miércoles, 12 de diciembre de 2012

LAS MENTIRAS INDECENTES DEL PP LEVANTAN AL PAÍS

Qué bajo se cae cuando, al no tener argumentos, se vale uno del insulto, la calumnia, la injuria, lo que sea, con tal de desprestigiar al otro, al de enfrente.


Un partido político que entiende la Democracia, única y exclusivamente, como el depositar una papeleta en una urna cada cuatro años manifiesta claramente el ínfimo valor que siente por  el Estado de Derecho, que debe estar siempre presidido por los valores democráticos.

Creer en la Democracia es aceptar las opiniones distintas a las nuestras, incluso opuestas, respetarlas y combatirlas con el diálogo y la razón, jamás con la imposición del autoritarismo, del 'porque sí', 'porque lo quiero yo'. Cuando de esta forma se actúa, ya no solo se pierde la elegancia y la educación, sino que se cae en el más vulgar y soez autoritarismo antidemocrático.

El PP con sus políticas de RECORTES ha conseguido agraviar a todos los colectivos y organizaciones de este país. No queda nadie a quien no le haya sido arrebatado alguno o varios de sus derechos, todos dignamente ganados.

La ciudadanía está harta de tantos despropósitos en menos de un año de desGobierno de Rajoy. Necesita vomitar su malestar en protestas, manifestaciones, huelgas, etc. Todos, actos legítimos según la Constitución de 1978, aún vigente.
Pero al PP no le gusta que le contradigan, para eso mandan...y por mayoría absoluta, lo que traducen en creer que les da derecho a hacer y deshacer lo que les viene en gana.

Rajoy, siguiendo su ideario neoliberal -el de su 'estirpe'-, se ha plegado sumisamente al capital de los mercados -los poderes financieros- y a las órdenes de la Canciller alemana, Ángela Merkel, cuyas órdenes cumple a rajatabla mientras hunde este país en las más absoluta de las miserias y se zampa de un tirón todos los derechos económico-sociales que tanto tiempo y sacrificios costó de conseguir.

Todo ha quedado desmantelado, la hambruna campa a sus anchas, y, como en tiempos demasiado recientes en la memoria, la CARIDAD tiene que suplir la ausencia de JUSTICIA.

La manera de quitarse de encima las culpas es echarlas a los demás, a las víctimas. ''Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades'', ''hemos comprado teles de plasma'', ''nos hemos ido de vacaciones'', ''hemos comprado un piso y nos hemos endeudado más allá de lo que podíamos''.

A España llegó la crisis de la mano de Aznar y su burbuja inmobiliaria, ''España va bien'', bramaba el de la guerra de Irak. Cuando los bancos dejaron de ganar las inmorales cantidades a que estaban acostumbrados, cuando se fue descubriendo la falsedad, por usura bancaria, de unas acciones llamadas ''Preferentes'', concebidas para estafar a los muchos clientes, cuando estos mismos bancos que conseguían meterte por las orejas ''el piso de tu sueño'' dejaron de prestar dinero, no ya a particulares, sino a medianas y pequeñas empresas, el CAOS se vio servido. 

El PP, encumbrado en lo alto con gravísimas falsas promesas realizadas durante tiempo e intensificadas en su campaña electoral, sacó las tijeras y no ha dejado títere con cabeza.

Al protestar los Profesores, de inmediato Aguirre los insultó procurando desprestigiarles e injuriarles vociferando vilmente que los profesores son unos vagos. Y Wert ha rematado la faena, poniendo en pie a media España. El propósito claro del PP es, por supuesto, privatizar la enseñanza, prohibir que los menos pudientes tengan acceso a la universidad. Pensar conduce a Libertad. Y al PP sólo le interesa la masa borrega para timonearla  como sus intereses le pidan.
La Sanidad Pública se levanta en este Madrid convulso en exigencia de la no privatización de la misma y se les llama mentirosos (Lasquetty-Faes), afirmando con indecencia que sus protestas son sólo por intereses propios, e insistiendo vilmente, en contra de la verdad, en que la Sanidad Privada es más barata que la Pública y atiende mejor al paciente.
Y ahora, Gallardón, además de su 'gallardonazo' -el de las tasas judiciales o las bodas  a  través de los Registradores- echa sus colmillos a la yugular de Magistrados, Jueces y Fiscales, con la misma ordinariez que su 'íntima amiga' Espe inauguró. Dice Gallardón;  "¿Cómo no van a protestar jueces y fiscales si les hemos quitado la paga extraordinaria, si les hemos dejado de 18 días para asuntos propios en 12 días?''
En la Cope ha afirmado lo siguiente:  ''...Muchas veces gobernar es repartir dolor". "El Gobierno es plenamente consciente de que estamos pidiendo sacrificios a todos en general y a los funcionarios en particular", pero "no tenemos más remedio" que hacerlo porque hay que "cumplir el objetivo del déficit", para "salir de la crisis".
Este desGobierno presenta como lo más natural del mundo la ''necesidad de 'robar'" la catorceava parte del sueldo (la llamada paga extraordinara) a todos los funcionarios y demás empleados públicos. Y sus voceros mediáticos siguen tomando el pelo a la gente hablando de castas, 'olvidando' que las auténticas castas son los profesionales de la política, que ''no pueden viajar en clase turista'' como el resto de los mortales, así como los expertos en evasión de capitales. 
Siempre y en primer lugar, cumplir con el déficit. La ciudadanía no cuenta, aunque el hambre (real, no metafórica) se haya apoderado ya de dos millones de españoles.
El PP se muestra 'comprensivo' solo con los depredadores, los malversadores, los corruptos, con todos aquellos que han evadido sus dineros a paraísos fiscales, en muestra de absoluta insolidaridad con la totalidad de los españoles y los problemas que acucian aquí. Incomprensiblemente así sucede con este desGobierno.
Mal camino está siguiendo el PP. España entera está en alto. Las mentiras incitan al agravio, y éste a la lucha. Comenzamos con manifestaciones, pero un país patas para arriba por completo y recibiendo burlas, provocaciones e insultos sin cesar, no parece dispuesto a aguantar así por mucho tiempo.

Cinco millones en paro. Seis, para el año entrante. Los subsidios se acaban. Más empresas públicas tienen sus EREs preparados par echar a la calle injustamente a miles de trabajadores más. Hasta el colectivo de PENSIONISTAS va a salir a protestar por la no revalorización de sus pensiones y por la burla posterior, venida de Fátima y sus revelaciones recibidas del Rocío.

Clara se manifiesta la disconformidad del pueblo español con este desGobierno. El pulso se esta acabando y los acontecimientos se nos echan encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario