miércoles, 29 de enero de 2014

La calle y los tribunales son el camino

El Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy lleva poco más de dos años en el poder. En este tiempo ha conseguido dar una vuelta de calcetín al país, de manera tal que es prácticamente irreconocible tanto desde dentro como desde buena parte de mundo conocido. El resultado que se ofrece es simplemente #LaMarcaEspaña.

Atónitos nos quedamos todos ante la pasividad de la gran "mayoría silenciosa" que parece tragar todo lo que le echen. Salarios de vergüenza, bochornoso aumento del paro, desprecio por la sanidad pública, por la dependencia y una vuelta atrás en la consideración de lo que debe ser una educación seria y de calidad que vuelve a quedar bajo las peligrosas manos de la Iglesia católica,

Sin embargo, cuando las vueltas de tuerca se siguen dando contra los más elementales derechos ciudadanos, puede suceder que se trasmuten en un revulsivo que logre 'despertar' de su vergonzoso silencio a tantas gentes hasta ahora adocenadas.

Este mes de enero  de la Era Rajoy pasará a la Historia por el logro que algunos colectivos han conseguido con enorme esfuerzo y tenacidad.

El día 7 supimos que, por fin, la Audiencia de Valencia había decidido por unanimidad la reapertura del caso cerrado en falso del accidente de metro más luctuoso en nuestra historia. Ocurrió un 3 de julio de 2006. La línea 1 del metro de Valencia, con 43 muertos y 47 heridos. Ninguna responsabilidad, ni política ni judicial por parte de las autoridades que campan a sus anchas casi veinte años en el País Valenciano. El desdén como respuesta, las trampas, las mentiras vertidas y el desprecio. Los familiares han estado luchando desde ese día por lograr que la verdad aflore. Cada día 3 de cada mes se concentran en la Plaza de la Virgen en recuerdo de sus muertos. Pocos parecían saber lo ocurrido, ni en estas tierras ni en el resto de España. Jordi Évole dedicó unos de sus programas a divulgar y denunciar el silencio cómplice de los entonces mandatarios de FGV así como de los representantes políticos. Tras  comprobar el cierre indecente y reiterado de este caso, la tenacidad de la Asociación Víctimas Metro 3J, ha conseguido, por fin y con nuevas pruebas, que la Justicia reabra este penoso asunto.

Al parecer el ministerio de Interior, dirigido entonces por Rubalcaba, tampoco en aquel momento quiso hacerse eco de esta problemática. En ello ha insistido Enric Morera, portavoz de Compromís.

El 17 el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, decide paralizar definitivamente las obras de la Avda Vitoria en el barrio de Gamonal. Fueron los anteriores a esta fecha unos días de constante lucha por parte de los burgaleses por impedir unas obras absurdas de un pretendido bulevar. Las informaciones manipuladas e inveraces se fueron sucediendo. Los habitantes de esta ciudad fueron tildados de violentos, de kale borroka... ; Ana Botella con su ya habitual labia y desacierto habló de "atentados" en Burgos. El ministro Fernández -todavía no asistido por el brazo incorrupto de santa Teresa- desinformaba sobre grupos itinerantes de violentos que, en su devenir por tierras españolas, se habían asentado en Burgos... La reacción firme de la ciudadanía consiguió el cese absoluto y definitivo de unas obras que iban a hacerse solo con el fin de ganar un suculento dinero chupándolo de los bolsillos de los burgaleses.
Gamonal ya es símbolo de lo que debe hacer un pueblo que no soporta ser sometido.


Y hace apenas nada, el 28 de este mismo mes de enero, la Marea Blanca ha conseguido paralizar los planes de privatización de seis hospitales públicos de Madrid. La lucha ha sido intensa. En la calle con frío, con lluvia, bajo un sol abrasador. En los lugares de trabajo, con huelgas, sensibilización de los pacientes que han estado al lado de los sanitarios. En los tribunales... El consejero de Sanidad, Fernández-Lasquetty, tan presuntuso él desde que el 31 de octubre hizo público su plan de "externalización" de los servicios y gestión de la Sanidad pública, ha tenido que presentar su dimisión ante la obligada decisión del presidente heredado de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que se ha visto forzado a anunciar el fin del intento de privatización de la Sanidad madrileña tras la última y reiterada respuesta contraria del TSJM.
La Marea Blanca ha demostrado su tenacidad y compromiso con lo público hasta lograr frenar los despropósitos de esta clase política interesada tan solo en llenar sus propios bolsillos y el de los intereses amigos. Y todo ello a pesar de las enormes trabas que las autoridades han ido poniendo.
Y siguiendo aquello de "a rey muerto rey puesto", ya ha tomado posesión de su cargo el sustituto de Lasquetty, un tal Javier Rodríguez. Al parecer, también un dechado de virtudes en lo que a este tema respecta.

En ninguno de los casos mencionados ni en otro cualquiera, aunque las particulares batallas hayan sido ganadas, se puede bajar la guardia, hay que permanecer alertas. Pero queda claro cuál es el camino a seguir. La unión de la ciudadanía con el convencimiento de que tenemos la razón de nuestro lado, y la perseverancia en manifestar nuestras exigencias en recobrar lo que es nuestro y que en tan poco tiempo nos ha sido arrebatado. Basta ya de impunidad ante actitudes contrarias a derecho y dirigidas a chupar hasta la extenuación nuestra sangre y nuestra dignidad. Siempre nos quedará la calle y los tribunales. La esperanza abierta en este negro horizonte poblado de gentes tan mezquinas y con una carga impensable de maldad, Rajoy a la cabeza rodeado de una infame troupe de trileros amparados cada vez más en vírgenes y santas. La última burla a la ciudadanía.

Todo sería distinto en este mundo si los gobernantes fueran conscientes de que su tarea es servir al pueblo con entrega, democracia y libertad. La extraordinaria película de Charles Chaplin, El gran dictador, nos da una lección al respecto.

5 comentarios:

  1. Magnifico trabajo María de los Dolores.
    Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que expresas en el.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo. Cada cual desde donde pueda, debemos plantar cara a esta gente que está acabando con todo lo nuestro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No voy a ensalzar tu excelente artículo; no sabría aportar nada que exceda a su simple lectura. Pero me quedo con tu denominación de trileros a esta patulea de indeseables. Su mezquindad se asemeja a la que exhiben los de los cubiletes quitándole sus escasos dineros a cualquier inadvertido con ansias, o necesidad, de aumentarlos haciendo uso de su perspicacia de palurdo listillo. Con la inmensa diferencia de que los por ti calificados expolian no sólo dinero, sino, lo que hace mayor la repugnancia, dignidad y derechos a millones de personas, los más humildes en primer término. No debemos permitirlo más tiempo; en todo lo que podamos, hemos de actuar (sí, he dicho "actuar"), aportando todo lo que sepamos y podamos a la lucha contra los prácticamente impunes desalmados que nos esquilman y sus ocultos mentores. Hay que hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. No voy a ensalzar tu excelente artículo; no sabría aportar nada que exceda a su simple lectura. Pero me quedo y suscribo tu denominación de trileros a esta patulea de indeseables. Su mezquindad se asemeja a la que exhiben los de los cubiletes quitándole sus escasos dineros a cualquier inadvertido con ansias, o necesidad, de aumentarlos haciendo uso de su perspicacia de palurdo listillo. Con la inmensa diferencia de que los por ti calificados expolian no sólo dinero, sino, lo que hace mayor la repugnancia, dignidad y derechos a millones de personas, los más humildes en primer término. No debemos permitirlo más tiempo; en todo lo que podamos, hemos de actuar (sí, he dicho "actuar"), aportando todo lo que sepamos y podamos a la lucha contra los prácticamente impunes desalmados que nos esquilman y sus ocultos mentores. Hay que hacerlo.

    ResponderEliminar
  5. A Carlo Giordano:
    Muchas gracias por tus amables palabras.
    Coincidimos, hay que actuar y ya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar