viernes, 1 de julio de 2011

GOLPES DE ESTADO Y GOLPES A LOS ESTADOS

Los políticos y la ciudadanía hablamos lenguajes muy distintos. Esto es una Babel irreconciliable.

Queríamos ser Europa cuando esta simbolizaba la libertad y la democracia. Hasta el ancho de vía nos separaba de la civilización en la que soñábamos. El dictador nos tenía apresados en esta gran cárcel en que la sangre y el  hambre eran el componente de las vidas. Libres y felices campeaban los señorones, los curas y los falangistas. El pueblo como siempre, atemorizado, tenía atenazadas las palabras. Hasta el pensamiento era hostigado.

El siglo XXI era, por aquel entonces, un futuro impensable. Pero aquí nos hallamos. Murió el dictador. Se instauró la democracia. Tuvimos una Transición 'admirable', aunque los muertos de muchos siguen escondidos y el derecho a descansar en la tierra sagrada que los suyos deseen.

El Socialismo que abrazamos esperanzados ha olvidado sus raíces. Ha olvidado al pueblo que lo sustentaba y abraza a los Mercados. Merkel y Sarkocy son los dueños de lo que ansiábamos que fuera la Unión de Europa. Pero esto es una 'merienda de negros'. 'El pez grande sigue comiéndose al chico'. Los países pobres somos la periferia hambrienta de este gran tiburón insaciable que es el dinero. A nuestro Estado de Bienestar lo han deglutido.


batalla campal en Grecia
Grecia nuevamente ha sido 'rescatada'  por  la madre Europa devenida en madrastra, a cambio de  las heridas en cuerpo y alma del pueblo que dio a luz la Democracia en aquella antigüedad poseedora del saber, de la cultura y del arte. La plaza Syntagma se ha teñido con la sangre y el dolor de los heridos, indignados por la rapiña de su pan, su dignidad y su libertad. La cicuta se le ha impuesto nuevamente al Sócrates mayéutico a cambio del miserable dinero y  la demencia  que conlleva la avaricia insaciable por el mismo.

El robo eufemísticamente llamado 'rescate' rebosa cinismo bajo las palabras 'férreo e inquebrantable apoyo al pueblo griego' de Barroso y Van Rompuy.

Otros países 'periféricos' del centro franco-alemán han comenzado a tomar sus medidas ante el miedo metido en sus cuerpos. Los ciudadanos portugueses ven amenazada su paga navideña para todos los que cobren un euro más del salario medio interprofesional  -tan sólo 485 euros. Passos Coelho no distingue diferencias entre los quinientoeuristas y los millonarios. Las tijeras siguen contra los menos favorecidos. 800 millones preparados para agasajar al BCE y al FMI.

Algo semejante ha planteado en Italia  'Il Cavaliere'. Este personaje, tan repulsivamente maquillado, tan desvergonzadamente 'seductor' de jovencitas en sus groseras orgías, torna a dar el golpe de gracia a los más desfavorecidos. Reduce de cinco a tres las franjas del impuesto sobre la renta. La UE tiene asegurados 47.000 milloncetes. Prepadas están sus fauces para tan sabroso bocado. Una vez más los pobres serán el alimento de los ricos.

Pasto de la rapacidad también fue Irlanda, condenada a la indigencia. El pueblo de Islandia fue valiente y no se dejó engulluir por la usura de los 'hermanos rescatadores'. Hördur Torfason inició la revolución y el pueblo salió vencedor.

La persecución no cesa. España es la próxima diana de esta impúdica codicia sin freno. El 15-M ha manifestado su justa indignación de la que somos solidarios muchísimos españoles. No queremos tantos descuideros paternalistas. Nuestra dignidad es nuestra razón.

Y es que la Humanidad no progresa en lo más íntimo de sus entrañas. Sólo avanzamos en técnica. Seguimos siendo "homo homini lupus". El 'eterno retorno' nietzcheano. El infierno de Sísifo. 
                                                                                   



No hay comentarios:

Publicar un comentario