viernes, 27 de julio de 2012

DEMASIADAS DESVERGÜENZAS

La última -que sepamos- es la petición de Carlos Dívar de 208.000 euros anuales, durante al menos dos años, como indemnización tras su dimisión como Presidente del TS y del CSPJ, al  descubrirse sus semanas caribeñas en 'buena' compañía y diversos viajes ajenos a su trabajo y todo ello con cargo al erario, a los bolsillos de todos los españoles. En este caso también lo malo no eran los hechos, sino su descubrimiento. El dictamen al respecto está todavía pendiente del Tribunal de Cuentas.
La Comisión de Estudios e Informes del CGOJ ha dado el visto bueno a la solicitud de tan indigno personaje que, tras tan desvergonzada ostentación de su cargo y tras tanta misa diaria, tiene ahora la desfachatez de querer embolsillarse casi 8.700 euros mensuales además de su pensión y de los 11.000 largos euros que está cobrando en función del cargo que desempeñó.
Falta la resolución del pleno del CGPJ. De momento, entre el mundo de la judicatura ha habido voces discordantes; así Joaquim Bosh, portavoz de JpD ha afirmado que el Parlamento debería modificar este régimen indemnizatorio no sólo para el CGPJ sino tambien para altos cargos y exministros, ya que da la imagen de que existe una "casta" privilegiada, y ello vulnera los criterios de igualdad.
Pero ni del PP ni del PSOE ha salido una voz contraria a los desmanes de Dívar, ni de aquellos por los que se vio obligado a dimitir ni por las vergonzosas muestras de amor al dinero que ha manifestado ahora.
Sólo Gaspar Llamazares -con actitud idéntica siempre- ha protestado en el Congreso ante tamaña indecencia:  “El hecho de que la comisión de estudios del CGPJ de luz verde a la indemnización de Dívar es un escándalo que abunda en el análisis de que el problema no era sólo un problema de manga ancha personal, de irregularidades del expresidente, sino que es un problema más profundo que afecta al propio Consejo General del Poder Judicial”.

¿Se pueden consentir tales abusos con la aquiescencia del partido que desgobierna la nación y la callada del PSOE mientras se ha dado el mayor tijeretazo de la Historia a la ciudadanía de un país hasta sumirlo en la pobreza tercenmundista y provocar la mayor de las humillaciones a todo un pueblo, al que se le quiere robar también hasta sus libertades de pensamiento y expresión?

Bien planeado lo tenía todo Rajoy para agarrarse a la Moncloa. Con todo cinismo y frialdad mintió hasta lo indecible al pueblo español. Lo tomó por infantiloide, así lo sigue tratando exprimiendo su trabajo, sus ahorros, sus ilusiones. Pero la dignidad es más fuerte que toda la insidia diseñada.
Los últimos informes ponen a España en la vanguardia del desempleo, ya rayamos los seis millones, y todavía habrá más. Esta es la gran reforma/RECORTES de Rajoy. El desmantelamiento total de España al servicio de Europa.
El pueblo, desnarcotizado ya, se ha dado cuenta de este proceso impregnado de sadismo. la maldad late en la médula de estos malos tratos. Pero la actuación frente a este desgobierno no debe ser ni individual si quiere ser efectiva; lo dice Tácito, "Mientras luchan por separado, son vencidos juntos". Además, cada segundo transcurrido y ante tales indecencias gubernamentales contra todos nosotros, vamos teniendo más claro que no podemos acatar más injusticias. "Nadie está obligado a cooperar en su propia pérdida o en su propia esclavitud. La Desobediencia Civil es un derecho imprescindible de todo ciudadano" (Mahatma Ghandi).
Solo la unión organizada en esta Desobediencia Civil y la pérdida absoluta del miedo podrá lograr que no se lleve a cabo tanta indignidad programada ideológicamente por el PP. El freno reside en nosotros. Adelante, ciudadanos.

p

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada