miércoles, 11 de agosto de 2010

A MERCED DE LOS MALOS SUEÑOS DE FONT DE MORA


Mi cuñado no es muy hablador, por eso yerra poco y es acertado en sus comentarios. Profesional de la Enseñanza también, decía, hace un par de días, que le daba la impresión de que las salidas erráticas de Font de Mora parecían el producto de lo que esa noche hubiera soñado.  
Creo que no anda equivocado, aunque el conseller, más que sueños debe de sufrir pesadillas que nos va vomitando al día siguiente, ante el desconcierto e indignación de la Comunidad Escolar.

Quizá este profesional de la medicina forense debería ocuparse de su propio trabajo, porque -que sepamos-  los muertos no se quejan por mucho que en sus cuerpos se hurgue. Pero la Enseñanza es una tarea, y muy delicada, dirigida a los vivos, y encaminada a la mayor y mejor formación de los mismos. Se intenta con ella, con la Educación, la formación y cultura de nuestros alumnos, desde su edad más temprana hasta acabada la Universidad. Y su finalidad última debería ser conseguir que la ciudadanía sea más educada, mas culta y más libre para abrirse camino en la vida y discernir sobre su futuro en todos los órdenes de la misma, sin límite alguno.
Pero este nuestro Alejandro -y no magno, precisamente- parece preocupado, justo, por todo lo contrario: desinformar y deformar a nuestros niños y jóvenes. Quizá su cometido sea el mismo del régimen franquista: la ignorancia total, para manipular al gusto la voluntad de los individuos.

 Con los problemas económicos que esta Comunidad sufre (por la dilapidación que de los dineros publicos ha hecho, y continúa en ello, el Gobierno del PP), el conseller tiene la estrafalaria ocurrencia de que Educación para la ciudadanía debía ser impartida en inglés y español a la vez, con el consiguiente despilfarro del sueldo para dos profesores. Tras ello viene la "genialidad" de implantar la asignatura del chino mandarín, lengua indispensable para adquirir sabiduría y cultura en la España de hoy, como todo el mundo sabe. Perdió más de once millones de euros del Gobierno Central por no aceptar la nueva tecnología del uso del ordenador en las clases (TIC), con el falso informe "científico" de la inmediata miopía que afectaría a los alumnos por el uso de la pantalla de los ordenadores. Llevó a la hoguera al director del instituto de Monforte del Cid por estar colgado en este Centro su fotografía, la de Font de Mora, boca abajo. (Al igual que en Xàtiva tenemos el óleo de Felipe V).
Nos sale ayer con la supresión de 1.200 profesores interinos con la excusa de que el Consell está arruinado. Ello supone la masificación de alumnos por aula, y la consiguiente pérdida de calidad de la educación recibida; sin contar la pérdida de puestos de trabajo.  Su acerada aversión hacia la propia lengua, el valenciano, ya ha advertido el conseller-forense que la poquísima disponibilidad crematística del Consell le va a obligar  a tener que prescindir de la línea en valencià en muchos centros. Y esto último lo adoban los peperos con una muy marcada catalonofobia absurda y basada en sus propios complejos.

Y el fruto de su último sueño de anoche es la noticia, difundida hoy por los medios de comunicación, del continuado "chorreo" de  dinero para incrementar el uso de uniforme en los centros públicos. Para el curso 2010- 11, el Consell destinará 343.892'50 euros para la ayuda de los citados uniformes. El curso pasado,  donó 250.000 euros, y el anterior, 112.700 euros. Un total de 706.592'50 euros para el nuevo capricho del conseller. Y, aunque este último sueño sea el más cuerdo, -desde mi punto de vista-, no tiene sentido tamaño gasto, cuando no hay manera de que se construyan centros públicos nuevos y se mantengan alumnos y profesores hacinados en barracones, como si fueran ganado sin más. Y sin olvidar la enorme barbaridad que nos cuesta a todos los contribuyentes el alquiler de dichos barracones.
Al parecer, Ciegsa se dedica a otros menesteres no demasiado claros -porque se niega a dar información y trasparencia acerca de los mismos- en lugar de administrar las necesidades que la Enseñanza Pública tiene, entre la que destaca una ubicación digna para docentes y discentes en sus tareas educativas...

Las concentraciones, huelgas y manifestaciones contra Font de Mora han sido masivas. Pero él, erre que erre, a lo borrico. Siempre con esa cara de mal talante que la natura le ha dado, y que, por lo que se desprende, está en perfecto acuerdo con su alma.

Veremos con qué ocurrencia se levanta mañana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario