sábado, 24 de septiembre de 2011

¿DEMOCRACIA AGÓNICA?

La libertad y la democracia que tanto ansiamos en los momentos sangrientos y represores del dictador la obtuvimos no hace demasiado tiempo y de forma imperfecta. Pero el poder expresar nuestras ideas sin miedo y sí con fuerza y alegría, mucha alegría, nos satisfizo y no poco. Habíamos reconquistado el mundo.

la sabiduría de mafalda
El Partido Popular, heredero directo del franquismo, y la jerarquía católica que tantas muertes bendijo en nombre de dios y tantos palios desplegó para albergar a los asesinos, nunca vieron con buenos ojos aquella imperfecta transición en que la izquierda manifestó no poca generosidad. Demasiadas tropelías quedaron en el olvido en pro de la unión hermana de aquellas dos Españas que jamás debieron resquebrajar su alma única.

La insaciabilidad de esa derecha ultra,  póngase los disfraces que quiera, está procurando desde siempre no soltar el timón ni el dinero de los españoles. No acepta que hayamos dejado de ser sus esclavos y que tengamos el privilegio de pensar por nosotros mismos para discernir entre lo que nos gusta y lo que despreciamos.

No quiere esta derechona que compartamos los mismos hospitales, los mismos colegios. Teme verse contaminada por los que no son de su 'clase'. Y, a la vez, está amedrentada ante el creciente número de gente 'normal' que está desempeñando brillantemente su profesión en puestos destacados y de responsabilidad.

El gran Forges
Por eso Esperanza, Cospedal y los que las siguen han recortado en Sanidad y en Enseñanza públicas. Querrían aniquilarnos. Son conscientes de nuestras capacidades y de nuestros arrestos. Saben que no les tenemos miedo. Intuyen que nos estamos dispuestos a aceptar las humillaciones que antaño urdieron contra nuestros padres, abuelos, tíos... Lo saben. Lo que hace falta es que se lo crean de verdad. No hablamos en broma.

También se le ve el plumero al partido en el Gobierno. Su aquiescencia en forma de abstención ante la despreciable intentona -y va la tercera- del PP por controlar los informativos de RTVE, le va a pasar factura. Y debe saber que nosotros, el pueblo con inquietud por los servicios públicos de todos y para todos, somos su sustento con nuestros votos. Este tipo de derechización es inaguantable. No es eso por lo que luchamos y tanto esfuerzo e ilusión entregamos.

Cuando la información es sesgada, manipulada, mendaz, la gente que solo se informa a través de este medio audiovisual queda a merced, como títeres, de los poderosos. Lo estamos viendo en Valencia con Canal 9 y en Madrid con tele-esperanza. Ahora se pretendía en el Ente público estatal. No se ha conseguido. Pero si el PP lo ha intentado tres veces no nos quepa duda de que es este uno de sus principales objetivos después del 20-N.

Para evitar la adormidera general debemos mantenernos en alerta y bien despiertos. Acabar con la libertad y con la democracia puede resultar demasiado fácil cuando se utilizan estas artimañas.

No olvidemos a los 'grandes' en TVE en la 'era aznariana': MAR, Isabel San Sebastián, Antonio Jiménez ("El gato al agua"), Carlos Dávila (La Gaceta) y el sin par Alfredo Urdaci, condenado por manipulación informativa. ¿Recuerdan lo dicho cuando el 11-M?
Ahora ya se habla desde el PP de la inmediata destitución de una muy buena periodista, Ana Pastor. María de los Dolores siente todavía en sus entrañas la pena por no verse venerada en la entrevista -absolutamente correcta-de esta periodista en TVE. Después de Ana Pastor caerán todos aquellos profesionales que no estén dispuestos a verder su honradez personal y profesional. Y no pasará nada, pues quedan demasiados paniaguados desvergonzados dispuestos a situarse en la pantalla que invade la intimidad de nuestros hogares.


4 comentarios:

  1. Bastó perder unas elecciones, 2004. Para conocer el verdadero rostro de los que estaban ocupando –algo camuflados, pero no del todo-. Ciertos periodistas en muchos medios de comunicación.

    Hoy es necesario que los que puedan, por si vuelven estos, que volverán. Estén ahí, como lo haces tú, para recordárnoslo, quienes son y de donde vienen.

    Me alegro que sigas, ahora más que nunca, en tu sitio, aunque se hayan abierto más frentes.
    Un abrazo María Dolores.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con usted en el fondo del artículo, pero no puedo estarlo en cuanto a la intervención en las televisiones públicas. Si no, pregúntele al director de El Plural por los escándalos durante su época como director de informativos de TVE (PSOE sobre repeticiones de gol de Butragueño, documental sobre Fraga,...). El problema de las televisiones y medios públicos es que son públicos pero al servicio de quien manda en cada momento y con eso habría que acabar ya.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Carlos, bonico.

    Me alegra saber de ti, ¡no sabes cuanto!.

    He estado una semana apartada de estas cosas por problemas de salud familiar. Ahora están ya afortunadamente resueltos, y mi cabeza más despejada para entrar por estos lares.

    Gracias, amigo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Homero, por su dedicación a mis escritos.

    Muy, muy posiblemente tenga usted razón en términos generales.

    Pero, comparando la TVE pública y estatal del período de Aznar y el de Zapatero, no hay comparación posible.
    La primera fue partidista total. Plagada de mentiras, adormeciendo y adoctrinando a la gente.

    La de la etapa de Zapatero ha sido criticada incluso por dedicar más minutos al PP que a informaciones del PSOE. Esto es cuantificable matemáticamente, y, de tener empeño, se podría conseguir el resultado.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar