jueves, 19 de abril de 2012

CONSUMADO EL PUYAZO DEFINITIVO AL ESTADO DE BIENESTAR

Rajoy cumple con su previsibilidad anunciada: Sigue ejecutándose todo lo negado en campaña electoral. Y, como es su costumbre, sigue notificando sus 'buenas nuevas' no desde su propio país, sino desde el extranjero. Esta vez desde Puerto Vallarta, ha anunciado que este viernes próximo, 20 de abril, en el Consejo de Ministros, el Gobierno aprobará los recortes en Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Y Rajoy parece satisfecho de sus recortes, a los que él siempre denomina reformas:"Si ustedes conocen algún gobierno que en tres meses haya tomado decisiones del calibre de las que se han adoptado en España, agradecería que me lo dijeran, entre otras cosas para intentar superarlo".


La verdad es que en tiempo record ha conseguido desmantelar el Estado de Bienestar que tanto nos costó de conseguir. Y, orgulloso, nos advierte de que tiene recortes (o reformas) a implantar para el resto del año.
Dos han sido los ministros estrella de este puyazo: Ana Mato, por Sanidad, y José Ignacio Wert, por Educación. Dos auténticos linces. Cada cual con su toque personal que lo hace único, pero ambos con merecimientos para brillar en el firmamento.

La ministra de Sanidad, reunida con los consejeros del ramo, ha anunciado el copago farmacéutico. Los detalles de dicho repago vienen en todos los medios de comunicación, y sería baladí reproducirlos en este espacio. Lo que sí nos ha llamado la atención es la excusa dada. Resulta que no se impone el repago para recaudar más dinero, sino para racionalizar la ingesta de medicamentos, especialmente entre las personas ya jubiladas. La ministra debe de considerar que cuando alguien se jubila se trastorna y le da por tomar pastillas día y noche, sin cesar, combinándolas con jarabitos y supositorios.
Con estas 'clarísimas' explicaciones se olvida Mato de que es el médico quien, bajo su criterio profesional, receta las medicinas que considera necesarias para paliar o curar las dolencias de los pacientes.
La realidad es que, deseándolo o no, se descalifica despreciativamente a una parte de la sociedad: aquella que por edad o enfermedad ha sido ya jubilada después de una vida de trabajo. 
Otra cosa chocante es cómo esta ministra se expresa. Es mucho más evidente en una reproducción sonora la intervención suya de hoy. Pero, ¿y lo que dice? "Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada"...."Hoy hemos universalizado la sanidad" ¿De dónde ha salido esta señora que no veía un jaguar gürteliano  en el garaje de su casa? ¿A qué extremos hemos llegado? Evidentemente  no se entera; desconoce que en España universalizó la Sanidad Felipe González en 1986. Lo que ha hecho Mato ha sido quitarle una buena tajada a esta universalización, pues las medicinas forman parte de la Sanidad. No son un traje o unas manzanas como el Consejero del ramo por C-LM ha querido comparar
                              
.
El otro ejemplar del día es Wert, ministro de Educación. Pero este desafina de forma distinta. Este se chulea de la ciudadanía haciendo lo que le pasa por el forro con esta actitud 'dialogante' (de la que presumía) con todos las partes interesadas, comunidades autónomas y  comunidades educativas
Wert es el cínico de la película. Esta destrozando la Educación, zancadilleándola día tras día, y ahora con el aumento del 20% en la ratio del alumnado la remata. Para que lo saquen a hombros: con las dos orejas y el rabo.

Los cien días de Wert (título cinematográfico) también están recogidos en los medios, circulan en la red por doquier. No nos pongamos serios recordándolos. Pero ¿y la forma de transmitir de Wert? Aunque el PP ha puesto en circulación su propia 'neolengua', Wert supera a todos, parece el  goebbelsiano ideólogo lingüístico de este PP que presagió Orwell.


La ratio hasta ahora vigente tenía una 'excesiva rigidez', y Wert la aumenta, es decir la "flexibiliza". 
Al haber más alumnos por aula sobran profesores, pero esto 'no es despido', simplemente se trata de "no renovación de contrato"
Menos enseñantes conllevará el aumento de horas lectivas al resto del profesorado,  "lo que producirá una mayor eficiencia de los recursos humanos permanentes",. Estos recursos humanos permanentes son los maestros, profesores y catedráticos con plaza en propiedad.
La pedagogía y claridad en la expresión es propia de la gente inteligente, sabia y de amplia cultura. La sencillez es su norma. No pasará a la historia Wert por estas cualidades. En él encaja mejor el sadismo de hablar para que 'el vulgo' no le entienda, y así sentirse encumbrado.
Pero el cinismo no suele tener buen pago. Burlarse de la gente diciendo que el aumento de la ratio es para que "los alumnos se socialicen y se relacionen" solo puede tener como reacción el desprecio más absoluto hacia este ridículo personaje narcisista.


Este viernes se rematará 'la faena'. Y quedamos a la espera de las nuevas ocurrencias de Lagarde o de Merkel, pues el caballero Rajoy, posado a los pies de estas exquisitas damas, con lanza en ristre comenzará la cumplida obediencia. Y los súbditos, a callar, que es lo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario