sábado, 12 de marzo de 2011

SEPTIMO ANIVERSARIO DE LA MUERTE EN ATOCHA




Parece que fue ayer cuando el terror  y la muerte se apoderaron de aquella gente que, desde las poblaciones de la periferia, se dirigían al centro de Madrid, a la estación de Atocha, a sus trabajos o estudios cotidianos, dejando el calvario del olvido imposible por una muerte inexplicable y gratuita. Esos seres queridos que fueron obligados a marcharse sin un beso de despedida, sin un adiós sin rencor, sin una mirada de amor.
.
Fue un 11 de marzo, jueves, de 2004. Desde primeras horas de la mañana la Ser (siempre la Ser) iba informando de este terrible suceso. Noticias que iban cambiando constantemente, el número de heridos y muertos se incrementaba a medida que el tiempo transcurría. Parecía un atentado. Era un atentado. El nombre de ETA se barajaba entre las informaciones que el Gobierno iba facilitando. Acebes, ministro de Interior, daba datos, titubeaba la autoría cuando decía que había sido ETA.
Pasadas unas horas, ya por la tarde, Felipe González dijo que el nombre de la parca era ya conocido por el Gobierno. Incluso el propio Bush avisó a su amigo Ánsar de que los autores eran islamistas, se lo había dicho la CIA, (ya había ocurrido un 11-S Torres Gemelas). Pero las Elecciones Generales eran el próximo domingo, 14. Había que insistir, mintiendo a todos los españoles, acerca de que ETA era la asesina. Estaba demasiado reciente la odiosa guerra de Irak, adonde nos llevó, sin quererlo nosotros, el presidente Aznar de la mano de Bush y de Blair (también en el metro de Londres hubo un 11-J). Y los islamistas se estaban vengando de la sangre derramada en Irak, más ríos rojos que con el dictador  Saddam Hussein. Telegramas aznarianos a los demás países: los asesinos de Atocha han sido los etarras. Todo mentira. La tarde-noche del sábado los españoles clamaban por la verdad. Y al día siguiente el PP perdió las elecciones por mentir a la ciudadanía.
192 muertos y cerca de 2.000 heridos, algunos con el traumatismo psicológico de por vida. Los familiares, huérfanos de seres queridos, sin hijos, sin maridos, sin esposas, sin padres ni madres. 
Pilar Manjón perdió a su hijo Daniel, de 20 años, por "ser roja" le espetaban señoronas de visón de zorra cubriendo sus vetustas carnes, brazo en alto, cantando a un sol apagado para siempre de las almas de estas familias. Manjón, Pilar, alma corroída por el dolor, imagen de una dignidad que nunca le fue perdonada. Pilar Manjón, presidenta de la Asociacion 11-M Afectados del Terrorismo.
La Comisión de Investigación donde Pilar Manjón fue ejemplo de dolor de madre, pero sin rodilla en tierra, con palabras traspasadas de amargura sin olvido y plenas de lucidez certera y digna ante las burlas imborrables de esas basuras de Zaplana y Martínez Pujalte, ayudados por los obispos en la voz del imberbe Losantos. La jerarquía de continuo al lado de la mentira inmisericorde.

Siempre, desde el principio, Pilar se ha mostrado contundente en sus denuncias contra las falsedades de esta derechona. Y lo ha hecho con las palabras adecuadas, precisas, en su lucha por las víctimas y sus familias. El dolor por la ausencia eterna de su hijo debe de darle esa fuerza que emana de su persona en defensa de la justicia y de la verdad.

Pilar Manjón, "casi todos los días es 11-M", denunciando  otras burlas, esta vez de Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid, "Cuando planteamos que se colocara -monumento recuerdo de las víctimas- allí -en el Pozo- nos dijeron que cualquier día tendrían que poner otro monumentito para las putas de Montera". Pilar, valiente, "Déjennos deambular por la vida con nuestro dolor. Dejen en paz a nuestros muertos". "El 11-M es un caso cerrado. La verdad se conoció en un un juicio serio y justo".

Pero el PP no va a soltar la presa. Pedro José ya ha resucitado el caso. Vienen elecciones. Por si acaso la crisis que no supo o no quiso ver Rodrigo Rato, de presidente del FMI, y ahora atribuida sólo a Zapatero, también Aznar ha vuelto a las andadas con sus ladridos de siempre.
Al recuerdo de aquel 11-M se ha sumado hoy el terrible terremoto en Japón, con millares de víctimas. Este tsunami va para Chile. Parece que la muerte, al igual que el PP, anda hambrienta detrás de botines inocentes.

4 comentarios:

  1. Me gustas más así. Serena como un mar pequeñito entre las manos. Dándole calor al dolor de entonces, de hoy, de siempre. En aquel momento escribí un artículo titulado DIOS HA MUERTO que he vuelto a colgar de nuevo en mi blog porque aquella mañana sigue desandrándose todavía hoy.
    Un beso y muchos. Rafael

    ResponderEliminar
  2. Recién jubilado, después de más de cuarenta y dos años dado de alta en la SS. Ocurrió lo del atentado de Madrid. Con todo el tiempo para mi, dediqué, para conocer y saber, horas y horas sobre todo lo concerniente al cruel atentado terrorista. También lo hice con la comisión de investigación parlamentaria y posteriormente con el juicio, naturalmente, a través de la pequeña pantalla.

    Cuando llegó el día en el que habló Pilar Manjón ante los parlamentarios, todos la escuchaban en silencio y respeto, todos, menos uno que, mientras ella hablaba y decía lo que le salía de sus entrañas… el Zaplanas. Leia, y como Pilar seguía con su voz y su dolor, a este parlamentario se le acabó la lectura, y para demostrar que nada de lo que decía Pilar le interesaba, se puso a escribir. Era fácil verlo, ya que las cámaras de vez en cuando, hacían un recorrido por toda la sala dejándonos ver los rostros y, también, el claro desinterés de este parlamentario.

    Cada uno es muy libre de comportarse como mejor le venga en gana. Pero los que vemos a estos personajes, solo a través de la televisión, es así como los conocemos.

    Un día o dos después, sobre el medio día, María Teresa Campos entrevistó al parlamentario Zaplanas. Algo le dijo o preguntó, sobre su comportamiento en la Comisión de Investigación, y este tuvo la desfachatez de decir textualmente: “que la había escuchado con atención y mucho respeto, como no podía ser menos”.

    Desde entonces cuando lo veo, veo a un mentiroso de verbo fácil.

    ResponderEliminar
  3. Mi querido Rafael: que hermosa metáfora. No merezco esas tus palabras tan bonitas. Eres un cielo, lo sabes porque lo digo de corazón.
    Gracias, mi bonico, mi admirado maestro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, PCJMILENA, por entrar en mi blog, leerme y dejar este bonito comentario que indica una gran sensibilidad, al entregar su tiempo al seguimiento pormenorizado de lo sucedido en aquella terrible matanza.
    Zaplana es de lo peor conocido, es chusma que me produce asco. Pura verborrea hueca, falsa. Su único interés es el dinero. No respeta a nadie, ni a los más cercanos de ¿su familia? Las grandes trampas inversoras las inventó él en la Comunidad Valenciana: Terra Mítica, La ciudad de la Luz...Fue alcalde de Benidorm por el pago a una tránsfuga, Maruja la bien pagá.
    Y sus conversaciones telefónicas con Vicente Sanz (acusado por acosador sexual en RTV)demuenstran al tipejo sin escrúpulos.
    Su actuación en La Comisión de Investigación ante la intervención de Pilar Manjón lo retratan en su puro ser despreciable. Ahora los bolsillos se los está hinchando en Telefónica...
    Muchas gracias. Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar