miércoles, 29 de enero de 2014

La calle y los tribunales son el camino

El Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy lleva poco más de dos años en el poder. En este tiempo ha conseguido dar una vuelta de calcetín al país, de manera tal que es prácticamente irreconocible tanto desde dentro como desde buena parte de mundo conocido. El resultado que se ofrece es simplemente #LaMarcaEspaña.

Atónitos nos quedamos todos ante la pasividad de la gran "mayoría silenciosa" que parece tragar todo lo que le echen. Salarios de vergüenza, bochornoso aumento del paro, desprecio por la sanidad pública, por la dependencia y una vuelta atrás en la consideración de lo que debe ser una educación seria y de calidad que vuelve a quedar bajo las peligrosas manos de la Iglesia católica,

Sin embargo, cuando las vueltas de tuerca se siguen dando contra los más elementales derechos ciudadanos, puede suceder que se trasmuten en un revulsivo que logre 'despertar' de su vergonzoso silencio a tantas gentes hasta ahora adocenadas.

Este mes de enero  de la Era Rajoy pasará a la Historia por el logro que algunos colectivos han conseguido con enorme esfuerzo y tenacidad.

El día 7 supimos que, por fin, la Audiencia de Valencia había decidido por unanimidad la reapertura del caso cerrado en falso del accidente de metro más luctuoso en nuestra historia. Ocurrió un 3 de julio de 2006. La línea 1 del metro de Valencia, con 43 muertos y 47 heridos. Ninguna responsabilidad, ni política ni judicial por parte de las autoridades que campan a sus anchas casi veinte años en el País Valenciano. El desdén como respuesta, las trampas, las mentiras vertidas y el desprecio. Los familiares han estado luchando desde ese día por lograr que la verdad aflore. Cada día 3 de cada mes se concentran en la Plaza de la Virgen en recuerdo de sus muertos. Pocos parecían saber lo ocurrido, ni en estas tierras ni en el resto de España. Jordi Évole dedicó unos de sus programas a divulgar y denunciar el silencio cómplice de los entonces mandatarios de FGV así como de los representantes políticos. Tras  comprobar el cierre indecente y reiterado de este caso, la tenacidad de la Asociación Víctimas Metro 3J, ha conseguido, por fin y con nuevas pruebas, que la Justicia reabra este penoso asunto.

Al parecer el ministerio de Interior, dirigido entonces por Rubalcaba, tampoco en aquel momento quiso hacerse eco de esta problemática. En ello ha insistido Enric Morera, portavoz de Compromís.

El 17 el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, decide paralizar definitivamente las obras de la Avda Vitoria en el barrio de Gamonal. Fueron los anteriores a esta fecha unos días de constante lucha por parte de los burgaleses por impedir unas obras absurdas de un pretendido bulevar. Las informaciones manipuladas e inveraces se fueron sucediendo. Los habitantes de esta ciudad fueron tildados de violentos, de kale borroka... ; Ana Botella con su ya habitual labia y desacierto habló de "atentados" en Burgos. El ministro Fernández -todavía no asistido por el brazo incorrupto de santa Teresa- desinformaba sobre grupos itinerantes de violentos que, en su devenir por tierras españolas, se habían asentado en Burgos... La reacción firme de la ciudadanía consiguió el cese absoluto y definitivo de unas obras que iban a hacerse solo con el fin de ganar un suculento dinero chupándolo de los bolsillos de los burgaleses.
Gamonal ya es símbolo de lo que debe hacer un pueblo que no soporta ser sometido.


Y hace apenas nada, el 28 de este mismo mes de enero, la Marea Blanca ha conseguido paralizar los planes de privatización de seis hospitales públicos de Madrid. La lucha ha sido intensa. En la calle con frío, con lluvia, bajo un sol abrasador. En los lugares de trabajo, con huelgas, sensibilización de los pacientes que han estado al lado de los sanitarios. En los tribunales... El consejero de Sanidad, Fernández-Lasquetty, tan presuntuso él desde que el 31 de octubre hizo público su plan de "externalización" de los servicios y gestión de la Sanidad pública, ha tenido que presentar su dimisión ante la obligada decisión del presidente heredado de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que se ha visto forzado a anunciar el fin del intento de privatización de la Sanidad madrileña tras la última y reiterada respuesta contraria del TSJM.
La Marea Blanca ha demostrado su tenacidad y compromiso con lo público hasta lograr frenar los despropósitos de esta clase política interesada tan solo en llenar sus propios bolsillos y el de los intereses amigos. Y todo ello a pesar de las enormes trabas que las autoridades han ido poniendo.
Y siguiendo aquello de "a rey muerto rey puesto", ya ha tomado posesión de su cargo el sustituto de Lasquetty, un tal Javier Rodríguez. Al parecer, también un dechado de virtudes en lo que a este tema respecta.

En ninguno de los casos mencionados ni en otro cualquiera, aunque las particulares batallas hayan sido ganadas, se puede bajar la guardia, hay que permanecer alertas. Pero queda claro cuál es el camino a seguir. La unión de la ciudadanía con el convencimiento de que tenemos la razón de nuestro lado, y la perseverancia en manifestar nuestras exigencias en recobrar lo que es nuestro y que en tan poco tiempo nos ha sido arrebatado. Basta ya de impunidad ante actitudes contrarias a derecho y dirigidas a chupar hasta la extenuación nuestra sangre y nuestra dignidad. Siempre nos quedará la calle y los tribunales. La esperanza abierta en este negro horizonte poblado de gentes tan mezquinas y con una carga impensable de maldad, Rajoy a la cabeza rodeado de una infame troupe de trileros amparados cada vez más en vírgenes y santas. La última burla a la ciudadanía.

Todo sería distinto en este mundo si los gobernantes fueran conscientes de que su tarea es servir al pueblo con entrega, democracia y libertad. La extraordinaria película de Charles Chaplin, El gran dictador, nos da una lección al respecto.

martes, 14 de enero de 2014

Gamonal en pie de dignidad

Si el 1 de abril de 1939, desde el Palacio de la Isla, sede del gobierno franquista durante la maldita guerra civil, salió el escueto parte, firmado por el sangriento dictador, "La guerra ha terminado", el 11 de enero de 2014 parece que una "nueva guerra" haya comenzado en el popular barrio de Gamonal con las firmes protestas de sus habitantes ante la nueva cacicada de su alcalde bajo el mando y ordeno del auténtico amo de Burgos.

Ignacio Escolar informa de manera magnífica acerca de lo que allí sucede. También en los comentarios a un artículo de Rosa María Artal, Celemín nos cuenta cómo ya en el Paseo de la Isla se hizo un aparcamiento semejante al que ahora el ayuntamiento pretende construir en la Avenida Vitoria o cuándo los burgaleses paralizaron otro, hará unos ocho años, en la calle Eladio Perlado.

Sin embargo,  nada trascendió al resto de España. Y es que mucho han callado estos medios de comunicación serviles con el poder para que no supiéramos la nueva tropelía que en Burgos se pretende realizar. Los burgaleses venían hace tiempo ya protestando y exigiendo al alcalde, Francisco Javier Lacalle (PP), que no volviera el "jefe", Méndez Pozo, a llenarse brutalmente los bolsillos a costa de hostigar sin piedad los ya muy mermados peculios y la maltrecha vida de los habitantes del barrio obrero de Gamonal. Han tenido que plantar cara muy seriamente para que, de una forma u otra, este tema saltara a la opinión pública, si bien los mass media rastreros han procurado desvirtuar hasta lo indecible la verdad sobre los sucesos de Gamonal.

O bien lo reducen a una inoperante protesta de unos pocos vecinos y procurar así que ningún efecto tenga en la ciudadanía española o bien la manipulación viene por mentir acerca de los incidentes o por otro tipo de engaño venido desde el propio ministerio de Interior y cacareado por los medios carcas a sus pies arrodillados. Resulta que a la trashumancia humana del rojerío, la kale borroca vamos, le ha dado por viajar incesantemente allá donde se vislumbra alguna pequeña protesta para convertirla en una batalla campal y violenta al máximo con la única finalidad de dañar a este excelente gobierno de España. la realidad desmiente tan burdas mentiras: los brutamente detenidos -bastantes menores de edad- son todos burgaleses. Nadie de fuera ha venido a esta población a aventar ninguna revuelta.


En este preciso instante en que estoy escribiendo llevamos cuatro días de protestas sociales en Burgos. A esta ciudad han llegado "refuerzos" policiales antidisturbios y de la guardia civil con tal de acabar con los "violentos", que es lo mismo que decir con tal de acallar las justas y necesarias reivindicaciones de los ciudadanos del barrio obrero de Gamonal.

Tal desproporción de fuerzas y tanta manipulación canalla pueden derivar la actual situación en algo mucho más serio. El partido del gobierno, PP, no cesa de expeler basura 'informativa'. Y el otro, el que se considera el máximo oponente aunque nada importante opone, el PSOE habla también de la congoja que le supone toda "violencia", sin distinguir ni clarificar en absoluto qué es violencia, si continuar presionando y robando al pueblo o que este se defienda de tales maldades.

Quizá en otros momentos anteriores al presente la gente de Burgos no se hubiera sentido con las suficientes fuerzas para plantar cara a la impunidad de los poderosos. Pero el PP ha tensado de tal manera la cuerda que a la mínima las personas de bien han decidido no aguantar más. Fue en Hamburgo hace una semana, anteayer sucedió en Melilla y ahora continúa en Gamonal...

De momento el alcalde de Burgos acaba de salir en los medios de comunicación para anunciar que las obras de la Avenida Vitoria quedan paralizadas. La ciudadanía con su presencia valiente, de momento, ha vencido. ¿Acaso teme el PP el comienzo de una "primavera democrática"? Quizá este no sea sino el inicio de la misma...




lunes, 6 de enero de 2014

Y todo fue un sueño

Fueron otros tiempos... otros días... Allí estabas. Enseguida supe que eras tú. Tus ojos negros de mirada profunda, tu tez morena, tu observar con serenidad reflexiva... me cautivaron desde el primer momento.
Nunca antes había sentido mi corazón constreñido de tal modo. Era lo que siempre había soñado sin soñar, distinto a todos, único... ¿Cómo era posible que un sueño de niña adolescente se hiciera realidad? Era como en un cuento de hadas, pero sin hadas.

Fue en la universidad. El mejor de los lugares. El alma del saber y de la curiosidad insaciable. En medio de gentes comprometidas con la Libertad y la Democracia. Franco aún dictaba muertes desde su senilidad prolongada. Ocurrió la "Operación Ogro", el inicio de la caída de la dictadura.

En aquél entorno que marcó mi vida para siempre estabas tú. Recuerdo tu camisa blanca que dejaba entrever un torso musculoso. En silencio sentía cómo mis manos intentaban acariciar esos hombros, y el enorme esfuerzo para frenar aquel impulso.

Pasaron unos meses, la amistad crecía. Amistad compartida con otros compañeros. Una nueva vida en mi vida se abría ante mis ojos, admirados. Sin percatarme conscientemente la unión entre ambos iba afianzándose cada vez más en soledad para determinados momentos...

Aprendí a conocer la ciudad en los largos paseos en que tú me guiabas. Eras un cicerone perfecto... Aquellas callejuelas sinuosas y estrechas del centro antiguo, la playa acogedora con sus aguas atrayentes, el brillo de sus olas que reflejaban a su capricho la luz del sol. Aquellos atardeceres inundados del perfume de los naranjos...

Todo se convirtió en objeto de mi amor, el mismo amor que sentía por ti, por la belleza casi perfecta de tu cuerpo, por tus palabras susurrantes que tantas cosas me descubrieron.

Eras mi rey Midas, cada cosa que pronunciabas o tocabas se transformaba en oro para mí. Estaba locamente enamorada. Mi más discreto de los secretos. El silencio, la apariencia de amistad sin más fue mi dura prueba.

Transcurría el tiempo demasiado lento para mí. Tu, ese muchacho tan correcto, tan amable, no hablabas del amor entre dos. Comentabas el eros de Platón, pero no era ese el que mi ser ansiaba... Así se sucedieron casi tres meses, noventa eternos días con sus noches...

Ocurrió un día inesperado, cuando mis esperanzas se habían diluido casi. Tu corazón fue la palabra. Tímida, muy tímida en principio... caballo desbocado enseguida. Todo el amor, el deseo todo, oprimido y reprimido, estalló locamente.

Nos amamos con desespero, como si la muerte nos acechara de cerca... había que aprovechar cada instante. La embriaguez nos poseyó. El aire se quedó sin espacio entre nuestros cuerpos, tal era su fusión...

Los besos más hermosos del mundo, las caricias paseando lentamente por los cuerpos desnudos mientras las voces de Freud, Nietzsche, Platón, Hegel... nos acompañaban por las tardes, cómplices complacientes del amor más hermoso jamás soñado...

Sonaba Mozart, Grieg, Bach, Schuber, Albinoni, Beethoven, Mahler... no querían perderse tampoco aquel festín de amor.

Imposible ser más feliz que en tus brazos lo era. Tu dulzura la escuchaban mis oídos, la sorbían mis labios, quedaba tatuada en mi piel toda...

Y llegó el despertar amargo, demasiado. Todo había sido tan solo un sueño. Hermoso sueño mientras duró, demasiado bello para ser real. Y demasiado cruel para ser tan solo un sueño.