domingo, 2 de mayo de 2010

ALBERTO OLIART, UN VALIENTE FRENTE A LAS INSIDIAS DEL PP


La  última semana de Abril el PP se ha llenado de "gloria" en sus acusaciones infames contra el presidente de radiotelevisión publica, y aprovechando la comparecencia del Sr. Oliart en el Congreso de los Diputados, han exigido su dimisión en el cargo; y no lo han hecho una vez, sino en cinco ocasiones, y se han apuntado a ello cinco diputados peperos. Quizá, con esta especie de multiplicación de panes y peces, pretendían amedrentar a Oliart. Y debe de ser porque no conocen a la persona.

Además, el motivo de queja era tan esperpéntico como el decir que los informativos de TVE eran parciales, a favor del Partido Socialista, y venían a tachar la televisión pública estatal como "telezapatero". El ejemplo que ponían era el tratamiento dado a la información del Estatuto de Castilla-La Mancha. De locos habría que tildar lo sucedido. Primero, porque no es verdad, y segundo, porque la única persona absolutamente infiel a los compromisos adquiridos con su tierra es MªDolores Cospedal García.  El sr. Barreda ha cumplido  su palabra.

El Sr. Oliart fue elegido como Presidente del ente RTVE en el Congreso de los Diputados con el consenso de los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP. Quizá, hace cinco meses, el PP dio su beneplácito pensando que la persona propuesta, Abogado del Estado, habia tenido diversos cargos durante el régimen franquista, había sido ministro con Adolfo Suárez, miembro de UCD, con lo que podían deducir que sería un Presidente parcial, quizá semejante a Urdaci, y pondría la balanza a favor de la derecha extrema, la única existente en este país, hermanados todos bajo las siglas PP.

Pero esta presunta mala fe no se ha producido con Oliart. Tampoco antes. Desde que llegó a la Presidencia del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, la TVE dio el viraje democrático que todos los demócratas deseábamos, incluso tan neutral es esta televisión que no pocos progresistas se quejan de la excesiva exquisitez con que es tratado el PP. Y es que no sólo tenemos presente en la memoria la extrema parcialidad del ente público bajo el mandato de Aznar, sino que en los últimos días del mismo, antes de la Elecciones Generales, cuando se produjo el terrible atentado de Atocha, se nos mintió desvergonzadamente a todos los españoles acerca de la autoría del mismo. Mintió Zaplana (es lo suyo), mintió Acebes -entonces ministro de Interior- y mintió el aún presidente, Aznar, el que mandó comunicados a los distintos países europeos acerca de la autoría etarra de la horrorosa masacre. Y mintió hasta la saciedad el opusdeista Urdaci.  Y  todos, por mantenerse en el poder.

Ahora, demuestran su zafiedad, cuando  su falsa acusación, les revierte como justo  booemerang las insoportables y mendaces Tele Madrid y Canal 9. Ambas,  televisiones públicas, es decir, pagadas por los ciudadanos de la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana respectivamente, a los que se les desprecia como ciudadanos de tercera y analfabetos, al no decirles la verdad de lo que acontece en sus tierras, al mentirles constantemente por acción u omisión. Televisiones éstas segadas por una voraz censura. Televisiones éstas bajo el mandato del PP.

Y son éstos mismos, los del PP, los que se atreven a acusar a TVE de parcialidad, quizá porque no les lleva el gato al agua a los populares. Oliart, hombre curtido por la vida y la experiencia, no se deja amedrentar por estos impresentables, y negó muy adecuadamente, de manera tranquila y sensata las falsas acusaciones que le hicieron, recordándoles que los informativos de TVE han sido reconocidos recientemente con los "premios informativos más importantes", así como  que " la televisión pública se siente hoy más que nunca como la televisión de una gran mayoría de  españoles, como ponen de relieve la audiencia que tiene  y las encuestas que lo avalan".  Recordó con toda claridad que "no soy del partido socialista ni sirvo al partido socialista ni a ningún partido" Y dejó bien claro que su nombramiento es fruto de un  acuerdo del Parlamento  y que es éste el que puede revocarlo, lo que le permitiría volver a su "tranquila vida de jubilado".

Y esta noche del 1º de mayo, Dia Internacional del Trabajo, Alberto Oliart ha tenido las agallas de que en TVE pudiéramos ver la espléndida película  de Emilio Martínez Lázaro, "Las 13 rosas",  película basada en la desgraciada y triste realidad de la matanza de trece jóvenes, algunas menores de edad, fusilidas junto a la tapia del cementerio de la Almudena de Madrid, el 5 de agosto de 1939, ya finalizada la guerra civil,  como un gesto más de la brutal represión franquista. Tema, por cierto, de rabiosa actualidad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario