sábado, 31 de julio de 2010

CATALUNYA, UNA VEZ MÁS, A LA CABEZA DE LA CIVILIZACIÓN ESPAÑOLA


Una vez más es Catalunya ejemplo de civilización y cultura. La decisión de prohibir las corridas de toros, decisión tomada por una mayoría parlamentaria de CiU y Esquerra Republicana -Montilla confesó su voto negativo- es demostración de los años de ventaja que este país, Catalunya, lleva por delante al resto de España.

Naturalmente, el Partido Popular ha querido politizar el tema echando la "culpa" última al Presidente Zapatero. Desconocen éstos, o al menos lo fingen, que el PSC no es el PSOE de Zapatero, sino un partido con ideas y programas semejantes al socialista español, y confederado con el PSOE, pero siempre independiente, aunque sus ideas y personas confluyan en una meta común.

Pero, personalmente me hubiera gustado que el President Montilla hubiera apoyado también la abolición de la barbarie nacional. Al igual que las máximas autoridades del PSOE hubieran manifestado abiertamente su NO a esta diversión estúpida, basada en la tortura del animal.

Nunca puede ser motivo festivo la sangre fluyente de un ser vivo, que está condenado de antemano a torturosos suplicios que van abriendo sus venas y debilitándolo hasta cercenar cruelmente su vida.

Habría que leer a Pío Baroja y en especial La Busca ( de la trilogía La lucha por la vida), para llegar racionalmente al convencimiento de la inútil y atroz "diversión" de una corrida de toros. La descripción tan minuciosa y real de la lucha por la supervivencia en la plaza entre un pobre caballo al que montan para sangrar al toro y la defensa de éste destripando al equino es espeluznante por lo veraz de lo narrado. Pero, claro está, pedir que lean a aquellos que gozan con el horror es mucho pedir, y llegar a Baroja es como suplicar un milagro.

Y es que el ser humano continúa siendo homo homini lupus, igual de primitivo que el homo neanderthanlensis. Los días, los años, los siglos se han venido sucediendo y el hombre sigue sin evolucionar en lo más profundo de su ser; sólo lo hacemos en tecnología y ciencia; no en lo que debería ser auténticamente humano. Seguimos siendo profundamente primitivos, y tan poco sensibles y solidarios que los animales de la selva nos superan con creces: matan por comer, jamás por diversión.

Que no nos sorprenda el circo romano, porque la España actual es la viva imagen de aquel circo. hay que reflexionar mucho y humildemente, para no ser arrastrado por las actividades incívicas y que tanto agradan al pueblo borreguil. Hay que "cultivar" la auténtica cultura (valga la reiteración), para intentar salir del pozo de la humillación terca.

Ah! y no me vengan con aquello de la Ley de la supresión voluntaria del embarazo como argumento defensor de las corridas de toros. Está excesivamente manida esta excusa; ya me la conozco en la pobreza de su exposición y sé la respuesta a dar.

Enhorabuena a Catalunya por este nuevo paso en pro de la civilización.

2 comentarios:

  1. Estoy contigo y comparto tu opinión.Un Beso. Mª José

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Mª José. Eres muy amable.

    ResponderEliminar