miércoles, 25 de enero de 2012

DIECISIETE ROSAS RESCATADAS



Antes fueron  trece,
Trece rosas segadas 
En plena juventud
Su sangre salpicando
Las tapias blancas
Del cementerio de
La Almudena.


Ahora más sangre, más rosas. 
Diecisiete de Guillena.
Vil, brutal asesinato.
Ahora vuelvo, hija.
Promesa en el aire,
El paseíllo, eterno,
Risotadas obscenas
De montañas nevadas.
¿Dónde está la hermana?
¿Dónde la madre?
¿Dónde la esposa?
Silencio, miedo, pánico.
El terror extendido.


Olvido sin olvido, 
Recuerdo, dolor
Disimulados. 
Miedo siempre.
De ellas no se habla.
Botas brillantes
Asesinos cobardes
Luciendo su chulería.


¡Brazo en alto!, puta.
Madrugada, llamada a
La puerta. A puntapiés
Las arrastran.
Misa obligada, sotanas
Huecas de amor
Bendicen la muerte.
Rapadas las cabezas
Humillación sádica
De bestias azules.


Nada malo hicieron,
Madres, esposas, hermanas
De republicanos honrados.
No es causa
No cantar el cara al sol,
Ni prietas las filas.


Sí, dicen los canallas. 
Cercenan vidas,
Desprecian el amor,
Lo desconocen.
Sólo de odio se emborrachan.


Eulogia, Ana Maria, Antonia, Granada, Natividad, Rosario, Manuela, Trinidad, Ramona, Manuela, Granada, Ramona, Dolores, Josefa, Tomasa, Ramona, Manuela,


Diecisiete rosas,
Solas ya no estáis,
Os hemos encontrado
Hacinadas, apretujadas,
En Gerena, con casquillos
fascistas y jirones 
De destrozada ropa.
No se molestaron
En que reposarais. 
Ahora lo haréis, por fin.
Con vosotras estamos,
Nunca más solas.
Vuestras rosas, las vuestras,
Estarán con éstas que
La Memoria os ofrece.


Descansad en paz.
Se os hace justicia tras
Setenta y cuatro
Años perdidas.
Mis rosas, mis diecisiete 
Rosas ansiadas,
Ya nadie os olvida.





8 comentarios:

  1. ¿Y que comentario va a hacer un demócrata?... Sólo cabe solidarizarse con sus familias, adherirse a las Asociaciones memorialistas y acudir a todos los actos que convoquen. El domingo 29 en Granada, a las 12 en Plaza Nueva. Salud y gracias por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Juan José.

    Cierto es que ante desmanes del pasado reciente poco puede hacerse, pero ¡qué menos que solidarizarnos!
    Y desde luego mantener viva la memoria para procurar que estas barbaridades no vuelvan a producirse.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Daniel (Valencia)26 de enero de 2012, 9:50

    Ojalá la belleza desgarradora de este poema haga entender a los demócratas que cuando se habla de los crímenes fascistas, del cielo empiezan a caer gotas saladas, amargas... Como lágrimas...

    Gracias por tu lucha constante contra la indecencia del olvido, María Dolores.

    ResponderEliminar
  4. Y el juez Garzón en el banquillo de los acusados.
    Vivir para ver.
    Gracias por proporcionarnos con sus escritos este remanso de libertad, valor y cordura

    ResponderEliminar
  5. Precioso y cariñoso recuerdo.
    Sólo se puede desear que estas situaciones no se vuelvan a repetir nunca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Danielete, bonico, me alegra saber de ti. El caballero siempre vigilante para 'defenderme' de aquellos ataques y despropósitos del 'accidente' del Metro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Al Aviador Capotado:

    Muchas gracias por tu amable comentario, y por ese compromiso social al comprobar las terribles injusticias y contradicciones que en este país se están produciendo.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Homero. Me alegra verte de nuevo por aquí.

    Al igual que tú también yo deseo que nunca más vuelvan a producirse situaciones tan arbitrarias y despiadadas como estas.

    El corazón me sangraba escuchando a la nieta de una de estas 17 rosas andaluzas.

    Nuevamente gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar