sábado, 16 de julio de 2011

"LOS QUE QUIEREN ECHAR A CAMPS SON LOS QUE DEJAN ENTRAR A BILDU"

Sí, la Justicia. Rita se refiere a la Justicia. La Justicia permitió que Bildu pudiera concurrir  a las elecciones municipales y autonómicas, y la misma Justicia considera ahora que Camps lleva demasiado tiempo "toreándola" y debe sentarse en el banquillo. Lo que sucede es que, cuando el fallo no les es favorable, los del PP se revuelven como alacranes contra todo el mundo, también contra el Poder Judicial.


Los Calvitos, genial
Lola Johnson, premiada con una Consellería por tapar demasiadas irregularidades del PPCV en Canal 9, vuelve a sus habituales mentiras cuando afirma que "ni el Consell ni los ciudadanos comparten el Auto". Yo soy ciudadana valenciana y sí comparto el Auto del juez José Flors. Y como yo, otros muchísimos ciudadanos valencianos. Hartos de tantas mentiras y juegos contra la verdad y la justicia.

Otro personaje ducho es escurrir su responsabilidad -ni política ni penal- ante la Justicia afirma rotundamente que "el auto de Flors no implica nada". Y se queda tan fresco. Está habituado a todas las artimañas que judicialmente se pueden practicar,  a hacer 'saltar' de juzgado número 1 de Nules a varios  jueces y  fiscales, conseguir que el tiempo transcurra y que algunos de sus 'presuntos' delitos prescriban, acostumbrado también a su increible 'suerte' en la lotería que desprecia el dictamen del juez Flors.

Camps debe pagar 55.000 euros como fianza para garantizar el pago de la sanción económica a la que puede ser condenado. También se sentarán en el banquillo, junto al President, Ricardo Costa, Víctor Campos y Rafael Betoret. Y es que el juez vincula los regalos con los contratos públicos de la trama Gürtel. Esto es lo que se entiende como cohecho.

No es  un 'mero trámite' como Johnson intenta disfrazar el asunto,  ni ninguna 'contingencia judicial' como afirmó Blasco. Es algo mucho más serio. El President va a sentarse ante un jurado popular acusado de haberse dejado sobornar por la mafia de la Gürtel.
Rajoy y Camps Tanto monta, monta tanto
Rajoy, ante el Auto del juez Flors, permanece callado. Otros siguen echando balones fuera y procurando el victimismo que tan bien les ha salido en otros momentos. Y sobre todo esgrimir la absolución por las urnas el pasado 22 de mayo.

Nada de esto vale. Primero Camps afirmó una y otra vez que él pagó personalmente sus trajes. Su abogado, Javier Boix, ha mantenido la defensa con el mismo argumento. Pero la declaración de otro testigo, informático de la empresa, explicando cómo fue obligado a modificar las cuentas para la exculpación de Camps, consiguió aflorar lo que todos sabíamos, pero que nadir podía demostrar judicialmente. 

Javier Boix modificó su argumentario acudiendo a la bicefalia del President, la orgánica y la institucional. Camps habría sido obsequiado en consideración a su cargo de Presidente regional del PP, no como Presidente de la Generalitat. Más insultos a la dignidad e inteligencia del juez y de la ciudadanía son difíciles de concebir. Las demasiadas mentiras han tenido, por fin, un camino muy corto.

Es tan preocupante el asunto para el PP que Trillo aceleró el viernes 15 de julio la clausura de los cursos "El Poder Judicial como piedra angular del estado de Derecho", celebrados en el pazo de Mariñán (A Coruña) para volar con la mayor rapidez a Valencia en ayuda de Camps.

Ahora, cual hizo Mario Conde, Camps quiere vestir de toga para coadyuvar en su propia defensa. El disfraz de togado sería una forma de no verse sentado en el banquillo, junto a sus otros 'compañeros de viaje'.

Todas las argucias del mundo antes que admitir la verdad con mayúsculas. Si esto es inadmisible en cualquiera, en el caso del President es patético. Además un 'curita' debería saber que tan repulsivo es el séptimo mandamiento como el octavo. Aunque en esto de los mandamientos de la Ley de Dios los del PP no andan demasiado avezados. Y eso que son amiguitos del alma  de los jerarcas eclesiales. Pero simplemente es que se protegen de forma recíproca...

4 comentarios:

  1. En términos generales estoy muy de acuerdo con su pensamiento, pero creo que es bueno poner las cosas en sus justos términos. En términos procesales, las fases por las que puede pasar una persona son: imputado (cuando hay indicios de que se pueda haber producido un delito y la persona está en algún modo relacionada con los hechos), acusado (cuando, a juicio del juez instructor, la persona ha cometido hechos o actos que inducen a pensar que es autor de un delito) y, finalmente, condenado (cuando el juez o tribunal aprecia que el acusado ha cometido un delito). Yo también he leido el auto del juez Flors y me parece muy bien fundamentado y documentado. Evidentemente no es un mero trámite puesto que ha pasado de imputado a acusado. Pero aún no ha sido condenado. Y no estoy de acuerdo con usted en que el juez vincule los regalos con los contratos. Lo que dice el juez es que los regalos exceden de un mero detalle (son 24.000 euros en regalos) pero no vincula la percepción de los regalos a la adjudicación de contratos. Aunque usted y yo podamos pensar que sí es así, el juez instructor no lo hace porque no juzga, sólo acusa por indicios.
    Finalmente, también una cuéstión "técnica": la justicia no permitió a Bildu concurrir a las elecciones, fue el Tribunal Constitucional que no es un órgano judicial, sino constitucional. Recuerde que el órgano judicial, el Tribunal Supremo, le negó el derecho a concurrir. El TC entendío que se había vulnerado un derecho constitucional y por eso permitió concurrir, pero no fue la justicia.

    ResponderEliminar
  2. A Homero: Antes que nada quiero agradecerle sus comentarios.

    Después deseo agradecerle también sus pormenorizaciones acerca de temas de carácter jurídico.

    Conozco la diferencia entre el TS y el TC. Este último tiene una dependencia política total. Por ello está 'congelado' De todas formas sus desvelos por el cumplimiento de la Constitución le confiere una vinculación estricta con la Justicia. No es precisamente la Constitución Española un compendio de recetas de cocina. ¿O sí?

    También sé la diferencia entre 'acusado' y condenado'. Pero convendrá conmigo en que, además de responsabilidades penales, hay otras políticas. ¿O no?

    ¿Sabe usted por qué en el último curso judicial realizado en el pazo de Mariñán y organizado por el CGPJ, abierto por un tal Carlos Dívar en una profunda homilía confesional y previstamente clausurada por un tal Rajoy, aunque a última sustituído por el de '¡Viva Honduras!?

    ¿Qué tiene que ver la cúpula del órgano de los jueces con el PP?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con usted en lo de las responsabilidades políticas de Camps. Creo que el aforismo romano de que la mujer del Cesar no sólo debe ser honesta, sino también parecerlo, ha de aplicarse a los políticos. Camps debe dimitir.
    En cuanto a lo de la politización del CGPJ no es nada nuevo. si entra el página web del CGPJ vera que, de sus 20 vocales, 10 son propuestos por el Congreso y 10 por el Senado. Concluirá conmigo en que si eso no es politización, "apaga y vamonos...". Que Carlos Divar es conservador y, probablemente, más tendente a las tesis del PP que a las del PSOE, puedo entenderlo, pero el CGPJ no es el TS aunque sus presidentes sean los mismo. El TS es un órgano judicial mientras que el CGPJ es el órgano de gobierno y administración de la administración de justicia. Yo confío en que la impartición de justicia es correcta.
    Y en cuanto a que la constitución no es un recetario de cocina, es cierto, pero el TC no imparte justicia, sólo interpreta si se respetan o no los derechos constitucionales. Bildu participó en las elecciones porque el TC entendió que la sentencia del TS no respetaba los derechos de la asociación política (por un ajustado margen, por cierto)y anuló la sentencia del TS. Ante la falta de sentencia no hay impedimento para participar. Eso no es impartición de justicia, sino interpretación de derechos.

    ResponderEliminar
  4. A Homero nuevamente: Gracias de verdad por sus atentos comentarios. Sus precisiones son ciertas. Las conozco bien. No puedo ni quiero darle más detalles del porqué. Pero es un tema que conozco a fondo.

    Acabo de responder a su opinión del último artículo mío. Estos cansada. Me recuerda usteda a alguien que había sacado de mi mente.

    Sólo aclararle una cosa: ademas de publicar en El Plural, publico también en otros periódicos. En la prensa no digital escribo colimnas de opinión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar