domingo, 25 de julio de 2010

XÀTIVA, NITS AL CASTELL

Anoche, 24 de julio, acabaron las actuaciones de Nits al Castell en Xàtiva. Cuatro actuaciones con un sobrecoste para los setabenses de 18.000 euros más IVA, unos 20.900 por el simple hecho -que ya es un hábito- de que, en lugar de contratar directamente al artista respectivo, cosa inmensamente fácil a través de los medios que internet nos ofrece, se adjudica dicho "trabajo" a José Antonio Ramírez, el cual, a su vez subcontrata a otra empresa dirigida por su mujer. La concejal responsable de estas tareas, Mª Emilia Soro, tiene dedicación exclusiva y bien pagada por nuestro Excmo. Ayuntamiento, a cuyo frente se halla ¡cómo no! Alfonso Rus.

O sea, que las actuaciones habidas los días 3, 10, 17 y 24 de este mes suponen para el personaje mencionado, Jose Antonio Ramírez y esposa, la friolera de casi 21.000 euretes de nada. De esta ganancia, según fuentes de la Intervención del propio ayuntamiento de Xàtiva, se le da un "beneficio", el 15%, a la autoridad que contrata a la empresa intermediaria. Y esto es el punto clarificante de que no se hagan los trámites pertinentes desde la propia concejalía responsable. Podrá refutárseme que Mª Emilia Soro es incapaz de manejar adecuadamente un ordenador y hacer responsablemente sus funciones. Pero eso ya lo sabemos. El que el ayuntamiento de Xàtiva tenga en su equipo de gobierno una panda de inútiles (sólo se salva una concejal) es lo que ha propiciado Alfonso Rus. Nadie puede hacer sombra a este personajillo; de ahí la ineficacia y arbitrariedad de la "gestión" de los que le rodean. Y a pagarlo los ciudadanos de Xàtiva.

Por cierto, ayer noche pululaba por aquí la ¿presunta? corruptela en persona. ¿Recuerdan, cuando hace años, muchos años, la gente decía "viene a actuar fulanito de tal en persona", admirados de ver en carne y hueso mortales al admirado actor o cantante?. Pues ayer, lo mismito. Paco Camps en persona se hallaba en la acera del ayuntamiento acompañado de su amiguito Alfonso Rus, admirando el prodigio que pretende cerrar a más de la mitad de los ciudadanos setabenses el acceso a más de media ciudad, su parte más antigua -desde la Albereda hasta el castillo-.
Camps con su pinta de curita, pantalones beige y camisa a juego, manga larga, con el puño abierto y ligeramente doblado (el uniforme del PP), y Alfonsito moviendo los brazos cual las aspas de un molino, tan expresivo él, para ayudarse con la excesiva gesticulación la ausencia de un saber expresarse verbalmente medio bien.

Camps iba a bendecir el cierre de 2010 de Nits al Castell, en la que actuaba el prestigioso violinista Vasko Vassilev.

Lástima que allá donde desgobierna el PP los sobrecostes hagan inviable el posible disfrute de cualquier cosa que, per se, debería ser dignísima.

Pero ya sabemos que están en política para forrarse; ellos mismos lo confesaron y cumplen a rajatabla su palabra. Y el pueblo sigue anestesiado... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada