domingo, 4 de diciembre de 2011

LUNA CRECIENTE EN EL VALLE

                                                               

Madrugada de otoño,
Valle en boca de muchos
Franco repartiendo odio
Mi abuelo fue bueno.   
                 
Húmeda y triste noche
Creciendo está la luna
Taimado asesino, no.
Muchos lo querían,
No tenían otra opción.
Luna apenas visible
Apagada luna.

Franco no en el Valle
La Iglesia manda
Las sotanas negras
Negros los corazones
Al verdugo alaban.                                                                                                                        Asesino, asesino, asesino
Sin alma de luna
Apagada por los fusiles
Botas rasgando carne
Muerte robando vidas
Muerte y Hambre y Presos por injusticia.


Cuelgamuros a la vista
El Pardo con sus muertos
El Valle con los suyos.


Dolor para nada
Franco no, jamás.
No lo queremos.
A la fosa común
De los asesinos.

Abandonados en cunetas
En caminos, tapias blancas
Sangre salpicada
Rosas rojas de muerte
Fusiles al alba
Hijos sin padre
Esposas sin maridos
Novias de luto eterno.

Ahora no. Franco no.
Dignidad contra injusticia
La luna está más alta
No alcanzo a cogerla
                                                                
Valle para todos
No para Franco
Tinieblas lejanas
Los muertos no las quieren
Tampoco sus familias.

Luna tibia, casi apagada
Triste como mi alma triste
Luna de madrugrada.
                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario