lunes, 4 de enero de 2016

La CUP se ha pitorreado de Mas, de Junts pel si y de todos aquellos que esperaban, ansiosos, la decisión de esta.

La CUP se ha pitorreado de Mas, de Junts pel si y de todos aquellos que esperaban, ansiosos, la decisión de estos a los que despectivamente llaman "antisitema, radicales independentistas" y mil lindezas más.
Conociendo los principios de las CUP así como los de los colectivos y movimientos similares era muy muy extraño que Antonio Baños y los integrantes de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) accedieran a apoyar a Mas como President del Parlament Català. 
Además, uno de sus componentes, aunque quizás no milite, es David Fernández, periodista y político, proviene del mundo de la insumisión, la okupación y los movimientos sociales.
En noviembre de 2013 se sacó un zapato y lo mostró a Rodrigo Rato durante su comparecencia en el hemiciclo catalán, llamándole gangster y recordando la simbología del zapato que un periodista lanzó a Bush años atrás por la ocupación de Irak.

¿Quién puede creer que fuera una 'casualidad' el empate a 1.125 exactos los votos correspondientes a SÍ a Mas y NO a Mas? Imposible casi matemáticamente hablando.
A nadie se le escapa de qué calaña es Mas, su íntima vinculación a los Pujol, su participación en los devaneos económicos en que Convergència Democràtica se ha visto envuelta, y está envuelta.
Andreu Viloca, tesorero de CDC y también de las dos fundaciones afines al partido (CatDem y Fundació Fòrum Barcelona), ingresó en la cárcel tras dististas investigaciones de la Guarcia Civil por demasiadas irregularidades en obras que la Generalitat otorgó a constructoras catalanas durante los Gobiernos de Artur Mas (2010-2015).
Convergència pagó la fianza de 250.000 euros dpara sacar de la cárcel de Quatre Camins a su tesorero.
Y todo producto del famoso 3% que ya denunció en sede del Parlament catalán Pasqual Maragall: "El problema de CiU se llama 3%". Febrero de 2005 es la fecha de aquellas palabras. Es decir, si ya entonces se sabía las comisiones que Convergència Democràtica 'cobraba' a cambio de favores institucionales, ¿a qué monte se puede elevar la cifra de esta práctica corrupta?
Las prácticas fraudulentas han sido reiteradas durante el mandato de Artur Mas como continuador de su 'padre político', Jordi Pujol. 
La Catalunya de Artur Mas fue la primera en aplicar durísimos recortes en la sanidad así como la intalación de prácticas indecentes que dividen a los ciudadanos en primera y segunda clase en función del dinero que puedan pagar.
La CUP no podía aceptar que Artur Mas ni nadie de Convergència Democràtica ocupase la Presidencia de la Generalitat.
La CUP es un partido (inscrito como tal en 1987) no solo independentista, es algo más. "Con un carácter asambleario y defensora de posturas independentistas y ecologistas, su programa ha sido encuadrado dentro de un «republicanismo anticapitalista». Defiende la salida de una hipotética Cataluña independiente tanto de la Unión Europea como de la OTAN. Aboga por la nacionalización de entidades financieras. Ha sido considerada tanto una organización de «extrema izquierda» como de «izquierda radical»".
El término «unitat popular» hace referencia a la alianza de izquierdas chilena encabezada por Salvador Allende, que impulsó un movimiento de transformación socialista y gobernó hasta el golpe de Estado de Augusto Pinochet. El concepto, además, tiene una clara referencia marxista. Se pronuncian por la altermundialización y el feminismo, la insumisión, el ecologismo social...
Lo que ha hecho, por tanto, la CUP ha sido, con enorme habilidad, una tremenda burla a Artur Mas y 'su' CDC, así como al partido del Gobierno de Rajoy y a todos los demás a quienes nos han tenido en vilo hasta la 'solución' definitiva de las asambleas que han finalizado el 3 de enero.
Y por si fuera poco, la formación anticapitalista ha señalado que, antes que convocar nuevas elecciones, existe otra opción: así, ha instado a Junts pel Sí a que "mueva ficha", es decir, que proponga a otro candidato.

Que les llamen 'radicales antisistema', 'desarrapados', 'marxistas', lo que quieran. Pero han tenido el coraje de pitorrearse de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario