viernes, 27 de abril de 2012

RAJOY Y SUS PRESUPUESTOS OBSCENOS

"Las reformas estructurales producen limpieza" decía esta mañana una tertuliana de una conocida cadena radiofónica, en un intento desesperado de defender la gran reforma (recorte, en realidad) de Rajoy. El número de gente sin empleo sube astronómicamente. La pobreza ,inmisericorde, invade a la sociedad española, por lo que ya no sabemos si la 'limpieza' a la que aludía la mencionada tertuliana quiere decir, en verdad, "limpieza étnica".
Ha comenzado una cierta alarma social con los recortes en Sanidad y en Educación, aunque, al parecer, todavía hay buena parte de la sociedad que permanece desconcertada ante tamaña salvajada.
Hemos ido comprobando cómo la trama tan bien planificada de Rajoy la van dosificando poco a poco; de lo contrario, de haber anunciado de golpe las salvajadas a hacer, el pueblo se hubiera levantado en una auténtica revolución imparable (lo de la fábula de la rana metida en la olla). 
Añadir leyenda
En Sanidad, la ministra Ana Mato ha hecho de las suyas. Comenzó mintiendo, como es lo propio del PP, anunciando un copago farmacéutico. A continuación, y tras el Consejo de Ministros del día 21 de este mes de abril, en que se aprobaron los brutales recortes sanitarios, publicados en el BOE del 24/04/2012, donde pudimos contemplar que la Sanidad va a ser para quien se la pueda pagar: el copago sanitario afecta a las prótesis que se implantan en el cuerpo de los pacientes y demás elementos ortoprotésicos que  algunos enfermos puedan necesitar (sillas de ruellas, muletas...) a las ambulancias para el traslado de enfermos 'no urgentes', como los que necesitan diálisis, tratamientos de quimioterapia o radioterapia en casos de padecer un cáncer. Al igual que se prescindirá de la utilización de procedimientos técnicos y tecnológicos que sirven para el diagnóstico precoz, tratamientos que mejoren la calidad y esperanza de vida, autonomía o disminución de dolor y el sufrimiento, para los que habrá que probar "su contribución eficaz"
Evidentemente se cumplirá con ello el deseo implícito en las palabras de Lagarde acerca de la alarmante prolongación de vida y el envejecimiento: la gente se dejará morir al no poder pagar los tratamientos necesarios para seguir viviendo.

Además, cuando se anuncia que los jóvenes mayores de 26 años y que nunca hayan trabajado ni cotizado a la Seguridad Social tendrán que pagar su propia asistencia sanitaria (deja de valer el que sus padres hayan cotizado y coticen por ellos), y que lo propio sucederá en las mujeres divorciadas que no hayan trabajado fuera de su espacio domésticoaa, ante el elevado clamor social, Mato salió  a gritos a desdecir 'su propia reforma', y asegurar, después de echar las culpas al PSOE, que "todo va a solucionarse".  Y es que los jóvenes mayores de 26 años y las divorciadas son españoles. Con una dosis mayor de xenofobia, con retirar la tarjeta sanitaria a los extranjeros pobres, intenta tranquilizar a los del terruño.


Ninguna confianza ni credibilidad nos produce Mato, máxime cuando se ha mostrado reiteradamente como alguien incapaz, cuando tales recortes están publicados en el BOE y reciben el más absoluto de los respaldos por parte de Rajoy, siguiendo los 'mandatos' de Merkel, del FMI y de S&P, que todavía exigen más.
Todo está encaminado a la privatización de la Sanidad hasta ahora pública. Y la universalidad de la misma ya ha sido vulnerada por mucho que Mato grite lo contrario.
De hecho, en mi tierra, el País Valenciano, acaba de ser privatizada la Sanidad. Donde desde hace cerca de veinte años está instalada la Cleptocracia Pepera, donde se hallan las mayores corruptelas que podamos imaginar, corruptelas que van (¿presuntamente?) de la mano de los mandatarios del PP. Donde un Camps, con la mente ida desde hace mucho, ha sido aclamado delante,  detrás, a su lado lado, por Rajoy. Donde están imputados buena parte de sus jefes y adláteres, aquí, justo aquí, debido a las brutales deudas contraídas por omisión o por acción indebida, ya están aplicando los recortes rajoynianos pero aumentados y corregidos. Y que no diga Rajoy que nada sabía de las obscenidades de la Generalitat valenciana, que bien disfrutó del yate de Pedro García, Presidente de RTVV -en connivencia con el 'amiguito del alma'-  cuando la visita del Papa.
Nos obligan a salir a la calle. Saldremos, por supuesto, en defensa de nuestros derechos y de nuestra economía. Y el ministro Fernández que continúe modificando el ordenamiento jurídico para meternos a todos en la cárcel.


Los recortes en Educación serán comentados en otro artículo.



1 comentario:

  1. Soy hija de Valencianos republicanos que vivo en Galicia. Es obsceno lo que se realiza en España. La pregunta del millón es ¿en Europa la sanidad y la educación esta privatizada? De ser así no podemos extrañarnos de seguir sus pasos.Quizas, el gran problema fue entrar en Europa sin saber lo que es Europa. Y ahora lo estamos sabiendo.Saludos Conchita Lloria

    ResponderEliminar