lunes, 21 de diciembre de 2015

Después de los resultados de las Elecciones Generales #20D - Reflexiones





Bien, amigos, queridos todos, los resultados de las Elecciones Generales, las del ‪#‎20D‬, están cantados aunque falta por saber cómo queda el Senado y qué dicen los votos que llegarán por correo y que se escrutarán seguramente el martes. Poco o nada van a cambiar sustancialmente.

Confieso que tenía la ilusión de ver a Podemos el segundo o el ganador, incluso, pero la Ley Electoral es la que es. Ya la cambiarán, seguro.

Y sabiendo, como sabemos, la de zancadillas y trampas y falsas acusaciones que desde un lado y otro han propinado a Podemos (no se puede comparar con el hostiazo que a Rajoy le arreó un sobrino político), lo mucho que han tenido que trabajar todos y cada uno de los conformantes de este nuevo partido (el de Riverita no es nuevo), sin dinero, sin abdicar de su promesa de no pedirlo a los bancos, y contando solo con los préstamos que sus simpatizantes hemos ido prestándoles, es de admirar, mucho, los resultados obtenidos.

De una tacada se han convertido en la tercera fuerza parlamentaria de este país, por delante de Rivera-de-Hugo-Boss, y lo han hecho con una capacidad, con una inteligencia y un saber estar admirables.
Me río cuando oigo que, en ‪#‎ElDebateDecisivo‬, todos iban adecuadamente vestidos y peinados, ¡vaya, como Dios manda!, menos Pablo, que con sus mangas arremangadas parecía el electricista del escenario...

Un Pablo, un Íñigo, una Carolina, un Juan Carlos, un Rafa, una Rita... un... otro Pablo un... una... increíbles, valiosos, capaces de cambiar un país en un plis-plas. Y la suma de Ada, ¡qué grande Ada!- y la de Mònica, ¡muy grande, Mònica! y Euskadi y Galicia y...

Gracias, Podemos. Gracias por lo mucho que de vosotros he aprendido, gracias por devolverme la ilusión en la Política, gracias por hacer que, de alguna manera, haya vuelto a creer en la decencia y la honestidad.
Gracias, ganadores.

¿Cómo no voy a estar contenta, muy contenta? Estoy feliz.

Ahora a trabajar para hacer real tantas y tantas ilusiones. Sé que lo haréis.
Un beso muy grande.


sábado, 19 de diciembre de 2015

Y que el olor del pueblo perfume el Parlamento.




Amigos:
 Disculpad la poca calidad de las fotos. Están hechas con el móvil, procurando no molestar y, a la vez, huyendo de cabezas que involuntariamente se cruzaban por delante del objetivo. Cuatro filas detrás estaban todas las cámaras de tv y tampoco dejaban moverme como hubiera deseado.

A la vez, he pretendido ir narrando lo que he considerado más llamativo del acto. Aunque todo ha sido maravilloso.
No ha sido otra mi intención que testimoniar ante y para todos vosotros un acto que es ya histórico. Al ser cierre de campaña, estaban todos, Podemos y Compromís. Algo único.


El público, entregado, emocionado, ha llenado el recinto de La Fonteta. A tope estaba, y mucha gente en la calle, no cabía nadie más.
Los servicios de seguridad, de orden y de orientación han funcionado a la perfección. Digo esto porque son muchos los mítines a los que he asistido en mi vida... de otro partido.
Sin empujones, con educación y orden. El ambiente rebosaba de alegría y amistad. He hecho amigos, no los había visto nunca antes. Atrevida sé que soy, pero la sonrisa presente en los rostros de los demás invitaba a la amistad. Reciprocidad sincera y amistosa, muy amistosa y de complicidad y compañerismo.

Me resulta imposible plasmar todo lo vivido, lo experimentado esta tarde. Pero puedo aseguraros que merecen ganar. Podemos merece ganar las elecciones por muchos motivos. El primero y más importante por la ciudadanía misma. Por nosotros. Por nuestro bien.
En apenas horas, en youtube, podremos encontrar los parlamentos de cada uno de los intervinientes. Todos muy valiosos, grandes.

Escuchar a Errejón comenzar su intervención en valenciano exquisito y terminarlo de igual forma nos puede ayudar a hacernos una idea sobre la capacidad de estos políticos. Únicos.
Hacia el final del acto, cuando le tocaba hablar a Pablo Iglesias, le comentaba a mi amiga Maria Teresa, mi 'perplejidad' acerca de qué diría Pablo si ya se había explicitado todo -las intervenciones de los políticos de Compromís, además de exquisitos, iban complementado los parlamentos de los de Podemos-. Ella me ha mirado con cara como de decir "nena, tú estás tontita o qué". Tenía razón.

Ha comenzado Pablo y seguía y seguía y no paraba de recordarnos la barbarie a la que hemos sido sometidos por los gobiernos anteriores, y más y mas, sin parar... El pabellón parecía venirse abajo. El entusiasmo de la gente iba en aumento, aplausos, voces repetidas de "Presidente" "Presidente".
Ni Pablo ni nadie han gritado en sus intervenciones, las inflexiones propias de cuando se habla en un mitin, pero muy lejos de otros que chillan hasta molestar los tímpanos del resto. Como si, por gritar más, se tuviera más razón.

En fin, una tarde grandiosa, de constante aprendizaje y disfrute a la vez. Cuántas verdades escuchadas y qué bien expresadas han sido. Unas dos horas y media han venido a durar los parlamentos de todos los intervinientes. Bien que la gente llevábamos más tiempo en La Fonteta. Había que aparcar... y coger sitio. Todo ha ido bien, muy bien.

Solo al salir nos hemos acordado de que mejor ir a tomar algo, ir al servicio también, y nos hemos percatado del dolor de manos, de brazos y hombros de tanto aplaudir, mover los globos, las banderas... La espalda se resentía por la sentada de horas, y quizás la voz salga algo ronca mañana.
Pero bueno, eso se pasa. Y no puede compararse con la riqueza de lo disfrutado, que necesita ahora su propia digestión.

Solo queda esperar que el domingo la ciudadanía tenga la memoria y sensatez necesarias a la hora de depositar su confianza materializada en las papeletas echadas en las urnas, una para el Congreso, la blanca, y la otra, la sepia, para el Senado.

Y que el olor del pueblo perfume el Parlamento.

Al votar no olvidemos:


Un fuerte abrazo y mucha suerte.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Respuesta a ¿Cómo imaginamos a un presidente? de Rosa María Artal

En respuesta al artículo de Rosa María Artal, 

¿Cómo imaginamos a un presidente?


 http://wp.me/pomp7-5tS






Magnífico, Rosa. Lo he leído mientras comía y no he podido entrar hasta ahora. Papeleos y revisión ‘obligatoria’ del coche -se ha quedado sin aceite el pobre- me han ocupado buena parte de la tarde. Del resto me he ocupado yo personalmente. En fin, horitas de regresar a casa…
Siento, y lo digo en serio, que Iñaki Gabilondo haya dejado de ser “mi admirado periodista” de aquellos años de no hace demasiado. Si su videoblog de ayer era tendencioso, el de hoy es infumable:  [http://cadenaser.com/programa/2015/12/10/hoy_por_hoy/1449731943_612515]. Dos tazas del mismo avinagrado caldo.
Evidentemente, ganó este debate y los habidos antes Pablo Iglesias, con unos 60 o 70 € puestos sobre su piel, frente a los miles que acicalaban el porte de sus contrincantes. La imagen fresca, limpia y transparente de Pablo Iglesias oscurece las mejores hechuras de Hugo Boss o cualquier otro modisto/sastre. Es la palabra, su contenido, sus hechos-garantías lo que me importa de alguien que se ofrece a ser presidente de mi país. Le ofrezco el puesto de inmediato y con sumo convencimiento.
Tampoco yo quiero un “candidato al Oscar”, como preciosamente relatas en el artículo de hoy publicado en vía @eldiarioes:” Buscamos un presidente de Gobierno, no candidatos al Oscar “, por @rosamariaartalhttp://www.eldiario.es/_1b7f1764
Coincido plenamente con tus palabras que hago mías: “Desde el poder actual o sus proximidades se trata de afianzar la idea de que lo serio es lo de siempre: el bipartidismo”
Por eso y por muchas más cosas que me producen hartazgo no pienso ver el #DebateADos. No me interesa.
Lo que Pablo Iglesias y resto de personas de Podemos han conseguido en apenas tiempo (tú lo viste ya cuando el #15M, al igual que el admirado José Luis Sampedro y otros) es tan grandioso que la Historia dará cuenta de ello.
Treinta y cinco años de inmovilismo, ‘ahora yo, después tú’, invadiendo sin pausa los derechos fundamentales que nadie regala, que son de las personas por el simple hecho de ser-persona, arruinando nuestras sonrisas y nuestros bolsillos, impidiendo que nuestros descendientes tengan acceso a la Universidad pública y de calidad (porque la Cultura y el Pensamiento libre son peligrosos para los que manejan el cotarro), cercenando algo tan sagrado como la Sanidad pública de y para todos… Y unos jóvenes preparados, muy preparados y con las ideas muy claras han sido capaces de dar la vuelta a todo, hasta el punto que incluso pueden llegar a ocupar la presidencia del Gobierno… es grande, muy grande.
Respecto a la ausencia de IU lo lamento. Pero no podemos olvidar que Alberto Garzón ha querido permanecer fiel a la formación política en que milita en lugar de dar el necesario salto a Podemos. Y que IU lleva en sus espaldas una mochila que contiene demasiadas cosas que necesita vaciar en un vertedero. El problema del caciquismo de IUCM sigue ahí, el inmovilismo de Cayo Lara a realizar primarias hasta que no tuvo más remedio está presente, su obcecación en ‘colocar’ a Willy Meyer para las europeas también está en el recuerdo de muchos, y su aceptación de entrar a formar parte del CGPJ con una Secretaria Judicial como vocal, que nada podía resolver, y sin embargo SÍ formar parte de la ‘casta’, al politizar el Poder Judicial, le han hecho mucho daño.
En fin, ya quedan pocos días, y que a estos jóvenes de Podemos hay que apoyarlos hasta el fina, cada cual con sus propias habilidades, me queda claro. ¿Qué es difícil que puedan salir? Claro que sí. Ya me veo a los tanques paseando por las principales capitales de España. Pero hay que seguir intentándolo.
Por ello, el 13D, hay que estar en Madrid a las 12h en la Caja Mágica. Allí estará también Ada Colau. Y el 18D, el cierre de Campaña será en Valencia. Si no pasa nada muy serio, allí nos encontraremos.

Enhorabuena, Rosa. Gracias de verdad ¡¡
María Dolores Amorós