martes, 22 de mayo de 2012

DESPERTAD, CIUDADANOS, DESPERTAD

La estafa financiera que estamos sufriendo nos la presentan los grandes poderosos de la economía y de la política con mentiras, con demasiadas mentiras. Han dilapidado nuestro dinero, han vivido ostentosamente, pavoneándose con lujos inimaginables. Han realizado construcciones inservibles, pero faraónicas, para impresionar al viandante y echarse al bolsillo la proporcionalidad de los elevados costes. Han construido kilómetros y kilómetros para un AVE que ha visto restringida su circulación. También de nuestros bolsillos han sacado nuestro dinero para aeropuertos sin aviones, y así un larguísimo etcétera. Pretenden que nos creamos sus mentiras, y para inculcarnos la autoculpabilidad gritan que "hemos gastado por encima de nuestras posibilidades", cuando en realidad han instaurado en este nuestro país la Gran Corrupción que se ha enriquecido de lo que nos han estado quitando a todos nosotros. Los pregoneros de tantas mentiras tienen nombre y apellidos, aunque son conocidos por todos como PP.
La simbiosis entre bancarios y políticos, en sus tropelías, han generado enormes deudas para sus obscenos divertimentos. Ahora tienen que pagar los excesos y necesitan más dinero todavía; de algún sitio hay que obtenerlo, y no va a ser de sí mismos, claro está. Por ello recurren a toda la población española, que de nada de los temas anteriores se ha beneficiado, y estos deshonestos y mediocres politicuchos que mandan en España han decidido despojarnos de nuestros bienes y de nuestros derechos, y a esta mezquindad la llaman 'Reforma', aunque en realidad son Recortes.
La realidad es otra. Se trata de Recortes de sueldos, recortes de trabajos (cada vez más paro), precarización y menos salario para aquellos que consigan mantenerse en sus ocupaciones. Nos han quitado la Sanidad a los ciudadanos de a pie. Nos impiden que nuestros hijos estudien, porque todo esto que es básico y de absoluta necesidad vale mucho dinero: lo han privatizado, y solo unos pocos, que son muy ricos, tienen el dinero de todo el pueblo. Tampoco quieren que comamos. Cerca de tres millones de niños tienen hambre, y este Gobierno del PP es el culpable. A los ancianos, ya jubilados después de una vida de trabajo y cotización de sus impuestos, les hacen pagar sus medicinas y no podrán acceder a determinadas prácticas médicas, necesarias para no morir, porque no pueden pagar la ambulancia que hasta ahora los trasladaba gratuitamente al hospital. De esto también es culpable el PP. Los discapacitados, los más necesitados, han sido abandonados por el mismo Gobierno del PP. Y es que los mandatarios del PP están huecos por dentro, vacíos, no tienen sentimientos, solo aman el dinero y es este su señor.

Tampoco nos dejan manifestarnos para protestar por tanta injusticia. Han gastado millones de euros en material antidisturbios. Pero no saben que nosotros, los ciudadanos normales, los que no nos hemos hecho ricos estafando ni mintiendo, tenemos un inmenso poder en nuestro interior. Nosotros no estamos vacíos, tenemos dignidad, tenemos honor, tenemos memoria y estamos hartos de tantos embustes y de tantos 'señoritos' cretinos.
Y NO tenemos MIEDO. Y no tenemos miedo por varios motivos:
1.- Sabemos que tenemos razón.
2.- Sabemos que no estamos solos. El pueblo español esta junto, apoyándonos los unos a los otros.
3.- Nuestros padres y abuelos sufrieron una Guerra Civil desatada por un asesino cuya descendencia ideológica son estos del PP. Nuestra memoria rebosa de los recuerdos de los sufrimientos que llegamos a conocer y/o nos contaron.
4.- Sabemos que la dignidad y el honor no se compran con dinero robado.
5.- Estamos hartos de que nos mientan e insulten nuestra inteligencia.

Por todo ello, saldremos a la calle pacíficamente (en principio), defenderemos nuestro pan y nuestros Derechos Humanos, que estos del PP intentan también arrebatarnos.

Frente a este Poder obsceno, somos el 97% de la población. La diferencia de cifras indica mucho. Nosotros juntos, totalmente juntos, podemos con los fachas.

Por nuestros Derechos. Por nuestras Libertades. Por el Bien Común. Ciudadanos, despertad, y luchemos por lo que nos quieren expoliar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada