martes, 20 de octubre de 2015

Albert Rivera o la ambición peligrosa




En principio, me produce más vibraciones negativas Rivera que muchos personajes del PP, y cuidado que estos últimos son como para echar a correr.
Seis días de diferencia, seis tan solo, hay entre las dos propuestas/exigencias del falangista Rivera. Pero, como a La Lechera, puede rompérsele el jarro antes de llegar al final del camino y que todas sus 'pesadillas-para-la-buena-gente' se vayan a pique.
¿Qué ha sucedido para que Rivera-camisa-azul se sienta tan crecido?
Ha habido un debate a dos cuyos análisis nada objetivos -los medios no lo son, están vendidos al capital y hacen lo que este les ordena- inclinan la balanza a su favor frente a Pablo Iglesias, y Rivera ya no solo se siente ganador, sino que ya se ve Caudillo por Dios y por España.
Al margen de sus ideas neoliberales en economía y de ultraderecha en lo social, Rivera tiene en su mirada algo que no acaba de gustarme. Es algo difícil de explicar, pero me repele. No suele mirar a los ojos del que está conversando con él. Mira hacia arriba o hacia otro lugar imaginario, rehuyendo la mirada limpia del de enfrente.

Recuerdo que mi madre siempre decía que no se fiaba de aquél que no sostiene la mirada del interlocutor: "de algo huye", "en algo miente", "no es de fiar"... Tenía razón. Tuve la mala suerte de comprobarlo personalmente y durante demasiados años. Por ello, quizás, es algo que me llama poderosamente la atención. 
Por lo demás, Rivera no está de acuerdo en aceptar a refugiados, no quiere una educación laica ni prolongar la educación obligatoria hasta los 18 años 
A lo que iba:
_ Albert Rivera pide un debate a cuatro (13/10/2015)
Rivera pide este cara a cara, Iglesias exige que las preguntas no sean pactadas, Sánchez se muestra dispuesto y el PP no cierra la puerta.
De hecho, El vicesecretario de Acción Sectorial de los populares, Javier Maroto, ha considerado que "hay espacio" para un debate cara a cara entre Rajoy y Sánchez pero también para un debate entre cuatro. "Le diría que hay espacio para ambos formatos y ambos son ricos", ha dicho en una entrevista en RNE.
_ Albert Rivera pide ahora un debate a tres con Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (19/10/2015)
* "... el verdadero debate es el que debería realizar Ciudadanos con el PP, PSOE, "los viejos partidos", porque son las tres formaciones que, "según las encuestas", van a estar muy igualados en las próximas elecciones y "tienen opciones de gobernar".
* "...ha adelantado que cuando llegue al Parlamento nacional, Ciudadanos “hablará con todos” los demás grupos aunque ha dejado claro que pese a la “cordialidad” que demostró durante el debate con Iglesias “no se puede sacar la conclusión de que vamos a llegar a acuerdos con Podemos”.
Personaje este Rivera nada de fiar. Una ambición incontrolada, sin fronteras y sin respeto a nadie ni a nada. 



2 comentarios:

  1. No me gusta el personaje. Estoy totalmente de acuerdo. Un elemento muy peligroso que desata pasiones de jovencitas. Ya en la primera mitad del s. xx hubo personajes así. No aprendemos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón, yo también desconfio del que denominé "la gran esperanza blanca". No sé si leiste mi artículo sobre este personaje que seguro que pone a disposición de los especuladores los servicios básicos para la ciudadanía.

    ResponderEliminar