sábado, 1 de enero de 2011

2011 ACABA DE ECHAR A TROMPICONES AL "ANNUS HORRIBILIS" 2010




Ahí está la tv encendida, pero sin voz, prefiero acompañarme de la rasgada voz del Sabina. Es curioso, he probado por vez primera no darle la voz ni en el momento de las tradicionales campanadas de las uvas -estas cosas sólo se me permiten si estoy sola-, y el efecto de señores y damas, vestidos de gala, gesticulando no sé qué y la visión panorámica de la gente en la calle, disfrazada y dando saltitos sin cesar,  ha provocado en mi imaginación la idea de un mundo totalmente idiotizado, poblado de gentes felices, sin problemas, pero también sin auténtica vida, ese "Mundo feliz", esa genial parodia de Aldous Huxley.
Una noche como ésta, que no es más que una noche cualquiera, permite en su tranquila soledad, pensamientos y reflexiones de diferentes clases que ayudan a llenar una página más de este blog, a modo de tener una pierna todavía en el 2010 y la otra encabalgándose en este 2011, año feliz según todos los mensajes del móvil, que no ha dejado de sonar. Me alegra enormemente no haber salido esta noche de casa; es otra experiencia más, y para mí, agradable de verdad.

Ha finalizado, según el calendario gregoriano, un año de 12 meses, 52 semanas y 365 días. Y a la vez, comienza el siguiente con exacta duración que el anterior. Ahora se hereda lo bueno y lo malo de hace una hora, al igual que las especulaciones que discutíamos esta tarde sobre lo que nos esperaba en el año entrante. La única diferencia es que de lo mismo que hablábamos hace poco es ahora ya presente. Pero nada ha cambiado.
El Partido Popular, en su empeño en llegar ya a la Moncloa, constriñe todas sus ideas para salir de esta bestial crisis en una sola frase: Elecciones anticipadas, sin clarificar ni especificar nada (ya lo hemos repetido en otros posts), y el Partido Socialista, con Zapatero al frente, reitera que su líder prefiere inmolarse para dejar a España de la mejor forma posible y que los derechones ultras, ya con grandísima parte del trabajo sucio -antisocial- realizado, no acaben con todo.
De hecho, tenemos hoy la bonísima noticia de que no va a haber la tan manida congelación de las pensiones. De manera que, desde ya, todos los pensionistas, 8'5 millones en España, tendrán una paga extra a finales de enero con un 1'3 de la cantidad percibida en 2010 (por el desvío del IPC), que quedará sumada a las diferentes mensualidades de este año que acabamos de estrenar. Además, las pensiones mínimas recibirán un 1% más, es decir, se verán incrementadas en un 2'3%, tanto en la paga única de enero, como a lo largo de este deseado feliz 2011. Estos aumentos suponen para el Estado Español el desembolso de 2.659 millones de euros.

Y, como tenemos por costumbre ver tan sólo lo que nos es más inmediato, que es el cruel momento económico actual, parece que nos olvidamos de manera excesívamente rápida de los muchos logros sociales de este Gobierno Socialista, abanderado por el tan denostado hoy José Luis Rodríguez Zapatero. Pero, si procuramos desde la lejanía de la objetividad analizar lo mucho que, en tan poco tiempo, se ha logrado en materia social, comparando con lo que el gobierno de Aznar (que poco menos, llegó a atar los perros con longanizas), podremos comprobar que el saldo, a día de hoy, es muy positivo a favor de Zapatero: desde 2004, la pensión mínima ha subido un 81%, y la pensión mínima de jubilación con su titular menor de 65 años y cónyuge a cargo, ha aumentado un 53% . Todas las pensiones se han incrementado muy sustancialmente respecto al aznarato.

Y el salario mínimo interprofesional (SMI), que bajo el imperio aznariano (1996-2004) perdió 5 puntos porcentuales (el poder de compra), y que en 2004 era de 460 euros, desde que el gobierno Socialista está en el poder se ha visto incrementado en un porcentaje superior al 37% , siendo para 2011 de 641'5 euros,  lo que supone una subida media anual de un 8%.

"Errare humanum est", equivocaciones y fallos ha habido muchos; en ocasiones, los tiempos no se han medido bien. Zapatero se ha plegado totalmente a lo ordenado por Bruselas; quizá, en un principio, junto con José Sócrates, primer ministro portugués, hubieran podido ambos plantar cara y manifestarse como señores en lugar de súbditos. Pero ahora ya es tarde. Y de esto no vale la pena seguir hablando. Hay que hacer frente a lo que queda, y sin alarmismos gratuitos que únicamente sirven para atemorizar  a las gentes, y ello sin beneficio alguno para el país. Es lo que le interesa a Rajoy, meter miedo con su dolce far niente, y hacerse el bobo ante la inconmensurable, desvergonzada e inmoral corruptela que les atraviesa la médula a los populares, de norte a sur y de este a oeste de la piel de toro más islas incluidas, que Jaume Matas no es personaje de olvido, y fue ministro de Aznar, amigo de Rajoy, éste de Bárcenas y de Camps y de Fabra..., además,  hijo político a dedo de Jose Mari, ya conocedor en aquellos momentos de los movimientos gürtelianos, presentes en la boda de su hijita con el pajarraco de Agag, tipo de amistades peligrosas, y huido a Londres, de momento.
Sr. Rajoy, su manía de sacar la lengua en los lugares más inverosímiles puede dar de usted una idea equivocada, de mansedumbre. Y de eso nada. Usted ha sido sabedor, y por ello cómplice de todos los dineros huidos a paraísos fiscales, dineros no propios, sino de todos los contribuyentes. Usted ha colaborado en el proceso contra el juez Garzón, porque había husmeado en la gürtel. Usted quiere echar tierra por encima, como a los muertos del franquismo.
Y ahora, Sr. Rajoy, con sus vaguedades lo que promete es únicamente paro y más paro, miseria y hambre. Usted no es digno de estar en la Moncloa, le falta dignidad, gallardía, y sobre todo, veracidad y valentía.

Cuando la gente se percate de sus autéticas intenciones (ayer ya transmití en mi anterior post las palabras de su muy querido Presidente Provincial y Presidente de la Diputación de Valencia), tenga en cuenta aquello de cave canum.

En la situación actual de crisis una medida acertada es generar confianza, en bien de todos. Pero usted, Sr. Rajoy, y los suyos hacen lo contrario, sembrar el pánico.
Algo semejante se puede encontrar en un extensísimo artículo de Vicente Verdú en El País. Negatividad, pesimismo e incluso insultos a Zapatero y sus votantes.
Las fuerzas del mal parece haberse aunado para conseguir estos despropósitos. Y mi obligación -voluntariamente asumida-,  y la de aquellos que quieran sumarse, es luchar por clarificar la verdad, y desanestesiar a este vulgo que se deja engañar demasiado fácilmente por las reiteradas mentiras de este PP corrupto.

Ah! y quiero dejar bien claro que jamás he percibido ni un céntimo ni prebenda alguna por defender mi ideología. Tampoco me pagan ¡quede claro! por publicar en El Plural. Mi recompensa es más que suficiente y satisfactoria cuando veo que mis opiniones son tenidas en cuenta en este magnífico periódico digital. Siempre he vivido, y lo sigo haciendo, de mi trabajo, por el que doy gracias, aunque me lo he ganado a pulso.

A todos aquellos que tienen a bien visitar estos mis escritos les deseo un FELIZ 2011 pleno de salud.

4 comentarios:

  1. nolitirTe imagino sola, ante un televisor sin voz, pensando un artículo y publicándolo en tu blog. 2011 comienza bien porque alguien piensa. Yo me acordé de mucha gente a la que quiero porque ayudan a vivir. Ahí también estabas tú. Palabra sobre palabra, erigiendo alhambras hermosas para ayudar a vivir a los demás. Que nos guíe la belleza, el amor, el quehacer responsable.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Rafael: Gracias por tus bellísimas palabras, como siempre.
    Sí, cada día que pasa mis gustos son más restringidos; ello puede arrinconarme más en mi propia soledad, pero es plenamente más hermosa que la casi inhumanidad que va in crencendo, nos rodea, nos invade, y a mí me agobia.
    Todos somos corresponsables del quehacer cotidiano; nada se nos da, hay que ganárselo a pulso. De ello soy consciente desde que era casi una niña, y por ese camino sigo. Pero no todo es cava, también hay que beber gaseosa de vez en cuando, así que me pliego a comudas y cenas de casi obligación, unas familiares, y otras de eso que solemos llamar "amigos". Pero la noche de ayer fue mía y sólo mía.
    También yo te tuve presente, y tengo el inmenso honor de contar contigo como uno de mis exquisitos amigos.
    Un beso, amigo, y feliz 2011.

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga, aunque no nos conozcamos personalmene, así te considero, y más desde que he echado un vistazo a este blog. Pensamos muy parecido, y sentimos muy parecido también. Las canciones que pones son mis canciones. Este artículo me ha gustado especialmente, me reconozco en él. Me agobian y espantan tantas cosas manidas y a veces falsas por las que nos hacen pasar para conmemorar el final de nada, porque el tiempo es uno, y su camino no tienen cambios bruscos.
    Te envío un abrazo fuerte y especial
    Coral Bravo

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué alegría, Coral! Con lo que admiro yo tus escritos en El Plural...
    Te agradezco mucho que hayas encontrado este blog, que es un fiel compañero del que ya no sé si podría prescindir.
    Hoy no puedo escribirte más tiempo, pues he de arreglarme para ir al hospital, donde me espera una pequeña intervención. Esta tarde o noche creo que estaré ya en condiciones para seguir viviendo gracias a las palabras que me unen a vosotros con un lazo profundísimo de afecto.
    Un abrazo y mi agradecimiento, Coral.

    ResponderEliminar