martes, 4 de octubre de 2016

" #NOesNo a los déspotas groseros "



Alguien responsable y con sentido común debe de quedar en este PSOE.
Por ejemplo, Josep Borrell, un hombre preparado y con gran experiencia política nacional e internacional, con un currículum vitae profesional de excelencia, en todas sus manifestaciones muestra su talante dialogante, un razonar exquisito, y se pregunta, asombrado, por qué demasiados en el PSOE se niegan a hablar con Podemos, un partido con 5 largos millones de votantes detras de él.


Lo mismo sucede con los miembros de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias y Andres Perello Rodriguez, entre otros. Han estado trabajando por conseguir un Gobierno de Progreso con Pedro Sánchez al frente del mismo y en unión de Unidos Podemos y los partidos nacionalistas periféricos, y lograr con ello echar del gobierno a un PP corruPPto hasta las pestañas.

Sin embargo, hay tarados que se prodigan en los medios de manipulación y vomitan constantemente contra Unidos Podemos, demonizándolos, insultándolos y negando cualquier relación posible con el PSOE. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, es un ejemplo de ello. Desde ayer domingo su voz no para de regurgitar veneno.
Este ejemplo de irresponsabilidad, en los momentos presentes, es algo muy estúpido y va a repercutir en contra del PSOE.

Nadie de entre ellos sabe qué va a suceder. Lo que, al parecer, se baraja, es dar la vuelta a la decisión del anterior Comité en que se aprobó el #NOesNO a Rajoy, y dar el cambiazo por la #Abstención que dé nuevamente el gobierno al PP.

Desconozco cuál puede ser la reacción de los militantes y votantes responsables. El PSOE se puede ir al carajo con este doblar la testuz ante Rajoy y su PP.
O bien, Rajoy puede querer tensar más la cuerda de la humillación al PSOE y, como quien no hace nada, propicia unas terceras elecciones. ¿Sabe el PSOE si puede necesitar de la Izquierda, de Unidos Podemos, para no quedarse en un rincón solo y abandonado?

Podría ocurrir que, en tal caso, Unidos Podemos y sus más de 5 millones de votantes, den la espalda, en justa respuesta, a la llamada agónica del PSOE.
Por lo tanto, y aunque fuera tan solo para cubrirse las espaldas, alguien de los "ganadores" de esta guerra psocialista debería tapar la boca a este tipo, a Abel Caballero. Nada tiene del Abel bíblico y menos de "caballero".

@ María Dolores Amorós

No hay comentarios:

Publicar un comentario