lunes, 19 de marzo de 2012

DE OPACIDADES Y CINISMOS

El Gobierno hace y deshace a capricho, jugando con la desazón de tantos millones de españoles que, con temor, esperan los nuevos y fuertes recortes tan anunciados, aunque sin especificar de dónde. Como Rajoy es 'previsible' hará lo contrario de lo que ahora afirma que no le gusta, el RE/COPAGO en Sanidad va a imponerse en toda España lo mismito que Artur Mas ha hecho en Catalunya con la bendición del PP. Con ello la economía de los españoles peor cualificados será la mayormente resentida. No se gravarán ni las rentas ni los capitales de aquellos que más tienen -y con diferencia- del resto de la sociedad.
Sin embargo, siendo este asunto grave, lo es más porque todo el oscurantismo parece ampararse en la no puesta en vigor de una necesaria Ley de Transparencia Pública. España es uno de los cinco países de la UE que no cumple esta exigencia ciudadana.

Se quedó guardado, no sabemos dónde ni por qué, el proyecto de esta Ley junto al de Libertad Religiosa antes de que Rodríguez Zapatero decidiese convocar nuevas Elecciones generales para el pasado 20N.
Ahora bien, si cierto es que esta Ley no se aprobó en los gobiernos de Zapatero, hay que clarificar que, desde que el PP entró en Moncloa, la opacidad ha aumentado considerablemente.

El periódico El País (18 marzo 2012) publica un sabroso artículo de Álvaro de Cózar, 'Nos lo ocultan, ¿por qué?',  acerca  de todo lo que nos silencian a los españoles amparados por la no existencia de la mencionada Ley. Los datos a los que los ciudadanos no tenemos el derecho de acceso son amplios y afectan a muchas áreas:

-En Medioambiente desconocemos los informes de los contaminantes tóxicos, así como las hectáreas y clase de terreno quemado en los últimos incendios habidos

-En Justicia es oscurantismo es muy serio; el Poder Judicial no hace públicas las resoluciones que castigan las faltas de los jueces. De esta manera se le ha expropiado a Garzón su título de juez, mientras que otros hacen de las suyas y desconocemos si hay o no alguna penalización a su mal actuar.

-En Sanidad la preocupación para el ciudadano es mayor: Desconocemos las tasas de mortalidad por infecciones en los hospitales; nos es totalmente opoco lo relacionado a las listas de espera, con lo que no sabemos cuántos enfermos fallecen mientras esperan su intervención quirúrgica o el tratamiento necesario; mala praxis sanitaria; falta de medios necesarios en hospitales y centros de salud...

-En relación a los Políticos desconocemos casi todo, y, según especifica El País, se mantiene oculto el dinero público que tanto los partidos como los sindicatos reciben.

-En Interior no sabemos si se expedienta o sanciona a policías, y de ser así, las causas; ni tampoco se nos proporcionan estadísticas detalladas de robos,  violaciones, etc.

-En Defensa tampoco se publican las listas de soldados muertos o heridos en misiones.
(ver más)

En el mismo periódico citado Soledad Gallego- Díaz publica también un artículo cuyo título lo resume todo, 'La opacidad corrompe': "...En unos momentos de crisis y de desconfianza creciente hacia los políticos, la transparencia se vuelve todavía más imprescindible para un funcionamiento correcto de la vida pública. Abrumados por los recortes y los ajustes presupuestarios, los ciudadanos tenemos derecho a acceder fácilmente a los datos, documentos y estudios que llevan a nuestros políticos a tomar las decisiones que adoptan..."  (ver)


De haber habido una buena Ley de Transparencia como, por ejemplo, existe en los países nórdicos donde hay una fiscalización generalizada para todos, entidades particulares, partidos políticos, gobierno, etc., no se hubieran producido los latrocinios que nos han arruinado, la corrupción de cierta clase política, tramas al más puro estilo del crimen organizado, burlas judiciales, inocentes condenados y mafiosos absueltos popularmente. Y ha sido de forma y manera que, con la estafa-crisis económico-financiera creada por los poderes ultraliberales, los españoles llevamos pagada ya tres veces la deuda contraída. Y con esta excusa se nos está ahogando a los de siempre, a la clase media trabajadora, mientras los más ricos ven aumentada su riqueza con la maldita crisis.

Las clases sociales se están polarizando a marchas forzadas. Y a este paso nada queda para alcanzar la imagen que el pino representa: una cúpula pequeña, con poder y dinero desmesurado y una amplísima base que trabaja sin descanso para los de arriba. Es el regreso al esquema del XIX. Lo que tanto costó de alcanzar y tantos sacrificios y vidas se llevó por delante, estos del PP lo han arrasado en menos de cien días. Y lo que queda.
El Gobierno del PP va a establecer una Ley de Transparencia y Buen Gobierno en la que, al parecer, se sancionará a todo aquel gobernante que incumpla le Ley de Estabilidad Presupuestaria, e incluso que la pena para los políticos despilfarradores sea similar a la comisión de un delito de malversación. Habrá que verlo. De entrada, nada se dice de la retroactividad en la aplicación de la citada Ley (que según la Vicepresidenta debería estar aprobada a finales de marzo). De poder aplicar retroactivamente la Ley, no solo se haría justicia en diferentes puntos de España sino especialmente en el País Valenciano, y lo especialmente necesario debería ser la exigencia de la restitución de todo el dinero 'evaporado' y que este fuera devuelto al lugar de donde salió:  nuestros bolsillos.

Sabemos que no va a ser así, y que una vez más los 'afanadores' se van a ir de rositas y las cargas económicas incidirán como siempre en los que trabajamos y pagamos 'religiosamente' nuestros impuestos.
Y mientras, el Ejecutivo de Rajoy juega con la ciudadanía como el ratón y el gato: se ríen desvergonzadamente de todos nosotros dosificándonos en pequeñas dosis el veneno de su Reforma/Recortes. Obran poco a poco para que vayámonos acostumbrando y así domeñarnos del todo. El ejemplo de la fábula de la rana es muy ilustrante: si metemos a una rana en una olla y ponemos el fuego a toda potencia, el agua se calentará muy pronto y la rana, de un salto, se escapará; pero si el agua donde dejamos sumergida a la rana va calentándose lentamente el animal se irá acostumbrando poco a poco al calorcito del agua, y antes de que se dé cuenta habrá muerto.

Por ello, desde que el PP ganó las elecciones generales no han dejado de mentir a los españoles, además de ir metiendo miedo con las constantes amenazas de lo que todavía queda por recortar. Así, Cristobal Montoro, ante la insistencia de los periodistas acerca de dónde van a sacar los 5.000 millones de euros de más que Europa ahora nos exige, y ante el abanico de posibilidades que le son interpeladas - ¿IVA ?, ¿Impuestos al tabaco y al alcohol?, ¿Co-pago?, ¿Mayor contribución por parte de las rentas más altas?, ¿Recuperación de la Ley de Transmisiones?...-  responde con una risita de conejo que encierra el enorme desprecio con que juega ante el desespero de los españoles, a la vez que se burla del trabajo de unos profesionales, los periodistas, que buscan desesperadamente la información para alertar o tranquilizar a las familias, muchas de las cuales se encuentran ya en situación de angustia para malvivir hasta final de mes.
Y si el marido de Cospedal, López del Hierro, y otros se han visto 'obligados' a renunciar al inmoral sueldazo (180.000 euros) y 'trabajo' de consejeros de Red Eléctrica no ha sido por ética ni decencia personal, sino por el enorme escándalo producido al destapar los profesionales de la información  tamaña indecencia. Con la Ley de Transparencia estos desmanes son mucho más difíciles de producirse. Ahora mismo no encontraríamos la desvergüenza de hijos, hermanos, cuñados y demás parentela colocados como 'funcionarios'  pero 'a dedo' y con emolumentos de burla a una sociedad 'nimileurista'.
(ver)
Ahora falta por ver la reacción de la ciudadanía: si el conformismo adocenado o la necesaria exigencia de auténtica Democracia, Veracidad y Justicia para no seguir retrocediendo a lo impensable. Es cuestión de conciencia, consciencia y valentía.

La canción reproducida más abajo sigue más vigente que nunca, por desgracia.




2 comentarios:

  1. Excelentes artículos!
    http://www.obrasmorales.org/enlaces-de-interés/política-enlaces/

    ResponderEliminar
  2. Excelentes artículos!
    http://www.obrasmorales.org/enlaces-de-interés/política-enlaces/

    ResponderEliminar