jueves, 19 de septiembre de 2013

La mayoría silenciosa a la que recurre el gobierno

La huelga de la enseñanza pública en Baleares en contra del modelo trilingüe impulsado por el Gobierno de Bauzá (PP) el ministro Wert la ha calificado de "estrictamente política".

La Comunidad Educativa de toda España ha convocado una huelga general en todos los niveles educativos públicos para el próximo martes 24 de octubre. El señor Wert ha tildado despreciativamente esta convocatoria de "fiesta de cumpleaños" -en relación a las movilizaciones que está habiendo en México y Chile.

Hoy mismo el colectivo de Investigadores se ha manifestado ante el ministerio de Educación para expresar la necesidad de que el Gobierno del PP no solo deje de restar ayudas para I+D -que ha recibido el duro tajo de un 40% desde 2009- sino que aporte las ayudas necesarias para que la Ciencia en este país pueda seguir adelante y dejemos de exportar los mejores cerebros. Al respecto Luis García Montero publica hoy un magnífico artículo, Ciencia española, en el que hace una reflexión crítica contra el modelo de "crecimiento" que este gobierno "neofeudal" está implantando en la pobre España de hoy.

A estas horas Wert todavía no ha manifestado su opinión acerca del clamor por la Ciencia. Cualquier gracieta desatinada puede salir de su boca en el momento más inoportuno. Otro día responderé más detalladamente a aquello de huelga política...

Cierto es que el PP por todos los cauces a su mano -la mayoría holgada de Rajoy- está procurando que la educación, la cultura, la ciencia, el saber... queden relegados tan solo para una minoría social oligárquica, arrinconando al resto de la ciudadanía a la condición de mayoría silenciosa, aquella que sin rechistar debe realizar los trabajos menos remunerados y peor considerados socialmente, y quedar para siempre al servicio de los señoritos.

El Saber es el mejor de los caminos hacia la libertad. La esclavitud se combate de manera efectiva a través de la Cultura. La capacidad de entender la realidad que nos circunda, discernir entre lo justo y su contrario, entre lo decente y lo que estos que mandan realizan constantemente es peligroso para los mandatarios que desprecian al ser humano, para aquellos que no soportan la democracia y la igualdad de oportunidades, para aquellos que siguen defendiendo la superioridad por estirpe.

Estos abogan por 'defender' la Constitución cuando en realidad la están vulnerando todos los días. Estos que piensan que mentir al Parlamento es normal y van a seguir haciéndolo. Estos que se burlan de la justicia en lo que les conviene aunque se queden sin saliva a fuerza de vocear que son (el PP) los que más colaboran con ella. Estos que gritan en pro de una mayoría silenciosa cuando buena parte de la ciudadanía se echa a la calle en defensa de los derechos y el pan robados...

Pudimos ver a sor Fátima apelando a la mayoría silenciosa ante las protestas por una infame "reforma" laboral. Al presidente Rajoy, desde EEUU, alabando igualmente a "la mayoría silenciosa que no se manifiesta" mientras la policía molía a palos a todos aquellos valientes que se jugaron el tipo el 25-S de 2012. Y ahora, la "niña de Rajoy", encarnada en la ínclita Soraya S de S, vuelve con el cuento de la dichosa mayoría silenciosa ante el gran clamor del pueblo catalán en la Diada del pasado 9 de septiembre...

Y, aunque nos duela y mucho, hay que reconocer que es demasiado numerosa la mayoría silenciosa que parece aguantar hasta lo indecible las barbaries de un gobierno indecente que juega con nuestras vidas a cambio de su incondicional apoyo a los poderes financieros, a la gran patronal y a sostener una corrupción que ni sabe ni le interesa la más mínima ética.

Por ello, ahora más que nunca se evidencia la necesidad de luchar con todas nuestras fuerzas en pro de una ENSEÑANZA PÚBLICA que consiga de nosotros sacar lo mejor y proporcionarnos el auténtico SABER para conseguir plantar cara a tantos desmanes y acabar sabiamente con el abuso de un gobierno falaz que ha hecho de la mentira su propia bandera.

En homenaje emocionado al profesor, escritor y político José Antonio Labordeta, del que hoy se cumplen tres años de su fallecimiento, quiero recordar aquí aquellas sus valientes palabras contra los cínicos y maleducados de siempre:



No hay comentarios:

Publicar un comentario