lunes, 29 de octubre de 2012

LAS 'MODULACIONES' DE CRISTINA Y DE BAUZÁ

La ciudadanía, harta de tantas burlas y abusos contra los derechos de todo tipo que estamos sufriendo, se ha movilizado y ha salido a la calle protestando y en busca de justicia.

Ha surgido un Movimiento bajo el lema "Rodea el Congreso" cuya primera manifestación tuvo lugar el 25-S de este año. Ese día se produjeron actos, supuestamente provocados por policías infiltrados y que desencadenaron golpes de unos y de otros. La policía incluso invadió la madrileña estación de Atocha con los consiguientes porrazos a gente que esperaba tranquilamente la llegada de su tren. Hubo 64 heridos y 35 detenidos. A los identificados se les ha impuesto una multa de 300 euros, excepto al ciudadano Óscar González Regueira, al que le han caído 6.000 euretes debido a que fue él quien comunicó a la Delegación del Gobierno que tal manifestación iba a realizarse. Dicha información es el único requisito que exige la Constitucion en su art, 21.2.
A partir de ese momento y hasta la fecha del sábado, 27-O, ha habido tres manifestaciones más. Sin ningún incidente, sin acto violento alguno, totalmente pacíficas y reivindicativas, el 26-O, el 23-O y la citada del 27-O. En estas tres manifestaciones lo que no se ha hecho es comunicarlas a Delegación del Gobierno, pues el escarmiento de los 6.000 por cumplir con la legalidad quitó las ganas de que alguien en particular pusiera su nombre en dicho comunicado.


Ahora, Cristina, que ya soltó el globo sonda de que "habría que modular las manifestaciones", que, dicho con claridad, viene a significar la restricción del legitimo y libre derecho a la manifestación, lo cual vulneraría el art. 21 de la Constitución aún vigente, está obrando más sutilmente. Ha anunciado que a 300 personas participantes en la manifestación del sábado y que fueron identificadas por la policía -la que oculta el número de su placa-  se les ha abierto expediente administrativo y serán multadas en la cantidad que va desde 300 hasta 6.000 euros. Anteriormente, el 23-O, ya se pidió la identificación a cerca de 50 personas. Si sumamos a estos números las personas requeridas el 25-O, de llevarse adelante el mencionado expediente administrativo, al margen del suculento dinero que entraría en el ministerio de Interior, se habría conseguido la "persuasión" para que nadie se mueva de sus casas y, como borregos, nos mantengamos callados y condescendientes con todas las medidas bárbaras que a Rajoy se le puedan ocurrir. A él o a Merkel, que, para el caso, da lo mismo
La libertad de expresión nos habrá sido cercenada, y este desGobierno que tanto recuerda el fascio del pasado, andará sobre ruedas destrozando el resto de todos los derechos que nos hemos ganado a pulso.

En Baleares, Bauzá quiere amordazar al profesorado a través de una Ley que está también 'modulando';  los docentes con su plaza por oposición podrían ser desprovistos de su "condición de funcionarios". Se considerarán faltas graves y motivo del 'castigo' mencionado: "la violación de la imparcialidad, objetividad y neutralidad en el ejercicio de sus funciones realizando actuaciones que expresen posiciones personales, familiares, políticas, clientelares o de cualquier otro tipo que, utilizando las facultades que tiene, pueda vulnerar este principio".

¿Se imaginan al profesorado de Filosofía, Historia o Literatura explicando sus respectivas materias con "imparcialidad, objetividad y neutralidad" cuando la misma bibliografía utilizada en su labor docente manifiesta puntos de vista muy diversos e incluso opuestos?
¿Da lo mismo explicar a Nietzsche que a Santo Tomás, o analizar las obras de Pemán que las de Valle Inclán, o desmenuzar la figura de Franco y la guerra civil desde la posición del Diccionario de la Academia de Historia -por el que este desGobierno ha vuelto a regalar 100.000 euros de nuestros bolsillos- o desde la perspectiva de Ian Gibson o del buen amigo Germán Ramírez Aledón, por citar ejemplos excesivamente simples, para su claridad?
¿Dónde está la libertad de cátedra?, ¿Donde, la de expresión?

Está claro que la intención del desGobierno y el PP que lo sustenta es la de adormecer a los ciudadanos ante las atrocidades que día tras día nos anuncia y realiza en contra de buena parte de todos nosotros. La ruina se pasea triste e impunemente de la mano del PP, y el pueblo hambriento, con los derechos arrebatados debe permanecer impasible, callado y conforme. Esta es la pretensión de esta mala gente, sin ética ni principios honestos.

¿Qué debemos hacer? ¿Aceptamos el maltrato y la sumisión o nos rebelamos? Evidentemente lo segundo y todos unidos. Juntos somos muchos más y podemos. Pero debe haber un compromiso veraz entre los demócratas progresistas en ayudarnos mutuamente y no dar respiro a estos canallas. Cuanto más nos amenacen, más fuerte y unida debe ser nuestra respuesta. Nada va a sucedernos mientras nos mantengamos unidos. La unión, esa es la clave. 
Pensemos que las medidas por las que han suprimido el Estado de Bienestar no son transitorias, como dijo Soraya, son definitivas y para siempre. El Estado de Bienestar ya no va a volver. Nos lo han arrebatado y enterrado. Despertemos, conciudadanos, solo nos queda la dignidad de ser personas, eso no podemos consentir que nos lo quiten. La dignidad, jamás. Y con nuestra dignidad, intacta e íntegra, saldremos adelante con la cara bien alta y con el apoyo mutuo tan necesario en estos momentos. Saldremos, tened confianza. Pero doblar la testuz ante tanta desvergüenza y burla miserable de estos del PP, nunca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario