miércoles, 28 de agosto de 2013

Por qué abandoné el PSOE

Estuve afiliada, militando, en este partido treinta y tantos años de mi vida. Me entregué, a cambio de nada, con todas mis fuerzas a la causa que consideraba más noble para este país. La dictadura, odiosa y sanguinaria, se nos hizo insoportable. Nuestros mayores, demasiados, murieron a manos del capricho fascista, que por la fuerza impusieron el silencio y el terror, derramando inútilmente sangre inocente.

A los que nos pilló más jóvenes su ensañamiento vino de manos de los grises y de los chivatazos de la policía político-social, que se colaban en las facultades... Aprendimos las consignas habidas (un periódico doblado debajo del brazo) para agruparnos el 1 de mayo. Nuestros brazos entrelazados en filas que llenaban todo el ancho de las calles hacían frente temerariamente a los caballos de los grises y a la amenaza de las porras; aguantábamos hasta la casi extenuación. Si no éramos cogidos y llevados a calabozo es porque las más de las veces conseguíamos escabullirnos en algún portal cuyas gentes nos protegían. Al cabo de los días nos buscaban, se quedaban con nuestro DNI tras insultos y amenazas y más tarde había que ir a la DGS, al kilómetro 0 de Sol, a recoger la documentación.

Por ello, aceptamos aquello que denominaron Transición con los brazos abiertos y disfrutamos de las pocas libertades que hasta ese momento nos eran desconocidas, y las confundimos con la verdadera democracia. El pensador García Trevijano viene  repitiéndolo desde hace más de treinta y cinco años. 
He tardado en darme cuenta del error que me ha acompañado durante buena parte de mi vida. A abrirme los ojos han contribuido y no poco tantos mandatarios indecentes que he conocido de cerca. Su perfil, repetido en ellos, es el de seres mediocres, desconocedores de la ética, generalmente sin oficio, con brutal voluntad de vivir de los contribuyentes para el resto de sus días, y haciéndose acompañar de gentes iguales o peores en cuanto a cretinismo mental -no toleran la sombra de los mejores-, y con el principio de "quítate tú, que me pongo yo".

Desprecian la República, aquel régimen legítimo que los golpistas arrasaron bestialmente para erigirse en los dueños de España. Por el contrario defienden la monarquía, a cuyo frente se halla el personaje que la dictadura a dedo impuso .

Al igual que el PP (venido de aquella AP de Fraga), se hallan al lado de los poderes fácticos del dinero. Sus mejores amigos son los banqueros y los jefes de la CEOE. Del pueblo solo les interesa sus tributos económicos, que les sirven de suculento bocado. Hablamos de un partido absolutamente vertical (como el PP), cuyas bases solo son "consultadas" para difundir su propia propaganda y hacer el suficiente eco para ganar las elecciones. Partido claramente heredero del ideario de Pablo Iglesias, socialista y obrero.

Somos víctimas de un sistema corrupto desde sus inicios. Con una Ley electoral discriminatoria e injusta, incapaz de que la voluntad de todos los ciudadanos se plasme en el Parlamento. PP (en aquellos momentos AP), PSOE y resto de fuerzas acordaron tal sistema y tal Jefatura del Estado de manera oculta, sin transparencia alguna, y evidentemente sin preguntar al pueblo. Es más, procurando que éste no supiera la verdad.

En el PSOE se habla de Elecciones Primarias (así consta en sus estatutos) para que, tras consultar la voluntad de las gentes, sea propuesto el elegido popularmente para ejercer un cargo determinado. Pero la realidad es totalmente distinta. Fuerzan las Primarias cuando la cúpula teme al candidato presentado e intentan fulminarlo, y las niegan siempre que les interesa (tenemos datos que corroboran esta afirmación). Últimamente ya se ha lanzado el globo sonda de que las fechas para los diferentes procesos no van a permitir Primarias, y los militantes, los que aún quedan, se conformarán, callarán y otorgarán. En el fondo debe de haber el ansia de demasiados por llegar a tener un puesto vitalicio y bien remunerado sin tener que trabajar/estudiar para procurarse un futuro con sus esfuerzos propios.

En los últimos tiempos la tibieza del PSOE en la oposición es una clara muestra de su incompetencia por una parte, y por otra, la espera "paciente" de que Rajoy y su gobierno acaben por despeñarse y así recuperar nuevamente el poder para continuar mandando y viviendo del cuento. No se explica de otro modo esta funesta "oposición".

Gracias a estas actitudes del PSOE hemos de soportar las mentiras y difamaciones de energúmenos del PP que insultan a la República y a su bandera tricolor. El pueblo llano, con las manos no manchadas, somos quienes salimos en defensa del régimen democrático que ansiamos y quienes ponemos nuestro nombre en "peligro" por luchar por todo aquello que tanto costó de conseguir y por nuestros sociales que, entre PP y PSOE, procuran arrebatarnos.

Los ejemplos a exponer son interminables y un artículo no da para tanto, haría falta casi un libro. Quede clara mi posición: Este sistema está podrido desde sus inicios. El bipartidismo es un grave mal que nos priva de nuestros derechos y libertades. Preciso es alcanzar cuanto antes el necesario Proceso Constituyente y que la voluntad de la ciudadanía quede de verdad representada en el Parlamento. Solo así podremos hablar de auténtica Democracia.

8 comentarios:

  1. Nunca he militado en el PSOE, aunque si en el PCE o en la UC. Pero conozco muchos militantes que, como tu. están hasta el gorro de las medias tintas, de la tibieza, y sobre todo del oscurantismo y de la nada democracia existente dentro del PSOE (y en general de todos los partidos). Pero también soy consciente de que hay mucho meapilas liberal dentro del PSOE. Gente que dice ser de izaquierdas pero a los que les gustan los toros, la misa diaria (por ejemplo) y a los que disgusta que un emigrante se siente junto a ellos en la consulta del médico o que tenga trabajo mientras él, alguien de su familia o amigo está en el paro. Son gentes nada sociales y muy clasistas. Y de esos, tiene el PSOE un montón de votos.
    Entiendo tu desencanto y me da rabia que los luchadores de siempre, acabemos marginados y abandonando las formaciones porque no aguantamos más la tiranía, las mentiras y las falsas verdades.
    Como tu, sigo en la brecha y quiero un proceso constitutivo, cuanto antes.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he militado en el PSOE, aunque si en el PCE o en la UC. Pero conozco muchos militantes que, como tu. están hasta el gorro de las medias tintas, de la tibieza, y sobre todo del oscurantismo y de la nada democracia existente dentro del PSOE (y en general de todos los partidos). Pero también soy consciente de que hay mucho meapilas liberal dentro del PSOE. Gente que dice ser de izaquierdas pero a los que les gustan los toros, la misa diaria (por ejemplo) y a los que disgusta que un emigrante se siente junto a ellos en la consulta del médico o que tenga trabajo mientras él, alguien de su familia o amigo está en el paro. Son gentes nada sociales y muy clasistas. Y de esos, tiene el PSOE un montón de votos.
    Entiendo tu desencanto y me da rabia que los luchadores de siempre, acabemos marginados y abandonando las formaciones porque no aguantamos más la tiranía, las mentiras y las falsas verdades.
    Como tu, sigo en la brecha y quiero un proceso constitutivo, cuanto antes.
    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Pues te ha costado abrir los ojos! Mi abuela perteneció al PSOE en los años 30, se afilió de nuevo en la Transición. Al año de la victoria de Felipe González se dió de baja diciendo: 'Este no es mi partido'. Nunca les volvió a votar hasta su fallecimiento.

    ResponderEliminar
  4. Debe ser duro, después de tanto tiempo tener que abandonar el PSOE, pero como dice el refrán "nunca es tarde si la dicha es buena". Has abierto los ojos y te has dado cuenta que entre unos cuantos (los padres de la constitucion) nos impusieron un reyezuelo, que segun parece no era muy rico y ahora, segun Forbes es dueño de una riqueza considerable ¡y sin trabajar!. Estos mismos padres hicieron una amnistia encubierta para los genocidas franquistas y sus sucesores. (Fraga fue ministro de la gobernacion con franco y padre de la constitución).El padre del ministro de justicia (Gallardon)tambien franquista. Asi le fue a Garzon al querer investigar el tema.
    La constitucion que nos impusieron, beneficia el bipartidismo, no todos los votos valen igual. El ciudadano no puede reformar la constitucion, solo lo pueden hacer los partidos politicos y como el bipartidismo no les interesa lo llevamos crudo. En el fondo estamos jugando con una baraja(la constitucion) marcada, ellos siempre ganan.Son unos tramposos que han dado cancha en sus filas a vividores, corruptos y demas ralea. Como decia franco "esto esta atado y bien atado".

    Posdata: Este sistema no es bueno para el trabajador. ¡cambiemos el sistema!

    ResponderEliminar
  5. Es la pura realidad. Acertadísimo post, María Dolores. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Es la pura realidad. Acertadísimo artículo, María Dolores. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestra participación.

    Un muy cariñoso abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Tranquila, María Dolores... yo también estuve en el PSOE hace muchos años y, por Tutatis, menos mal que tuve la suerte de descubrir lo poco democráticos que eran mis supuestos compañeros, que no militantes.

    En el PSOE ya no hay militantees ilusionados, con deseos de transformar y cambiar la sociedad a mejor. Hay funcionarios en el sentido negativo de la palabra.

    Fue una experiencia triste...

    Desde hace muchos años voy por libre y me niego a afiliarme, a incorporarme a ninguna secta.

    Soy claramente de izquierdas, pero no pertenezco a ninguna cofradia,a ninguna religión, entendiendo religión a los partidos políticos tradicionales.

    Walter Benjamin tiene un texto magnífico: El Capitalismo como religión... Pues algunos "progres" tienen su PSOE como religión incuestionable, infalible, indudable... Es un dogma, un absoluto que hay que obedecer, creer a través de la fe, de la esperanza en la llegada, en el advenimiento inminente del Mesías.

    Como siempre he sido y quiero seguir siendo muy heterodoxo, autocrítico... seguire teniendo como única religión y diosa a la Duda.

    La Duda es una chica muy sensual y me depara excitantes y divertidos momentos, en circunstancias y espacios singulares.

    Salud y ánimo, que los rojos de verdad no necesitamos a las actuales sectas del bipartidismo casposo.

    ResponderEliminar