sábado, 4 de septiembre de 2010

RAJOY:"NO SON MÁS QUE UNOS HILILLOS DE CORRUPCIÓN"

Este gran ingenio de Los Calvitos, publicado en su día en El Plural, parodiando irónicamente  aquella otra estúpida frase de Rajoy "cuatro hilillos como de plastilina", queriendo disculpar su torpe inacción y la del Gobierno del PP en aquella tragedia del Prestige (noviembre de 2002)  es la mejor expresión de este Rajoy inoperante y débil ante la mayor trama de inaceptable corrupción (Gürtel) en la España democrática,  y que ya no sólo salpica al PP, prácticamente por entero, sino que debería haber inhabilitado ya para "la cosa pública" a algunos de sus más altos mandatarios que se niegan a despegarse de sus cargos, a pesar de estar muy seriamente imputados por la Justicia.

Sin embargo, Rajoy, desde su retiro espiritual en Toledo hace unas breves declaraciones apoyando a Francisco Camps, justo cuando se hace público el nuevo informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía (104 folios, además de unas suculentas grabaciones telefónicas) remitido al TSJM; y la Fiscalía Anticorrupción (02 de septiembre 2010) solicita al TSJM que sea rechazado el recurso presentado por el PP y solicitando que se abra una nueva causa en el TSJCV para investigar en profundidad a la cúpula del PP, incluido el Molt Honorable President, Camps, por nuevos delitos de cohecho y financiación ilegal de su partido.
La Policía ha contabilizado más de 405.000 euros, perfectamente documentados, pagados por el PP en dinero negro a Orange Market y a su representante en estas tierras, Álvaro Pérez, el Bigotes.
Este pago se realizó, según fuentes policiales, por tres grandes empresas 'amigas', a cambio de adjudicaciones  de obras diversas por el PP: Enrique Ortiz e Hijos (también implicada en el caso Brugal; Lubasa y Sedesa,  casualmente propiedad del sobrino del conseller de cosas muy diversas, el opudeista Juan Cotino.

Al margen de la documentación intervenida, las grabaciones de las cintas son sabrosísimas. Ahí se encuentran las conversaciones entre el contable de la trama, Cándido Herrero, y su jefe, el Bigotes,  utilizando su propio argot: 'recibida ya la caja de magdalenas', justo el mismo día en que E. Ortíz e Hijos firmó tres cheques a nombre de Orange Market (05 de febrero de 2009), etc. Y todo ello con la participación más que activa de Riki y David Serra, y la bendición suprema de El Curita.

Ahora, ante este nuevo informe policial, que será añadido al resto gürteliano, Antonio Clemente, el secretario farmacéutico -tras el reparto de grandes dosis de aspirinas para paliar el insufrible dolor de cabeza de esta cúpula pepera- acompañado del otros mandatarios del PP, tras negar la verdad de estos hechos y, despreciando el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos del Estado, lanza una "grave amenaza" a todo aquél que se haga eco de estas informaciones y las propague (el miedo me hace templar como si de un Parkinson avanzado se tratase...).
Pero la Policía continua, sin cesar,  abriendo cajas de expedientes. Hoy hemos sabido que el pobrecito PP gastó tan sólo unos 790.000 euretes de nada para que Gürtel les montara el congreso regional  (de día y medio) el tercer fin de semana de octubre pasado.

Está claro que estos peperos con el dinero de todos los contribuyentes saben vivir a lo grande.

Después pasa lo que pasa: que no hay para Educación, para Sanidad y otras menudencias que la gente (¡qué pesada es la gente!) sigue pidiendo para los servicios básicos todos los días. ¡Dios, hay que tener una paciencia con el populacho...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario