jueves, 7 de febrero de 2013

XXXXX

Ni la ciudadanía ni la prima pueden esperar mucho. Algunos ministros deben dimitir ya. La espera ha terminado.

Todos saben de qué estoy hablando, de la mayor de las corrupciones en este país desde hace mucho tiempo. Ha estallado el ''Bárcenasgate'' y ya es imparable. El juez Ruz está demostrando una fuerza y unas ansias de impartir justicia verdaderamente encomiable en momentos tan críticos como el actual.

Primero El Mundo y en seguida El País publicaron que en la sede del PP, Luis Bárcenas, hombre vinculado íntimamente al Partido Popular desde hace más de veinte años y nombrado tesorero del mismo por Mariano Rajoy, había repartido sobres con diversa cantidad de dinero, a modo de sobresueldo, a distintos personajes importantes del PP, hecho realizado de manera más o menos continuada y periódica a lo largo de años. 
El País ha publicado los ''papeles ocultos'' de Bárcenas en los que aparecen los nombres, las fechas y las cantidades dadas por diferentes empresas así como la cantidad entregada  a cada uno de los receptores junto a los detalles ya señalados.

A la vez sale a la luz que Barcenas tenía 22 millones de euros en una cuenta bancaria (ahora ha aparecido una segunda cuenta), y que, amparándose hábilmente en la Ley de Amnistía Fiscal, había legalizado 11 millones, de lo que ni Montoro ni Hacienda se percataron hasta que ha salido a la luz gracias a la labor periodística.

En primer lugar se plantea la duda de si el dinero evadido es solo de Bárcenas o también del PP.
En segundo lugar, entre los receptores del dinero negro se halla el mismo Rajoy.

La respuesta del PP ha ido variando: del ''no me consta'' y ''que cada palo aguante su vela'' de Cospedal  se ha pasado a un negar por completo tanto que en el PP circulara dinero opaco como que alguien hubiera recibido alguno de estos sobres. Sin embargo, varios miembros del PP han afirmado sí haberlos recibido: Jaime Ignacio del Burgo, pío garcía escudero, Rosa Romero (alcaldesa de Ciudad Real y sus problemáticas declaraciones a Hacienda de ''sobresueldos'' recibidos del partido), Santiago Abascal (12.000 euros para arreglar su destrozado negocio, dinero entregado por Álvaro Lapuerta), Jorge Trías Sagnier (ex diputado del PP) que se reafirma (hoy mismo ha declarado en este sentido ante la Fiscalía Anticorrupción) en que sí había cuentas 'B' en el partido.

Vistas las anotaciones publicadas por El País, se perciben unos picos de entrada de dinero en épocas electorales. Lo cual estaría a favor de una presunta financiación irregular del PP.



Durante estos días la indignación en la calle, entre los ciudadanos, parece que pueda cortarse. Dos periódicos de ámbito nacional han sacado a la luz determinadas informaciones que salpican al partido que sustenta al actual Gobierno de este país sobre una presunta financiación ilegal del mismo y acerca, además, de unos presuntos sobres conteniendo dinero en negro que se recibía de diferentes empresas en la calle Genova a cambio de ''favores'' otorgados, y que eran repartidos entre miembros de la cúpula del PP.

Este asunto es conocido como ''Bárcenasgate'', pues Luis Bárcenas, vinculado íntimamente al PP durante más de veinte años y ex tesorero del PP es la persona que a los largo de años repartía sobre con dinero negro a gente relevante de este partido. Esta noticia apareción el El Mundo, y días despué El País publicaba hojas con letra manuscrita y elaboradas a lo largo de veinte años donde constaba minuciosamente las entradas y procedencia de las mismas así como a quién iba destinada determinada cantidad y la fecha anotada de cada operación. Nombres conocidos, Rodrigo Rato, Javier Arenas, Ángel Acebes, Mayor Oreja, un tal JM,,,la misma Cospedal e incluso Mariano Rajoy, mencionado reiteradamente.

La reacción del partido ha ido variando a lo largo de estos días. Del ''no me consta'' y ''cada palo que aguante su vela'' se ha pasado a negarlo todo. Rajoy, encerrado en su cascarón, desde el Comité Nacional del PP habló a los medios de comunicaciónm desde una pantalla de plasma; no se atrevió a estar de ''cuerpo presente'' frente a los periodistas ni recibir pregunta alguna. Su intervención era la esperada, conocido el pesonaje: Negar, nagar y negar, sin aclarar nada.

El nombre de Bárcenas no fue nombrado, al igual que hoy ha hecho en Berlín junto a Merkel. Rajoy nervioso o por alguna información de España ha cambiado su discurso:  ''Todo lo que se refiere a mí y a mis compañeros de partido no es cierto, salvo alguna cosa, que es lo que han publicado algunos medios de comunicación''. La ambigüedad (no, pero sí) tan rajoyana no hace sino enredarlo más en la madeja que envuelve tanto escándalo. Por un lado, entre los papeles se pueden leer anotaciones en fechas de campañas electorales, lo que apuntaría a una financiación ilegal del PP; pero por otra parte señala una actuación de corrupción al repartir y aceptar un dinero de procedencia irregular

También Cospedal acepta que entre lo publicado hay cosas ciertas mezcladas con otras inventadas.

Distintos peritos caligráficos afirman que esta sí es la letra de Luis Bárcenas,

Por otro lado, Carlos Floriano,  muy tajante, ha amenazado con que el partido se va a querellar con todo el mundo, con quienes han filtrado los documentos a la prensa. como con todos aquellos que difunden o se hacen eco de las informaciones que tanto daño están haciendo al PP.

Es este el motivo que me ha impulsado a escribir este artículo. Si tanta gente válida y profesional del periodismo han escrito páginas y páginas sobre el tema Bárcenas y contra ellos van a querellarse, yo que lo hago por simple afición y cuando el tiempo y la salud me lo permiten no iba a ser insolidaria con los grandes.

En los papeles publicados, manuscritos por el ex tesorero del PP, aparece la vinculación con la trama Gürtel, ¿presunta? red de corrupción política vinculada al Partido Popular y su también presunta financiación irregular: PPCValenciana, PPGalicia, PPCMadrid, PPCastilla-León y PP nacional. Es tal el engranaje entre ambos asuntos que cuesta averiguar qué maquinación depende de la otra. Lo que parece diáfano es que giran ambas redes en torno al PP, hasta manchar al mismo Presidente Rajoy.

En menos de una semana los medios de comunicación se han hecho eco amplísimo que ha alcanzado a todo el pueblo y a toda la prensa internacional. Desde el extranjero se nos mira como un país banarero, de corruptos y de ladrones; y ya veremos en qué queda todo esto.

Antes las primeras noticias de Bárcenas, fue Cospedal la que dio la cara por el partido y acabó diciendo que ''cada palo se aguante su vela'', Con estas palabras podríamos interpretar que los limpios esté tranquilos y lo que han untado que se las ventilen. Sin embargo, inmediatamente se impuso la más absoluta negación de todos.Del ''no me consta'' del principio han 'evolucionado' a negarlo todo y amenazar con las consiguientes denuncias. El PP anunció que Rajoy convocaba Comité Nacional para este sábado, 2 de febrero y se permitiría el acceso a los periodistas pero sin poder hacer preguntas pues respuestas no iba a haber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario