martes, 10 de abril de 2012

DESTRUIDO YA EL ESTADO DE BIENESTAR

A traición y el mismo día en que se cumple el 35 aniversario de la legalización del PCE, Rajoy arremete contra los españoles con alevosía cobarde. Podremos buscar en el planeta Tierra y difícilmente se podrá encontrar a otro sujeto tan incapaz como él.
El otro, que nos introdujo en esta perversa crisis a través de la gran burbuja insostenible, la del ladrillo, que esquilmó costas y todo tipo de tierras, destrozando el medio ambiente a cambio del enorme enriquecimiento de unos cuantos, Aznar de las Azores, lo puso a dedo como delfín sucesorio e incompetente, porque en su narcisismo ególatra no podía soportar a nadie que pudiera hacerle sombra en caso de llegar al poder.
Ya había dado muestras Rajoy de su ineptitud en las distintas ocupaciones que tuvo bajo el ordeno y mando de Aznar; la última es la conocida como "los hilillos de plastilina". Y como no es concebible en un ser mezquino, como Aznar lo es, rodearse de gente valiosa, estaba escrito que Rajoy algún día llegaría a presidir el Gobierno de España.

Cierto es que el Gobierno Socialista tampoco se lo puso difícil, al igual que aquellos ciudadanos conocidos como "Repeperos", es decir, más que peperos, pues votan ciegamente PP siendo pobres y apenas llegando a fin de mes. Un oxímoron sociopsicológico tan incomprensible como real.
Rajoy y sus gentes sabían de antemano la situación económica de España y del resto de Europa, y cargaron, inmisericordes, con graves mentiras y falsas promesas contra el Gobierno de Zapatero. Su plan estaba paso a paso pensado y estudiado. Tras el 20N, el Gobierno designado por Rajoy no fue nada improvisado, también estaba todo planificado: Debían ser gentes sin escrúpulos, con la falsedad como palabra y cada letra que conformaba su discurso estudiada con premeditación, al igual que el tempo en que debían ir soltando las bombas de racimo. De hacerlo todo junto, España entera se hubiera levantado con todas sus fuerzas contra este grupo de forajidos.

No, había que ir poco a poco, para aleccionar, entre otras cosas a la policía y resto de fuerzas armadas para que frenen el justo y legítimo rechazo social. Y, a la vez, procurar que los españolitos hicieran la digestión, entre bocado y bocado, del veneno soltado por Rajoy y los suyos.
La última -por ahora- de las entregas es la de esta tarde, y en lugar de salir Rajoy y dar la cara ante toda la sociedad, la noticia la han pasado a través de una nota a los medios de comunicación. Previamente habían avisado sumisamente a Europa de la traición a España: Además de los insoportables Presupuestos, y al cabo de poquísimos días, le surge al Rajoy una necesidad y debe evacualrla ante los ministros de Economía y Hacienda, después, a los responsables de Educación Y Sanidad: Hay que restar, además de lo ya recortado, 10.000 millones de euros. Y se anuncia lo esperado: Privatizaciones.

El Estado de Bienestar, hace poco touché, ahora ya desmantelado. 

¿Cuál es la solución para frenar y recomponer lo que nos ha costado más de un siglo de conseguir? Difícil, muy difícil la respuesta. El PSOE no puede andarse con declaraciones públicas de rechazo y nada más. Aquello que iba a hacer Rubalcaba de hablar con Rajoy y darle su apoyo es vergonzoso. Con este tipo de derecha no se puede hablar, no son lo suficientemente civilizados. Aquí no se trata de ideologías distintas, derecha e izquierda, pero sensatos unos y otros para llegar a acuerdos de colaboración en asuntos de Estado.
 Esta derecha del PP tira al monte, como las cabras. Su única meta es el dinero. La familia pepera está toda bien colocada y con sueldos de marajás, mientras el pueblo es cada día más pobre y muchos no alcanzan ni para comer decentemente.

No creo que los parlamentos en el Congreso den para mucho. Pero tampoco nos podemos quedar así. El PSOE, si quiere subsistir, debe beber muchos vasos de IZQUIERDA y de HUMILDAD. Toda la izquierda democrática, unida no por el sitio de poder y sueldo propio, sino por la conciencia de servicio a la ciudadanía, somos muchos más que los desvergonzados de esta derecha demagoga y mendaz.
A su vez, INQUIERDA UNIDA debe contemporizar con el Partido Socialista y resto de partidos de izquierda de la geografía nacional. Todos unidos, apartando diferencias -que siempre son minucias- y sumando voluntades, somos muchos.

Hay que trabajar las estrategias y un hábil marketing que informe y convenza a la ciudadanía acerca del camino para vencer, convenciendo de la perversión de una cúpula de la CEOE, de la depravación de una iglesia vendida al poder económico y político (como en la dictadura franquista) que se zampa de nuestros bolsillos cerca de 11.000 millones de euros anuales, y de la propia corrupción de un PP vendido a sus semejantes europeos, igualitos de ultraliberales sin corazón ni escrúpulos y dispuestos a hundir al propio pueblo.

¿Tan difícil es que la IZQUIERDA TODA de España tome conciencia de esta necesidad absoluta? Es éste el caballo de batalla, a mi entender. De conseguirlo, el resto estaría  resuelto. Quizá la propia soberbia, tan propia del ser humano, sea el peor de los enemigos a vencer en estos momentos.

3 comentarios:

  1. Gracias por tu comentario. Mi blog es solo recopilatorio y educativo, el tuyo, es , sin embargo, comprometido.
    Y me alegro de haberlo encontrado porque responde, en gran medida, a mis propias inquietudes.
    Me sumo a tu petición de una izquierda sólida contra los abusos del capital.
    Creo que el plan de "rescate" está al caer, con él la democracia y la soberanía del pueblo. Y, mientras tanto, nuestros representantes políticos siguen adormecidos, acobardados, resignados,callados,...Es insoportable ver cómo nos llevan al matadero y en el camino nos convencen de que nuestro sacrificio es la única salida posible.

    ResponderEliminar
  2. María Dolores; formidable tu análisis y todos los epítetos con el que lo subrayas.

    Muchas personas críticas y valientes como tú hacen falta en unos medios que casi en su totalidad están vendidos a las oligarquías de forma rayana no ya inmoralidad más absoluta sino hundidos en la inmundicia. Me refiero a panfletos como ABC, El Mundo, La Razón, sin que El País, La Vanguardia o El Periódico marquen claras líneas realmente diferenciadoras con los mencionados...

    Hace unas horas subía este comentario al blog colectivo

    insurgenteseinsumisos.blogspot.com

    MÈLENCHON: ¿EL "MAO" FRANCÉS?
    ¿Para cuando en España la unión de toda la izquierda en un frente común?, ¿a qué esperamos?; ¿es un problema de liderazgo?...

    "La respuesta está en el viento" pero el 'atraparla' está en nuestras manos; no olvidemos que la gente de izquierdas tenemos muchas más cosas en común que las que nos separan y nuestro objetivo prioritario debe ser encontrar esos lugares, los puntos de entendimiento y no liarnos con autocrítica que en estos momentos no conduce a nada útil, muy al contrario, nos debilita y con ello reforzamos a nuestro común adversario, una derecha reaccionaria incluso más allá de su propia lógica, pero aún dentro de sus enormes contradicciones, cohesionada en sus objetivos: avanzar arrollando todo lo que encuentra a su paso.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu análisis, refleja todo lo que siento, una profunda decepción. Siento que esta España que adoro,simplemente está volviendo a ser la España sombria que fue antes de la democracia. En la que nos están vendiendo que vendrán tiempos mejores, pero simplemente ni ellos mismos se lo creen, solo tratan de convencer a los demás para que no se subleven, temo que esto no acabe en nada bueno. Veo a Rajoy en un Lacayo de Merkel al igual que Aznar lo fue de Bush.

    ResponderEliminar