domingo, 20 de enero de 2013

Y USTED, ¿POR QUÉ NOS SIGUE TOMANDO POR IMBÉCILES?

Este fin de semana de san Antón han salido a la luz publicaciones que ponen al partido de Rajoy y a este mismo contra las cuerdas. La reapertura por la Audiencia Nacional de las posibles vinculaciones con la trama Gürtel de Luis Bárcenas, administrador y ex tesorero del PP, y ligado a este partido por más de 28 años, han traído consigo la noticia de cuentas de este señor en Suiza por al menos 22 millones de euros, así como otros negocios en Argentina y compartidos con el también ex tesorero del PP, Ángel Sanchis, que tuvo que dimitir de su cargo  en 1988 por el escándalo de caso Naseiro. El Mundo ha dado cumplida información al respecto.

Igualmente se ha hecho público por El País los sobres de entre 5.000 y 15.000 euros mensuales de dinero negro a distintos cargos del PP, práctica quizá alentada por el mismo Aznar. La situación de indignación general, incluso entre la gente que movida por el miedo no se había atrevido a manifestarse, es ya imparable.

Además, según el entorno de Bárcenas, éste blanqueó 10 millones de euros amparándose en la amnistía fiscal que promulgó Montoro: la Ley que ampara a los defraudadores.


El escándalo mayúsculo es el último de los muchos en que mandatarios del PP se ven involucrados: Francisco Camps, Ricardo Costa, Jaume Matas -condenado ya a seis años de cárcel por el caso Palma Arena-, Ángel Currás,  José Luis Baltar, Pablo Crespo, Jesús Sepúlveda, Alberto López Viejo...La mayor y más desvergonzada de las corruptelas de toda la democracia.

Son demasiados delitos -evasión de capitales, cohecho, delito fiscal...- comprimidos en un único vaso, el PP, que pueden hacer volar por los aires a este partido. La financiación ilegal del PP es lo que está en juego, y a la Justicia no debe temblarle el pulso a la hora de dictar sentencia. Pagó injustamente el juez Garzón por el comienzo de esta investigación.

En la clausura de la XX Intermunicipal del PP en Almería Mariano Rajoy ha negado cualquier relación del ''asunto Bárcenas'' con el Partido Popular. Ha afirmado la honradez de sus miembros, ha dado la cara por la gestión de los tres últimos secretarios generales, Arenas, Acebes, y Cospedal y ha afirmado contundentemente que, 'de saber alguna irregularidad en el partido, no le temblaría la mano'. 

Mariano Rajoy se ha manifestado fehacientemente como un profesional de la mentira. Cualquier cosa que pueda aseverar o prometer no tiene ninguna credibilidad, todo lo contrario. ¿Por qué no recuerda el apoyo incondicional a Bárcenas cuando el inicio de investigación de la Gürtel? ¿Acaso ha olvidado también el pago de 350 euros diarios al gabinete del entonces tesorero, su coche oficial, secretaria y despacho en Génova, 13? ¿Es que desconoce que hasta el mismo miércoles, 17, Bárcenas seguía yendo a la sede del PP, a su sala que contenía ''cosas'', contaba con secretaria particular y coche oficial pagados por el PP? ¿O más bien, en ese su desprecio a la ciudadanía española, pretende seguir tratándonos como imbéciles?

¡Si hasta las trampas de Urdangarín en el desdichado Noós han sido realizadas en connivencia con mandatarios del PP!

No sé qué es peor, un presidente lelo que no se entera de lo que sucede a su alrededor, o un presidente corrupto, aunque lo sea por omisión. Rajoy no tiene salida. Al margen de las investigaciones judiciales, Rajoy debe ya dimitir y convocar elecciones generales.

Váyase ya, señor Rajoy. Queremos una DEMOCRACIA digna, que respete los derechos fundamentales y en donde se deje ya de robar al ciudadano. Que haya igualdad de oportunidades y que los privilegios dejen de pertenecer a la clase rica.

Aprovechemos para cambiar la LEY ELECTORAL, que las listas de los partidos sean ABIERTAS, que los mandatos tengan una duración máxima de OCHO AÑOS (así será muy difícil ser corruptos), y que la ELECCIÓN por parte de los ciudadanos sea DIRECTA.


2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, y además expones los argumentos de manera diáfana.
    Enhorabuena.

    Vicente Barruel.

    ResponderEliminar