viernes, 24 de agosto de 2012

WERT Y SUS AGRADECIMIENTOS

A José Ignacio Wert le gusta ser ministro, y ministro por el PP porque comulga de su ideología neoliberal y fascistoide. Nunca me gustaron sus intervenciones como contertulio de la cadena Ser, había algo en él que me hacía rechazarlo desde lo más profundo de mi ser. Tras ser nombrado ministro lo comprendí, su soberbia y su sentirse más que los demás. De inmediato se distanció de los saludos cariñosos que sus antiguos compañeros le depararon por su nuevo puesto, subió rápidamente el escalón.
El ser ministro por el PP conlleva para quien tiene escrúpulos y ética tragar muchos sapos. Dudo que sea este el caso de Wert. El parece hablar y obrar de manera muy complaciente incluso para sí mismo, aunque claro tiene que ser sumiso con todos aquellos que tienen el auténtico poder dentro del Partido Popular: los añorantes del dictador y la facción más arcaica de la Iglesia católica, el Opus.
Siguiendo  a la autodenominada talibana, la condesa consorte de Murillo, ha demonizado a los docentes y, por ende, a los discentes. La crisis en que nos han metido los grandes poderes políticofinacieros de la más rancia derecha, al margen de la hambruna que están provocando, ha acabado con el estado de bienestar que gracias a los sacrificios de nuestros padres habíamos conseguido: una Sanidad y Educación universales, sin distinción de raza, ideología, religión ni procedencia social ni económica.
En lo tocante a la Educación se han puesto demasiadas trabas para la Educación pública y se ha apoyado descaradamente a la privada.
Wert ha deshecho la Educación para la Ciudadanía por el temor a que el alumnado pudiera llegar a pensar por sí mismo y discernir el bien del mal y ha propuesto algo ideologizado.

Ha despedido a docentes y ha multiplicado los alumnos por aula, con lo que la educación que estos puedan recibir será muy mermada y limitada.
Wert ha aumentado vergonzosamente las matrículas universitarias y ha disminuido las becas; de esta forma únicamente los hijos de papá rico tendrán acceso a los estudios universitarios, 'dicotomizando' la sociedad en dos polos extremos: los ricos -que son y serán- cada vez más ricos, y los pobres cuyo número ha aumentado considerablemente y están quedando en una especie de ghetto miserable.
Pero eso no era suficiente para el cinismo de Wert. Ahora ha de contentar al otro puntal que apoya a este funesto sistema del PP, la Iglesia y su mano derecha, el Opus. Para ello está buscando la manera de seguir cofinanciando a los centros educativos que disgregan a los alumnos por el sexo de los mismos. Centros solo para chicos y centros únicamente para chicas. El sexto mandamiento presente en todo.
Para ello, y dado que el Tribunal Supremo ha dado la razón la a las Comunidades Autónomas de Andalucía y Cantabria que habían litigado con sus correspondientes TSJ, para no cofinanciar este tipo de colegios e institutos por considerar que esta práctica y conllevaba discriminación tal y como se esgrime en el art. 84 de la Ley Orgánica de Educación de 2006, Wert no pudiendo contradecir la sentencia del alto Tribunal ha afirmado que la solución está en reformar la LOE, "se podría incluir un artículo que proteja la financiación de los colegios que segregan".
De forma y manera que todos los españoles tengamos que abonar de nuestros bolsillos -fuertemente mermados ya- los caprichos de aquellos que deseen que sus hijos estudien en determinados colegios "distinguidos".
Esta ochomesina España no hay quien la conozca. De habernos arrollado el tifón Saola no estaría más desconocida: El Partido Popular la ha devuelto a la época más casposa e injusta de nuestra reciente historia.

domingo, 19 de agosto de 2012

MÁS DISPARATES EN EDUCACIÓN

Justo aquí, en tierra valenciana, donde el honor y la gloria del PP se mantienen impolutos por  su 'desconocimiento' de sus aberraciones y corruptelas varias y sabrosas, la Consellera de Educación y anterior alcaldesa de Torrent, Mª José Catalá, ha inaugurado una nueva forma de esquilmar todavía más los derechos de los ciudadanos, en este caso concreto en algo tan intocable como debería ser la Educación.
En primer lugar, convierte a los profesores de 1º y 2º de ESO en "ramones y cajales", pues deben saber de todo e impartir todo. En lugar de un profesor para cada asignatura, ahora "Educación habilitará (palabro ambigüísimo) a los profesores para impartir bloques de asignaturas integradas en dos grandes ámbitos: el sociolingüístico (Castellano, valenciano y Ciencias Sociales -geografía e historia) y el científico-técnico (Matemáticas, Ciencias de la Naturaleza y Tecnología) (Levante-EMV, 19/08/12). De paso, en cualquiera de los dos bloques debería quedar integrada Religión, total para lo que sirve..., y un sueldo más a ahorrar. 

Los alumnos recibirán una información mediocre, es natural, y los profesores lo pasarán mal en clase y fuera de ella por no poder impartir con la debida calidad alguna de las materias, al no ser especialistas en las mismas 

Nadie fuera de la Enseñanza puede imaginar lo que los docentes 'tragamos' de la administración por la conciencia de que lo que tenemos delante son personas, seres humanos, que merecen todo nuestro respeto y dedicación. Si tratáramos con papeles, quizá serían muy distintas nuestras acciones.

¿No sería, pues, mucho más racional que 1º y 2º de ESO  se mantuvieran en Primaria como antes, en lugar de esta grotesca  mescolanza?
Sin embargo, con esta medida, Catalá mata dos pájaros de un tiro: menos dinero para el profesorado (elimina docentes), pues el trabajo de varios lo van a realizar unos pocos, y se "emburrece" al alumnado. Cuanto menos se sabe, cuanta menos cultura se tiene más fácilmente se es borrego de manada para ser conducido dictatorialmente.

Otra aberración de Catalá es lo concerniente a la impartición de la asignatura de Inglés, lengua tan necesaria en el mundo actual. Los profesores serán 'becarios' con el B2 superado. Estos estudios corresponden a un nivel medio-alto según la clasificación establecida en el Marco Común Europeo de Referencia de Lenguas Quienes den estas clase cobrarán 1.000 euros brutos, y no se les contemplan las vacaciones estivales pagadas ni la posibilidad de apuntarse posteriormente al paro. Sin querer prejuzgar de antemano, es de lógica el resultado deficiente del aprendizaje por parte de los alumnos. Otro gran sarcasmo ante el ciudadano que no puede llevar a sus hijos al British School o mandarles al Reino Unido o Estados Unidos durante el verano, que vale un 'pastón'. Por lo que el buen aprendizaje del inglés queda reservado tan solo para los ricos.

En lo concerniente a la recuperación  de las asignaturas suspendidas por alumnos de 2º de Bachillerato, en lugar de realizarse en septiembre (como hasta ahora), se adelanta a junio. "Esta modificación permitirá que los estudiantes que hayan superado las pruebas puedan presentarse a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) extraordinaria, que también se adelanta de septiembre a julio." (sic)...Se prevé "un aumento del éxito del examen extraordinario del mes de julio de la PAU, puesto que los alumnos que no hayan superado el segundo curso de Bachiller tendrán una nueva oportunidad ese mismo mes" (sic). Además, el adelanto del calendario de pruebas "permite avanzar el inicio del curso universitario," (sic).  
La señora Catalá considera beneficioso, por lo expuesto, un número mayor de aprobados en la PAU, muy al contrario que su hueco ministro Wert, que achaca al mal funcionamiento de los estudios actuales el número elevado  de aprobados en las PAU.
Está claro que el sistema educativo se echó a perder con la famosa LOGSE. Pero ni Wert ni nadie del PP van a solucionalo. Cierto es que Wert habló de la necesidad de recuperar el Latín en la formación académica. Y aplaudo esa decisión. Sin embargo los famosos recortes económicos han malogrado algo que, de entrada es muy sensato. Los Institutos de Bachillerato han estado repartiendo, por las imposiciones de Consellería, las horas de docencia de forma tal que afecte negativamente lo menos posible al desplazamiento del profesorado. Y vamos a encontrarnos con especialistas en cualquier materia pero no en   latín, que son quienes impartirán esta asignatura tan valiosa, haciéndola un destrozo desde sus inicios.

No. Las Reformas Educativas hay que realizarlas concienzudamente y con el dinero necesario para llevarlas a cabo de forma responsable. Lo demás -y lo que ofrece el PP es 'lo demás'- no es más que papel mojado; y para chapuzas las de "Pepe Gotera y Otilio", que son buenísimas.

Y no olvidemos que la formación académica está en la base de todo. Una buena preparación hará a un buen médico, ingeniero, abogado...Y quien no quiera estudiar una carrera universitaria, la formación y la cultura que lo empapen lo harán libre. Capaz de poder discernir por sí mismo entre lo bueno y su contrario; capaz de saber quién lo quiere engañar y quién no; capaz de elegir al mejor de los gobernantes en lugar de a un charlatán de feria o a un mentiroso compulsivo.
Seremos jornaleros, taxistas, albañiles, carpinteros, ferroviarios, conserjes, peluqueros...todas profesiones dignísimas y necesarias para el buen funcionamiento de una sociedad democrática. Pero lo seremos libres y respetados, sin complejos y, sobre todo, con la fuerza que da el no ser manipulados.
Y una manera de vivir el aforismo machadiano, "Todo necio confunde valor con precio", es medir los valores adecuada y justamente.
-

martes, 14 de agosto de 2012

EL ÚLTIMO ESPERPENTO ESPAÑOL

España arde toda ella mientras el desgobierno parece no enterarse y se entrega a su 'merecido' descanso. Y también a las corridas de toros, como Arias Cañete -el de 'la manteca  colorá'- y con cero responsabilidad manda, ante la urgente petición del Gobierno Canario, tres hidroaviones que tardan en llegar a su destino la friolera de 22 horas. Cerca de 133.000 hectáreas han ardido a lo largo y ancho de la nación española ante la pasividad de un desgobierno que espera a que las condiciones climatológicas cambien y que el fuego se apague por una lluvia que no aparece.
Tantas tijeras impiden los medios necesarios para evitar la imparable propagación de las llamas. España es ya una ruina. Las gentes sin campos, sin ganado, sin un techo para sobrevivir a esta prima que disfruta jugando en las alturas.
En Europa no nos consideran ya como parte suya. Nos ven tal y como hemos devenido gracias a un PP juguetón. Para Noruega, Reino Unido, e incluso Francia -por no mencionar a Finlandia- somos menos que Ruanda o Guinea. De hecho, en Noruega se están recogiendo euros para salvar a niños españoles.

Quién lo hubiera dicho de un Imperio donde no se ponía el sol. Pero la avaricia, el poder y el dinero son tres grandes males que imperan en este país que parió, en contrapartida, al Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.
La polaridad entre ricos y pobres en nuestro país ha llegado a límites insospechados, hasta el punto de que en España la desigualdad entre las rentas hace que la inmensa mayoría de las más altas esté concentrada en un número pequeño de españoles, entre los que se encuentran no solo las grandes fortunas, los grandes empresarios, sino y fundamentalmente  las potentes entidades financieras, que alineadas -como en el resto del mundo occidental- con la burbuja del ladrillo nos han conducido a la más terrible de las crisis.

España no es fiable en Europa, y con motivos. Las mentiras de un Rajoy que imaginaba ser el rey del mambo al pisar la Moncloa lo han desnudado tal cual es. Si Europa presta dinero para recapitalizar las entidades financieras que lo urgen, el precio a pagar por todos los españoles va a ser muy alto. En este mundo globalizado los sectores financieros, hagan lo que haga, nunca son condenados. Ahí tenemos recientemente a Goldman Sachs, libre de pecado tras haber iniciado la peor de las crisis que nos está carcomiendo a los distintos pueblos.

En España va a suceder exactamente lo mismo. A ello hay que sumarle la irresponsabilidad de sucesivos gobiernos, entre los que destaca el presidido por el pusilánime Rajoy. No hay dinero para Sanidad y Educación públicas, ni los 400 euros para los parados, ni posibilidad de atención médica a los inmigrantes, denominados peyorativamente "sin papeles", mientras la ministra Fátima guarda el fardillo de 4.700 euros mensuales para las comilonas de los altos cargos. La Iglesia del dolor y muerte de los represaliados franquistas recibe entre unos y otros asuntos 13.000 euros anuales, más una serie de privilegios de tinte medieval. Los profesores de religión -que todos pagamos- tienen su puesto de trabajo asegurado, mientras miles de profesores de la Enseñanza pública se quedan en la calle este próximo curso escolar.

La crueldad es de tal envergadura que el Ministerio de Interior está cambiando mandos policiales, puestos por ellos, en el momento en que saben demasiado sobre la corrupción de Gürtel, Bankia y González, el segundo de Esperanza, y su famoso ático marbellí.... Han establecido pullas entre la misma policía. También hacienda se ha visto desmantelada de aquellos funcionarios excelente profesionales que tenían atado y bien atado los mayores casos de corrupción que   invaden la médula de este país 

Es el gran esperpento que le quedó a Valle Inclán por escribir.

Es ya indispensable el insistir en despertar conciencias, de una u otra forma. Sánchez Gordillo ha dado un buen paso con los carros de comida para los más necesitados. Unamos conciencias y voluntades que los quehaceres surgirán de inmediato. No decaigamos. Estamos en el lado de la razón, esa es nuestra arma unida a nuestra valentía y conciencia recta.

miércoles, 8 de agosto de 2012

LA ESPAÑA SIETEMESINA

En siete meses hemos llegado a una situación insostenible, con un presidente de desgobierno que no sabe qué hacer, con una dirección política totalmente equivocada que nos aboca cada día que transcurre a un abismo peor. España está en situación paralela a la de Grecia y a la de Portugal. Rajoy, cuando visitó el país vecino, ya comentó cínicamente cuánto le gustaban los hechos allí acaecidos, siendo la realidad de una crudeza tremenda y de una pobreza insoportable.
La gente estamos hartos del empecinamiento de Rajoy. Y la reacción de este, ante el descontento social, podría haber sido el replantearse la situación y procurar la rectificación de las acciones gubernamentales que la ciudadanía rechaza. Pero en lugar de ello su rebote es la  represión en toda regla: se amenaza incluso el expresar el descontento. La postura canalla de esta gentuza que manda pretende imponer la ley del silencio, cercenar la libertad de expresión.
Nuestros hijos, con sus carreras universitarias realizadas están emigrando a países europeos, donde poder trabajar y ejercer lo que en España les es denegado.

También nos han vetado el ponernos enfermos; los médicos no pueden atendernos porque los están echando de la Sanidad Pública; y lo hacen de la manera más vil y cobarde que uno pueda imaginar. Desvían a los enfermos a la Sanidad privada, donde les operan de intervenciones menores pero no se les proporciona ningún analgésico postoperatorio; se les da la receta y se les manda a cualquier farmacia, donde tampoco encuentran el remedio al no haber existencias de medicamentos, pues las farmacias no cobran de las autoridades autonómicas ni estatales. La ruina se masca por cualquier esquina. Está al acecho de nuestras necesidades. Todo está abocado a la privatización.
Las trampas son cada vez mayores para dificultar que los niños estudien. Ahora están jugando estos mandamases con las tarteras, más dinero, más un montón de burlas. Tampoco la universidad es asequible más que para los ricos. Los pobres tendrán que formar sus ghettos especiales para poder subsistir, apoyándose los unos en los otros, despreciados por la clase pudiente económicamente.
En Andalucía se ha retomado la leyenda de José María el Tempranillo: los supermercados de firmas ricas son asaltados para dar de comer a los ya indigentes. Ante situaciones imposibles, también radicales deben ser las acciones a tomar. Sin embargo, Juan Roig, una de las diez primeras fortunas de España, no está conforme en colaborar y avisa al ministro del Interior para que estos "ladrones" -que son gente honrada- sean encarcelados como si de terroristas se tratara. En Marinaleda, a la espera de que lo detengan, está su alcalde, Sánchez Gordillo, que ha contribuido en este "delito" tan mal visto por los auténticos saqueadores, los de guante blanco, que nos han robado y en ello siguen, siendo considerados por algunos como 'gente de bien', habiendo evadido sus (nuestros) capitales a los paraísos donde no contribuyen a la Hacienda pública española.
Nuestra sangre está siendo succionada por estos que mandan pero no gobiernan; nos toman por imbéciles. Todo, comida, ropa, calzado, medicamentos...subiendo de precio incesantemente, ahogando a la población trabajadora que no consigue llegar ni a mitad de mes..

Estos del PP y sus amigos especuladores que nos han arruinado no hablan más que  de recortar, sin explicar por qué. Nada se analiza, la imposición es la única forma de actuar. Y la verdad es que hay otras salidas a esta crisis montada por los neoliberales del mundo occidental. Es una terrible equivocación tanto recorte, máxime en un momento de recesión muy seria en España. 

Y, desde luego, si tienen que recortar, porque son incapaces de lograr otras salidas, que se recorten ellos que tanto han robado al pueblo y tantísimo han apoyado, y siguen, a los especuladores que se han zampado la riqueza del país, la nuestra. 
Nosotros no estamos dispuestos a aguantar más. Cada día nos desayunamos con nuevas "alegrías". Ahora son los "sin papeles" los que se ven impelidos a salir de España. Los echan, pues no pueden pagar la barbaridad de euros que les imponen para asistencia médica, ya que  nada tienen, ni para comer. El PP está cultivando la homofobia y el racismo; en este sentido estamos igualitos que Grecia.

La inmoralidad y el cinismo calculado del PP está consiguiendo enfrentar a los españoles con los emigrantes. A los que tienen trabajo con aquellos que no lo pueden alcanzar, porque Rajoy se ha olvidado de los 3'5 millones de puestos de trabajo que González Pons bramó en sus falsas promesas electorales. Han conseguido demonizar a los funcionarios, cuando resulta que son necesarios para el buen funcionamiento de la nación. Lo que sobra es tanto cargo público, a dedo, algunos sin saber estampar ni un garabato, que son estómagos agradecidos y cuya única tarea es cobrar a fin de mes.

La ideología neoliberal de estos del PP está acabando con lo público para imponer lo privado. Se expulsa a trabajadores de entidades públicas para contratar los servicios de empresas privadas, las de los amiguetes. RTVE ha dejado de ser pública, la de todos los españoles: no han cambiado de personal por su valía, sino por ideologizarla al máximo y manipular desde ella al pueblo. Los "urdacianos", que mienten sin ruborizarse lo más mínimo, ya están al frente de la cadena pública.
En siete meses no hay quien conozca a España. La desvergüenza de los mandatarios y la tibieza del principal partido de la oposición ha llegado a un clímax de indecencia que solo queda, como solución salvadora de los más, echarnos a la calle por las bravas.

Quizá se hayan retirado los recortes económicos a la policía -de esto se está hablando- para que no se sientan identificados con lo que son,  pueblo, y carguen contra nosotros de manera mucho más descarnada. De ser así, este PP indecente y sin escrúpulos habrá comprado mercenarios para que nos machaquen en nuestras legítimas protestas.
Habrá que pellizcar la carne blanda de este pueblo tibio.  Dice mucho la poca resistencia ante una injusticia incalificable respecto al Juez Garzón, que fue condenado por un delito "creado" contra él porque sabía demasiado sobre la trama Gürtel y su vinculación directísima con el PP. Después se aprovechó por 'las  altas esferas' para acabar con la Ley de Memoria Histórica,  y así que permanecieran en las fosas de la vergüenza los asesinados por Franco y evitar honrarlos como se merecen. Además, se procuró retorcer la Historia para convertir al asesino en el gran caudillo de una "España, una, grande y libre" para los peperos cavernarios y la Iglesia católica. Calladito está Rouco, aunque en petit comité sigue hostigando a Gallardón para que después de abolir la Ley del aborto tome las tijeras y acabe con la del matrimonio homosexual. Nada se dice de la pederastia. También en esto el Pueblo tendrá que tomar sus propias decisiones y actuar.
Septiembre está en una esquina doblada, pleno de amor y esperanza. No le vamos a fallar. Y esto no será más que el inicio del inicio del Pueblo.

domingo, 5 de agosto de 2012

LOS FRUTOS DEL PASADO

Domingo, 5 de agosto de 2012, 73 aniversario del vil asesinato de las trece jóvenes conocidas como las 13 Rosas. Nueve de ellas, menores de edad. La mayor, 29 años. Fueron encarceladas en la prisión de las Ventas, maltratadas, humilladas y fusiladas apenas a cincuenta metros de allí, contra una de las tapias del cementerio de la Almudena. Su único delito era no comulgar con el fascismo franquista, cuya represión se perpetuó hasta la muerte del sanguinario.
Llegó la democracia, se forjó una Constitución, aprobada por los españoles en 1978 y el Estado español quedó constituido en una monarquía parlamentaria. Todos, de una parte y otra, tuvieron que ceder y procurar comenzar de nuevo olvidando los horrores del pasado. La izquierda transigió lo indecible por un futuro en paz.
Pero el tiempo nos está demostrando que no es posible ni deseable seguir aguantando más. Se instauró un sistema parlamentario bipartidista a través de la ley electoral de Hont que castiga a los partidos pequeños y a todos los ciudadanos que desconfiamos de los partidos mayoritarios. El motivo es que los partidos mayoritarios se han transformado en casta política cuya principal finalidad es vivir de la política hasta el punto de olvidar la ideología que los impulsó. Hoy es muy difícil encontrar en el PSOE el partido que Pablo Iglesias fundó; se ha transformado en un aparato con una cúpula dirigente que utiliza a sus militantes, muchos de los cuales han abandonado sus filas porque se niegan a ser manipulados, no en bien de la sociedad sino de los mandos.
En cuanto al PP, su ideología fascista sigue en vigor renovado. Su fuerza, intensificada por la mayoría absoluta conseguida a base de mentiras, ha destrozado el país. Su propia corruptela y la protección de tantos otros que han evadido sus caudales para no pagar a Hacienda, están siendo todavía protegidos por los mismos ministros, nos ha llevado al desastre. Aquella Reforma Laboral e inmediatos recortes que iban a ser transitorios son más que definitivos. Los recortes se han convertido en una poda total bajo la prescripción del FMI y del BCE, sometido éste a Frau Merkel, tal y como quedo impuesto por Alemania en el tratado de Maastricht y posteriores tratados que perseguían la consolidación del Euro.
España da pena. Cada día se parece más a Grecia, y en muchos aspectos la supera ya. Y Rajoy continúa mintiendo. En su rara (por inusual) comparecencia ante la prensa el viernes, día 3, tras el Consejo de ministros, volvió a esconder ante la ciudadanía lo aprobado minutos antes en el Consejo. Aseguró que iba a escuchar las recomendaciones de Draghi y que miraría por el bien de la ciudadanía cuando ya estaba la carta escrita para el BCE. Y Rubalcaba le tiende 
la mano a Rajoy para "evitar un rescate total a España". 
¿Alguien, desde un pensamiento progresista de verdadera izquierda puede entender esta postura del "líder de la oposición"?
Tras el 15 de agosto veremos qué hace el de las frases profundas, "No es cómodo, es incómodo. No es agradable, es desagradable", respecto a los 400 euros a aquellas personas a las que se les acaba la prestación del paro.  Veremos también qué sucede con los pensionistas, allá a la entrada del otoño.
La pobreza nos invade y la negación por Decreto Ley de todos los Derechos básicos, también.
La reacción del pueblo puede ser lo más impredecible, y, de suceder lo peor buena parte de la cúpula del PSOE será corresponsable.
A todo ello hay que añadir las manipulaciones para tener adormecido al pueblo y que no salva de su ignorancia. Han desmantelado TVE. Se quitado a excelentes profesionales y al director
de Informativos, Fran Llorente, y la gente de Urdaci y Aznar han tomado posesión de la cadena  del país, la que todos pagamos. Es una forma de tergiversar la realidad de lo que sucede,  engañar a la ciudadanía con el 'mundo feliz' que Rajoy y los suyos quieran contar.
Un derecho humano fundamental, el de la libertad de información y de expresión queda cercenado. Hemos retrocedido al franquismo vergonzoso en apenas siete meses. Estaba todo calculado . Los cambios/recortes/retrocesos nos los van imponiendo poco a poco, para evitar que el pueblo se levante unido contra tanta barbarie. La dosificación procura que los ciudadanía vaya asimilando que tamaños robos de todo tipo son necesarios y que nuestros sacrificios son indispensables para salir del agujero negro. Pero esa es otra de las grandes mentiras del PP: su camino no conduce más que a la perdición. Está a la vista.