viernes, 17 de junio de 2011

EL DOMINGO, 19, TODOS A LA CALLE


Al parecer el Movimiento 15M es el culpable/responsable de todos los males de este país. Seguramente también lo será del Pacto del Euro, de la crisis global financiera, del paro, de los presupuestos de la Generalitat de Catalunya, del anunciado co-pago pepero, del frio y lluvioso invierno  y del tórrido verano..

Las autoridades catalanas están buscando enjuiciar a unos doscientos 'malignos' por la violencia producida en las cercanías del Parque de la Ciudadela el pasado miércoles, 15, cuando hay indicios más que probables de una posible 'preparación' de tal violencia con la clara finalidad de desprestigiar y acabar ya de una con los Indignados, pues con sus justas protestas evidencian los abusos y la connivencia de los poderes públicos con los los mercados, con los que se manifiestan siervos débiles, mientras son férreos dictadores del pueblo llano.

Cada vez es más evidente la sensación de que el conseller  Puig no quiere saber la verdad del origen de la violencia en Barcelona.  Ya no se les compara, sino que se identifica (Artur Mas) a los Indignados con la kale borroka. Esperanza muestra desde su trono el desprecio hacia ellos. Y Tele-Madrid manipula mostrando escenas de la rebelión del pueblo griego haciéndolas pasar como si fueran las de nuestros Indignados. El mismo desprecio y chulería manifiesta el imputado Camps y su 'madre', la fina de Rita, acusando de drogatas a los Indignados de Valencia. Se les ha demonizado y criminalizado sin motivos. Acampada Sol manifestó de inmediato su no a la violencia. Lo mismo hicieron los Indignados de Barcelona. Stéphane Hessel, el autor de "Indignaos", hizo lo propio. Exactamente como José Luis Sampedro y todos los que creemos en la auténtica democracia.


El Movimiento 15M es pacífico. Se rebela contra lo injusto. Lo denuncia públicamente en las plazas de España con sus ingeniosos carteles, y, ante los golpes de una policía enardecida, levanta sus manos agitadas y pintadas de blanco, el símbolo de la paz. Es su rebelión el salvavidas, en medio de un agónico océano turbulento, que la mayoría de todos nosotros necesitamos.
Nuevamente un sujeto baboso, como Sánchez Dragó - el-abusa-niñas-menores - da el tono una vez más en el diario de Pedro José. Este personajillo nauseabundo tiene la desfachatez de llamar "memo" al nonagenario Hessel, y a la obra "Indignaos" la compara con Mao y Gadafi. No contento, y como necesita llamar la atención como sea, pues de despreciable que es nadie con un mínimo sentido común se acuerda de él, se pitorrea de los Indignados tildándolos de "llorones malcriados", y al Movimiento 15-M lo asimila a Hitler, Mussolini y Franco; de este último se preocupa en matizar que fue 'autoritario', pero no 'totalitario', igualito que el falso Diccionario Biográfico de la RAH.


Este domingo toda la ciudadanía de bien seremos pacíficos INDIGNADOS. Todos seremos 15M por las calles de toda España. Con nuestra manifestación pública seguiremos gritando NO al Pacto del Euro y a todos los desmanes que los ricos nos quieren imponer.Y si hubiere algún signo de violencia será de los infiltrados revienta-democracia, lo mismo que sucedió en Barcelona. Estaremos atentos para abortar cualquier intentona. Ante la "prudencia y firmeza" de Rubalcaba, nosotros lo seremos más. No quepa duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada