miércoles, 5 de enero de 2011

OJOS HÚMEDOS, MIRADA TRISTE

Es un mal momento y dura ya demasiado. Pesa enórmemente la vida. Hay que hacer un esfuerzo constante, sonreir con una mueca. Amarga el dolor. Sólo el silencio se agradece, y la soledad. Soledad, buena amiga, no la dejes nunca en compañía de tanta superficialidad. .Fuera, únicamente  estupidez, cretinismo, apariencia, insensibilidad y una enorme ingratitud. Desolación que se refleja en unos ojos despojados de todo brillo, a pesar de la humedad que los impregna.
Para llegar a esto, ¿tanto esfuerzo?, ¿tanta lucha?. Nada merece la pena.  Cernuda: ¡"Que corto es el amor, y que largo el olvido"!

El mundo está trastornado, se dictan leyes justas para para ser incumplidas de inmediato. nada pasa. Un aspirante a gobernar España, con las filas prietas de corrupción, amigo de los empresarios que han arruinado a sus empleados, son aclamados por éstos para que dirija su pobreza. Alcaldes insubordinados contra la prohibición de que el humo del tabaco mate a los que no desean morir a costa ajena, se contempla en su propio espejo cóncavo.. Su figura de personaje nazi lo proyecta en la ministra a la que primero vejó de otra forma, con el aplauso de éstos que han arruinado España, pero ahora se ofrecen como salvadores patrios. Es Max Estrella, pero don Latino no le comprende. 

Los medios antes progresistas alaban al señor de la barba vellida, aunque no Campeador, y desean la muerte por olvido del que sacó las tropas de Irak, antes querido y admirado por valiente.

Alcaldables de pueblicos reniegan de su propio líder, y en medio de un brindis con cava barato, piden no se les confunda con el antes idealizado gran jefe, reniegan de él. Traidores. Ellos, mediocres, se autoensalzan masacrando a los demás.

Los obispos trasladando mensajes locos de atar, sin sentido, absurdos. Y ella queriendo rebatir con la razón la sin razón absurda. Aquí ha tocado fin. El fondo es demasiado hondo.

No habla el lenguaje de los demás. No la entienden. Tampoco entiende a los otros. Son galaxias distintas.

¿Para qué haber llegado a conocer tantos absurdos?, ¿Otro juego del destino?. Ya no se puede. Imposible un paso más. Todo ha finalizado. La granja se ha rebelado, los cerdos andan sueltos por las calles adoquinadas.

Vanidad de vanidades, y sólo vanidad. Ni un solo Platero en el mundo. Absurdo en la televisión, en la radio, en la prensa, en el asfalto. Ya no es 2011, es 2012. El final.

Por fin la paz, el silencio, la quietud infinitas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada