viernes, 27 de abril de 2012

RAJOY Y SUS PRESUPUESTOS OBSCENOS

"Las reformas estructurales producen limpieza" decía esta mañana una tertuliana de una conocida cadena radiofónica, en un intento desesperado de defender la gran reforma (recorte, en realidad) de Rajoy. El número de gente sin empleo sube astronómicamente. La pobreza ,inmisericorde, invade a la sociedad española, por lo que ya no sabemos si la 'limpieza' a la que aludía la mencionada tertuliana quiere decir, en verdad, "limpieza étnica".
Ha comenzado una cierta alarma social con los recortes en Sanidad y en Educación, aunque, al parecer, todavía hay buena parte de la sociedad que permanece desconcertada ante tamaña salvajada.
Hemos ido comprobando cómo la trama tan bien planificada de Rajoy la van dosificando poco a poco; de lo contrario, de haber anunciado de golpe las salvajadas a hacer, el pueblo se hubiera levantado en una auténtica revolución imparable (lo de la fábula de la rana metida en la olla). 
Añadir leyenda
En Sanidad, la ministra Ana Mato ha hecho de las suyas. Comenzó mintiendo, como es lo propio del PP, anunciando un copago farmacéutico. A continuación, y tras el Consejo de Ministros del día 21 de este mes de abril, en que se aprobaron los brutales recortes sanitarios, publicados en el BOE del 24/04/2012, donde pudimos contemplar que la Sanidad va a ser para quien se la pueda pagar: el copago sanitario afecta a las prótesis que se implantan en el cuerpo de los pacientes y demás elementos ortoprotésicos que  algunos enfermos puedan necesitar (sillas de ruellas, muletas...) a las ambulancias para el traslado de enfermos 'no urgentes', como los que necesitan diálisis, tratamientos de quimioterapia o radioterapia en casos de padecer un cáncer. Al igual que se prescindirá de la utilización de procedimientos técnicos y tecnológicos que sirven para el diagnóstico precoz, tratamientos que mejoren la calidad y esperanza de vida, autonomía o disminución de dolor y el sufrimiento, para los que habrá que probar "su contribución eficaz"
Evidentemente se cumplirá con ello el deseo implícito en las palabras de Lagarde acerca de la alarmante prolongación de vida y el envejecimiento: la gente se dejará morir al no poder pagar los tratamientos necesarios para seguir viviendo.

Además, cuando se anuncia que los jóvenes mayores de 26 años y que nunca hayan trabajado ni cotizado a la Seguridad Social tendrán que pagar su propia asistencia sanitaria (deja de valer el que sus padres hayan cotizado y coticen por ellos), y que lo propio sucederá en las mujeres divorciadas que no hayan trabajado fuera de su espacio domésticoaa, ante el elevado clamor social, Mato salió  a gritos a desdecir 'su propia reforma', y asegurar, después de echar las culpas al PSOE, que "todo va a solucionarse".  Y es que los jóvenes mayores de 26 años y las divorciadas son españoles. Con una dosis mayor de xenofobia, con retirar la tarjeta sanitaria a los extranjeros pobres, intenta tranquilizar a los del terruño.


Ninguna confianza ni credibilidad nos produce Mato, máxime cuando se ha mostrado reiteradamente como alguien incapaz, cuando tales recortes están publicados en el BOE y reciben el más absoluto de los respaldos por parte de Rajoy, siguiendo los 'mandatos' de Merkel, del FMI y de S&P, que todavía exigen más.
Todo está encaminado a la privatización de la Sanidad hasta ahora pública. Y la universalidad de la misma ya ha sido vulnerada por mucho que Mato grite lo contrario.
De hecho, en mi tierra, el País Valenciano, acaba de ser privatizada la Sanidad. Donde desde hace cerca de veinte años está instalada la Cleptocracia Pepera, donde se hallan las mayores corruptelas que podamos imaginar, corruptelas que van (¿presuntamente?) de la mano de los mandatarios del PP. Donde un Camps, con la mente ida desde hace mucho, ha sido aclamado delante,  detrás, a su lado lado, por Rajoy. Donde están imputados buena parte de sus jefes y adláteres, aquí, justo aquí, debido a las brutales deudas contraídas por omisión o por acción indebida, ya están aplicando los recortes rajoynianos pero aumentados y corregidos. Y que no diga Rajoy que nada sabía de las obscenidades de la Generalitat valenciana, que bien disfrutó del yate de Pedro García, Presidente de RTVV -en connivencia con el 'amiguito del alma'-  cuando la visita del Papa.
Nos obligan a salir a la calle. Saldremos, por supuesto, en defensa de nuestros derechos y de nuestra economía. Y el ministro Fernández que continúe modificando el ordenamiento jurídico para meternos a todos en la cárcel.


Los recortes en Educación serán comentados en otro artículo.



lunes, 23 de abril de 2012

LAS NEURONAS DE RAJOY

La timidez que Rajoy puede aparentar y que muchos le atribuyen no parece ser tal. Son otros los motivos por los que se esconde del pueblo sobre el que ahora manda. Y manda porque posee unas neuronas de mayor calidad que la de sus 'súbditos'. Y le cuesta a su dignidad de ser superior dirigirse a este pueblo de 'baja estirpe'.
Casualmente, mientras buscaba las malandanzas del alcalde de Tres Cantos, pinché un enlace que por allí había y me encontré con un artículo -desconocido totalmente por mí- de Gustavo Luca publicado en Tercera Información el 10 de noviembre de 2011, titulado "Rajoy defendía la superioridad de los hijos 'de buena estirpe'"
Ojalá hubiera sabido en su momento de este artículo y de los escritos de Rajoy acerca de la desigualdad de los seres humanos, porque esa es su convicción, y, en función de ella, está ahora obrando contra la mayoría del pueblo español.
Al final de este sabroso artículo su autor, Gustavo Luca,  nos remite a la publicación de dos artículos citados por él y que le llevan a considerar a Rajoy, en las décadas de los 80 y 90 ,como un personaje vinculado al pensamiento fascista, debido l convencimiento del pontevedrés de la superioridad de unos hombres sobre los demás en función de 'la buena estirpe' de los primeros. El título de estos artículos rajonianos adelanta bastante el contenido de los mismos: "Igualdad humana y modelos de sociedad" y "La envidia igualitaria"

El digital kaosenlared.net publica íntegros ambos artículos http://www.kaosenlared.net/noticia/...]

No tiene desperdicio ninguno de los dos. Hay que leerlos y así poder comprender todas las humillaciones que estamos sufriendo en todos los ámbitos desde que Rajoy llegó a Moncloa. 
Estamos asistiendo a la puesta en escena de un programa político de un hombre convencido del racismo genético. Nunca buscará la justicia ni la igualdad social porque está intrínsecamente en contra de ellas.
Por ello recorta brutalmente en Sanidad y Educación pues solo los mejores son dignos de su posesión. El resto somos, por nuestro código genético -según Rajoy- inferiores, unos parias y nuestra finalidad es otra muy distinta a la de los que su genética los privilegia. Ellos están destinados a mandar, a triunfar, a poseer las riquezas...

Este tipo de pensamiento no evoluciona con el paso del tiempo. Es un convencimiento de tal clase que el poseedor del mismo queda convertido en un ser frío y despiadado. Y así se muestra Rajoy ahora.
Además, también ha sido votado por el pueblo, lo mismito que Hitler. Por lo que se siente todavía más legitimado para implantar la barbarie.
De su artículo "La envidia igualitaria" son los siguientes fragmentos escalofriantes.
"...el autor dedica unas brillantes páginas a demostrar el error en que incurren quienes a veces conscientemente y utilizando el sentimiento de la envida y otras sin valorar el alcance de sus aseveraciones, sostienen la opinión de que todos los hombres son iguales y en consecuencia tratan de suprimir las desigualdades: El hombre es desigual biológicamente, nadie duda hoy que se heredan los caracteres físicos como la estatura, color de la piel… y también el cociente intelectual. La igualdad biológica no es pues posible. Pero tampoco lo es la igualdad social: no es posible la igualdad del poder político (“no hay sociedad sin jerarquía”), tampoco la de la autoridad (¿sería posible equiparar la autoridad de todos los miembros de un mismo gremio, por ejemplo, de todos los pintores o los cirujanos?), o la de la actividad (es difícil imaginar un ejército en el que todos fueran generales; o una universidad en la que todos fueran rectores), o la del premio, o la de oportunidades (las circunstancias, temporales, geográficas y familiares colocan inevitablemente a los individuos en situaciones más o menos favorables, nadie tiene la misma oportunidad mental, ni histórica, ni nacional: no es igual nacer en EE.UU. que en U.R.S.); ni siquiera la económica: “allí donde se ha implantado una cierta igualdad pecuniaria –mediante la nacionalización de los medios de producción, la abolición de la herencia, la supresión de las rentas del capital y la equiparación de casi todos los salarios- se han radicalizado las inevitables desigualdades de poder, creadores de desigualdades económicas quizá no monetarias, pero espectaculares..." 
"....Demostrada de forma indiscutible que la naturaleza, que es jerárquica, engendra a todos los hombres desiguales, no tratemos de explotar la envidia y el resentimiento para asentar sobre tan negativas pulsiones la dictadura igualitaria. La experiencia ha demostrado d de modo irrefragable que la gestión estatal es menos eficaz que la privada. ¿Qué sentido tienen pues las nacionalizaciones? Principalmente el de desposeer –vid. RUMASA-, o sea, el de satisfacer la envidia igualitaria. También es un hecho que la inversión particular es mucho más rentable no subsidiaria. Entonces ¿Por qué se insiste en incrementar la participación estatal en la economía? En gran medida, para despersonalizar la propiedad, o sea, para satisfacer la envidia igualitaria. Es evidente que la mayor parte del gasto público no crea capital social, sino que se destina al consumo. ¿Por qué, entonces, arrebatar con una fiscalidad creciente a la inversión privada fracciones cada vez mayores de sus ahorros? También para que no haya ricos para satisfacer la envidia igualitaria. Lo justo es cada ciudadano tribute en proporción a sus rentas. Esto supuesto, ¿por qué, mediante la imposición progresiva, se hace pagar a unos hasta un porcentaje diez veces superior al de otros por la misma cantidad de ingresos? Para penalizar la superior capacidad, o sea, para satisfacer la envidia igualitaria. Lo equitativo es que las remuneraciones sean proporcionales a los rendimientos. En tal caso ¿por qué se insiste en aproximar los salarios? Para que nadie gane más que otro y, de este modo, satisfacer la envidia igualitaria. El supremo incentivo para estimular la productividad son las primas de producción. ¿Por qué, entonces, se exige que los incrementos salariales sean lineales? Para castigar al más laborioso y preparado, con lo que se satisface la envidia igualitaria."
Al margen de que en estos escritos nos encontramos a un Rajoy con presuntos 'conocimientos' de biología y genética -cita a Mendel-, con pinceladas 'cultas' mencionando de pasada a autores para 'apoyar sus tesis' disparatadas, lo cierto es que este hombre es peligroso, muy peligroso. Por ello nos produce la sensación de frialdad en el dictado de sus órdenes de ejecución de auténticas barbaridades. Y es que es absolutamente frío. Lo que hace es por convencimiento. Sus sentimientos son de hielo. Está destrozándonos, y sigue su camino con pie firme y cada paso premeditado porque tiene un fin en su mente retorcida.

Considero que TODOS debemos conocer el PENSAMIENTO de Rajoy para ponernos a salvo de él cuanto antes. Si estamos enterados de estos fines siniestros, nada puede sorprendernos ni dejarnos 'descolocados'. Unámonos todos firmemente porque lo que nos ataca es una suerte de loco que dirige a unas marionetas ya programadas. No luchamos con gente normal de ideología simplemente distinta, Es algo totalmente distinto


No debemos esperar más, después de lo conocido. O él/ellos o nosotros. Ante esta disyuntiva la opción es clara.

jueves, 19 de abril de 2012

CONSUMADO EL PUYAZO DEFINITIVO AL ESTADO DE BIENESTAR

Rajoy cumple con su previsibilidad anunciada: Sigue ejecutándose todo lo negado en campaña electoral. Y, como es su costumbre, sigue notificando sus 'buenas nuevas' no desde su propio país, sino desde el extranjero. Esta vez desde Puerto Vallarta, ha anunciado que este viernes próximo, 20 de abril, en el Consejo de Ministros, el Gobierno aprobará los recortes en Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Y Rajoy parece satisfecho de sus recortes, a los que él siempre denomina reformas:"Si ustedes conocen algún gobierno que en tres meses haya tomado decisiones del calibre de las que se han adoptado en España, agradecería que me lo dijeran, entre otras cosas para intentar superarlo".


La verdad es que en tiempo record ha conseguido desmantelar el Estado de Bienestar que tanto nos costó de conseguir. Y, orgulloso, nos advierte de que tiene recortes (o reformas) a implantar para el resto del año.
Dos han sido los ministros estrella de este puyazo: Ana Mato, por Sanidad, y José Ignacio Wert, por Educación. Dos auténticos linces. Cada cual con su toque personal que lo hace único, pero ambos con merecimientos para brillar en el firmamento.

La ministra de Sanidad, reunida con los consejeros del ramo, ha anunciado el copago farmacéutico. Los detalles de dicho repago vienen en todos los medios de comunicación, y sería baladí reproducirlos en este espacio. Lo que sí nos ha llamado la atención es la excusa dada. Resulta que no se impone el repago para recaudar más dinero, sino para racionalizar la ingesta de medicamentos, especialmente entre las personas ya jubiladas. La ministra debe de considerar que cuando alguien se jubila se trastorna y le da por tomar pastillas día y noche, sin cesar, combinándolas con jarabitos y supositorios.
Con estas 'clarísimas' explicaciones se olvida Mato de que es el médico quien, bajo su criterio profesional, receta las medicinas que considera necesarias para paliar o curar las dolencias de los pacientes.
La realidad es que, deseándolo o no, se descalifica despreciativamente a una parte de la sociedad: aquella que por edad o enfermedad ha sido ya jubilada después de una vida de trabajo. 
Otra cosa chocante es cómo esta ministra se expresa. Es mucho más evidente en una reproducción sonora la intervención suya de hoy. Pero, ¿y lo que dice? "Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada"...."Hoy hemos universalizado la sanidad" ¿De dónde ha salido esta señora que no veía un jaguar gürteliano  en el garaje de su casa? ¿A qué extremos hemos llegado? Evidentemente  no se entera; desconoce que en España universalizó la Sanidad Felipe González en 1986. Lo que ha hecho Mato ha sido quitarle una buena tajada a esta universalización, pues las medicinas forman parte de la Sanidad. No son un traje o unas manzanas como el Consejero del ramo por C-LM ha querido comparar
                              
.
El otro ejemplar del día es Wert, ministro de Educación. Pero este desafina de forma distinta. Este se chulea de la ciudadanía haciendo lo que le pasa por el forro con esta actitud 'dialogante' (de la que presumía) con todos las partes interesadas, comunidades autónomas y  comunidades educativas
Wert es el cínico de la película. Esta destrozando la Educación, zancadilleándola día tras día, y ahora con el aumento del 20% en la ratio del alumnado la remata. Para que lo saquen a hombros: con las dos orejas y el rabo.

Los cien días de Wert (título cinematográfico) también están recogidos en los medios, circulan en la red por doquier. No nos pongamos serios recordándolos. Pero ¿y la forma de transmitir de Wert? Aunque el PP ha puesto en circulación su propia 'neolengua', Wert supera a todos, parece el  goebbelsiano ideólogo lingüístico de este PP que presagió Orwell.


La ratio hasta ahora vigente tenía una 'excesiva rigidez', y Wert la aumenta, es decir la "flexibiliza". 
Al haber más alumnos por aula sobran profesores, pero esto 'no es despido', simplemente se trata de "no renovación de contrato"
Menos enseñantes conllevará el aumento de horas lectivas al resto del profesorado,  "lo que producirá una mayor eficiencia de los recursos humanos permanentes",. Estos recursos humanos permanentes son los maestros, profesores y catedráticos con plaza en propiedad.
La pedagogía y claridad en la expresión es propia de la gente inteligente, sabia y de amplia cultura. La sencillez es su norma. No pasará a la historia Wert por estas cualidades. En él encaja mejor el sadismo de hablar para que 'el vulgo' no le entienda, y así sentirse encumbrado.
Pero el cinismo no suele tener buen pago. Burlarse de la gente diciendo que el aumento de la ratio es para que "los alumnos se socialicen y se relacionen" solo puede tener como reacción el desprecio más absoluto hacia este ridículo personaje narcisista.


Este viernes se rematará 'la faena'. Y quedamos a la espera de las nuevas ocurrencias de Lagarde o de Merkel, pues el caballero Rajoy, posado a los pies de estas exquisitas damas, con lanza en ristre comenzará la cumplida obediencia. Y los súbditos, a callar, que es lo nuestro.

lunes, 16 de abril de 2012

CONSECUENCIAS DE LOS REALES ANTOJOS

Justo cuando el Gobierno de Rajoy se acaba de reunir con 'sus' barones para comunicarles el último recorte de 10.000 millones de euros (sumados al Recorte que suponen los Presupuestos Generales del Estado, y que afectan a Sanidad en un 7% (7.000 millones de euros), y el resto, un 3% (3.000 millones), a Educación, resulta muchísimo más inaceptable  el viajecito del Rey a Botsuana y las consecuencias que han conllevado.
Hace tiempo que la condesa-consorte está realizando su propio 'trabajo' en 'su' Comunidad madrileña en lo que acaece a privatización en Sanidad y Educación, hasta el límite, incluso, de hundir la respetabilidad de los profesionales de la Sanidad y de la Educación Públicas, y echarlos al ruedo del circo como carnaza ante la ignorancia y egoísmo de buena parte de la ciudadanía.

Ahora, la última -por ahora conocida- de las veleidades del Rey ha supuesto una intervención quirúrgica especial, impensable para cualquier otro español que no sea millonario. Al Rey, sin tiempo de espera ni tener que soportar durante meses y meses dolores inaguantables, le operan de inmediato, en un hospital privado, y le implantan una prótesis especial. Tan especial ha sido la intervención y la prótesis, que al cabo de algo más de veinticuatro horas el Rey ya puede dar paseos apoyándose en dos muletas, y la cabeza de su fémur permite movimientos de 90 grados. También deben de ser especiales los cuidados  de los fisioterapeutas.


Es una insoportable burla a los españoles más pobres, los enfermos. Nadie hay más desamparado e indigente que un enfermo, una persona carente de salud. Por ello el mayor de los escarnios es la noticia acerca de la 'salud' del Rey, en las que su traumatólogo, Ángel Villamor, explica la 'necesidad' del implante de esta prótesis especial. Sería una auténtica alegría si este mismo tipo de cuidados médicos y prótesis especiales se dispensaran a todos los enfermos en situación semejante a la del Rey.


El coste del viaje del Rey a África a cazar elefantes, coste que sale de nuestros bolsillos, siendo algo tan serio en estos momentos sumamente críticos, pasa a un segundo plano cuando observamos el tratamiento médico tan diferenciado al que reciben sus 'súbditos'. Además, aumenta la indignación cuando conocemos que, para saciar las fauces de los mercados financieros, vamos a padecer una sustracción  más para la Sanidad pública de otros 7.000 millones de euros,  que 'ayudará' a empeorar la poca asistencia médica que ya en la actualidad recibimos los pacientes. Y quede constancia de que ninguna queja va contra el personal sanitario, sino contra un sistema constreñido por el gran capital, en el que el auténtico mandatario es el dinero. 
Tomás Gómez
Carlos Floriano ha mentido, una vez más, al negar que Rajoy supiera de primera mano el viaje del Rey. Zarzuela lo deja en ridículo envuelto en su propio engaño. En este tema -y no es el único- PP y PSOE se ponen de acuerdo en callar -'por deber institucional'- su opinión al respecto. En el momento presente, y dentro de las filas del PSOE, sólo Tomás Gómez ha tenido la valentía de dejar bien clara su postura contraria a estos caprichos del Jefe del Estado: " O responsabilidades públicas o abdicación".


No es, pues, de extrañar que el enfado de la ciudadanía vaya in crescendo. La valoración de Rajoy y de su partido, el PP, ha bajado considerablemente a medida que van saliendo a la luz las falsas promesas electorales del PP. Pero tampoco gana en confianza el PSOE. Se percibe demasiada similitud entre ambos en buena cantidad de cosas. Solo los partidos más inclinados a la izquierda -y a la defensa del trabajador y sus derechos de todo tipo- suben en valoración ciudadana. Izquierda Unida sale fortalecida, pero no lo suficiente, ni por asomo,  como para tomar la riendas de este país.


Una profunda reflexión debería hacer el PSOE si desea ser nuevamente el partido referente para gobernar España, porque en la actualidad ha dejado de serlo incluso de la oposición. 


Y una intensa meditación debe producirse en la mente del Rey para que su soberbia y volubilidad pierda fuerza y gane en humildad y conocimiento de la realidad española en el siglo XXI, a no ser que prefiera que su futuro camine por otros derroteros.

jueves, 12 de abril de 2012

REFORMA CODIGO PENAL: ¿EL FIN DE LA DEMOCRACIA?

A la par de los brutales recortes económicos y sociales a los trabajadores, (siempre los que menos tienen), y protección de las grandes fortunas, que son intocables para este desGobierno de Rajoy, viene ahora el ministro de Interior, Fernández Díaz, con la amenaza de duras reformas del Código Penal.
Parece que queda claro el antes y después que el Movimiento 15M conllevó. Movimiento que con sus protestas pacíficas supuso un revulsivo en muchas conciencias y un despertar en la necesidad de que los políticos tienen que dejar de ser una casta privilegiada, con sueldos y privilegios enormes, y poca o nula, muchas veces, su preocupación por el bien de la ciudadanía. Demostraron estos jóvenes y menos jóvenes la falacia de Fraga, cuando en tiempos declaraba "La calle es mía". No. La calle no es de los políticos ni de las fuerzas armadas. La calle es de todos los ciudadanos. Y así lo demostró el valiente y admirable movimiento 15M.

Se atreve a decir Fernández Díaz que será considerado delito de atentado a la autoridad la resistencia pasiva. De igual manera, la convocatoria a manifestaciones o concentraciones a través de las redes sociales podrá estar penalizado hasta con dos años de cárcel.


La resistencia pasiva de Gandhi, sentado ante la embajada británica en la India, fue la desobediencia civil no violenta; su resultado fue la independencia de la India.
Este tipo de arma, la no violencia, es temida por todos aquello acostumbrados a usar la fuerza como instrumento para vencer al otro, al 'enemigo'. Por ese motivo se va a legislar contra ella, contra la resistencia pasiva.


Intelectuales, abogados y activistas del Movimiento 15M piensan que esto es inviable. Consideran que es una manera de meter miedo a la gente que ha estado adhiriéndose con indignación y por convencimiento a las protestas sociales, a la Primavera valenciana-Estudiantes del Lluís Vives de Valencia, la Huelga General del 29M,  y las grandiosas manifestaciones a lo largo y ancho de España en contra de los recortes sociales y económicos, esto último también conocido en la neolengua neocón como Reforma laboral. 
El PP no quiere que la gente proteste. Que se queden en casita, boquita cerrada, como en los mejores tiempos franquistas: Pensamiento Único, prohibido pensar por sí mismo, ni tener ideas propias, so pena de cárcel. De llegar a suceder esto, sería el fin de la Democracia, y esto no es ninguna broma. Es un gran peligro que nos está acechando.
Sin embargo la Constitución nos ampara. Ya se han saltado el art. 17, en sus cuatro apartados,  en las detenciones de jóvenes del Movimiento Estudiantes Lluís Vives y en la Huelga General del 29M.

El art. 20. a) de la Carta Magna nos protege para "expresar y difundir libremente los pensamientos y opiniones mediante la palabra, el escrito u otro medio de reproducción".
Exponer, por tanto, en la calle en manifestación o en concentraciones pacíficas las ideas críticas contra las aberraciones cometidas por un gobierno que nos está ahogando a los ciudadanos nos está permitido por la Constitución.

Ahora, a este Gobierno y a cualquier otro, las redes sociales se les van de las manos, por ello quieren también penar las convocatorias por este medio. Si embargo, el art.18.4 de la Constitución dice: " la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y en pleno ejercicio de sus derechos"
Nada se dice aquí de prohibir a través de las redes el quedar para una concentración o manifestación pacíficas.

¿Van estos personajes del PP a modificar la Constitución de 1987 en lo referente a los Derechos de la Ciudadanía? Eso sería ir contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948. Nada es imposible en este tipo de lumbreras con ADN dictatorial.
Además, convocar para hacer estragos o matar a alguien es propio de psicópatas o de mercenarios a sueldo, no de gente normal que sale a la calle en defensa de sus derechos A no ser que para este Gobierno la defensa de lo propio sea considerada acción terrorista. Y si durante una manifestación pacífica, incluso con aires festivos, surge algún que otro despropósito no deseado es tarea de la policía el controlar los hechos y saber diferenciar con claridad quiénes han provocado el desorden.

Durante la dictadura franquista la esperanza estaba puesta allende los Pirineos. Europa, y en especial Francia, era nuestra salvación. Pero ahora Europa es cómplice de este cambio total de sistema, con la imposición absoluta de la dictadura del capital. Poca o ninguna confianza podemos depositar en los políticos, cuyas tareas, mayoritariamente hablando, son aquello de Forges: "¿Qué hay de lo mío?".  Nos queda, pues, la confianza en nosotros mismos, en la defensa honrosa de nuestra dignidad, en nuestra sensatez y certeza de que nuestra fuerza es la razón y la unión de todos los demócratas progresistas.  Juntos siempre podremos. 


Quizá este anuncio de Fernández Díaz no sea más que una cortina de humo con dos finalidades: a) desviar la atención ante la atrocidad de los Recortes económicosociales; b) meter miedo a la inmensa mayoría de gente para que no se sume a la protestas generalizadas en defensa de los derechos de todos.


Sea como sea, aquí juega un papel muy importante la oposición toda. Es tan grave la amenaza de reforma del Código Penal, que nadie de ningún partido político progresista puede quedarse al margen. Aquí no caben tibias palabras de rechazo. Ni aquello de que determinadas tareas en defensa de los derechos de la ciudadanía corresponden a los Sindicatos. Aquí, necesariamente, todos tiene que mojarse; y no solo apoyar abiertamente y sin complejos las propuestas sindicales y ciudadanas, sino movilizar desde su responsabilidad política de izquierdas e informar claramente de los derechos inalienables que nos protegen, a la vez que poner los equipos jurídicos de cada partido al servicio de la ciudadanía ante cualquier brutal e ilegítimo abuso que pudiera derivarse  del hecho de protestar cívica y pacíficamente por los atropellos sufridos de manos de un Gobierno heredero fiel del franquismo.

miércoles, 11 de abril de 2012

NI IDEA DE POR DÓNDE VAN

Ni sabe él ni saben sus ministros por dónde van. Unos hablan, otros desdicen lo anterior, un caos impresentable en estos señoritos que se pasaron más de año y medio, con sus meses, semanas, días y horas, criticando a Zapatero y hablando de improvisaciones, desde aquel mayo de 2010. Pero jamás estuvo España en la situación actual, ni las dichosas primas de riesgo fueron tan elevadas, ni Europa puso en duda la palabra de Zapatero como ahora sucede con Rajoy, el señor de la confianza. Jamás rehuyó Zapatero responder a la prensa ni se negó a dar la cara ante la totalidad de los españoles. Demostró algo de lo que Rajoy carece, valentía.
Con ello no estoy avalando la política económica de los últimos tiempos de Zapatero. Ni mucho menos puedo aceptar que un Presidente socialdemócrata practique una política económica de carácter neoliberal. Aunque aquello comparado con los primeros pasos de Rajoy no se parece en nada, fue bastante light.

Ni Rajoy ni su gabinete saben por dónde van. A pulso han conseguido el desprestigio personal al haberse puesto negro sobre blanco la cantidad de mentiras que vomitaron en campaña electoral. No solo nada de aquello han cumplido, sino que están en vías de destrozarnos por completo este país. Puesto su ojo de mira solo en los mercados ante los que se genuflexionan, se han zampado más de 100.000 millones de euros en detrimento del Estado de Bienestar, especialmente en aquello que es intocable, EDUCACIÓN y SANIDAD. Y ya espera Rajoy el momento de soplar al oído de no quién será esta vez que necesitan los mercados 50.000 millones más de euros. Hay que sanear las entidades financieras, hoy lo anunciaba con la cifra citada más arriba Fernández Ordoñez.
Y Rajoy teme al pueblo, no tiene los arrestos necesarios para encararse ante la ciudadanía española y decirle que la va a dejar sin plumas y cacareando. Y no es que no sepa hablar; en su momento empolló los temas cuyo recitado le valió la oposición de Registrador. Pero los avatares presentes no son de recitar de memorieta. Hay que crear el discurso  y de forma tal que la ciudadanía lo entienda. Pero para ello, primero lo debe entender él mismo. Y Rajoy no entiende qué pasa. Va perdido, huyendo de unos y de otros.

Sus únicas palabras son las de la herencia recibida y aquello de que todos hemos de arrimar el hombro, en referencia a la oposición. Ahora la culpa de sus desastres intenta echársela a los que antaño no solo despreció, no ayudó, sino que puso todos los palos posibles en las ruedas para que se despeñaran y coger él y los suyos la Moncloa y el poder que desde allí se tiene. Ese es otro buen ejemplo de cobardía infantiloide: no saber aceptar los propios errores.
Todavía la oposición toda, a día de hoy, martes 10 de abril, han estado ofreciéndose a colaborar siempre y cuando no se pisen los pilares básicos del Bienestar, Y Rajoy huye por las cocinas de palacio en busca del pasadizo escondido y huir donde nadie lo pueda ver ni preguntar por los 10.000 millones más a quitar en Educación y Sanidad.

En Valencia la Generalidad debe al IVO, Instituto Valenciano de Oncología, que no trata resfriados comunes, ni deditos llenos de balines, la cantidad de 58 millones de euros desde 2009. Por el IVO pasan miles de enfermos de cáncer, y allí fueron tratados casi 4.000 pacientes este año pasado. ¿Para qué está el dinero, que es nuestro, de todos nosotros? ¿Para tener contento a Ecclestone, a Calatrava, el de los edificios cadavéricos por los que cobra una copiosa pasta, a los amiguitos del alma, cuyas 'cosiellas' van saliendo a la luz cada día más?.....
Con lo que se dona a la Iglesia anualmente, más de 10.000 millones de euretes, nos hubiéramos ahorrado el disgusto de ayer. Y hay hacer caso a los técnicos de Hacienda, poner en su puesto el número necesario para fiscalizar hasta el último céntimo a las grandes fortunas.
Pero Rajoy rechaza también gravar las grandes fortunas, no sea que se le enfaden los amigachos. Y aquellos que han evadido a paraísos fiscales que se sepa su nombre, para poderles escupir en las plazas públicas, y de amnistía nada. Eso es abrir las puertas a los grandes traficantes de drogras, de putas obligadas, de juego y de todo el vicio que nos aleja a marchas forzadas de lo propio de la humanidad. Lo que nos insensibiliza y nos impide el placer de emocionarnos ante una hermosa pieza musical, un precioso cuadro, una exquisita novela, un bello atardecer o la risa alegre e inocente de los niños.

Rajoy y adlátres, se han equivocado, deben crear productividad y eso da empleo y alegría. Dar dinero a los bancos solo para que aún se enriquezcan más es perverso.

Nosotros lo estamos pasando mal, lo pasaremos (con nuestros hijos y nietos) pero. Pero ustedes no van a salirse de rositas, señor Rajoy and company.

martes, 10 de abril de 2012

DESTRUIDO YA EL ESTADO DE BIENESTAR

A traición y el mismo día en que se cumple el 35 aniversario de la legalización del PCE, Rajoy arremete contra los españoles con alevosía cobarde. Podremos buscar en el planeta Tierra y difícilmente se podrá encontrar a otro sujeto tan incapaz como él.
El otro, que nos introdujo en esta perversa crisis a través de la gran burbuja insostenible, la del ladrillo, que esquilmó costas y todo tipo de tierras, destrozando el medio ambiente a cambio del enorme enriquecimiento de unos cuantos, Aznar de las Azores, lo puso a dedo como delfín sucesorio e incompetente, porque en su narcisismo ególatra no podía soportar a nadie que pudiera hacerle sombra en caso de llegar al poder.
Ya había dado muestras Rajoy de su ineptitud en las distintas ocupaciones que tuvo bajo el ordeno y mando de Aznar; la última es la conocida como "los hilillos de plastilina". Y como no es concebible en un ser mezquino, como Aznar lo es, rodearse de gente valiosa, estaba escrito que Rajoy algún día llegaría a presidir el Gobierno de España.

Cierto es que el Gobierno Socialista tampoco se lo puso difícil, al igual que aquellos ciudadanos conocidos como "Repeperos", es decir, más que peperos, pues votan ciegamente PP siendo pobres y apenas llegando a fin de mes. Un oxímoron sociopsicológico tan incomprensible como real.
Rajoy y sus gentes sabían de antemano la situación económica de España y del resto de Europa, y cargaron, inmisericordes, con graves mentiras y falsas promesas contra el Gobierno de Zapatero. Su plan estaba paso a paso pensado y estudiado. Tras el 20N, el Gobierno designado por Rajoy no fue nada improvisado, también estaba todo planificado: Debían ser gentes sin escrúpulos, con la falsedad como palabra y cada letra que conformaba su discurso estudiada con premeditación, al igual que el tempo en que debían ir soltando las bombas de racimo. De hacerlo todo junto, España entera se hubiera levantado con todas sus fuerzas contra este grupo de forajidos.

No, había que ir poco a poco, para aleccionar, entre otras cosas a la policía y resto de fuerzas armadas para que frenen el justo y legítimo rechazo social. Y, a la vez, procurar que los españolitos hicieran la digestión, entre bocado y bocado, del veneno soltado por Rajoy y los suyos.
La última -por ahora- de las entregas es la de esta tarde, y en lugar de salir Rajoy y dar la cara ante toda la sociedad, la noticia la han pasado a través de una nota a los medios de comunicación. Previamente habían avisado sumisamente a Europa de la traición a España: Además de los insoportables Presupuestos, y al cabo de poquísimos días, le surge al Rajoy una necesidad y debe evacualrla ante los ministros de Economía y Hacienda, después, a los responsables de Educación Y Sanidad: Hay que restar, además de lo ya recortado, 10.000 millones de euros. Y se anuncia lo esperado: Privatizaciones.

El Estado de Bienestar, hace poco touché, ahora ya desmantelado. 

¿Cuál es la solución para frenar y recomponer lo que nos ha costado más de un siglo de conseguir? Difícil, muy difícil la respuesta. El PSOE no puede andarse con declaraciones públicas de rechazo y nada más. Aquello que iba a hacer Rubalcaba de hablar con Rajoy y darle su apoyo es vergonzoso. Con este tipo de derecha no se puede hablar, no son lo suficientemente civilizados. Aquí no se trata de ideologías distintas, derecha e izquierda, pero sensatos unos y otros para llegar a acuerdos de colaboración en asuntos de Estado.
 Esta derecha del PP tira al monte, como las cabras. Su única meta es el dinero. La familia pepera está toda bien colocada y con sueldos de marajás, mientras el pueblo es cada día más pobre y muchos no alcanzan ni para comer decentemente.

No creo que los parlamentos en el Congreso den para mucho. Pero tampoco nos podemos quedar así. El PSOE, si quiere subsistir, debe beber muchos vasos de IZQUIERDA y de HUMILDAD. Toda la izquierda democrática, unida no por el sitio de poder y sueldo propio, sino por la conciencia de servicio a la ciudadanía, somos muchos más que los desvergonzados de esta derecha demagoga y mendaz.
A su vez, INQUIERDA UNIDA debe contemporizar con el Partido Socialista y resto de partidos de izquierda de la geografía nacional. Todos unidos, apartando diferencias -que siempre son minucias- y sumando voluntades, somos muchos.

Hay que trabajar las estrategias y un hábil marketing que informe y convenza a la ciudadanía acerca del camino para vencer, convenciendo de la perversión de una cúpula de la CEOE, de la depravación de una iglesia vendida al poder económico y político (como en la dictadura franquista) que se zampa de nuestros bolsillos cerca de 11.000 millones de euros anuales, y de la propia corrupción de un PP vendido a sus semejantes europeos, igualitos de ultraliberales sin corazón ni escrúpulos y dispuestos a hundir al propio pueblo.

¿Tan difícil es que la IZQUIERDA TODA de España tome conciencia de esta necesidad absoluta? Es éste el caballo de batalla, a mi entender. De conseguirlo, el resto estaría  resuelto. Quizá la propia soberbia, tan propia del ser humano, sea el peor de los enemigos a vencer en estos momentos.

sábado, 7 de abril de 2012

TODA LA CIUDADANÍA DEBERÍA SABER LA VERDAD SOBRE ESPAÑA

En cien días Rajoy y los suyos han dado la vuelta al completo a España. Este país poco tiene que ver con el de los últimos tiempos.
¿Cuántos españoles son conscientes en los momentos presentes de la vorágine en que España anda metida? Al PP se le ha dado desde siempre bien la propaganda, enmiendan la plana incluso a Goebbels; y los medios de comunicación que están a sus órdenes -cada vez en mayor número-, desconocedores de la ética y la honestidad, y muy hábiles en la manipulación y la mentira, hacen el resto.
¿Es conocedora la gente de la tragedia española? ¿Sabe la ciudadanía que Rajoy, después del primer y grande desmantelamiento de España, va a hacer nuevos Recortes (él desconoce la palabreja y lo llama 'reforma') porque los bancos europeos le dicen que no tienen suficiente sangre española y los vampiros van a seguir hincando sus incisivos en nuestro cuello cuando menos los esperemos?


Rajoy no se atreve a dar la cara ante los españoles y decirles la gravedad de la situación y envía a sus mandados. En este caso, el ministro Guindos ha adelantado que va a haber "más recortes en  Servicios públicos, en especial en EDUCACIÓN y SANIDAD"
Siendo como es que la Socialdemocracia no supo hacer frente debidamente a la forzada crisis financiera -extendida después globalmente a casi todos los ámbitos- y mostró en su momento soluciones demasiado parecidas a las de la derecha, la verdad es que un Gobierno Socialista jamás toleraría llegar a situaciones como la derechona española nos ha conducido. La Educación y la Sanidad son intocables con un Gobierno decente y preocupado por los ciudadanos antes que por la dictadura de los mercados. Hemos defendido la necesidad de una Educación de calidad y pública a la que puedan tener acceso todos, sin mirar orígenes sociales ni económicos, ya que lo importante es la igualdad de oportunidades para todo el mundo, no para unos privilegiados cuyos padres puedan pagar una carísima educación privada y elitista. Y en ello estamos, por supuesto.
Ahora, el ministro de Economía -el mismo que junto con Montoro animaban a eudeudarse en el asunto del ladrillo- avanza que el Gobierno reduce un 45% los fondos para políticas de Salud Pública. Es decir, de una dotación de 70 millones de euros pasa a 38'42.


Pilar Farjas, Secretaria General de Sanidad ha explicado que, como las Autonomías tienen transferidas la mayoría de las competencias en Sanidad, con el paso dado se evita la "sobrefinanciación". El dinero recortado -que es muchísimo- es el dirigido especialmente a prevención y atención de enfermedades cronicas, diabetes, tabaquismo, drogadicción,  sida, 'epoc'... Y la necesidad de una supervisión estatal con la dotación económica necesaria es de absoluta exigencia: cualquier epidemia (ya ocurrió con la 'gripe aviar' o el H1N1) puede producirse y la respuesta debe ser común, a nivel estatal; no diecisiete respuestas, según la autonomía donde cada cual resida.
Además, las autonomías están económicamente asfixiadas, aunque la 'culpa' sea suya por haber dilapidado el dinero de todos en caprichos de sus mandatarios o por haber practicado  un tipo de política excesivamente 'fraternal' con la corrupción, como en el País Valenciano sucede -desde donde, por cierto, aún  le están pagando a Zaplana dos guardaespaldas.


Se ha despilfarrado en grandes eventos, cuyos cuantiosísimos costes seguimos reembolsando, los numerosos casos de degradante corrupción -presuntamente vinculada a grandes mandatarios del PP- han sido causa de bancarrota contra los ciudadanos que nada tenemos que ver en estos asuntillos. Y las CCAA han recibido, además, del Gobierno central el tajo lineal de 5.000 millones, y no va  a ser el último.


El caso es que, por unas y otras cosas, ¿que más va a pasar realmente en EDUCACIÓN y SANIDAD?
Guindos, con la frialdad que le caracteriza, afirma que la economía española menguará en 2012 un 1'5%. Pero que saldremos adelante. Insiste en la medida de condonación a los grandes defraudadores con tal de que abonen tan solo el 10% de lo evadido. Podría ser que con estas formas de actuar gubernamentales se dé vía libre en este país a todos aquellos que se hinchan de dinero por acciones delictivas: prostitución, tráfico de drogas, juego...De hecho, al respecto ha habido contestaciones de esta índole al ministro.

La ciudadanía de España entera debería ser conocedora de la gravísima situación de este país, llevado muy a menos por las políticas erráticas de un PP ávido de poder y de un Presidente  pusilánime, que se confiesa con temor y de rodillas ante Europa y  los mercados, pero es cobardemente incapaz de dar la cara ante los españoles todos y hablarles con claridad y veracidad. Encubrirse en la patraña de la herencia ya no le vale.

Sé bien que es Pascua, que muchos están acostumbrados a tener vacaciones por estas fechas y ahora se hallan disfrutándolas. No es mi intención incomodar a nadie, evidentemente. Pero hay que saber que estas 'necesidades' se están acabando para la mayoría de los ciudadanos. Habrá que luchar para poder comer, pero olvídense de estudios para sus hijos, de determinada ropa, de 'caprichos' que considerábamos casi precisos. Rajoy con sus disparates está acabando con todo.

Merece la pena ir sabiendo las cosas mientras estas se van consolidando en nuestro país, antes que despertar un día sabiendo que somos pobres de morir, y por dignidad no encontremos otra salida que la de Dimitris Christoulas.

jueves, 5 de abril de 2012

LA HERENCIA, LA HERENCIA...

"Todos los parados del mes de marzo, todos, llevan la marca de Rubulcaba y de Zapatero" Alfonso Alonso dixit. Quiza como Wert ha hablado de subvencionar y bien la Fiesta Nacional de los toros, al igual que ha conseguido aumentar en un 13'6% el presupuesto del Consejo Superior de Deportes, órgano del que es él el máximo responsable, se ha adelantado Alfonso Alonso en considerar que los parados son también animales a los que hay que marcar al rojo vivo, trazando en ellos bien la letra R o la Z.
Antes del 20 N casi nos  habían convencido a buena parte de la ciudadanía de que todo el problema residía en la persona de Zapatero; y que sustituido Zapatero por Rajoy el milagro se producía ipso facto: el paro dejaría de existir, habría trabajo para todos, Europa nos dejaría tranquilos; aquello de Portugal, Irlanda y Grecia (donde hoy se ha suicidado en la plaza Sintagma un ciudadano griego por no poder aguartar más la agonía y la indignidad de la crisis) era cosa vinculada a Zapatero. Rajoy nos prometió que con él vendría la felicidad a los españoles... 
Ahora nos desayunamos a través de los Presupuestos de que tenemos un gravísimo problema. La deuda española pasará del 80% del PIB este año. Y el señor alemán que Merkel ha enviado a escudriñar los presupuestos no parece contento. Y mira por donde, seguro que no por el mismo motivo, coincidimos el espía alemán y los españolitos: tampoco estamos contentos, no queremos esos Presupuestos que hunden in  saecula saeculorum a España. Pero es que los mercados financieros que, según Rajoy nos deben prestar 80.000 millones de euros tampoco están ni contentos ni felices. Y mientras no se sientan satisfechos -y son voraces en su insatisfacción- no le prestarán a Rajoy ese dinerito que dice necesitar.


Nunca con Zapatero estuvimos tan apurados, aunque Rajoy -en su papel de beato- mentía acerca de que España estaba intervenida. Y resulta que es ahora, con Rajoy -más beato o menos- cuando nuestro país está a punto de ser atrapado por el BCE, la misma crueldad practicada con Portugal, Israel y Grecia.
La trampa de la deuda es susceptible de ser tratada casi como un sofisma. Ya hemos pagado por tres la cantidad que nos imputan como deuda; quizá el papelín donde apuntan las cuentas se pierde una y otra vez. Y Rajoy, obsesionado con Merkel, solo mira como perro lloroso hacia Centroeuropa y sus mercados. Nadie se apiada de él, ni un mal hueso roído le dan como consuelo.
Y mientras, la ruina de los que deberían ser los suyos, los trabajadores españoles, va in crescendo sin fin. España está en bancarrota por decisión de Rajoy, que solo desea contentar a los incontentables. Lo que debería y podría ser el motor del crecimiento: la Educación  la Investigación y el Desarrollo se quedan sin dinero apenas. Todos los servicios públicos básicos se han desmantelado. Pero, fiel a sus principios, Rajoy solo ha rebajado un 2% a los presupuestos de la Casa Real
La Iglesia Católica se queda como estaba o mejor: sin pagar nada de nada, pero con 'ordeno y mando'. Los amigachos evasores de capitales han sido perdonados (debemos tener comprensión y recapacitar, que nos encontramos en Semana Santa, y la anterior, de Pasión). Pueden -si quieren-  traer aquí todo lo esquilmado. Hacienda será benévola con ellos y solo les cobrará un 10% de todo lo 'desaparecido'. Dicen estos del PP -que hacen las cuentas de 'La lechera'- que con ese 10% habrá otro montoncito para que no se enfaden tanto los mercados. Y que con eso y con lo que nos han chorizado a todos los españolitos que cumplimos 'religiosamente' con nuestros impuestos conseguirán aplacar la ira del dios-mercado.
Añade Rajoy, a modo de amenaza, que o eso o el rescate. Y lo dice tan pancho.


Otra cosa también curiosa es la habilidad de Rajoy, que transforma todas sus promesas en su contrario. Prometió por la santidad de Cospedal y de Soraya que él iba a solucionar el paro, y resulta que, en cien días ha multiplicado los parados como Jesús hizo con los panes y los peces. Ya ha anunciado que en 2012 habrá 600.000 parados más. Menos mal que Alfonso Alonso clarifica que todita la culpa es por la herencia.


Rajoy no lo sabe, pero, si de los suyos hay alguien enterado,  podrían decirle que con la mirada fija en el déficit no hay nada a hacer. Deben decirle que es preciso reanimar la economía española; economía en estos momentos en situación de total pobreza y angustia vital. Hay que conseguir crecimiento económico si se quiere obtener la confianza esa de los mercados avariciosos que están convencidos de que la incapacidad para crecer impide la devolución de las deudas. A Rajoy, por el bonito corte de su barba, no le prestan nada, no se fían de él. Y es que no es persona de fiar, porque miente cobardemente.
Y es que en España son indispensables unos impuestos progresistas.  Un Estado se nutre de lo que recauda, los impuestos progresistas -propios de todo país adelantado- y aquí el IRPF se ha incrementado notablemente a las rentas medias u mas bajas, en lugar de hacer lo contrario: que de verdad paguen las grandes fortunas. Tampoco se han bajado los impuestos a Sociedades, las SICAV campan a sus anchas, y con la globalización total han proliferado los paraísos fiscales. Esos desvergonzados que han evadido grandes sumas a lugares donde no cotizan y sus Estados han sido estafados, de hacerse aquello del 'perdón fiscal' debería ser en toda Europa, no solo en España. De ser así, sí tendríamos la esperanza de recuperar algo de lo sustraído, aunque fuera tan solo el 10%.
Si le sumamos al PP que además se ha quitado de encima a los excelentes técnicos de Hacienda -que exigen los ingresos progresivos en bien del país- como ya pudimos ver cuando se estaba desgranando a la perfección Gürtel y el caso Urdangarín, y en su lugar colocaron a Pilar Valiente (la de Gescartera) es como para seguir aguantado 'calladitos' a esta panda de incompetentes que quizá tengan ¿presuntamente? mucho que ocultar. La herencia, la herencia...  
Parece evidente la presunta 'cercanía'  entre los defraudadores y estos del PP.  Y, de ellos, los que salen en los distintos medios de comunicación por no ser, no son ni humanos; son simplemente clones programados para repetir lo mismo.
Dicen que cuando la economía vaya bien, se creará empleo. Esta tomadura de pelo no se puede dejar pasar así como así. Somos ciudadanos, no súbditos. Somos trabajadores, no esclavos. Tampoco somos imbéciles.


Los sindicatos hablaron del 1 de mayo como fecha contemplada para continuar con unas necesarias y muy justas medidas contra tanto abuso y tanta represión de derechos fundamentales; porque no solo es dinero lo que nos han quitado. Hay cosas muy importantes por las que merece la pena seguir luchando, y ahí estaremos.