martes, 4 de mayo de 2010

¿QUIÉN SUCEDERÁ A CAMPS?

El Partido Popular ha recurrido ante el juez Pedreira la providencia de éste, mediante la cual solicita los nombres de diecisiete cargos públicos del gobierno de Camps que adjudicaron contratos a empresas de la trama corrupta Gürtel. Que un particular eleve un recurso de este calibre puede entenderse, pero que un partido político, considerado democrático, intente coaccionar a la Justicia para que no investigue el mayor caso de corrupción política de la democracia ya no sólo es inaudito, sino que muestra la calaña de tal partido.
Ante la providencia del juez Pedreira, de inmediato y sin nada que mediase, ha saltado el juez De Rosa -conseller de justicia de 2003 a 2008 con Camps- diciendo que nada tiene él que ver con la Gürtel, el aforismo latino explicatio non petita, accusatio manifesta lo dice todo respecto a tal personaje.¿Acaso tiene algo que esconder?

El recurso del PP ante el juez Pedreira muestra el nerviosismo y evidente miedo ante el más que probable paso del Tribunal Supremo de reabrir el tema de los trajes de Camps de producirse tal hecho, ello conllevaría el continuar con las investigaciones de la trama valenciana (el tema de los trajes, sin más, es algo menor). De lo contrario, se cerraría definitivamente el caso en esta Comunidad, que es lo que pretende el PP, como ya sucedió con el caso Naseiro, que, sin ser de tal envergadura, tambien demostraba que la corrupción es consustancial al PP. La interposición del recurso, ayer mismo y desde el gabinete jurídico del PP, dirigido por Trillo  -el mentiroso del Yak 42- manifiesta el nerviosismo y miedo que atenaza a este partido, pues el tiempo corre en su contra, ya que las elecciones autonómicas y locales están a la vuelta de la esquina. Y, ya no es que son conscientes de que la ventaja electoral que todavía cuenta en su haber puede dar un vuelco total si Camps resulta imputado, sino que, a toda prisa, tienen que encontrar un sustituto para  aspirar a la presidencia de la Generalitat.

Tres son los nombres que se barajan en Génova: Alberto Fabra (alcalde de Castellón), González  Pons  y Rita Barberá.

Alberto Fabra no parece tener el tirón político suficiente, al margen de que su apellido connota no pocas irregularidades. Y, a todo ello se suma la desgana de este dirigente castellonense.


Por su parte, González Pons, al no ser diputado autonómico, obligaría a nombrar a un presidente provisional, y, aunque al Viceportavoz del PP seguro que le encantaría ser candidato, su elección conllevaría  demasiados quehaceres.
Queda Rita Barberá.Conociendo cómo se vive siendo "la dueña" de Valencia, y las comodidades y prebendas que conlleva el cargo, va a resultar difícil convencer a la señor Barberá de que deje 'pájaro en mano por ciento volando". Además, tampoco podemos olvidar que el nombre de Barberá se asocia freudianamente con el bolso de Louis Vuitton, lo que no deja de ser un enorme lastre, si se quiere presentar a alguien desvinculado totalmente de la trama Gürtel.    ¿Cómo es posible que en toda la Comunidad Valenciana sea tan complicado encontrar dentro del PP a un aspirante a presidente que esté limpio de polvo y pajas?

Ahora que, siempre queda la posibilidad de pensar en Alfonso Rus, actual alcalde de Xàtiva, Presidente de la Duputación y presidente provincial del PP. Hasta la fecha, nada ha podido serle imputado a este personaje deslenguado, maltratador de los de abajo y  adulador de los que considera superiores. Además, eso de fraccionar los contratos para adjudicarlos a la empresa amiga lo hace con la izquierda, divinamente. De forma y manera que con él todo podría continuar igual en la Comunidad, pero con la salvedad de que su "obrar" es seguro. Incluso podría aportar al tampoco nada sospechoso en asuntos fraudulentos,  Vicente Parra.

Una buena solución ante la incertidumbre de Génova 13, porque para Rus la ideología es lo más importante en su vida política. Él no procura por el dinero; una de sus frases más conocidas es "ché, serà per diners?", él sólo mira por el interés general (que es el suyo).  Lo dicho, el aspirante perfecto. A ver si la sra. Cospedal García cae en la cuenta y soluciona el problema de la sustitución de Camps.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario