miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿PREPARADOS PARA EL 20-N?

Resulta increíble la energía que está desarrollando Rubalcaba pateando el país y multiplicando la cantidad de mítines por día. Por falta de esfuerzo, claridad de discurso y explicitación de cada una de las tareas necesarias para salir de esta abominable crisis sin disminuir más las políticas sociales básicas y necesarias en la España de hoy no va a ser.
Vergara con Rajoy: no sabe qué hacer con sus promesas

Sin embargo el pueblo ha decidido cambiar. Y el cambio es el Partido Popular. Se desgañita Rajoy repitiendo que 'hará lo que tenga que hacer´ sin clarificar ni una sola de las medidas que tiene preparadas para apretar más la soga en el cuello de aquellos más débiles y que más necesitan de la protección de lo público. Sin entender nada, el pueblo lo aclama como si al Olimpo perteneciera el de Pontevedra.

A medida que nos acercamos al día D las promesas de mantener derechos para la inmensa mayoría del pueblo español van debilitándose. Al parecer sólo se sostiene, de momento, el tema de las pensiones. Pero de lo relativo a la Sanidad y a la Educación públicas y de calidad sólo queda un débil eco imperceptible al umbral auditivo de las grandes masas.
Los Calvitos Espe y la Educaión pública
En Madrid, flanqueando a Esperanza, prometió Rajoy que sus políticas seguirían el prestigioso ejemplo de la condesa-consorte. Y del tema de la Educación bajo las órdenes de Lucía Figar está casi todo dicho: prevalencia en demasía de la enseñanza privada sobre la pública -incluso en protección fiscal a las familias que optan por la grandeza de la privada-; amenza de despido por parte de Aguirre a profesores por el democrático hecho de protestar ante el malestar de la enseñanza de todos, la pública. (Hasta del derecho de expresión se nos intentará cercenar).

Cospedal, con expresión de soberbia, advierte de las posibles protestas sociales cuando Rajoy 'haga lo que tiene que hacer'. Las medidas a tomar, tras el 20-N, las tiene Cospedal bien preparadas -han sido anunciado este hecho por el portavoz socialista de C-LM- y tampoco va  a ser del agrado de las grandes mayorías. 'Hay que apretarse el cinturón' avisa esta dama, aunque no dice el cinturón de quiénes porque se infiere que es el de los de siempre, los más desfavorecidos.
Forges y Rouco
No puede pasárseles por la cabeza a esta jauría lujuriosa del money que ya es hora de que los recortes se dirijan a aquellos poderosos que, en buena medida, propiciaron con su avaricia la crisis que amenaza a buena parte del mundo. Si hablamos de justicia social hay que repartir los beneficios y las pérdidas, pero nunca distribuir lo bueno y socializar lo negativo. Esta es la práctica de la política neoliberal y la del este Partido Popular que ha aglutinado -como siempre- todos los eslabones de la derecha, por supuesto la derecha más ultra y casposa aquí se halla, y oran por su poder absoluto las sotanas de Rouco y acólitos. El 20-N se abrirá con solemne misa en acción de gracias por las ganancias a obtener ese día. Dentro de la Plegaria eucarística, en la parte de las Intercesiones podemos adivinar una muy concreta y orientativa para los fieles dubitativos. Y al final, cuando Rouco pronuncie "Ite, missa est" el camino habrá quedado claramente indicado a ir a consumar  'lo que dios manda'.

Después el llanto y crujir  de dientes estará bien servido. Y todo ello bajo la bendición de las urnas. En otros tiempos luchábamos contra el dictador, asesino no legitimado por el pueblo. Ahora la barbarie estará sancionada por la elección del pueblo. Material para un nuevo esperpento valleinclanesco.

Y mientras, la corrupción -sin distinción de clases- campando a sus anchas y llenando los paraísos fiscales con nuestro dinerito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada