domingo, 11 de agosto de 2013

LA VERDAD DESENMASCARA A RAJOY, ESE HOMBRE "HONRADO"

Hundidos en el lodazal e intentando seguir engañando a los ciudadanos, el PP no cesa de echar bombas de humo con la clara intencionalidad de desviar la atención de los españoles. Las vacaciones también ayudan, junto a la mayor parte de las cadenas televisivas en repetir una y otra vez temas secundarios y/o de barato cotilleo con que adormecernos. Rajoy a lo suyo, a esconderse como una cobarde avestruz mientras el mayor escándalo de los tiempos, el gran atraco de la Gürtel a lo largo de distintos lugares de la geografía, su vinculación con Bárcenas y su entrañable nexo con grandes personajes del PP, dejan atrapado a un Rajoy en una vorágine sin salida. Se nos presenta absolutamente desnudo, y el único ropaje para tapar sus vergüenzas se ha vuelto transparente y límpido, "el dogma prefabricado" con que designaba los "papeles de su extesorero" va viendo la luz y va dejando  a las claras la presunta honradez de este presidente, por mucho que la sigan predicando algunos voceros del PP en sus comparecencias "tertulianas". La Gran Mentira está a la orden del día por mucho que se pretenda subestimar la inteligencia de "la plebe".
El periódico El Mundo publica este domingo la copia de una nómina de Bárcenas, la de mayo de 2012. Rajoy era Presidente del Gobierno desde hacía unos meses. Tal y como podemos leer se trata del recibo propio de una nómina que el PP le paga a un señor llamado Luis Bárcenas Gutierrez, con sus correspondientes retenciones legales y emitida por una empresa denominada PP. Es la comprobación de un pago como tal y no el enredo montado y que a la Secretaria General, Dolores Cospedal, le tocó balbucear en comparecencia pública: el pago del despido en diferido y simulado. Bárcenas percibía 14 pagas de 18.297 euros como 'empleado' del PP, al margen de cuál fuera su 'trabajo'.

Es decir, la mencionada nómina es la comprobación fehaciente de un contrato laboral vigente con una retribución anual de 255.600 euros anuales.

Y Mariano Rajoy en su comparecencia parlamentaria del 1 de agosto se reafirmó una vez más como un tipo crecido en la mentira que suelta sin parpadear e insistiendo en "cuando yo llegué a presidente del Gobierno (noviembre de 2011), el señor Bárcenas ya no estaba en el partido" (fin de la cita).

Cada día transcurrido incrementa la razón y la veracidad de las valientes palabras del diputado Joan Coscubiela cuando llamó al Presidente "políticamente corrupto"

El mismo 1 de agosto defendió Rajoy en su comparecencia parlamentaria el que su partido,  el PP, pagase sueldos, sobresueldos y que hiciere falta, porque "es lo normal y justo y todo el mundo lo hace". La aceptación de prácticas indecentes es absolutamente contradictorio con la honradez que algunos medios y sus directores afirman axiomáticamente de Mariano Rajoy

Por lo que de la noticia publicada hoy en el diario El Mundo  lo único que no podemos aceptar como "normal"  son los 18.297 euros al mes.

En esta España imbuida ya en la más miserable de las miserias, en la que miles de niños pasan hambre; en donde la Sanidad nos niega lo más elemental y que en justicia y tras notables esfuerzos todos habíamos conseguido; en donde la Enseñanza queda en exclusividad para los más ricos; en donde se nos quita incluso la casa para saciar la avaricia de los bancos; en donde se vulnera constantemente, por parte de los poderes, los derechos fundamentales recogidos en nuestra imperfecta Constitución, la de 1987... Esta España con un presidente de Gobierno, sin cerebro ni corazón, genuflexo ante los mandatos del Gran Poder Económico que la Troica impone, pretende seguir ahogando a aquellos que todavía tienen un trabajo, bien obedeciendo a Rehn, bien aplicando las exigencias de la CEOE.

En esta España en la que el mileurismo es considerado como la excelente riqueza de un trabajador, por lo que se impone la crueldad de la esclavitud hasta conseguir que se trabaje de sol a sol a cambio de un pedazo de pan, es indignantemente escandaloso que un individuo cobre, no se sabe a cambio de qué, 18.297 euros mensuales. Si el PP paga cantidad tal, ¿cuánto se embolsillan sus eminentes miembros de la cúpula?


¿Cuánto se destina a tanto politicucho ineficaz, entre sueldazo y prebendas?

¿Cuánto cobran estos que dirigen las finanzas "rescatadas" con el bolsillo de los contribuyentes?

¿Con cuánto se compra la dignidad y veracidad de algunos indignos periodistas, que han abdicado tiempo ha de tan noble tarea?

¿Por qué la ciudadanía permanece callada? ¿Por miedo, a qué? ¿Qué podemos esperar que se nos siga robando?

Al menos defendamos nuestra dignidad y nuestros derechos. Lo poco que nos queda no debemos consentir que también sea vulnerado.

La pasividad es la mejor de las herramientas para cavar nuestra propia tumba. Debemos movernos, debemos alzar la voz y lo que hiciere falta no para agredir, sino para defendernos de tantas hostilidades. Somos más que ellos. Si queremos, podemos.

Lo imperioso es llegar a querer. Hagámoslo, si no por nosotros, por nuestros hijos y los hijos de ellos. Nuestra conciencia no tiene capacidad para cargar con tanta insoportable indecencia. Ni en la tumba podríamos descansar por la necedad practicada.

¿No nos sirven los partidos? ¿No queremos este sistema? Naturalmente que no. Pero ahí están los Movimientos Ciudadanos, unámonos y formemos la gran Plataforma que camine hacia un Proceso Constituyente en que consigamos la verdadera Democracia. El periodo de la llamada Transición ha dejado de tener cabida en las conciencias ansiosas de Democracia (con mayúsculas), Libertad auténtica e Igualdad en derechos y obligaciones.

                                                           


2 comentarios:

  1. No entiendo la actitud de los ciudadanos. Si esto ocurriese a finales de los años 70, estariamos todos protestando en la calle, haciendo barricadas o lo que fuese, para parar todo esto.
    Pero gracias a los sindicalistillos mayoritarios,que en años de bonanza economica ya nos pedian moderacion salarial, dentro de poco aceptaran los minijobs.
    Hoy en dia ya no hay manifestaciones de lucha, son paseos con los hijos y no saltarse nada, no vaya a ser que te tachen de violento, comparando al violento con terrorista, anarquista y antisistema. Y todo esto gracias a los politicos y medios de comunicacion.
    Asi mientras te manifiestas sin molestar, sin romper con las cadenas que te atan a un sistema corrupto, pasan los dias y elllos siguen haciendo leyes para recortarnos los sueldos, las prestaciones, la sanidad, educacion y un largo etc. para satisfacion de las grandes empresas, banqueros, la troika europea.
    Ya no hace falta latigo para hacer trabajar a los esclavos, ya tienen las leyes y reformas para ello y nosotros tan sumisos nos hemos convertido en "esclavos democratas y patriotas".

    ResponderEliminar
  2. Es cierto. Las circunstancias son otras. Ya no hay un objetivo único como en aquellos años: Acabar con la Dictadura franquista y abordar la DEMOCRACIA.
    Tal democracia es muy menguada. Entonces no supimos discernir-al menos yo-, ahora hay demasiada confusión, sobre todo entre la gente que se empeña en no saber.

    Gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar