martes, 20 de marzo de 2012

CUATRO ASPIRANTES A LA SECRETARÍA GENERAL DEL PSPV

Los cuatro son varones. Los cuatro son militantes socialistas, y a ninguno de ellos se les puede atribuir ningún 'pecado' de corrupción, fechoría tan en boga en estos tiempos. Por lo que, de entrada, deberíamos inferir que cualquiera de los cuatro puede ser el perfecto nuevo Secretario General del PSPV. Pero...

Sí, siempre surge la conjunción adversativa. Y es que, en realidad, no es lo mismo apoyar a un aspirante que a  otro.
Sin intención alguna de controversia ni de animadversión contra nadie, y siempre desde un punto de vista subjetivo, el mío propio, deseo analizar el porqué doy mi apoyo sincero a uno de ellos y no a los otros tres.
Jorge Alarte, el todavía Secretario General, no despierta en mí confianza alguna. Han transcurrido cerca de cuatro años desde que fue elegido en el XI Congreso Nacional (finales de septiembre de 2008) y no ha cumplido ninguna de sus promesas. Ha mentido. Ha negado la posibilidad de Primarias (legítimas y recogidas en los Estatutos del PSOE), despreciando, por tanto, la democracia interna. Durante su 'reinado' poco o nada ha hecho en pro del Socialismo valenciano. En su haber cuenta con los peores resultados en los comicios por la Presidencia de la Generalitat y ha perdido más de 6.000 militantes.
Personalmente me ha arrancado algo que no tiene precio: la ilusión por el Socialismo, por el que he trabajado con toda la entrega que mi profesión y mi familia me han permitido durante 27 preciosos años. Se ha ganado a pulso el rechazo a su gestión de cerca del 90% de Asambleas. Ha dejado un déficit de más de 4'5 millones de euros en este tiempo.

Ximo Puig, alcalde de Morella y Diputado en Cortes, lleva en política activa casi 30 años, habiendo desempeñado diferentes responsabilidades orgánicas e institucionales a lo largo de este dilatado tiempo.
En el anterior Congreso Nacional del PSPV, el XI, tuvo que pactar en los pasillos del palacio de Congresos de Valencia con Francesc Romeu, ya que ninguno de los dos había conseguido los necesarios avales. Perdió frente a Alarte por 20 votos de diferencia. Más tarde se unió a la gestión de Alarte, reforzando el débil apoyo de éste y consiguiendo suculentas prebendas para los suyos y para sí mismo.
De alguna forma y aunque no de la misma manera, Ximo Puig es corresponsable de la mala gestión de Alarte a lo lkargo de estos casi cuatro años.
Contemplando tan solo los últimos movimientos políticos, Ximo Puig no tuvo empacho ni en aliarse con Romeu ni con Alarte.
Y con el tiempo que lleva desempeñando cargos políticos importantes en el Partido no se le conocen movimientos de apertura, democratización interna ni dinamitación de la estructura del aparato que con sus largos dedos lo mueve todo.
Son  muy difícilmente creíbles sus promesas de cambio y renovación total de este Partido. ¿Puede prometer el mantenimiento de dos legislaturas -8 años- en una misma persona cuando él mismo lleva 'trabajando' casi treinta seguidos?
Francesc Romeu al igual que Jorge Alarte han sido muchachos tutelados ambos por Císcar primero, para pasar al cobijo de Pepiño. Romeu con la ayuda de Blanco como Ministro de Infraestructuras obtiene un importante trabajo en Renfe, donde continúa su vida laboral.
La experiencia política de Romeu es incomparable con la de Puig. También la diferencia de edad puede influir, seguro, en ello.
Una de las grandes características de Romeu es su exquisito verbo. Quizá el tiempo como Director de la Jaime Vera influya en su habilidad oratoria. El problema que encuentro es que tiene gran habilidad para ilusionar, su magia arrastra a la gente. Pero, llegado el momento de la verdad, sus hermosas palabras se quedan en eso, 'flatus vocis' y nada más. La realidad prometida nunca es alcanzada.
Ahora le viene a la perfección la coartada de que Ferraz 'va a imponer' su fusión con Alarte. Pues, si como se dice desde todos los ángulos del PSPV, hay un pacto con Jorge Alarte no  sé qué podrá inventar Romeu ante sus seguidores, que reniegan del Secretario General hasta la médula.
Manuel Mata es el cuarto y último aspirante a la Secretaría General. Vive de su trabajo; es abogado en ejercicio y compagina éste con su pasión por la política. Ha desempeñado cargos orgánicos e institucionales dentro del PSPV, siendo también concejal del Ayuntamiento de Valencia. Un buen grupo de militantes, que conocen y confían en manolo Mata, lo ha aupado a través de las redes sociales, y ha sido éste el impulso decisivo que Manolo esperaba para dar el paso en su decisión a optar a liderar el PSPV,. Este grupo formó la plataforma ESPERANZA SOCIALISTA.

Manolo no es un candidato más; el pretende dar la vuelta total a la estructura del partido. Su hambre es de democracia y acercamiento a la sociedad, así como la consecución de una total transparencia en la gestión del partido. De forma tal que todxs sepan en cada momento cómo y en qué se gasta cada céntimo de la militancia.
Su programa es ambicioso y necesario, si el PSPV quiere volver a gobernar el País Valencià. Sus ideas transformadoras son posibles: listas abiertas, primarias para todo y con opción de voto también para los simpatizantes y resto de sociedad, limitación de mandatos a dos legislaturas, prohibición de ocupar más de un cargo y, por ende, más de un sueldo.
Con Manolo Mata la acostumbrada pirámide del Partido se hunde, así como las componendas y triquiñuelas que solo van en beneficio propio y no en el de la mayoría. Se impone el compañerismo frente al navajazo por conseguir escalar.
Manolo suma. Manolo integra. Manolo no desprecia a nadie. Manolo es noble. Manolo hace lo que promete...

¿Cuál es el problema? Desconozco cómo pero se ha instalado el discurso de que el Congreso irá a dos: Alarte y Puig. A priori, sin saber más, se afirma que Manolo no llega a alcanzar los 105 avales mínimos necesarios para optar a ser candidato. (Algo semejante se predica de Romeu). Pero mi interés se centra, por todo lo expuesto y  no he querido añadir mas cosas, en Manolo Mata.
Hay de romper el mito inventado de la dualidad Ximo-Alarte, y comenzar a pensar en serio que Manolo Mata va a ser nuestro próximo Secretario General.  

1 comentario:

  1. De todos y desde la Mancha sólo conozco a Alarte, el cual despues de varios años no ha sido capaz de elevar las expectativas del partido. Tú te decantas por Manuel, con lo que me fio.
    Salga quien salga, espero que sea para bien, necesitamos desbancar al PP valenciano.
    Saludos.
    http://gaviotasypajarracos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar