domingo, 20 de junio de 2010

A LA TITULAR DEL JUZGADO Nº 2 DE XÀTIVA

En relación a la vista oral correspondiente a las presuntas injurias proferidas por Alfonso Rus contra profesores que se expresan en un valenciano normalizado.

Señoría: Sólo por su juventud y todavía escasa experiencia profesional en el mundo de la justicia puedo entender la sentencia dictada por S.S. y filtrada -no sabemos cómo- a una de las partes, la demandada.

Desde esta premisa, entiendo que al llegar a sus manos la denuncia contra el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, la trasladase usted al TSJ valenciano, pensando, quizá, que este personaje era aforado y, además porque, probablemente, era algo que le quemaba en las manos. Al serle remitida nuevamente, no tuvo usted más remedio que convocar a las partes para un juicio oral, que se celebró el pasado 7 de junio.

Desconozco quién debió pasar más miedo ese día, si usted o el imputado, que, como gran bocazas que es, solicitó entrar en esas dependencias con antelación para no ser visto y se hizo acompañar de más de sesenta figurones con la única finalidad de intimidar a su señoría, como, a fe, ha conseguido.

Quizá debió de pensar usted que se trataba de algún gran cortejo, cuando la realidad es que eran tan sólo figurantes de una mala película de cacos . Cabría pensar (no puedo afirmarlo) que alguien de las altas esferas valencianas le ha dado a usted un toque para que dicte sentencia haciendo justicia.

Sólo así se puede entender -desde las mismas fuentes en que parece que usted se ha basado, el periódico Levante-EMV- que su señoría sea capaz de comprender y afirmar que los insultos de Rus son suficientes para "colmar" el tipo penal de la falta de injurias, así como que la intención del insultante "no era otra que vejar la imagen y dignidad" de sus destinatarios, y, además, que lo hizo "de una forma innecesaria y absolutamente gratuita", con la intención de provocar "las risas y el aplauso de un público complaciente".

Sin embargo, señoría, a partir de este momento la balanza de la justicia pierde el filo de la neutralidad necesaria en un fallo judicial, al inclinarse única y exclusivamente en la aceptación de las palabras de Alfonso Rus, que dice haber proferido tan graves insultos a tres "fantasmas", pues habla de personajes no identificados, anónimos, por tanto. La valía de la defensa podría, quizá, basarse en nombres y apellidos, con DNI incluídos, y no en una vaguedad tan imprecisa como incorrecta.

Lo que queda claro es que la intencionalidad, reiterada por Rus en el juicio oral, fue ofender mediante una "crítica a quienes defienden una política lingüística diferente a la línea marcada" por el PPCV, ni tan siquiera por la Academia de Cultura Valenciana. L'Êtat c'est moi  es la concepción de Rus respecto a todo, también respecto a usted, señoría, de quien, a buen seguro, se estará pitorreando por la especie de cobardía que usted ha mostrado en su sentencia.

Además, señoría, quizá debería usted no haber aceptado a trámite la denuncia formulada por Escola Valenciana y por el SPEPV, dado que, según usted, los maltratados verbalmente por Rus no se personaron en dicha acusación. El problema, señoría, es que no sabemos nadie quiénes son esos maltratados, pues Rus ha tejido tal enmarañado engaño que usted misma ha caído en sus trampas. De forma tal que este juicio debería quedar invalidado, y, por ende, su sentencia, por una extraordinaria falta de formas.

Se ha hecho usted misma, señoría, un enorme daño a su iniciada carrera judicial; ha hecho un flaco favor a la Justicia, y ha conseguido un desánimo total en la ciudadanía, ya poco proclive a la independencia judicial. Independencia que debería ser sagrada, desde que Montesquieu instauró la separación de los tres poderes, y que, de un plumazo, se ve maltratada por el supuesto poder de los que mandan.  



2 comentarios:

  1. Pero ya ha sleido la Sentencia? en qué argumento discrepas exactamente? Si en el sujeto pasivo de una infracción contra el honor es un sujeto indeterminado, eres partidaria de la doctrina del caso Violeta Fridman?

    ResponderEliminar
  2. Es de cobardes escudarse en un "anónimo".
    Debe usted aprender a leer, y así comprenderá mi escrito. Y también debería aprender a escribir.
    Siempre estaré a favor de Violeta FriEdman y en contra de tantos Degrelle(s) como sigue habiendo.
    Ah! Gracias por leerme.

    ResponderEliminar