sábado, 30 de mayo de 2015

SOBRE PACTOS POSTELECTORALES


Al parecer hay dificultades a distintos niveles para conformar definitivamente los pactos postelectorales entre las distintas formaciones políticas progresistas. Lo primero a tener en cuenta, desde mi punto de vista, es la conciencia de que ni los votos ni los escaños correspondientes son de un partido sino de la ciudadanía que le ha otorgado su confianza.
No se trata ahora de "colocarse" ni de "colocar" a los amiguetes con sus fauces hambrientas para que el money llegue directamente a los bolsillos propios. Es algo mucho más serio y profundo.
La situación no está para tracas ni para fiestas pantagruélicas. Si hemos predicado con la palabra el ofrecimiento del cambio a las políticas inmorales del PP, hay que aplicar en los hechos dichas promesas, no realizar un mero recambio de 'collares'.
Teniendo como punto de partida estos principios de ser servidores de los ciudadanos -y nunca más servirse de ellos-, el único problema a resolver, y no es poco, consiste en plantar cara muy seriamente a los jefecillos de área de los distintos ayuntamientos y Comunidades y exigirles toda la documentación e información que ahora se niegan a dar. Y si continúan oponiéndose con falsas excusas, hay que echarles -sin miramiento- de los puestos que indignamente estan ocupando y conseguir como sea la necesaria información para, a partir de ya, comenzar a limpiar, auditando toda la inmundicia que han dejado y denunciar ante la justicia.
Para que ello se pueda realizar con éxito, lo primero es la UNIDAD de las fuerzas entrantes, como al principio he comentado. Y cuidado, dicha unidad necesita de la DECENCIA en cumplir la palabra dada: GOBERNAR PARA EL PUEBLO. No nos equivoquemos. Lo contrario los ciudadanos jamás lo entenderán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario