jueves, 14 de abril de 2011

EL ZIGZAGUEO DEL PP

El PP está desquiciado, ha perdido el norte hace mucho, pero ahora ha llegado a una situación de locura. El desconcierto de la ciudadanía no puede aguantar más.

Van dando tumbos, de un lado a otro, con la sola finalidad de desacreditar aún más al Gobierno español.

Muy recientes son los indecentes ataques a Pérez Rubalcaba, incluso estando ingresado hospitalariamente. Un gran ejemplo de grosería éste del PP. Con el faisán a medio cocer se le ha atacado desde todos los frentes posibles de esta tan desleal oposición. Soraya reforzando las tristes palabras de Gil Lázaro.
En relación a las inveraces afirmaciones contra el Ministro del Interior, no sólo las respuestas de Rubalcaba han sido contundentes, sino que los hechos, materializados en los golpes dados a ETA, han sido la mejor aclaración acerca de quién mentía. Evidentemente, el PP.

A pesar de ello, la manifestación del 9 de este primaveral abril, fue un acto birrioso y zafio contra Zapatero y Rubalcaba. La única finalidad no fue otra que seguir desgastando al Gobierno. Sin embargo, cuando la cuerda se tensa demasiado, puede romperse. Y en este caso, está a punto.

Hoy, en Madrid,  flanqueado por Mayor Oreja (ministro del Interior cuando las conversaciones con ETA en Vellvey, Suiza) y Ángel Acebes; con Aznar y su mirada de toro dispuesto a atacar, sentado en primera fila, y Zarzalejos entre el público, Rajoy ha sacado pecho para afirmar que el PP nunca ha negociado con ETA.  Tenemos muy claro que Rajoy da bandazos sin criterio propio. Y alguien sin criterio personal es peligroso como posible presidente de un país como España.
De todas formas, al margen de la pusilaminidad de Rajoy, parece diáfano que éste 'se ha aznarizado'.
Sigue el PP mintiendo a los españoles, olvidando, quizá, que no sólo tenemos memoria histórica, sino que en las hemerotecas está todo exquisitamente reflejado: fechas, lugares, interlocutores, doblegamiento aznariano con aquello de "movimiento nacional de liberación vasco" como eufemismo de ETA.

Hoy mismo, miércoles, en la sesión de control al Gobierno, el PP ha cambiado de tercio. Ha intensificado sus ataques contra Manuel Chávez y su familia. Y seguramente tan grave les ha parecido su quehacer como Presidente de la Junta de Andalucía, sus más que presuntos tratos de favor a sus hijos, y su relación con los Eres, que Soraya ha pedido por escrito su reprobación.

Van de un lado para otro, sin mirar la dirección exacta. Y algo mucho peor: incendian los ánimos de todos, acusan de todo, piden dimisiones como quien pide un café. Y, mientras, se hacen los tontos, tontos, en la inmensa putrefacción en que ellos están metidos, llevando en sus listas decenas y decenas de imputados por causas demasiado serias.

Han conseguido el desprestigio total de la clase política en general. Con los rifirafes que montan, obligando a que los demás se defiendan, han logrado que el público considere el Parlamento un lugar semejante a cualquier plató, donde de forma vulgar, se pelean chillando fulanito con meganita....

A ellos, los del PP, les interesa esta confusión; el que la gente diga que 'todos los políticos son iguales', y que, asqueados de tanta pelea sin oratoria de ninguna clase y sin fundamento alguno, piensen que lo mejor es 'pasar' de la política, y no ir siquiera a votar. Esto es lo que les interesa a los del PP, pues si se clarifica el obrar de unos y otros partidos políticos, el PP pierde y con gran diferencia. Por ello han optado por aquello de "a rio revuelto, ganancia de pescadores".

Tenemos la responsabilidad de ir clarificando las cosas y que la verdad salga a la luz. Sólo así, la ciudadanía podrá, con el poder de su voto, elegir en conciencia. Si el trabajo se realiza con plena entrega y deseos de que la verdad brille, podemos -aunque sé que es difícil- cambiar lo que las encuestas ahora pronostican. 



2 comentarios:

  1. Hay Mentiras y “mentiras”. Las unas, para el que miente, le desprestigian para toda la vida. Las otras, no cuando las comprendes. Ejemplo de las primeras, Aznar quedó marcado y su ministro Aceves, después del atentado del 11m. De las segundas, fue mi madre la que, en su momento, me tuvo engañado con los Reyes Magos…, hasta que lo solucionó.
    La solución de Aznar y su “camarilla” (palabra puesta estos días de moda). Cuando después del 2004, acuñaron la frase: “queremos saber la verdad”, repetida, una y mil veces mil, con el vano intento de confundir, en qué tejado estaba la pelota del desprestigio. Recuerdo aquel chiste: “del que devolvía las letras impagadas al Banco, este, otra vez, se las enviaba y, se repetía y repetía el hecho, hasta que llegó el día que no sabia si él le debía al Banco o este a él”.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Veo que estamos de acuerdo en que, a fuerza de mentir sólo para engañar y confundir a la ciudadanía, el PP -ya totalmente 'aznarizado'- se está desacreditando él solito.

    La ciudadanía acaba dándose cuenta de quién le toma el pelo gratuitamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar