miércoles, 29 de febrero de 2012

LA VERGONZOSA IMAGEN DE ESPAÑA

El Tribunal Supremo 'ha tenido a bien' absolver a Garzón por la investigación de los crímenes  del franquismo. Cinco a uno ha sido la solución a tan 'difícil' contienda.  Un pseudosindicato  -que ya afirma que no es sindicato, sino agrupación- de extremísima derecha, vinculado a la ideología fascista del franquismo, con la colaboración de parte de la judicatura española sentaron al juez Garzón en el banquillo. Por la sala desfilaron varios de los familiares, aún en vida, que siguen buscando los restos de los suyos, asesinados por el fascio y abandonados en alguna cuneta desconocida. 
Escuchar las narraciones de esta gente a la que apenas le queda tiempo para recuperar a los suyos fue de una emoción intensa, aunque siempre quedan degenerados mentales que utilizan los espacios mediáticos más casposos para, con especial envilecimiento, mofarse de los 'huérfanos por imposición legal'.

Pero no ha sido la compasión ni el estremecimiento ante las injusticias cometidas lo que ha motivado al TS a absolver a Garzón; han sido las protestas internacionales contra la parcialidad con que ha sido tratado Baltasar Garzón, imputado en tres 'causas' sucesivas, y la vergonzosa imagen que la justicia española ha trasladado al mundo entero lo que ha motivado esta exculpación.
Pero ahora el daño ya ha sido causado.  Las víctimas del franquismo siguen en sus súplicas por recuperar a sus seres queridos; habrá que rectificar o rehacer la Ley de Memoria Histórica para ello, y también servirá para que el dictador Franco deje de ser alcalde honorífico de algunos ayuntamientos que desconocen la dignidad.
Pero, de entrada, Franco, el dictador asesino y aliado de Hitler y Mussolini, sigue siendo intocable. Impensable en una democracia no acabada de estrenar. Por ello, hay que recuperar la memoria histórica cueste lo que cueste. Es una deuda que debemos a nuestros antepasados.
La imagen del juez (seguirá siendo juez para todo el mundo, aunque algunos del TS lo hayan condenado injustamente a la mayor pena posible). Baltasar Garzón ha sido 'touché', pero simplemente eso. La personalidad valiente y la bonhomía de Garzón se halla muy por encima de rencores y villanías de algunos 'compañeros'. Su imagen de dignidad y justicia permanece impoluta, y ahora más que nunca. No solo tiene la admiración y respeto de la justicia internacional, sino la de una gran mayoría de españoles que sentimos vergüenza por una actuación tan parcial de aquellos que deberían obrar con dominio total  del equilibrio de la simbólica balanza.
Se juzgó a Garzón en primer lugar por investigar la Gürtel. Ese fue el hueso duro por el que se decidió acabar con el juez de la forma más mezquina y miserable que existe en judicatura: extirparle la condición de juez, separarlo del poder judicial. Lo consiguieron abyectamente, tras hacerle sufrir un bochornoso calvario y humillación.

Ha triunfado en esta España de 'charanga y pandereta' la corrupción. Gürtel, Emarsa, Brugal, Fabra, Palma Arena...y ahora Urdangarín retratan la España de hoy. Es nuestra imagen ante el resto de los países. Y, curiosamente, el Partido en el Gobierno, el PP, aparece en el epicentro de todos los casos de depravación.
Y no es materia nueva esta de la corrupción salpicando al PP, aunque cada día aparecen nuevos elementos que hinchan la ya enorme metástasis envilecida. Han transcurrido cerca de seis años de las primeras noticias, y nada se ha visto por parte de Rajoy para solucionar esta pestilencia. Se ha intentado mirar hacia otro lado, ahora la hediondez es ya insoportable, pero no percibimos movimientos para clarificar tanta deshonestidad y procurar que lo desaparecido (que es muchísimo) vuelva a casa, y solventar con ello buena parte de la deuda que nos ahoga.

Quizá haya que esperar también a que el mundo se estremezca de asco ante esta España,  para que Rajoy y los suyos -que no son solo los miembros del Gobierno- reaccionen y pongan un poco de ética entre los suyos.

lunes, 27 de febrero de 2012

EL PP DEBERÍA ESTAR CALLADITO, PERO...

Rajoy pide condescendencia y confianza a los ciudadanos. Desde España parece mostrarse más 'comprensivo', pero exigiendo una actitud borreguil. Sus declaraciones desde el extranjero son más arrogantes y siempre amenazantes acerca de lo mucho que tiene que seguir aplicando y que nada gustará a los españoles. Aquí permanece Cospedal  de cancerbero inflexible, la jefa y dueña de Génova, 13; la que todo lo tenía pensado antes del 20N, y la que aplica con frialdad implacable las medidas más impensablemente injustas a los de su terruño con tal de mantener el bulo de la herencia socialista como la única culpable de las barbaridades que ella y los otros de su PP cometen.
Carlos Floriano, vicesecretario de Organización del PP no tiene otra ocurrencia más que la de acusar a Rubalcaba de haber radicalizado al PSOE por el hecho de no apoyar 'lealmente' a las brutales medidas que estos del PP están tomando cada día. Las palabras de Floriano dan de él una imagen de principiante (que no lo es) y de manipulador; esta segunda acepción es más oportuna. Y lo es, justo, porque en los siete largos años de oposición del PP en nada dieron su apoyo al Gobierno Socialista. Desde el primer día su única meta fue la de manipular (el triste 11-M), tergiversar y engañar a la ciudadanía. Nada le debe el PSOE al PP, absolutamente nada positivo.
Decir de Rubalcaba que es el líder de un partido radicalizado a la izquierda es desconocer la organización y decisiones del PSOE y, además, estar en el polo sur de lo que es la izquierda radical. Pero exigir ahora que Rubalcaba aplauda la reforma laboral como 'leal oposición' es de un infantilismo medriocre.

Rubalcaba es el líder de la oposición mayoritaria, pero no representa la izquierda que sus militantes y buena parte de sus votantes o exvotantes le piden. Ahora bien, Rubalcaba jamás podría rubricar la amputación de la Educación pública, ni de la Sanidad pública, ni los Derechos Sociales. Su decencia ideológica se lo impiden.
Usted, señor Floriano, y sus compañeros de Partido, y su jefe, Santiago el Mayor, como lo llama Wert en El País, han acabado en siete semanas con los Derechos básicos que nuestra Constitución aún ampara, asi como la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Y todavía se mofan de que en siete días han construido el' mundo', cosa que los Socialistas no lograron en siete años de Gobierno.

Y todavía nos pide el nuevo Santiago el Mayor mesura y comprensión,  a la vez que esperanza para lo que nos espera tras las elecciones andaluzas y asturianas.

El soltar las medidas a goteo es para infundir miedo paralizante y conseguir que la ciudadanía se sienta culpable de lo que algunos 'han afanado' o se han enriquecido especulando, y se resigne así a desprenderse incluso de lo indispensable para pagar la desfachatez de los otros.
Manel Fontdevila
Están ustedes llenos de pringue por corruptelas que, día a día, van emergiendo. Reapareció Bárcenas con otros compadres untados (presuntamente) por Gürtel. En la Comunidad Valenciana no queda rincón limpio de sus basuras, con la polisemia que el término encierra. Los ardedores de Rafael Blasco lo vienen encajonando. Urdangarín acusa a Rita y a Camps... ¿Cómo no se esconden todos debajos de sendos burkas o se quedan escondidos en sus casitas por pura vergüenza? ¿ No ven que han perdido toda autoridad moral y ética para sermonear a nadie?
La brutalidad con que la policía ha cargado, de forma absolutamente desproporcional, contra unos estudiantes de la ESO y de BUP, en Valencia, ha sido otra de las armas esgrimidas para impregnar de miedo los corazones de las gentes, y mantenerlos quietos y con la boca cerrada, al mejor estilo franquista. Pero no contaban ni con la valentía de los jóvenes ni con la solidaridad de España entera que ha salido a la calle en defensa de lo que es justo y plantando cara a sus excesos de poder. Ahí han frenado ustedes, y menos mal. Pero, sobre todo, su 'moderación' se ha producido al constatar que el mundo entero estaba viendo en directo lo que aquí sucedía. El miedo al exterior es el origen de la calma ficticia, nunca la consideración propia del tremendo error cometido.
Sr. Rajoy, ustede debería saber que la complacencia de EEUU y  de Merkel ante las medidas tomadas por usted no deberían satisfacerlo. De hecho, siguen pidiendo más y mas. La voracidad de los poderes financieros no tiene límites. Y el pueblo español no aguanta más. Tensar la cuerda de la paciencia es sumamente peligroso. España necesita políticos que gobiernen para el bien de la ciudadanía, no bancarios o lacayos de estos. Y no parece esa su meta, Presidente. Lo suyo es 'cumplir' con Alemania y ahora también con la Reserva Federal de EEUU. Va a ser su problema, téngalo en cuenta. 

jueves, 23 de febrero de 2012

¿QUIÉN ES EL ENEMIGO?

Durante la pasada semana Valencia se ha visto sumida en una mala pesadilla que nos hizo a muchos retroceder en el tiempo y ubicarnos en aquellos años del franquismo, entrando los grises a caballo en la Facultad y pegar con odio a cualquiera de los que pudriéramos hallarnos a su vista, sumando a las graves agresiones físicas sus consabidos insultos, propios de gentes de baja estofa, donde el mejor vocablo era 'puta' o 'maricón'.

Ha sido en el Instituto de Secundaria "Lluis Vives". Los alumnos del mismos salieron a protestar contra los recortes en Educación, protesta totalmente pacífica que la Delegada del Gobierno no ha sabido abordar. Allí acudieron ingente cantidad de furgones policiales; la policía nacional revestida como si contra un peligrosísimo ejército hubiera que luchar. Las brutales cargas policiales, además de heridos, vulneraron chulescamente los derechos de los jóvenes estudiantes. Insultos y amenazas verbales absolutamente reprobables. Ahora estos del PP lo niegan y procurando darle la vuelta a los hechos, desmienten la contundencia de las agresiones y hablan de infiltrados antisistema de izquierdas.

Antisistema de izquierda somos muchos, pero no violentos, a no ser que nos ataquen brutalmente. Somos de izquierdas y nos sentimos muy orgullosos de serlo. Y somos antisistema porque este sistema que deja desprotegido totalmente al trabajador de su derecho esencial a un trabajo digno, que cercena a los estudiantes el derecho primordial a una enseñanza pública y de calidad y que abandona a gran parte de la ciudadanía a sus enfermedades, pues también ha destrozado la Sanidad Pública -que era admirado fuera de este país- no merece más que nuestro desprecio. En este sentido somos profundamente antisitema. 

Los estudiantes universitarios, con la Facultad de Historia al frente, se han sumado a favor de la defensa de los alumnos del Lluis Vives. Y España entera ha sido un clamor, "Todos somos Valencia". Los rectores de las dos Universidades valencianas se han entrevistado con Paula Sánchez de León, y le han transmitido que las facultades estarán siempre en disposición de albergar a los estudiantes que se están manifestando en la calle, con los libros esgrimidos como sus armas frente a las porras y las pelotas de goma de los mercenarios.
Rajoy se hallaba en Londres, y desde allí mostró su preocupación no por el apaleamiento contra los estudiantes -muchos menores de edad- sino por la imagen que España podía dar ante el resto de los países. Esto era para él lo importante. Se sumaron las palabras del Ministro de Interior respecto a la desproporcionabilidad empleada por los policías. 
La suma de todas estas circunstancias ha hecho rectificar a la Delegada del Gobierno, la mism a que apoyo incondicionalmente las palabras del Jefe Superior de la Policía que, para explicar lo inexplicable, el apaleamiento indiscriminado, salvaje y bestial contra niños, habló de ellos como "el enemigo". Estas palabras han levantado ampollas y bien fuertes.

Ayer y anteayer volvieron a manifestarse estudiantes, amigos, padres, madres, familiares de toda clase y todos aquellos que, indignados, nos hemos sentido solidarios del Lluis Vives. Se ha pedido a voz en grito la dimisión de la Delegada y del tal Antonio Moreno. Lo mismo han hecho los líderes de los Partidos de la oposición. El asunto fue trasladado al Parlamento español y también al europeo. La policía ha observado sin intervenir. La mejor muestra de la fuerza que la unión conlleva.

Hoy Wert en el Congreso se ha dejado llevar por el cinismo que lo invade y ha culpado al Partido Socialista de haber encabezado la violencia. ¡Qué más quisiera el PSPV que tener el poder que Wert le otorga! 

Las palabras de Wert son un desprecio a la autóma decisión y responsabilidad del alumnado del Lluis Vives. Nadie tiene que manipularlos. Son suficientemente inteligentes y están concienciados de los abusos  del Consell, que, tras haber quemado el dinero entre fastos y amiguitos del alma, se ha quedado en la más profunda de las ruinas para hacer frente a las necesidades más básicas.
La diferencia estriba en el color: pasado y presente
La revolución estudiantil en Valencia es conocida internacionalmente como la Primavera Valenciana. Nos sentimos orgullosos de nuestros estudiantes. Y una cosa deben tener bien clara:  los sucesos de estos días les habrán hecho madurar increiblemente. Ahora ya tienen la marca del saber en sus almas. Armas, los conocimientos y la cultura, mucho más poderosas que las porras y el ensañamiento de los esbirros. 'El saber nos hace libres'; por ello el PP no tiene interés en la formación cultural del pueblo.

Adelante, muchachos. Sed conscientes de cuál es vuestra fuerza y sed honestos con vosotros mismos. 


lunes, 20 de febrero de 2012

LOS ESPEJOS CÓNCAVOS EN METROVALENCIA

Fue en 2006, un caluroso mediodía del 3 de julio, primera noticia a través de la cadena Ser. Angustia, terrible angustia. Mis hijos estaban en Valencia, utilizan el Metro a diario. Llamadas telefónicas sin respuesta. Un par de horas después del aterrador suceso las voces de mis hijos tranquilizándome, estaban bien; uno en su trabajo, el otro en la facultad.

Pero, ¿y los que sí se hallaban en el tren de la muerte? 43 muertos que regresaban a sus casas olvidaron su camino cerca ya de la estación de Jesús, y 47 heridos, algunos seriamente. Jesús, nombre de Amor, nombre de Caridad, nombre de Hermano bondadoso. Nombre ahora borrado y sustituido por el del gran pintor Joaquín Sorolla no por ensalzamiento de este último, sino con la perversa intención de desvanecer el recuerdo de la espantosa masacre que queda asociada al nombre 'Jesús'.
Levante-EMV abrió de inmediato, la misma tarde, un foro sobre esta tragedia. Allí hay centenares de aportaciones mías, entre el desespero y la indignación. Allí recibí insultos de toda clase, provenían de peperos interesados y de 'repeperos' siempre ignorantes, pero obtusos como mulas. Me mantuve firme en mis denuncias, lo mismo que ahora estoy haciendo.
Cuarenta y tres familias destrozadas de por vida. Corrieron noticias interesadas, Rita habló de ETA. Hubo que desmentirla de inmediato. No fue ningún atentado terrorista en el sentido que habitualmente conocemos. Ahora se atreven ya los expertos a afirmarlo: Fue un 'accidente' por negligencia del Consell, de su entonces conseller de infraestucturas, García Antón, de la gerente de FGV, Marisa Gracia que sigue en el puesto y cobrando indecentes cantidades de dinero en compensación a su 'loable trabajo', y por encima de ellos, el trajeado Camps que ha hundido a la Comunidad Valenciana en la más escandalosa bancarrota.

Venía Ratzinger el 8 del mismo mes. La tragedía empañaba el colorido de las banderas blanquigualdas que adornaban la Valencia de esos días. Había que deshacerse de los muertos cuanto antes. Funeral rápido, triste y frío en la catedral, con un García Gasco presuroso. Las familias se llevaron a sus muertos y Valencia recobró en seguida su alegría. Venía el Papa y con él el festejo.

Camps jamás quiso recibir a las víctimas. Su misión estaba al lado de El Bigotes. La insistencia de las familias y de los partidos de la oposición forzó una Comisión de Investigación que apenas duró nada y clarificó menos aún las causas de la tragedia. La culpa se la dieron al muerto, al conductor que también falleció aquel 3 de julio. Excesiva velocidad, dijeron. Las autoridades del PP de nada salieron responsables, de ninguna negligencia se les pudo acusar. Incluso echaron la culpa a Joan Lerma, Presidente de la Generalitat, cuando se construyó esta línea 1 de Metrovalencia. El cinismo no tiene límites.
Después apareció el tema de la baliza. De haber habido una baliza, que apenas costaba 3.000 euros, el exceso de velocidad se hubiera neutralizado.

Ahora hay nuevas noticias que mueven al escándalo: FGV, con Marisa des-Gracia al frente, contrató por una suculenta cantidad de money a la empresa HM&Sanchis para 'aleccionar' a los técnicos que debían declarar en la citada Comisión y 'refrescarles la memoria de lo sucedido',  "Su objetivo en esta comparecencia debe ser, le pregunten lo que le pregunten y se desarrolle como se desarrolle, transmitir a los miembros de la comisión que lo ocurrido el día 3 entre las estaciones de Plaza de España y Jesús en la Línea 1, sobre las 13 horas, ha sido un accidente, cuya causa ha sido el exceso de velocidad y que este exceso de velocidad no puede ser atribuido a ninguna deficiencia técnica, ni a ninguna dejación de responsabilidades, ni a ningún incumplimiento de acuerdos" (Levante-EMV, 20 febrero, 2012).
Los 43 fallecidos y los 47 heridos no van a ser olvidados. La Justicia parece haberse transmutado en justicia (con minúsculas), pero la ciudadanía no podemos abandonar en su soledad y su intencionado olvido a las víctimas y sus familiares. Cada día 3 de cada mes las familias continúan recordando a sus víctimas en la plaza de la Virgen. En silencio otros muchos los acompañamos en solidaridad con su dolor. La pancarta lleva el lema de las víctimas de esta tragedia: 43 muertos+47 heridos = 0 responsables. Estos responsables merecen más ceros, 0 en veracidad, 0 en sensibilidad, 0 en decencia, 0 en moralidad, 0 en ética, 0 en responsabilidad, 0 en humanidad...

Aquel trágico suceso y el dolor que sigue arrastrando se podía haber evitado. Marisa lo sabe,  Fabra, actual jefe del Consell lo sabe, y Camps, tan evocador de la 'gracia divina' lo sabía y lo sabe. Ellos son los responsables, y mientras no paguen por sus negligencias y abandonos las víctimas no podrán descansar en paz. Y nosotros, tampoco.


Tanta mentira, tanto escarnio, tanta desfachatez solo se puede 'entender' desde la tragicómica visión de los espejos cóncavos del Callejón del Gato. ¡Lo que disfrutaría Valle-Inclán retratando esperpénticamente tanta miseria esparcida por estos irresponsables del PP!


martes, 14 de febrero de 2012

¿ANTE LA DERECHA, RODILLA EN TIERRA?

La Reforma Laboral, tan inocente y simple como fue presentada el viernes por Soraya y por Fátima, ha ido siendo desgranada poco a poco con los consiguientes sobresaltos a medida que llegamos más al fondo de sus entrañas. De sobresaltos hemos pasado a angustia, a temor y ya a un imparable cabreo. Con ella, esta Reforma Laboral, ya nos solo se nos despoja de buena parte de nuestros salarios y del propio empleo -contrariamente a lo desvergonzadamente afirmado por el PP- sino que también nos expolian de los derechos sociales por cuyo logro tanta sangre ha sido derramada.
Este Gobierno del PP, arropado por su mayoría absoluta, está disfrutando sádicamente con la destrucción del Estado de Bienestar, con sus cínicas mentiras (Cospedal sigue insultándonos diciendo que el suyo es el partido de los trabajadores) y con sus amenazas traducidas en miedos por parte de la ciudadanía.
Si se tratara de un Gobierno de izquierdas, ya estaría la gente en la calle en la totalidad de las tierras españolas y los sindicatos hubieran convocado huelga general. A la izquierda se le exige todo porque es la misión de ésta la defensa a ultranza de los derechos  de todos nosotros; pero la derecha sigue despertando un temor paralizante, incluso los dirigentes de los sindicatos de clase, Toxo y  Méndez quieren jugar sus bazas a carta segura, tras la prospección de la tasa de malestar y consecuente seguimiento de los ciudadanos, porque saben que ahora se juegan su permanecer o no, la de los sindicatos. También es verdad que su tarea se ha burocratizado cómodamente, y en el despacho se vive mejor que pateando las empresas y averiguando in situ los graves problemas que atenazan a los trabajadores. El PP está amordazando a todos y a una velocidad imparable. El último ejemplo es la terrible Reforma Laboral.

La patronal hará lo que le dé la gana. Podrá aumentar las horas de trabajo, pero no pagarlas; disminuir los salarios, despedir cómo y cuándo quiera a cambio de miseria. Desparecen los convenios colectivos, se mantendrán los de empresa donde los trabajadores tienen siempre las de perder. No se crea empleo. Todo lo que el PP ha dicho en campaña electoral es no solo mentira, sino lo contrario de lo entonces  afirmado. El único y solo beneficio es para las empresas; las caras sonrientes de la patronal en la reunión con la Ministra de des-Empleo lo dice todo. Se está procurando acabar con los derechos sociales, los derechos humanos y retroceder a tiempos impensables con la 'bipolaridad' de señores y siervos.

Se ha constatado que muchos puntos de la Reforma Laboral son inconstitucionales y la izquierda, incluidos los sindicatos, hablan de la probable denuncia ante el Tribunal Constitucional.  Y cierto es que este Decreto-Ley contempla un montón de aberrantes medidas. A modo de ejemplo: un contrato es un acuerdo tomado por dos partes. Ahora se ha convertido en una imposición de una sola parte. El problema -y con ello cuenta el PP- es  que el resultado de una denuncia ante el Constitucional tarda en su resolución de cinco a diez años... 
Pero Merkel y la OCDE están contentos con esta reforma. Y eso es lo importante para Rajoy, que le ha dado el placet a Cospedal para continuar en la Secretaría del Partido. Rajoy se ha enrocado entre lo más cínico y desalmado del PP. Jamás han podido ubicar su Partido en el centro político, pero ahora menos que nunca. Son un Partido de derecha extrema, la más ultra y casposa que imaginar se pueda. 
Y los medios más cavernícolas están ahí defendiéndolos y  procurando confundir a los españoles aún medio adormilados.

La información sobre sus medidas la han ido dosificando cruelmente para asustar a la gente. El miedo paraliza, y eso es lo que buscaban. Que todos acaten y no reaccionen, Sin embargo, cuando la situación personal, que sumando la de cada cual  se transforma en la de una gran parte de la sociedad, llega a un término de desesperación, ésta puede al miedo; entonces es cuando cualquier cosa puede pasar. Ya sabemos del armamento antidisturbios comprado con nuestro dinero para frenar a la gente cuando ya no pueda más y se levante en masa. Quizá entonces sea ya demasiado tarde.

Las imágenes de Grecia son escalofriantes. Quizá con ánimo de que aquí el pueblo no se atreva, los medios más ultra, más trogloditas, tan amigos y afines al PP, sacan una y otra vez las imágenes sangrientas y tildan al pueblo griego -que lucha por su pan- de loco anarquista, bolchevique, pendenciero, salvaje...a modo de aviso para que en España, haga el Gobierno  lo que haga contra el pueblo, éste, en lugar de defender su pan y su dignidad, doblegue su rodilla ante el poderoso y consienta en que se pisoteen los Derechos Humanos.
Nosotros estamos en camino de seguir a Grecia, a Portugal, y convertirnos de pobres en miserables. Sin derechos, humillados, peor que las alimañas.  Sin trabajo. Sin honor. Sin dignidad.
Aquellos poderosos financieros de Estados Unidos, que jugando con el dinero que la gente depositaba en sus bancos, comenzaron a crear productos subprimes, las ofrecían como lo mejor del mundo, ganaban con ellas incontable dinero, originando descalabros ruinosos en los demás. Y ello, una y otra, y otra vez. Jugaban y jugaban enriqueciéndose,  mientras empobrecían a otros. Crearon las famosas Agencias de Calificación que valoraban AAA los productos más tóxicos, que eran comprados de inmediato hasta producir  bancarrotas totales, sin remordimientos de ningún tipo. Jugando peligrosamente, a pique se fue Lehman Brohders. Fue el inicio, la espiral sigue hasta nuestros días. Moody's, S&P y Fitch 'califican' a su gusto. Con la crisis del euro han hecho enriquecer aún más a sus creadores, los grandes financieros, y concentran el oligopolio del poder. Y ello depredando a los países y a sus gentes; engulléndolos miserablemente, arruinando sus vidas. Ahora Moody's ha vuelto a rebajar dos puntos a España. Es la táctica del terror y el PP, satisfecho porque son de la misma ralea.
¿Vamos a aguantar tanta insidia obscena? No. Hemos luchado por lo que poseemos, bienes materiales y derechos fundamentales. Por ellos murieron los nuestros. El PP ha engañado a quien ha querido ser engañado. Pero la patita enharinada se ha tornado ya de su auténtico color, negro. El PP quiere agradar a Merkel y está supeditado a las Agencias de la Mentira. Que lo hagan de sus suculentos bolsillos. Nosotros no podemos ser vasallos de nadie. Somos personas. Somos ciudadanos. Nuestra Libertad y nuestra Dignidad, por encima de todo, Y por supuesto, nuestros derechos, los Derechos Humanos no nos los pueden arrebatar.




lunes, 13 de febrero de 2012

EL DERECHO A LA DEFENSA por MERCEDES GALLIZO

Es para mí un honor obsequiar esta entrada de mi blog al extraordinario artículo EL DERECHO A LA DEFENSA de Mercedes Gallizo que, durante el tiempo de las escuchas de la Gürtel por las que el juez Baltasar Garzón ha sido inhabilitado para once años, desempeñó las funciones de Secretaria General y Directora General de Instituciones Penitenciarias.
 Es un artículo valiente y extremadamente serio y riguroso, como corresponde a una persona que ha cumplido fielmente su trabajo y conoce a la perfección todos los entresijos del mundo judicial y penitenciario.
El derecho a la defensa.- Mercedes Gallizo Llamas (EL PAÍS 9-2-2012)

Se están santificando las reglas de un juego repugnante: el de la utilización de los principios del Estado de derecho para blindar hasta el infinito la cobertura legal de la delincuencia organizada.

El derecho a la defensa debe ser sagrado en una democracia. Es la garantía de que todas las personas deben poder defender sus derechos ante la imputación de un delito. Pero la democracia requiere que los derechos, incluso los más sagrados, no se sitúen al margen de la justicia, ni de la igualdad, ni de la propia democracia.
La ley debe ser igual para todos. Si no fuese así, perdería su legitimidad. Volveríamos a un mundo, a una sociedad en la que quien tiene recursos sortearía todos los obstáculos que la vida le ponga delante y actuaría con la impunidad que le da saberse poderoso. La condición social de los imputados no debería condicionar el ejercicio de sus derechos. Pero no es así. Quien no tiene medios no puede ejercitar ese derecho en las mismas condiciones que quien los tiene. Aunque existe el derecho a la justicia gratuita, la falta de medios hace que se desarrolle con enormes limitaciones. Y más en estos tiempos. Algunos abogados del turno de oficio tardan meses o años en cobrar los exiguos emolumentos que la Administración les proporciona por desarrollar su tarea. No pueden dedicar mucho tiempo a estudiar los sumarios de las personas a las que defienden, o a ir a visitarles a prisiones que están a muchos kilómetros de las ciudades, porque tienen que ganarse la vida y dedicar tiempo a causas por las que cobren al final de cada mes. Los abogados del turno de oficio son personas admirables en su mayoría, tienen un alto sentido de la justicia, pero en ocasiones se sienten maltratados por ello.
Por otro lado, las personas extranjeras, que no conocen nuestras leyes ni -a veces- nuestro idioma están terriblemente limitadas para ejercer sus derechos. Necesitarían de una mayor atención justamente por ello. Pero la tienen mucho menor. De la mano de estas limitaciones, hemos visto incrementarse los juicios de conformidad, en los que muchas personas aceptan condenas algo menos abultadas de la petición inicial por miedo a no poder costear la demostración de su inocencia. Antes no soportábamos la idea de que un inocente estuviese en la cárcel. Nos parecía mucho más difícil de asimilar que el hecho de que diez culpables estuviesen en libertad, Ahora no soportamos que alguien aparentemente culpable no esté en la cárcel, sin preocuparnos de las garantías que deben proteger su presunción de inocencia.
Las cárceles están habitadas mayoritariamente por personas pobres. Es verdad que la pobreza y la marginalidad son caldo de cultivo de conductas antisociales, pero el porcentaje de maldad humana que hay en nuestras sociedades no se corresponde con las que pagan por ello.
Nada mueve más al desconsuelo de quienes queremos creer en la justicia real, además de creer en la Justicia con mayúsculas, que ver cómo los poderosos manipulan los recursos que el Estado de derecho pone al servicio de todos, haciéndolos servir a sus intereses. No hay nada que produzca más desolación que ver cómo se condena a un juez, en nombre de los sagrados principios de la justicia, en un proceso tan condicionado por los intereses.
Un Estado implacable con los débiles y débil con los poderosos pervierte el sentido de la justicia, del derecho y de las leyes
Intereses corporativos, en primer lugar. Es inaceptable que se defienda a gente que tiene comportamientos inaceptables solo porque forman parte de un colectivo respetable. La mayoría de los abogados, como la mayoría de los jueces y de los policías, incluyendo a sus máximos responsables, saben que bajo la respetable toga de algunos abogados, se esconden intereses no respetables. Hace mucho tiempo que todos los operadores policiales y jurídicos saben que serían imposibles la mayor parte de las operaciones de saqueo de dinero público, de fraudes a la hacienda pública, de fuga de capitales a paraísos fiscales, de ocultación de bienes a través de testaferros, de blanqueo de capitales, de corrupción de responsables públicos… si no formase parte de esas redes un entramado técnico-legal que les da cobertura, que obtiene suculentos beneficios de ellas, y que –en ocasiones- acaba situándose en la cúspide de las mismas. Y que se jacta de su influencia en todos los niveles de la justicia.
Cualquiera que se mueva en este mundo sabe de esto. Sabe que también existe corrupción en algunos aledaños de instituciones que deberían ser intocables. Muy minoritaria, pero muy efectiva. Algunos listados de personas implicadas en estas prácticas son conocidos por mucha gente en las más altas instancias. En las instancias que tienen la responsabilidad de investigarlo en serio. Que tienen la responsabilidad de atajarlo. Pero esta es una materia que se ha convertido en intocable. Nadie se atreve a dejar a algunos reyes desnudos. Muchos por un temor reverencial a entrar en determinados ámbitos. Otros porque dudan de ser respaldados en ese empeño. Hay demasiados intereses en juego y demasiado poderosos. También existe el miedo. El miedo físico, incluso.
Hay quien piensa que con el juicio y la sentencia sobre las escuchas de la Gurtel se está castigando a un juez singular, egocéntrico, ambicioso, poco cuidadoso con los procedimientos… Yo no lo creo. Se están santificando las reglas de un juego repugnante: el de la utilización de los principios del Estado de derecho para blindar hasta el infinito la cobertura legal de la delincuencia organizada de altos vuelos.
Cuando un imputado recibe en prisión la visita diaria de una corte de abogados de minutas millonarias, la mayor parte de los cuales no están personados en ninguna de sus causas, sin limitación de tiempo, sin control de sus actividades reales, hay quien quiere pensar que está asesorándose para su mejor defensa. Algunos no lo creen y deciden investigar. No hay mucha gente que se atreva a hacerlo. Casi nadie. A partir de hoy, mucho menos.
Un Estado implacable con los débiles y débil con los poderosos pervierte el sentido de la justicia, del derecho y de las leyes. Alguien debería pensar sobre esto.

Mercedes Gallizo Llamas (ex secretaria general y ex directora general de Instituciones Penitenciarias cuando se produjeron las escuchas)




sábado, 11 de febrero de 2012

BARRA LIBRE A LA CORRUPCIÓN

Sírvanse, señores, hay para todos; todavía queda algo de nuestro dinero, ganado con esfuerzo, sudor y lágrimas, para ustedes. Tomen lo que quieran y repitan, si es su deseo. Un TS con tufo de naftalina y podrido de caspa les da la venia. Y un gobierno heredero del fascismo más repulsivo les abre sus puertas. Adelante, están en nuestra casa que es ya la suya. ¿Alguien más quiere un 'cum laude'? Son gratis y a medida, como los trajes.
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acabado con la carrera judicial del juez Baltasar Garzón, condenado por 'prevaricación' al autorizar escuchas telefónicas entre la cúpula de la trama Gürtel y sus abogados. 
La autorización de dichas escuchas se realizó al ser informado Garzón de que había serios indicios de que, a través de dichas conversaciones, se estuviera planificando la evasión de dineros nuestros, de mis bolsillos y de los de ustedes, a paraísos fiscales. Con dicha autorización estaba el juez Garzón procurando que nuestro dinero no se diluyera y fuera imposible de recuperar. 
La instrucción del caso Gürtel salpica a buena cantidad de gentes del PP, incluso la misma financiación del Partido. Es para pensar el nerviosismo de estas personas y un interés desmedido en cercenar como fuere la citada investigación del Gürtel.
El caso Gürtel no se circunscribe tan solo a una Autonomía, la Valenciana, sino que extiende su porquería a demasiada gente del PP, y esto es peligroso.
Recordemos cómo se introdujeron los cabecillas de la Gürtel en el entramado del PP. Aznar casó a su hija Ana con Alejandor Agag el 5 de septiembre de 2002 en el Monasterio de El Escorial, una auténtica boda de estado. Muchos invitados, de diferentes clases y procedencias. Y justamente allí se encontraba un amigo íntimo de Agag, Francisco Correa, actualmente en la cárcel como cabecilla de la trama Gürtel, y que junto a Pablo Crespo,  exsecretario de Organización del PP de Galicia y número dos de dicha trama, actuaron junto a otros como testigos del enlace, mientras Álvaro Pérez, conocido como el Bigotes (el de Orange Market), se encargó, al parecer, de la organización de este magno evento. Comieron juntos en la misma mesa con la esposa de Correa. Además, el Bigotes con sus habilidades consiguió ganarse las simpatías de la que siempre se consideró primera dama de este país mientras su marido fue Presidente del Gobierno.

¿Por qué la íntima amistad de Correa con Agag? Este último ha negado relaciones comerciales  o empresariales entre ambos. De todas formas, los amigos íntimos son algo más que simples amigos.

Lo que parece claro es que esta boda fue el vínculo que consolidó buena amistad entre los sujetos de la Gürtel y muchísimos cargos públicos del PP. Y a partir de la presencia amistosa de estos 'pájaros' con el PP el esquilme al dinero de todos los españoles se puso en marcha y fue cobrando velocidad hasta acabar en la cárcel Pablo Crespo (que ha salido recientemente tras pagar la fianza impuesta) y Francisco Correa, que todavía permanece encarcelado a la espera de juicio, pobrecito.

Se produce una especie de vuelta de calcetín y, atónitos, presenciamos la esperpéntica situación de que el juez Garzón, investigador de los desmanes de esta trama, acaba, tras la denuncia del mismo imputado Francisco Correa, condenado e inhabilitado en sus carrera judicial durante once años, y, además, debe pagar  2.520 euros. En esta condena se ponen de acuerdo la totalidad de jueces de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para condenar al juez Garzón.

Hay buena parte de la justicia bajo sospecha. Parece que el maldito hálito del TOP impregna  todavía las togas de muchos de sus jueces, por los comportamientos tan incomprensibles que estamos viviendo. El espíritu de Franco parece permanecer vivo entre muchos de ellos. 

Quizá por ello, hay un arraigo fuertemente de derechas en buena parte de la judicatura. Y la íntima prospección del 'trabajo' de la Gürtel podía dejar muy mal parado al Partido Popular, y esto no lo iban a consentir. Antes acaban con el juez Garzón, evidentemente.

Uno de los problemas es que los sujetos y demás implicados de la Gürtel queden libres sin devolver ni un céntimo de lo afanado, y se trata de millones de euros.
Pero el peor de los daños se lo han causado a Baltasar Garzón y especialmente a la Democracia de este país.

Con el fallo contra Garzón España ha retrocedido más de cuarenta años en derechos y libertades. La imagen de este país es denostado y humillado en el mundo entero. Nadie puede entender lo sucedido, porque no es entendible. 
Es una vergüenza de país que ha vomitado su democracia (con lo que costó de alcanzar) para mantener la corrupción. Ante el mundo entero España es un país corrupto porque protege y ampara a los corruptos.
Es inaudito que con el fiscal defendiendo al imputado con todas sus fuerzas y esgrimiendo argumentos jurídicos en defensa de Garzón que el tribunal haga caso omiso y resuelva según tenían pensado de antemano


Varias personas de renombre en las instituciones judiciales han manifestado su posición totalmente opuesta a la de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Recojo parte de las que considero más pertinentes:
Así el exfiscal Anticorrupción, Jiménez Villarejo ha sido especialmente explicito en sus comentarios a la Cadena Ser: "El Supremo es una casta de burócratas al servicio de la venganza". "El Supremo es un tribunal arrodillado a la corrupción que representa Gürtel". Los jueces del Supremos son una "casta de burócratas al servicio de la venganza institucional"


"De fiesta los narcotraficantes, los terroristas y la extrema derecha", expresa Javier Álvarez. Catedrático de Derecho Penal.


Reid Brady, observador internacional de Human Rights Wats,  afirma "Son muchos los gobernantes antidemocráticos que no dejarían pasar la oportunidad de aplicar sanciones penales para silenciar a jueces cuya labor se opone a intereses creados".


Frente a estas opiniones, el Gobierno por boca de sus Vicepresidenta da la suya a modo de contrapunto esperado. "Lo que perjudica a España es criticar al Supremo". Si nos percatamos, las palabras de Soraya son el ejemplo práctico de lo expuesto por Reid Brady.


El juez José Castro, instructor del caso Noós, en el que están imputados, de entrada, el expresidente Matas, Urdangarín y su socio, esta siendo ya 'investigado' por el CGPJ.


Que pongan 'sus barbas a remojar' el Juez Ruz que ha imputado ya 13 personas por 'extraños negocios' en relación con la visita del Papa a Valencia, en julio de 2006. El telón de fondo es, una vez más, la Gürtel.
Y lo mismo debe hacer el juez Vicente Ríos, que está investigando exhaustivamente los 'choriceos' de caso Emarsa.


Se va a poner difícil que un juez tome la decisión de enfrentarse a tramas de corrupción en este país. Tras la condena del juez Garzón por los magistrados del TS, hay barra libre para la corrupción.
Alcanzamos los niveles de cualquier república bananera o de cualquier islote con la Mafia en el poder.
Si esta es la 'confianza' que centro europa busca en España, la tenemos clara. O ¿acaso es esto lo que Bruselas nos exige?


Lo cierto es que con la expulsión de Garzón de su carrera judicial, la Justicia, la Veracidad y la Democracia han dejado de existir en la España del siglo XXI. Me remito a las palabras más arriba señaladas de Javier Álvarez.


Camps ya es 'cum laude'; en Elx se ha pitorreado del juez Garzón y de la Universidad pública. Muy bien hecho. Han condenado al valedor de los derechos y a este sujeto lo absuelven. Solo les pido a los magistrados de la Sala de lo Penal del TS que exijan la libertad absoluta y sin cargos de Correa. Sean coherentes. Deberían solicitar algún marquesado o ducado para estos profesionales. Los del PP se lo agradecerán.


Tampoco estaría mal eternizarlos con alguna escultura, a caballo de billetes, con el gran dictador omnipresente en las mentes y actos de este Gobierno.



martes, 7 de febrero de 2012

LOS TEJEMANEJES DEL PP

Algunos del Partido Popular están un poco preocupados por las primeras medidas tomadas por Rajoy desde que fue investido Presidente del Gobierno, medidas contrarias a sus promesas electorales y que se han traducido, por su obsesión en el sí bwana a Europa, en el inicio de unos escandalosos recortes, a la vez que una fuerte subida de impuestos a la mayoría de los ciudadanos, que son los que menos tienen y no pueden apenas afrontar el llegar a fin de mes. Además de sus constantes amenazas chulescas llamando a que le sea hecha una huelga general, como comentó haciéndose la victima ante los primeros ministros de Finlandia y de Holanda. Su obsesión en este sentido es tan desmedida que alguien muy cercano a él comentó "Y ya verás cuando nuestra gente empiece a mirar su nómina".


Por otro lado su electoralista y embaucadora promesa de 'trabajo para todos' se ha convertido en una realidad insultante con un aumento obsceno del paro en este país, afectando a todos los tramos de la población, aunque es especialmente vejatorio para los jóvenes. Pero Rajoy mantiene su obcecación en el dichoso déficit y en tener contenta a Merkel, aunque los españoles estemos llegando a situaciones que van a ser incontrolables.
Ante la preocupación de su gente y el inicio del hartazgo del resto  (el PP ha bajado dos puntos en intención de voto según el último barómetro del CIS), sus adalides han salido con bombas de humo mezclando diferentes temas y procurando dejar en un segundo plano el monotema rajoniano del décifit y de los cansinos y desmesurados esfuerzos que nos esperan.


Y aunque al PP le interesa especialmente 'su gente', que esta no se enfade y continúe fiel en sus apoyos en las urnas, tiene claro que al resto de la población hay que mantenerla anestesiada y que hable de otras cosas y se olvide así de los 'atracos' al bolsillo propio.
Mendigo


Así, Ana Botella, alcaldesa de Madrid, ha mostrado su exquisita y entrañable preocupación por los mendigos de 'su' ciudad. Hay que tenerlos bien controlados a todos, no sea que las señoras de visón auténtico y misa de doce vayan a espantarse con estos seres marginales y se le enfaden, y con ellas, sus esposos, de sombrero y habano; e incluso, quizá, las chachas que no hablan tagalo y que cobran una miseria por servir a estos señorones. Ojo, a esta gente hay que tenerla contenta y mantener su voto fiel.


También ha cumplido su papel una tal Patricia Flores, dicen que es Viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid. Este personaje se ha desyunado contra los enfermos crónicos (¿qué culpa tendrán ellos?) y afirma que son una carga excesivamente pesada para la Sanidad Pública. Fíjense en la delicadeza de sus palabras: ¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva gratis del sistema?, lo sanitario tiene un fin". Es verdad, eso de vivir del sistema, de los dineros de todos nosotros, es solo para los del PP.
Ante semejante palabras, esta señora, como mínimo, debería haber sido expulsada de su trabajo. Un pensamiento nazi traducido en palabras tales no tienen cabida en ninguna parte de Europa, pero Spanish is different, y vamos hacia atrás en busca de los orígenes del PP/AP....


A esta maniobra de despiste, aparte de las dos señoras más arriba mencionadas, se han prestado algunos ministros. 
José Manuel Soria, Ministro de Industria ha anunciado prorrogar la 'vida' de la central nuclear de Garoña hasta 2019, y eso que está hecha ya una buena moza, pues tiene cumplidos los cuarenta añitos. ¿Seguridad? Qué más da. Estos ecologistas siempre con sus monsergas...


Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia, ha anunciado modificar la ley del aborto. Pero en lugar de penalizar el hecho de no preguntar al nasciturus y que la mujer haga lo que le venga en gana ejerciendo su libre albedrío, transforma la ley retrotrayéndola a la que había en 1985 con los dichosos supuestos.
La otra propuesta gallardoniana es el cambio en la elección del CGPJ, y procurar porque los doce vocales del TC sean elegidos por los propios jueces, obviando que estas decisiones deben emanar del pueblo, es decir del Parlamento.
La tercera idea para reequilbrar los ahora menguados bolsillos de los notarios por la caída del boom de la construcción es que sean los notarios los que casen y divorcien a las gentes. 
Ana Mato, Ministra de Sanidad, la que no veía el jaguar en el garaje de su casa, cuestiona la píldora del día después, por unas suposiciones acerca de su posible daño a la mujer, 
y exige que sea dispensada con receta médica.


José Ignacio Wert, Ministro de Educación, lleva a cabo algo que obsesionaba a Rajoy, abolir la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque, dice, 'adoctrinaba a los alumnos', y sustituirla por Educación Cívica. Este cambalache se ha realizado con una torpeza inesperada en una persona de la preparación educativa de Wert. Quizá lo del 'adoctrinamiento' lo lleven estos del PP en los genes, por aquello de la Formación del Espíritu Nacional que nos embutían durante el franquismo junto al cara al sol cada mañana antes de comenzar las clases en los Institutos públicos.


Wert ha anunciado igualmente una modificación en la Ley educativa, con un tremendísimo error , a nuestro parecer, en las disminuciones y no aumentos de los cursos de la ESO y de Bachillerato, respectivamente. Todo debe de estar pensado para beneficiar a la Enseñanza privada, porque la ganancia en la calidad educativa no solo es nula, sino que empeora notablemente.


Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura y Medio Ambiente, aquél de "el regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno", el mismo de 'los camareros aquellos, maravillosos, que le conocían a uno, le traían en seguida sus cafetito con las tostadas de manteca colorada, don Miguel...', que ha removido la perdiz con los traídos y llevados trasvases, y una visión enormemente bondadosa en relación a la Ley de Costas. 'Hay que construir en la costa para salir de la crisis' dice don Miguel. Y Arenas, el señorito andaluz, en Málaga y en plena campaña electoral, afirma embravecido: "cuánto daño se ha hecho con eso de la guerra contra el ladrillo. Esta tierra sigue teniendo un enorme potencial urbanístico, y lo vamos a desarrollar". Rajoy estaba presente y aplaudió.
Que nos cuenten a los valencianos la ruina que el ladrillo (desde los tiempos de Zaplana) ha traído a esta nuestra tierra, una de las más ricas del territorio español hasta que el PP se instaló aquí y comenzó a esquilmarla hasta dejarnos en una profunda bancarrota de la que no se ve la salida.  

Y mientras se despista a la ciudadanía con estas migajas, Rajoy camina firme hacia su Reforma Laboral. El viernes, 10, nos será desvelada.