. Incluso el CGPJ abrió una investigación contra él, que por suerte no ha prosperado. Mantienen su decencia y su integridad tanto el juez José Castro como el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, al seguir trabajando en el esclarecimiento total del caso Nóos.


Claro queda que lo predicado hacia el juez y el fiscal es imposible aplicarlo a la otra parte, cuya actuación merece nuestra mayor repulsa y desprecio. Cada cual puede sacar sus propias consecuencias.









martes, 6 de noviembre de 2012

DESPROPÓSITOS VARIOS

1.- El día comienza, una vez más, con un despertar de angustia: Las cifras del paro siguen creciendo. Octubre nos ofrece 128.242 persona que se queda sin trabajo, con la angustia social y familiar que comporta. Fatima veía brotes verde en algún momento de éxtasis, y siempre que algo así le sucede, aumenta el paro. Sin embargo, de haber elecciones en estos momentos, y a pesar del desgaste que el PP ha sufrido, volvería a ser el partido más votado,con un porcentaje del 31'1%. El PSOE sigue en su caída en justo picado, siendo Rubalcaba el líder menos valorado. Y, mientras, suben con fuerza UPiD e IU. Al menos es esperanzador que una fuerza de izquierda (IU) vaya en alza.
No sabemos si hay una epidemia de masoquismo generalizado o han echado algún gas  en la atmósfera que acaba de idiotizar a los españoles.
2.- Los análisis acerca del Madrid-Arena apunta a un montón de irregularidades.
     a) La empresa DIVIERTT tiene ¿supuestamente?  serios problemas de deudas con Hacienda y la Seguridad Social, por lo que no podía legalmente ser contratada por el Ayuntamiento de Madrid.
       b) El pabellón Madrid-Arena no reúne las condiciones de seguridad requerida para ser alquilado para eventos como este que ha acabado en tragedia, ello era conocido por las autoridades municipales desde 2010.
         c) Muy probablemente, el Ayuntamiento madrileño puede ser el responsable -ya no subsidiario, sino directo- de las cuatro muertes allí sucedidas la madrugada del 4 de noviembre.

A pesar de ello Torres Dulce ha echado balones fuera y ha dirigido la responsabilidad a las nuevas estructuras familiares y las costumbres arraigadas hoy en día.

El impresentable de Sostres echa las culpas a los padres y las mismas muchachas fallecidas por acudir a este tipo de eventos. Todo sensibilidad hacia los que están sufriendo el inmenso e impensable dolor, lanzando una tupida cortina de humo para tapar a Ana Botella y a la misma empresa DIVIERTT.
Y para colmo nos acabamos de enterar de que la alcaldesa por herencia -que no elegida-, Anita, ha mudado su aspecto de compunción para irse de festorro el fin de semana a Portugal, acompañada de su maridito, a uno de los lugares más 'chic' de los concurridos por aquellos que viven de la crisis y, seguramente, de la corrupción. Los nuevos ricos no pueden dejar de dejarse ver por tan 'selectos' lugares, y demostrar que a ellos Rajoy los ha elevado de clase económica, que no cultural ni ética ni de sensibilidad.
A los españoles, por fin, Rajoy y su brutal austeridad ha conseguido bajarnos de escalón social y económico. Ahora ya no parará hasta despeñarnos del todo. Pero los españoles le siguen votando. ¿Hay alguien que comprenda tantos y tales despropósitos?

Parece esto un país de locos. El mundo al revés. No es posible un análisis racional y serio de su comportamiento social.
Esperemos que el miercoles, el 14-N, recupere la cordura y todos unidos salgamos a la calle como expresión de esta Gran Huelga General compartida por otros países.