miércoles, 22 de junio de 2011

15-M, DIAGNÓSTICO DE LA JERARQUÍA

Ya en mayo, cuando el 15-M tomó la calle, Rouco vaticinó que el mal que tenían estos jóvenes era del corazón, del alma. Ahora que el Movimiento se ha enriquecido aún más, el pronóstico del Arzobispo de Madrid es que los jóvenes del 15-M tienen "sus vidas rotas". Y atribuye estos males al materialismo y al desconocimiento de Cristo, cosas ambas que generan siempre "fracaso, desconcierto y rebelión".

Es curioso el ojo certero de este hombre que en un plis-plas tiene la solución a las ansias del 15-M. Todo el problema de estos chicos (y será tambíén el de los menos chicos) es de índole espiritual: su desconocimiento de Dios y de Cristo. Mira por donde, a la vez que el Arzobispo de Madrid, cual una aramísfuster cualquiera, sin hablar siquiera con uno de estos jóvenes ya sabe la raíz de sus 'problemas' (porque al 15-M lo considera un problema), el Foro de Curas de Madrid, formado por 120 sacerdotes que trabajan en las parroquias mas pobres de la región, dedicando su vida a la ayuda de los más  necesitados, en un documento público, "Los mecenas de Rouco", critican la obscena alianza del Arzobispo de Madrid con los grandes poderosos del dinero para la financiación de la visita del Papa a Madrid (15-22 agosto) con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Consideran un auténtico escándalo social los fastos a realizar, que vendrán a costar unos 50 millones de euros, justo cuando estamos inmersos en una durísima crisis que conlleva recortes económicos y sociales a una gran parte de la población.

Además, estas grandes empresas del Ibex35 -algunas con serios EREs para tristeza de sus ya desempleados-, Iberdrola, Banco Santander, BBVA, Telefónica, Endesa...con su colaboración a esta 'caritativa obra' obtendrán suculentos beneficios fiscales, con lo que del dinero sacado gran parte regresa a casita...

El escándalo se produce porque de este tipo de empresas -los grandes- proviene en gran medida la crisis que ha dejado sin trabajo ni vivienda, en muchos casos, a tanta gente que apenas puede subsistir. Y además, porque la Jerarquía con su afinidad por estas amistades 'peligrosas' está demostrando que es una institución privilegiada, cercana al poder, inmovilista, muy en la derecha extrema, afeudada, piramidal, que nada quiere saber de las bases religiosas y alejada por completo de los pobres y humildes. Una Iglesia que desconoce la sencillez, la humildad y el amor de Jesús. Una Iglesia que se siente más cómoda entre lujos y riquezas que entre enfermos y necesitados. Una Iglesia de espaldas a Jesús. Un Iglesia que en su forma de actuar y adoctrinar adocenando desconoce a Jesús y su mensaje.

Rouco afilando la mitra FORGES
Pues bien, esta misma Iglesia por boca del cardenal Rouco, acusa al Movimiento 15-M del 'pecado' de no conocer a Jesús. La paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio.

Hace falta mucha hipocresía y un exceso de cinismo para hablar y obrar como lo hace esta jerarquía católica que, ante el laicismo europeo responde agresivamente por incapacidad de autoanálisis y autocorrección. De esta forma lo que es un fenómeno social normal, lo ven como un peligro que puede acabar con sus privilegios. Lo suyo es el nacionalcatolicismo, y por ello se aferran a los partidos ultra derechistas, negadores de las libertades individuales e inclinados a obligar a todo el mundo a su pensamiento único, rodilla en tierra y siervos siempre.

De esta forma, el libre pensamiento no puede ser bien visto, ni la acción derivada del primero. Y como ello es imperante en el Movimiento 15-M hay que despreciarlo y, a ser posible, acabar con él. Pero resulta que el 15-M, con su lucha contra los deshaucios, contra la absoluta iniquidad de los poderosos y sus deseos de una mayor justicia terrena, está mucho más cerca del mensaje de Jesús que estos benefactores de la sangre bajo palio.


En efecto, por suerte el 15-M es algo más, mucho más. Somos todos o casi todos los que participamos de su aroma fresco de azahar. Y ahora ya no nos paran. Estamos contra la subyugación de los poderosos. A favor de una total participación ciudadana en los hechos importantes. Queremos un cambio de la Ley Electoral. No aceptamos la dictadura de los mecados; la de la Iglesia tampoco. No queremos esta indecente desigualdad social...

Caben aquí las palabras de otro católico derechón y embustero como pocos, Mayor Oreja, 'contra' el 15-M: "Es un movimiento social antisistema y anti-UE cuyo principal objetivo es constituir una amenaza permanente para el futuro gobierno del PP". No comment.

                                                                              Joaquín Sabina La Magdalena




                    

3 comentarios:

  1. María Dolores, la Iglesia de siempre, en su mensaje ha prevalecido, sobre todo, la caridad, amor espiritual, resignación para soportar la cruz… ¡oye, que lo veo bien! Pero si hubiesen puesto el mismo interés, en reclamar justicia de toda índole ¡otro gallo cantaría!
    Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, amigo.

    En realidad, la Iglesia de siempre que yo he conocido es como la de ahora. Una estructura piramidal con amor al poder, obesionada con el sexo, "condescendiente" con los pobres y servil con los asesinos ricos y dictatoriales.
    Junto a esta Iglesia oficial he conocido a sacerdotes compromentidos con el mensaje de Jesús, entregados a los necesitados y contrarios al poder de las pistolas en la nuca.
    Lo malo es que la que cuenta es la primera, esa Iglesia feudal a la que no le importa la justicia social, desprecia a la mujer y cualquier manifestación de progreso social.
    Es la que saca las polillas de sus trajes de gala a pasear junto al PP y lo que dice llamarse Víctimas del terrorismo (siendo Alcaraz su presidente) por el centro de Madrid en manifestaciones de clarísima mentira contra el legítimo gobierno socialista.

    Para mí esta Iglesia dominadora y excluyente de tantos derechos humanos está de sobra.

    Yo también te mando saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  3. A cualquier ANÓNIMO o PSUDOANÓNIMO:

    Aquí no se van a ver publicados comentarios ANÓNIMOS O PSEUDOANÓNIMOS, al margen de la inclinación ideológica que tengan.

    Una de las cosas que más detesto es la cobardía que conlleva no dar la cara a la hora de manifestar una opinión. Todo se puede debatir, pero siempre responsabilizándose cada cual de sus palabras.

    ResponderEliminar